Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

The Washington Post: Involucramiento de equipos de la MLB con jugadores cubanos bajo escrutinio del Departamento de Justicia

Por: Will Hobson , Teri Thompson, Christian Red
| 20 |

Ilustración de Joe Moore / The Washington Post

Una investigación del Departamento de Justicia sobre las operaciones de las Grandes Ligas de Béisbol en América Latina y el tráfico de jugadores cubanos se ha expandido en los últimos meses, con exfuncionarios de la Liga y de los equipos entre los contactados por agentes del FBI y llamados a declarar ante un gran jurado; según personas con conocimiento de la pesquisa. La amplia investigación es, en parte, para buscar eliminar sospechas de involucramiento de oficiales de los equipos de la MLB con contrabandistas que obligan a los jugadores cubanos a firmar entregándoles porciones exorbitantes de sus ganancias a cambio del pasaje fuera de la isla.

Mientras que funcionarios de la MLB han culpado de la difícil situación de los jugadores cubanos al bloqueo de los EE.UU. a la nación insular, algunos scouts, agentes y ex fiscales federales argumentan que las reglas de las Grandes Ligas -que hacen que sea más lucrativo para los jugadores cubanos desertar en otros países primero en lugar de venir directamente a los Estados Unidos – son combustible para la corrupción en toda América Latina, y que MLB ha ignorado durante mucho tiempo su papel en este mercado negro.

«Siempre ha estado claro que estos tipos son básicamente rehenes, hasta el momento en que firman contratos de grandes ligas y otorgan una parte considerable de sus contratos a la criminales involucrados en el contrabando ”, dijo Joe Kehoskie, un ex agente de jugadores. «Todos metieron la cabeza en la arena».

Los Dodgers de Los Angeles, los Bravos de Atlanta y los Padres de San Diego han recibido citaciones solicitando registros relacionados con el chequeo (scouting) y la firma de jugadores latinoamericanos, y los Nacionales de Washington entregaron voluntariamente documentos a agentes federales, incluyendo correos electrónicos y registros financieros. Los que han atestiguado a un Gran jurado federal en Washington DC o ha hablado con agentes federales, según personas con conocimiento de la investigación, incluyen a un ex funcionario de la MLB, un ex empleado de la oficina de los Dodgers, un ex jugador cubano de los Dodgers de Cuba, dos scouts veteranos que trabajaron para los Dodgers y los Bravos, un agente deportivo que ha representado a jugadores cubanos y tres empleados de un campo de desarrollo de jugadores en la República Dominicana.

Entre la comunidad de scouts de beisbol, han circulado por años rumores de que ciertos equipos o sus scouts tienen conexiones en suelo cubano, o dentro de organizaciones de secuestros, lo que les proporciona ventajas ilegales. Esta es al menos la tercera gran investigación federal en años recientes enfocada en el tráfico de jugadores cubanos, aunque hasta ahora, no han arrojado cargos criminales contra nadie empleado por un equipo de la MLB. Pero la actual pesquisa, cuyos primeros reportes emergieron el pasado otoño, demuestra el sostenible interés del Departamento de Justicia en determinar si funcionarios de la MLB y empleados de los equipos están en conocimiento o envueltos en actividades ilegales.

Una revisión de documentos de los inicios del proceso y entrevistas con mas de una docena de personas que han hablado con los investigadores federales ofrecen una idea de los intereses específicos del Gobierno. Personas con conocimiento de la investigación dicen que está siendo supervisada por fiscales de la sede del Departamento de Justicia en Washington DC, quienes están especializados en prácticas corruptas en el exterior, los que tienen significativo interés en conocer si empleados de los equipos de Grandes Ligas han estado envueltos en sobornar a funcionarios de gobiernos extranjeros. Agentes en las oficinas de Los Angeles y Miami están contribuyendo a la investigación y están persiguiendo posibles delitos que incluyen tráfico humano, lavado de dinero y fraudes de visado, de acuerdo a personas con conocimiento de la pesquisa, la mayoría de los cuales hablaron en condición de anonimato.

En una declaración, los Dodgers dijeron que el club ha «cooperado completamente con la investigación gubernamental y que lo seguirá haciendo.» Los Bravos, Padres y los Nacionales declinaron todos hacer comentarios, al igual que el Departamento de Justicia.

Desde principios de los 2000, en momentos de un crecimiento del número de peloteros cubanos saliendo de la isla, han circulado historias sobre sus tormentosos viajes hacia la «libertad». Los jugadores cubanos y sus familiares han sido secuestrados, encañonados, amenazados con torturas, encarcelados falsamente por corruptos oficiales de policía, y han sufrido otros traumas en manos de secuestradores que reclaman dinero.

Esta más reciente investigación comenzó a principios de 2017, cuando Nick Francona – un antiguo importante empleado con los Dodgers y los Mets e hijo del manager de los Indios de Cleveland Terry Francona_ dijo que él entregó a un agente del FBI cientos de páginas de grabaciones internas de su tiempo con los Dodgers. Las grabaciones, revisadas por The Washington Post, muestran como Francona y sus colegas sopechaban que algunos de los scouts del equipo conspiraban con «buscones» -frecuentemente despiadados agentes de la calle en Latinoamérica quienes representan a jóvenes jugadores- para robarse parte del dinero que los clubes pagarían por los jugadores.

La actual indagatoria sigue a una amplia investigación federal realizada en Miami que resultó en la acusación del agente deportivo de origen cubano Bart Hernández y una alegada complicidad en crímenes relacionado con el secuestro de jugadores. El juicio ofreció evidencias que proveyeron una ventana sin precedentes dentro de los esquemas de fraude y corrupción que involucran a oficiales de inmigración en México, la República Dominicana y Haití.

En 2017, el agente Bart Hernández fue condenado a casi cuatro años de prisión por delitos relacionados con el contrabando de jugadores fuera de Cuba. Él está apelando su sentencia. Foto: Lynne Sladky / Associated Press

En entrevista con The Washington Post, dos retirados fiscales federales, quienes supervisaron previas investigaciones, acusaron a la MLB de ignorar obvios signos de corrupción que ellos creen son incitados a lo largo de América Latina por las propias reglas de la Liga. Bajo las reglas colectivas de negociación entre la Liga y la Asociación de Jugadores de la MLB, un cubano que deserte hacia los Estados Unidos tiene que entrar al draft de la MLB, donde los salarios son limitados, mientras que un cubano que deserta en otro lugar es declarado agente libre y puede firmar con el mejor postor.

«Las propias regulaciones y reglas de la MLB alientan a los fraudulentos y secuestradores a ir dentro de una farsa», dice Patrick Sullivan, un retirado exfiscal asistente de Estados Unidos, quien supervisó el proceso del 2017 contra Hernández y el entrenador Julio Estrada. «Hay mucha ignorancia voluntaria en marcha. Es obvio que el béisbol estadounidense sabía que esta pasando .?.?. Realmente es una regla estúpida «, dijo Ben Daniel, un jubilado exasistente del Fiscal de EE. UU. que dirigió el procesamiento de 2007 del ex agente Gus Domínguez.

Dan Halem, subcomisionado de la MLB y jefe legal de la liga, dijo que esta crítica es errónea. “La razón por la cual los jugadores cubanos están siendo sacados de contrabando de Cuba es porque no se puede ir voluntariamente «, dijo Halem.

Las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, después de avanzar hacia la normalización bajo la administración Obama, se han agriado bajo la administración de Trump, que recientemente hizo naufragar un acuerdo negociado por la MLB con la Federación Cubana de Béisbol para reducir el tráfico de jugadores.

En 2014, MLB intentó cambiar la regla criticada por los ex fiscales federales,dijo Halem, pero el sindicato de jugadores se negó a aceptar nuevos términos. La MLBPA declinó una solicitud de entrevista o responder a cualquier pregunta para este artículo.

«Todos estos jugadores recibieron visas de los consulados de los Estados Unidos, ya sea en República Dominicana, República, Haití o México «, dijo el jefe de asuntos legales de la MLB, Dan Halem. «Y, si en cualquier caso, los funcionarios consulares son expertos en determinar si la residencia adquirida en los países en los que operan los consulados son legítimos o no. ¿Verdad?»

Dan Halem, jefe legal de la MLB. Foto: Ross D. Franklin/Associated Press

Un camino arriesgado

Antes de principios de la década de 2000, la policía federal ignoró en gran medida los delitos que estaban en conexión con la forma en que los jugadores de béisbol cubanos hicieron su viaje a Estados Unidos. El objetivo del bloqueo era castigar a Fidel Castro, un aficionado al béisbol que lo tomó como un afrenta personal cuando los mejores jugadores de su país desertaron, por lo que apuntar a la gente que ayudó a los jugadores cubanos a llegar hasta aquí tenía poco sentido, como cuestión de política de los Estados Unidos.

Eso cambió después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, cuando la ley federal tomó medidas enérgicas contra la inmigración ilegal. Alrededor de este mismo tiempo, las bandas violentas de drogas en América Latina, atraídas por una inundación de dinero de las Grandes Ligas, se involucraron cada vez más en el contrabando de cubanos.

Inspirados por el camino tomado por José Contreras -un lanzador cubano que desertó no a los Estados Unidos sino a Nicaragua, y luego firmó un contrato de $32 millones con los Yankees-, estas organizaciones criminales trabajaron con barqueros o «lancheros», que sacaron a los jugadores fuera de la isla y los condujeron a través de países en los que podían comprar la residencia rápidamente con sobornos y luego declarar la agencia libre.

Entre los scouts y agentes de béisbol, el repentino y rutinario suceso de jugadores cubanos que navegan con éxito, en unas pocas semanas, el camino de la residencia en otros países, normalmente de una duración de varios años, planteó dudas sobre si los equipos de la MLB estaban subvencionando al crimen organizado en América Latina. La deserción del veterano jardinero cubano Yasiel Puig en 2012, según informes publicados por ESPN y Los Angeles Magazine, fue supervisada por contrabandistas conectados a Los Zetas, el sindicato criminal mexicano, que sobornó a los funcionarios de inmigración para obtener la residencia Puig en México a los 15 días de su llegada.

A mediados de la década de 2000, las agencias federales encargadas de hacer cumplir la ley comenzaron a interesarse intensamente en el contrabando de jugadores cubanos. Bajo los nombres de Operación Boys of Summer, Operation Safety Squeeze y Operation Sisyphus, los agentes del FBI y el Departamento de Seguridad Nacional trabajaron una serie de investigaciones destinadas, en parte, a determinar si los empleados de equipos de la MLB estaban haciendo negocios con contrabandistas de personas.


El entrenador Julio Estrada, quien enfrentó cargos relacionados con el contrabando de jugadores con el agente Bart Hernández, abandona el tribunal federal de Miami. Foto: Lynne Sladky / Associated Press

Una ventana al mundo

En 2016, una de esas investigaciones condujo al encausamiento de Bart Hernández, un nativo cubano y agente deportivo con sede en Florida, y Julio Estrada, un entrenador de jugadores cubanos. Su juicio presentó evidencias que muestran el fraude desenfrenado en torno a los cubanos que ingresan a las Grandes Ligas, y plantearon dudas sobre si los oficiales de los equipo y de la Liga ignoraron las señales de advertencia obvias que los agentes federales notaron años más tarde.

En México, según el testimonio de la corte, Hernández se asoció con mafiosos apodados «Nacho» y «Tony Montana». La esposa de un jugador declaró que cuando su esposo se fugó durante unos días, Montana la llamó y le dijo que si su esposo no regresaba, lo enviarían de vuelta a ella en una caja, «picado en trozos».

Una mujer mexicana que actuó como cómplice de Hernández declaró que ella y sus asociados sobornaron a los funcionarios de inmigración mexicanos con montos en el rango de $ 6,000 por jugador para documentos de residencia que incluían domicilios fraudulentos y lugares de empleo fabricados. Hernández y sus cómplices más tarde enviaron a sus jugadores a la República Dominicana, hasta que se produjo una confusión que involucró a Yoenis Céspedes, el jardinero que tenía el sobrenombre en Cuba como «La Potencia», que significa «El Poder».

De acuerdo con el testimonio de Ed Domínguez, un ex empleado de la MLB en la oficina de investigaciones de la liga, luego de que Céspedes llegó a la República Dominicana en 2011, su agente intentó, por error, de sobornar al funcionario de inmigración dominicano equivocado. El funcionario de inmigración que debía recibir el soborno, por ira, denunció al agente de Céspedes ante la policía dominicana, según Domínguez, y la investigación posterior causó problemas durante meses para todos los jugadores cubanos que intentaban obtener la residencia en la República Dominicana.


Según el testimonio del tribunal, el agente del jardinero Yoenis Céspedes intentó, por error, sobornar al funcionario de inmigración equivocado en la República Dominicana después de que Céspedes salió de Cuba. Foto: Nick Wass / Associated Press

Como resultado, de acuerdo con el testimonio de sus alegados cómplices, Hernández comenzó a llevar a sus jugadores cubanos a la frontera con Haití. Allí, según el testimonio de un supuesto cómplice, los jugadores fueron recibidos por Amin LaTouf, un «arreglador» que ayudó a los jugadores a obtener la residencia al darles empleos falsos en un supermercado que tenía y luego trabajar con contactos en el gobierno haitiano. (LaTouf, quien fue acusado junto con Hernández y Estrada, evadió la extradición de Haití y sigue siendo un fugitivo).

Hernández, quien fue sentenciado a casi cuatro años de prisión, está apelando su condena. Sus abogados se negaron a comentar.

El juicio de Hernández también produjo evidencias y testimonios que podrían interpretarse como que muestra a funcionarios de los Texas Rangers y los New York Yankees involucrados en planes para llevar a los cubanos a Estados Unidos.

Uno de los testigos clave de la fiscalía fue Eliezer Lazo Jr., el hijo y socio de negocios del ex líder de una organización de contrabando de personas que trabajó con Hernández. Lazo Jr., cuando se le preguntó acerca de Leonys Martin, un jardinero cubano que firmó con los Rangers en 2011, declaró que su padre le había dicho, después de hablar con Hernández, que los funcionarios de los Rangers habían aprobado un plan para que el jugador ingresara a la Estados Unidos ilegalmente cruzando en la frontera con México.

«Los Rangers de Texas rechazan cualquier sugerencia de conducta inapropiada», escribió el abogado Gregory Saikin, consejero externo del club, en una declaración, «y no le dan credibilidad a la autointerpretación y al rumor no corroborado por un reconocido traficante de personas, relatando lo que supuestamente le dijo su padre, criminal convicto, de que otro criminal convicto dijo que ‘el equipo’ dijo ».

Un documento presentado como evidencia también citó a los Yankees como alentando a un jugador cubano a desertar, una posible violación del bloqueo de los Estados Unidos. El documento del Departamento de Estado resumió una entrevista de agosto de 2012 en Puerto Príncipe, Haití, entre un funcionario del consulado de los Estados Unidos y un lanzador cubano, Omar Luis, que había huido de su país natal unos meses antes.

«Fue reclutado directamente en Cuba por los Yanquis», escribió el funcionario del Departamento de Estado. Cuando se le preguntó acerca de cómo obtuvo la residencia en Haití, el informe dijo que el jugador respondió: «Los Yankees contactaron a un funcionario haitiano que hizo que todo sucediera».

Los yanquis declinaron comentar. Luis, quien está fuera del béisbol y vive en Miami, no respondió a una solicitud para comentar.

En una entrevista, Sullivan, el fiscal que supervisó el caso, se preguntaba por qué MLB no tomó medidas para detectar los fraudes que estos jugadores cubanos y sus contrabandistas estaban cometiendo en otros países. Los documentos de residencia que estos jugadores obtuvieron rápidamente en México, República Dominicana y Haití; algunos puestos de trabajo en la lista como el operador de motos de agua, el mecánico y el supervisor del complejo de apartamentos, todo fluyó a través de la oficina de la liga, cada vez que Hernández le pedía a los oficiales de la MLB que declararan un nuevo cliente suyo agente libre, anotó Sullivan.

«Para nosotros, parecía algo obvio», dijo Sullivan.

MLB ha llevado a cabo durante años investigaciones detalladas y extensas de edad e identidad de agentes libres en América Latina, a veces recurriendo a pruebas de ADN. Pero Halem, el oficial legal de la MLB, dijo que investigar los documentos de residencia que obtienen los jugadores cubanos en otros países no está bajo el ámbito de la liga.

Halem dijo que es tarea del Departamento de Estado examinar a los jugadores cubanos que solicitan visas de trabajo, y señaló que los funcionarios estatales aprobaron las solicitudes de muchos de los jugadores que, según el testimonio de la corte, obtuvieron la residencia de manera fraudulenta a través de Hernández y sus asociados.

«Todos estos jugadores recibieron visas de los consulados de los Estados Unidos, ya sea en la República Dominicana, Haití o México», dijo Halem, «y, si los hay, los funcionarios consulares son expertos en determinar si la residencia adquirida en los países en los que operan los consulados Son legítimos o no. ¿Verdad?»

En una declaración, el Departamento de Estado se negó a abordar los casos de fraude desenterrados en el juicio de Hernández y dijo que «se toma en serio todas las denuncias de fraude».

Según las personas con conocimiento de una investigación en curso, las autoridades federales están interesadas en saber si los scouts de los Dodgers se involucraron en negocios ilícitos con los contrabandistas que trajeron a Hector Olivera de Cuba a Haití. Foto: Curtis Compton / Associated Press

Quién sabía qué

Unas pocas semanas después de que finalizó el juicio de Hernández, un agente del FBI en Los Ángeles recibió un mensaje de LinkedIn de Nick Francona, que se cree que reavivó el interés de las autoridades federales en los tratos de la liga en América Latina.

Francona, ex marino de los Estados Unidos que sirvió en Afganistán, tuvo una carrera turbulenta en el béisbol después de abandonar el ejército, con breves períodos en las oficinas centrales de los Dodgers y los Mets. En 2016, después de que los Dodgers despidieron a Francona, acusó al club de discriminarlo como veterano, lo que los Dodgers negaron. En 2017, Francona fue despedido por los Mets, según él, porque criticaba públicamente a la MLB por no detallar dónde se gastaba el dinero recaudado a través de las ventas de ropa de temática militar. En una declaración sobre la partida de Francona, los Mets no dieron a conocer una razón.

Los documentos que Francona entregó al FBI incluyen docenas de correos electrónicos que él y sus colegas de los Dodgers intercambiaron en 2014 y 2015, en los primeros meses del nuevo presidente del equipo, Andrew Friedman. En muchos de los correos electrónicos, es evidente que Francona y sus colegas sospecharon que sus scouts en América Latina se estaban quedando con los bonos destinados a los jugadores.

Durante varios meses, según muestran los correos electrónicos, Francona y otros discutieron un plan para despedir a estos scouts. No apuraron el proceso, dijo Francona en una entrevista reciente, en parte debido a la preocupación de que las salidas interferirían con una serie de firmas pendientes.

Francona reconoció que no fue testigo de ningún funcionario de los Dodgers que cometiera ningún delito, ni de que tuviera evidencia directa de ningún delito.

Si bien varios empleados de la oficina principal de los Dodgers participaron en los intercambios, los registros no indican si el gerente general de los Dodgers, Friedman, estaba al tanto de las sospechas. Los Dodgers no realizaron una investigación interna de los scouts, según los registros, ni el club alertó a la oficina de la liga ni a la policía. En el verano de 2015, los Dodgers se separaron de los scouts, al liberarlos de sus contratos o al no renovarlos.

«La sugerencia de que el equipo debería haber notificado a la policía, o a la MLB, oa cualquier otro equipo, sobre rumores y sospechas sin fundamento con respecto a cualquier ex empleado es simplemente errónea», dijo el asesor externo de los Dodgers, David Schindler, en una declaración.

Si bien varios empleados de la oficina principal de los Dodgers participaron en los intercambios, los registros no indican si el gerente general de los Dodgers Friedman estaba al tanto de las sospechas. Los Dodgers no realizaron una investigación interna de los exploradores, según los registros, ni el club alertó a la oficina de la liga ni a la policía. En el verano de 2015, los Dodgers se separaron de los scouts, al liberarlos de sus contratos o al no renovarlos.

Entre los documentos que Francona proporcionó al FBI había una serie de correos electrónicos en los que se discutía sobre Héctor Olivera, un infielder de 29 años bien considerado de Cuba que firmaron los Dodgers en 2015, y el hostigamiento que recibió de los contrabandistas que lo ayudaron a desertar. Olivera, quien no quiso hacer comentarios, ha testificado ante el gran jurado en Wahington D.C., según dos personas con conocimiento de la investigación.

En un correo electrónico de junio de 2015, un intérprete de los Dodgers actualizó a Francona y otros sobre el progreso de Olivera asimilando la vida en los Estados Unidos.

«Olivera parece más cómodo tanto dentro como fuera del campo», escribió el intérprete. «Basándome en las conversaciones telefónicas que he escuchado, él ha podido hacer todos sus pagos a las personas que lo ayudaron a desertar de Cuba. Todavía le queda un pago más, pero parece aliviado y recibe menos llamadas de las personas que lo acosan por el dinero que se les debe».

Según personas con conocimiento de la investigación, las autoridades federales están interesadas en saber si los scouts de Dodgers en América Latina se involucraron en negocios ilegales con los contrabandistas que trajeron a Olivera de Cuba a Haití, donde obtuvo su residencia en 2015. Antes de firmar con los Dodgers, Olivera también fue objeto de una batalla de reclutamiento entre dos agentes que derivó en una queja presentada ante el sindicato de jugadores que, según fuentes con conocimiento de la investigación, produjo documentos que las autoridades federales están examinando.

Olivera fue en última instancia un fracaso. Los Dodgers lo cambiaron a los Bravos en 2015 y, después de que fue arrestado por agredir a una mujer en Arlington, Virginia, durante una serie contra los Nacionales -más tarde fue condenado y sentenciado a 90 días en la cárcel-, Los Bravos lo cambiaron a los Padres, que lo liberaron en 2016.

Aún cuando Olivera jugó para los otros dos equipos que fueron citados como parte de la investigación, las autoridades federales están interesadas en los Bravos y los Padres por otras razones, según personas entrevistadas por agentes del FBI y fiscales.

Personas familiarizadas con la organización de los Bravos dicen que las autoridades federales tienen interés en la serie de eventos que llevaron a la prohibición de por vida del ex gerente general John Coppolella en 2017 por una serie de infracciones de reglas relacionadas con la firma de jugadores internacionales.

Coppolella rechazó una solicitud de entrevista a través de su abogado, el abogado de defensa criminal de Jacksonville, Hank Coxe.

La naturaleza precisa del interés de las autoridades federales en los Padres tampoco está clara. El Gerente General de San Diego A.J. Preller ha sido castigado dos veces por la MLB -una por violar las reglas internacionales de firma con los Rangers, y en 2016 fue suspendido por enviar registros médicos incompletos de jugadores de los Padres a socios comerciales-, y los Padres también han sido castigados como organización por romper las reglas internacionales de chequeo (scauteo).

En entrevistas con The Washington Post, actuales y antiguos scouts describieron a América Latina como un territorio traicionero, donde los scouts están bajo una intensa presión para firmar prospectos, y donde las bribonadas y sobornos entre scouts y buscones son comunes, y vistos por algunos en la industria como un costo de hacer negocios.

Un chequeador (scout) que testificó ante el gran jurado expresó temor de que el personal de su nivel terminara cayendo por las acciones de los ejecutivos de los principales clubes.

John Meringolo, un abogado de defensa penal federal de Nueva York que ha consultado con los abogados involucrados en la investigación, dijo que los fiscales federales claramente tienen metas ambiciosas.

«Según el alcance y la amplitud de la investigación, creo que algunos de los gerentes generales y otros deberían comenzar a contratar abogados», dijo Meringolo.

(Tomado de the Washington Post / Traducción RAF / Cubadebate)

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lucía dijo:

    En buen cubano ésto es un gran brete del que se han beneficiado muchos y los cubanos han sido las «víctimas» por haber cambiado su Patria por el dinero. Pienso igual que más de uno que se cree tranquilo debe ir buscándose un abogado, esto incluye a los de la MLB. Teófilo Stevenson tuvo algunos defectos, yo diría que hizo algunas cosas graves, pero nunca traicionó a su pueblo, ni al país que lo formó y todos saben que le ofrecieron millones.

    • Rey dijo:

      Cada vez q leo un comentario de estos donde se refieren a los deportistas como traidores me doy cuenta porque mi pais no avanza, si existen gente con el cerebro de un chicharo .Para su comentario Luicia el querer superarse como profesional y jugar en el mejor beisbol del mundo no t hace traidor , te hace ser humano .Todo el mundo tiene metas y seguro q usted debe tener la suyas.Por gente como usted con esas consignas retrógradas mi adorado pais esta detenido en el tiempo.Mire usted q si no hubiese sido por el estupido de Trump nuestro pais habria aceptado un contrato con la MLB y sin dejar d hablar d los peloteros q jugaran en esta serie y se fueron de manera ilegal .Entonces esos también son traidores ? Porque los dejan jugar ? Como diria alguien bien sabio , la ignorancia acaba con un pueblo

      • carlos dijo:

        LO que pasa de todo esto es que Estados Unidos no quiere nada que sea licito, todo es trampa y traquimañas, todo por tercera o más allá, si se habla de visas legales, ellos las recortan o no las dan o quitan sus oficinas para que la gente se lance al mar o tome la carrera de la llegalidad, si se habla de tratados con las Grandes Ligas le buscan la QUINTA pata al gato y rompen el contrato para que las mafias usen a los peloteros, algunos llegan, y cuántos no, entonces es o no una política virada y sucia…No solo se trata de traicionar o querer jugar en la mejor pelota del mundo, mire el ejemplo de la pelota japonesa, todo se hace en orden, se cumplen los contratos, los peloteros y los dueños de los equipos se sienten felices, entonces porqué con Estados Unidos no, porque tiene que ser ilegal. y si muchos han sufrido. Nuestros atletas merecen esa oportunidad y creo que las Grandes Ligas lo quieren,

    • YudiG dijo:

      No estoy de acuerdo con tu comentario querer mejorar no es traicionar a nadie y la mayoria nunca ha hablado mal de su pais ni han entregado un secreto de estado ni nada por el estilo estan en su derecho de probarse en la mejor liga

      • Ylesus dijo:

        Traicionar, una palabra dura, pero que se adecúa. Abandonar un equipo de cualquier deporte o país, es traición. A Di Estefano lo declararon traidor cuando se fué al Madrid. A Luis Figo lo declararon traidor cuando dejo el Barcelona para ir al Madrid. A Samón lo declararon traidor cuando fué a Industriales. Y estoy seguro que tú, si se te va tu mujer con otro no dices que tenía probrecita el derecho de acostarse con otro, también lo llamarías traición!!!

    • Anders dijo:

      Yo quisiera saber qué tiene de malo jugar por dinero ,son jugadores profesionales el deporte es su profesión como cualquier otra

  • Tono dijo:

    Es de verdad increible lo que hace el dinero…. como dice el Refrán
    EL DINERO NO DA FELICIDAD, PERO LA IMITA MUY BIÉN… Sin más comentario.
    HAY TRUM…PETA

  • Rogelio dijo:

    Sin comentario

  • YudiG dijo:

    Entonces cuba es la que explota a los jugadores segun ellos hipocritas por eso querian que Trump rompiera el acuerdo con mlb para seguir con su desprciable negocio y trafico humano de nuestros muchachos

  • YudiG dijo:

    Hay que contrarestar ese fenomeno permitiendo que los japoneses instalen academias aqui y firmen a nuestros muchachos antes que se los lleven

  • EL PANADERO DE ALTA HABANA dijo:

    «Que clase mafia señores» Como se aprovechan de la politica historica y actual de las Administraciones de ese pais y juegan no solo con la dignidad de las personas sino que involucran el deporte con la politica solo para explotar a unos tontos que no se dan cuenta que todo es un jugozo negocio para unos pocos que no escatiman nada y son capaces de cualquier cosa.!Que claro siempre estuvo el compañer Fidel con todo esto! a ese nunca pudieron engañar «Que viva el beisbol revolucionario carajo!

  • Genio dijo:

    ALGUIEN PUEDE EXPLICAR PORQUE SE PERDIERON LOS JUEGOS DE LAS GRANDES LIGAS DE LA TELIVISIÓN

    • Telecreyente dijo:

      Me parece que Trump dirige el ICRT (tras bambalinas) y no quiere nada de pelota americana para los latinos cubanos.

      Que clase de tipo!!

      jjj

  • Strike Cubano dijo:

    Gracias a Cubadebate por replicar este artículo de The Washington Post. Sin embargo, leo pocos comentarios de los implacables aficionados al béisbol. ¿Será que no gusta descubrir las manchas de la Gran Carpa?
    Pues sí… Han traficado con los nuestros, con nuestros hijos, y eso porque el gobierno de Estados Unidos ha querido darnos un tratamiento «especial», palabra que significa discriminatoria…
    Se asume una postura criminal cuando se es parte de redes y negocios turbios que tienen en medio a seres humanos. Gritémoslo, que eso es tan o más importante que la guagua que no llegó o la merienda que no estuvo en tiempo en una serie u otra.
    Apliquemos el mismo rasero al Inder, al ICRT y a las Grandes Ligas, para ser verdaderamente coherentes .

  • LOG dijo:

    Tapar el sol con un dedo no se puede verdad, pues la cruda verdad tampoco. Lo hacen por el deporte y por el dinero también y queda claro que es lo que aspiran muchos de los deportistas a que en silencio ha tenido que ser es así como todo en este país. Ellos no quieren seguir detenidos en el tiempo horita aquí se hacen unos viejos y aquí los sueños de esos deportistas nunca se van a dar. .

  • yasmany dijo:

    Por dios volvemos a caer en el mismo bache los peloteros cubanos que se an marchado de cuba en ningún momento hablaron mal de nuestro país siempre quisieron medirse con un béisbol más exigentes mejor calidad solo eso y también el dinero pero nada más

  • Neudyg dijo:

    Realmente es triste seguir leyendo y escuchando comentarios retrogrados de personas y entidades q critican y ponen en tela d juicio a nuestros hermanos cubanos d todos los sectores d nuestra sociedad xq en algun momento d sus vidas deciden abandonar sus actividades profecionales q venian ejerciendo en nuestro pais sepan uds queridos criticones q es un derecho d todo ciudadano tener movilidad humana sin fronteras siempre respetando las ley es d los paises aunque a veces no queda otra q abrirse camino tanto sea x selvas o por inmensas olas algo muy arriesgado pero q solo esas personas son capases d explicar el motivo del xq arriesgan sus vidas aunque todos aqui incluso esos criticones sabemos desde hace decades xq lo siguen haciendo y aqui en este mundo nada le debe nada a nadie solo a nuestros hijos q es llevarlos e instruirlos en la vida a ser gente d bien y formarlos con los mejores valores humanos aunque sea x un tiempo desde la distancia mis saludos a todos y como dice Taladrid saquen uds sus propias concluciones.

  • Humberto dijo:

    Ya no son traidores,son traidolares

  • Andres dijo:

    Muy interesante pero cuales son las concluciones. No se sabe nada todavia sobre la apelecion de mlb con una firma de cabildeo cercana al presidente para tratar de mantener acuerdo FCB MlB

  • Roberto Cabrera Benitez. dijo:

    Acabaron conmigo que tanto me gusta la pelota, pensé que se había eliminado todo obstáculo para los peloteros cubanos y por fin todo se resolvería, que desepcion.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también