Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

La Helms-Burton y el castigo colectivo

| 9

Estados Unidos y Cuba guardan una situación única en las relaciones internacionales. No existe un caso similar de asedio político-ideológico, económico y militar tan sostenido de una potencia mundial contra un país pequeño. Después de que en octubre de 1960 el presidente Dwight Eisenhower impuso un bloqueo parcial a la isla en respuesta a las nacionalizaciones y expropiaciones de propiedades de ciudadanos y compañías estadunidenses por el nuevo gobierno revolucionario –seguido de la ruptura de relaciones diplomáticas el 3 de enero de 1961−, y tras la derrota militar de la invasión mercenaria de la Brigada 2506 en Playa Girón en abril siguiente, el 7 de febrero de 1962 John F. Kennedy emitió una orden ejecutiva que amplió las restricciones comerciales y profundizó el cerco.

Durante 58 años y 12 sucesivas administraciones de demócratas y republicanos: Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush padre, Clinton, Bush hijo, Obama y Trump, la "amenaza cubana" ha causado una histeria y un fanatismo sin par en los planificadores imperiales. Las sanciones comerciales, económicas y financieras contra Cuba –una guerra económica combinada con acciones militares y terroristas, directas y encubiertas− son las más duras del mundo.

Pero a la vez, desde que en 1823 el secretario de Estado, John Quincy Adams, formuló la política de la "fruta madura", según la cual, separada de España, "por las leyes de la gravedad política" −es decir, por la fuerza− la isla debía caer en las manos de Estados Unidos, la necesidad de poseer Cuba es el tema más antiguo de la diplomacia de guerra de Washington.

Ese objetivo se cumplió en 1898, cuando con su política del "Gran garrote" y su "diplomacia de las cañoneras", Theodore Roosevelt (admirado por Hitler), invadió la isla y Cuba se convirtió en una cuasi colonia, permaneciendo en esa situación hasta el triunfo de la revolución en 1959. En marzo de 1960, el subsecretario de Estado, Douglas Dillon, argumentó que "el pueblo cubano es responsable del régimen", por lo que EU tenía el derecho "legítimo" de castigar e infligir sufrimiento a la población por medio del estrangulamiento económico. Eisenhower aprobó las sanciones con la esperanza de que "si [el pueblo cubano] pasa hambre, echará a Castro".

Kennedy y sus sucesores adoptaron la fórmula, pero el "castigo colectivo" a los cubanos se intensificó tras el derrumbe de la Unión Soviética en 1989. En 1992, con la anuencia de Bill Clinton, el congresista Robert Torricelli se propuso "causar estragos" en la isla. Y en 1996 Clinton fir­mó la Ley para la libertad y solidaridad democráticas cubanas, mejor conocida como ley Helms-Burton (por los apellidos de sus promotores, el senador republicano Jesse Helms y el representante demócrata Dan Burton), que codificó y endureció el bloqueo al fortalecer el ilegal alcance extraterritorial de su política de "cambio de régimen", dirigida a restaurar su hegemonía en la isla y regresarla a su órbita como país satélite.

Durante 22 años, los gobiernos de Clinton, Bush, Obama y Trump mantuvieron suspendido el más escandaloso de los artículos de la Helms-Burton: el título III, que permite a los antiguos propietarios en la isla y sus herederos que posean la nacionalidad estadunidense, entablar demandas judiciales en tribunales de EU. Pero a partir del 2 de mayo, el título III se puso en vigor y los demandantes también podrán exigir compensaciones a empresas e inversionistas de terceros países cuyos negocios en Cuba utilicen (o "trafiquen" en) inmuebles nacionalizados y confiscados por el gobierno cubano al amparo de la Constitución de 1940.

La polémica ley busca anular el derecho soberano de Cuba a la nacionalización y expropiación de bienes de extranjeros y nacionales con los términos de compensación que a los efectos se consideren y de conformidad con el derecho internacional. Por su carácter extraterritorial, el engendro legislativo −que no tiene jurisdicción en Cuba− viola los reconocidos principios de que "el dominio de una propiedad se establece de acuerdo con las leyes del país donde está localizada", de "la libertad de financiamiento e inversión" y "la subordinación de compañías subsidiarias a las leyes del país residente".

Las medidas coercitivas neocoloniales activadas por Trump y el grupo de forajidos sicópatas que le rodean (Mike Pence, Mike Pompeo, John Bolton, Elliot Abrams, Marco Rubio) pretenden implantar ahora una guerra económica unilateral, total y permanente a la isla, por lo que buscan desestimular, atemorizar y/o interrumpir las relaciones comerciales de compañías e inversionistas de terceros países con Cuba y someter a Estados soberanos a las disposiciones extraterritoriales de EU.

A pesar de la sumisión de los gobiernos vasallos de Europa (Merkel, Macron, Sánchez, et al.), la alta representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, y la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, condenaron la ley y dijeron que acudirían a la Organización Mundial de Comercio para impugnar la decisión de aplicar el título III. Las cancillerías de Canadá y México también rechazaron la ley que viola el derecho internacional y busca perpetuar el castigo colectivo contra la población isleña y destruir por hambre a la revolución cubana.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cienfueguero 100% dijo:

    Excelente artículo ! desgraciadamente al pueblo Cubano le ha tocado vivír tiempos muy difíciles y quisiera equivocarme pero el camino es largo , aún así estoy del lado de mi pueblo Cubano al cual admiro y respeto , Cuba no está sola , sus hijos sabrán defenderla donde quiera que estén , Cuba vencerá !

  • Elpidio dijo:

    Ayer hoy decir a Trump, que él estaba con el pueblo venezolano, en Miami ha dicho que está con el pueblo cubano, es el colmo del cinismo. La Ley Helms- Bourton es una Ley Fascista y la aplicación de su Capítulo III es una burla a 190 países del mundo, que todos los años condenan al bloqueo. Rendir por penurias y hambre a un pueblo, ahogarlo económicamente durante 60 años, esos es genocidio. Esa ley no tiene nada de legal, ¿por qué no hacen una Ley en EU para devolver los territorios robados a México?, o para devolver el territorio que ocupan ilegalmente en la Base Naval de Guantánamo, ¿por qué no hacen una ley en EU para compensar al pueblo cubano por las decenas de miles de millones de dólares que nos deben como daños del bloqueo?. Estamos en presencia de un Gobierno Fascista en los EU, pero se encontrado un hueso duro de roer: el pueblo cubano.

  • manolete dijo:

    esta es la ayuda que pretende dar a los cubanos Donald Valeriano Trump Weyler,
    la reconcentración para exterminar a la población por hambre y enfermedades,.

  • El combatiente dijo:

    Buen articulo que reafirma una vez más lo absurdo de esa ley y el rechazo que ha tenido de sus aliadoEEs el gobierno norteamericano, como dije en otra ocasión Ley Trump Bruto, no sabe que los cubanos jamás podrán ser doblegados por nada ni por nadie y siempre nuestro pais contara con la solidaridad y apoyo de paises amigos.
    Sus lacayos y retogrados no destruiran esta obra por la cual han muerto muchos cubanos, el que gana no siempre es el que tiene más recursos ni más dinero, las ideas y los principios son superiores aunque demoren en el tiempo. VENCEREMOS

  • rolando dijo:

    si a todos los cubanos se les da tan bien el chisme y el brete.......por que no lo utilizan en contra de Trump o del que este, al final ellos viven de eso que nosotro nos defendamos con eso no hace ningun mal aparte si es para bien yo considero que se puede. Tump infla hacer cosas casi imposible para llenar de alarma y espectativas cuando al finas su objetivo es mucho mas pequeño de lo que inflo asi todo el mundo se preocupa por lo que dijo y no por lo que realmente logra hacer....

  • R PONS dijo:

    BD: CASTIGOS COLECTIVOS, QUE JAMAZ DOBLEGARAN LA VOLUNTAD DEL PUEBLO CUBANO, DE MANTENER SU LIBERTAD, SU LIBRE DETERMINACION, NUNCA VOLVEREMOS A TENER UN GOBIERNO SUMISO, LA CONSTITUCION APROBADA POR LA MAYORIA DE NUESTRO PUEBLO LO DEJA BIEN CLARO, NINGUN PAIS DEL MUNDO PODRA IMPONERNO NUESTRO DESTINO, NI NINGUNA LEY EXTERNA INVENTADA POR GOBIERNOS EXTRANJEROS SON VALIDAS EN ESTA TIERRA, SEGUIREMOS DESARROLLANDONOS CON NUESTROS RECURSOS Y CON TODOS AQUELLOS QUE QUIERAN AYUDARNOS Y NO EXPLOTARNOS, AL PUEBLO DE EE.UU Y SUS PRODUCTORES LOS TRATAREMOS RESPETUOSAMANTE, ELLOS TAMBIEN ESTAN CASTIGADOS, NO LOS DEJAN COMERCIAR LIBREMENTE, NI VISITARNOS PARA DISFRUTAR DE LAS BELLESAS DE CUBA, QUIEN SE CREA CON ESE DERECHO SOBRE CUBA SEGUIRA FRACASANDO..... GRACIAS

  • Nesty dijo:

    Mientras exista este imperio, seguirán haciéndole la vida imposible, no solo a los cubanos, sino a todos los países y gobiernos que pretendan construir un sistema social diferente al de ellos. Sólo nos queda acelerar una campaña internacional contra este imperio arrogante en todos los países, incluyendo Europa, que ya está igualmente harta de los chantajes a los que es sometida constantemente por los EEUU y fundamentar la necesidad de que todos los países petroleros vendan su petróleo en Yuanes para evitar se sigan robando los recursos del mundo con simples papeles llamados dólar, sin respaldo alguno y que es, lo que les ha permitido mantener el control de la economía mundial y de su enriquecimiento ilícito y llevar sus políticas guerreristas y de despojo a cuanto país se le antoja. Esta es a mi juicio, por la única vía que podremos construir verdaderamente un Socialismo con menos presión, a solo 90 millas de otro Capitalista, pero que ya no sería este aberrado imperio.

  • Nesty dijo:

    Sobre la base de qué normativa jurídica internacional los EEUU se apoderaron de Cuba en 1895? Porque el hecho de que de manera oportunista convencieran a Gómez y a Estrada Palma para que autorizaran a intervenir las tropas norteamericanas en la guerra, luego de la muerte en combate de Martí y Maceo, cuando prácticamente les teníamos ganada la guerra a los Españoles, con el pretexto de que estos le volaron el buque Maine" , cuando fueron ellos mismos los que lo volaron y aniquilaron a sus marines, para poder justificar su entrada y despojo del país, tal como hicieron cuando las torres gemelas para apoderarse de Irak. Quién entonces debería indemnizar y quiénes serían los indemnizados??

  • Natacha Santiago dijo:

    Ante el incremento de la hostilidad del adversario, nada nuevo en décadas del pueblo en Revolución, debemos trabajar contra el OLVIDO. Somos Cuba!

    DECLARACION

    LA VERDAD PARA QUE SEA VERDAD TIENE QUE SER DICHA
    Fidel Castro

    "Si pudiéramos resumir en una frase lo que nos ha mantenido en prisión durante todos estos años, sería esta: el silencio para encubrir la injusticia"
    Antonio Guerrero
    Gerardo, Ramòn, Antonio, Fernando y René son inocentes de los cargos que les imputaron en el amañado proceso que fatìcamente se iniciò en septiembre12 de 1998 durante una aciaga madrugada en que iniciaron los maltratos y las torturas sobre sus personas y sus familias.
    Hasta ese momento los Cinco se dedicaban altruistamente, a costo del riesgo de sus vidas y sacrificando a sus seres queridos en la distancia, a obtener la información que permitiría evitar muerte y dolor no sòlo a ciudadanos cubanos, sino de otros paìses, incluyendo por supuesto los Estados Unidos.
    Antes de que nacieran tres de nuestros Cinco compatriotas y los otros dos no tuvieran aùn edad para ingresar en la escuela primaria el presidente John F. Kennedy disponía: “Por lo tanto: prohíbo, para hacerse efectivo a las 12:01 a.m. hora Standard del este, de febrero 7 de 1962, la importación a los Estados Unidos, de todos los productos de origen cubano, además de todos los productos desde o a través de Cuba”, es decir, se decretaba el bloqueo con la intención de doblegar al pueblo cubano y liquidar con ello a la Revoluciòn que le habìa brindado la posibiliad de luchar por su futuro gracias a la independencia y la soberanía logradas y nunca antes disfrutadas durante la República neocolonial.
    A pesar de la hostilidad yanqui, en todo momento la actitud del gobierno cubano ha sido abierta al debate. En ese sentido, el 22 de febrero de 1960 solicitó realizar negociaciones en un ambiente y atmósfera adecuadas con la observancia del derecho internacional y las leyes nacionales. Sin embargo, la respuesta demostró total falta de voluntad conciliadora:
    “…el gobierno de los Estados Unidos no pueda aceptar las condiciones para las negociaciones….Según fue expuesto por el Presidente Eisenhower el 26 de enero…en defensa de los derechos legítimos y los intereses del pueblo. El gobierno de los Estados Unidos, cree que estos derechos e intereses han sido adversamente afectados por los actos unilaterales de Cuba.”
    Al paso de los años diferentes planes fueron puestos en ejecución con la aspiración de lograr la restitución de un gobierno que respondiera a sus intereses, tales como los que habían imperado durante los 60 años transcurridos desde la ocupación formal de nuestra Isla por la intervención de las autoridades de Estados Unidos.

    Esos son algunos de los antecedentes que impelieron a nuestro país, de acuerdo al derecho que le asistía, de defender la vida de sus ciudadanos arriesgando por voluntad propia la de Cinco valientes para -como escudo humano- defender la tranquilidad de nuestra sociedad, en medio de las inmensas dificultades que originaban además del bloqueo, los cambios producidos en la geopolítica de los años 90, en que gobiernos socialistas cayeron como piezas de dominó, uno tras otro, posterior al derribo del tristemente famoso muro de Berlín.

    (continuará)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Carlos Fazio

Carlos Fazio

Periodista uruguayo radicado en México. Pertenece a la redacción del diario La Jornada y colabora con el semanario Brecha, de Uruguay.

Vea también