Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Embajador de Timor Leste en Cuba: “Hasta los 23 años yo no tenía un país”

| 5

Loro Horta, embajador de Timor Leste en Cuba. Foto: Andy Jorge Blanco/Cubadebate.

Apenas iniciaba el siglo XXI y en el sudeste asiático un país alcanzaba su independencia, luego de ser colonia de Portugal y sufrir, posteriormente, 25 años de ocupación indonesia. Timor Leste se convertía, el 20 de mayo de 2002, en el Estado más joven del mundo.

“Tenemos que acordarnos que si estamos aquí hoy y tenemos una bandera es porque murió mucha gente. Por el legado de mi papá, de mis tíos y de mi pueblo es que hago mi trabajo lo mejor que puedo, representando a mi país”, dijo a Cubadebate Loro Horta, embajador de Timor Leste en Cuba, en ocasión de celebrarse este lunes el aniversario 17 de la emancipación de esa nación asiática.

“Hasta los 23 años yo no tenía un país. Nuestra independencia fue casi un milagro. Y mi papá (expresidente José Ramos Horta, Premio Nobel de la Paz, 1996) ha tenido un papel fundamental en la diplomacia para lograr la liberación, pero recuerdo siempre a tres tíos que murieron en la guerra, en combate. Cuando Portugal se va de Timor e Indonesia invade teníamos menos de un millón de habitantes y mataron 150 mil personas, además de las que fueron violadas, torturadas; sin embargo, los pobladores continuaron resistiendo. Y pienso siempre en ese legado porque fueron sacrificios en sangre”, afirmó el embajador timorense en la sede diplomática de su país en La Habana.

¿Cuánto ha contribuido Cuba a que, en este aniversario 17 de independencia, la salud constituya uno de los logros de Timor Leste?

—Cuando Timor logró su independencia, teníamos el 98% de la infraestructura del país destruida y estábamos entre los 20 países más pobres del mundo, medido por el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas. Muchos médicos se fueron del país debido a la difícil situación. Al hacerse el primer levantamiento de médicos había un total de 27 timorenses. Y Cuba y el Comandante Fidel prometieron que formarían mil galenos nuestros. En estos momentos ya se graduaron 957. De ellos más de 700 formados aquí y los restantes 200, aproximadamente, graduados en la Facultad de Medicina en Timor, fundada con la ayuda de Cuba.

El embajador destacó que su país transitó de una escasez de médicos a ser, actualmente, una de las naciones con mayor número de galenos por habitantes en el sudeste asiático, “superior a Filipinas, Indonesia, Malasia, Vietnam, Laos y China”.

“Si no hubiese sido por la colaboración de Cuba resultaría imposible. Y lo ha hecho de forma desinteresada: no hay bases militares cubanas en Timor. ¿Qué intereses estratégicos tiene Cuba en Timor? Ninguno. Por tanto, ha sido un espíritu solidario”, añadió el diplomático.

No obstante a esta realidad, el pasado 14 de mayo, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, intentaba montar un show para desacreditar la labor de los médicos de la Isla en misiones internacionalistas, porque son “una herramienta de la diplomacia cubana para acercarse a otros países, creando la ilusión de normalidad y solidaridad, y evitar de ese modo cualquier discusión sobre derechos humanos”.

En ese sentido, el embajador de Timor Leste en Cuba apuntó que desde la independencia de su país la brigada médica cubana nunca ha tenido el mínimo conflicto durante su misión: “Nunca se han metido en la política interna de Timor. Van a hacer su trabajo como médicos y a compartir con la población”.

“A veces algunos amigos americanos y australianos me dicen que tenga cuidado con los cubanos, que son ´subversivos´, y yo les digo: ´mira, ellos llevan en Timor casi 20 años; dame un ejemplo de subversión, si pueden darme un ejemplo concreto yo me callo´. Hasta ahora no han presentado nada”, comentó Loro Horta, al tiempo que recordó que Cuba fue de los primeros países en reconocer la independencia de Timor y establecer relaciones diplomáticas con la nación.

El diplomático timorense destacó asimismo que ningún médico ha ido a su país obligado, sino voluntariamente: “Recuerdo que al inicio la iglesia católica tenía sus dudas en relación a los médicos cubanos porque creían que iban a hacer subversión, sin embargo, en estos momentos esa institución es quien más apoya a los galenos. Los cubanos ganaron la confianza tanto del gobierno como del pueblo de Timor. Han estado en zonas muy remotas y es muy difícil cuantificar todo el beneficio que nos han traído”.

Loro Horta afirmó que, además de la brigada de salud, la colaboración cubana incluye técnicos agrícolas, así como arquitectos, “de ellos un señor de Las Tunas que trabaja en un proyecto constructivo de varias centenas de casas de bajo costo para la población en zonas rurales”.

¿Cuáles son los retos de un país tan joven como Timor Leste?

—Hemos estado en bastante progreso, pero tenemos muchas cosas que hay que mejorar. Se ha combatido fuerte la corrupción, el analfabetismo, la malaria, que han decrecido significativamente. Ha aumentado la esperanza media de vida. Desde el 2008 no hemos tenido episodios de violencia política ni tentativas de golpes militares.

—Después de la crisis política en ese año…

—Sí, por tanto, ya han pasado 11 años en que hemos tenido bastante estabilidad. Tenemos otros logros como nuestras relaciones con Indonesia, un país con el que vivimos un pasaje bastante trágico y violento en la lucha por la liberación nacional. Pero después de la independencia se creó una comisión de verdad y reconciliación. Esa fue la política de nuestro Comandante Xanana Gusmão, pero también de reconciliación interna.

“Sin embargo, tenemos también muchos desafíos. Y el mayor de ellos es diversificar la economía porque estamos muy dependientes a la exportación de petróleo y gas natural. Cuba nos pudiera ayudar en ese objetivo porque, a pesar de las sanciones americanas, del bloqueo, el país ha desarrollado una pequeña industria; por ejemplo, en las medicinas cubanas que yo mismo uso. Cuba también filtra el agua, le da tratamiento, luego la embotella y la vende. O sea, estamos hablando de cosas básicas que pueden ser hechas en Timor, donde en el año 2015 se importaron alrededor de 18 millones de dólares en agua para beber.

“Hasta este momento no tenemos ningún servicio de meteorología en Timor. Nosotros nos guiamos siempre por la meteorología australiana, quienes pueden darnos un pronóstico. No obstante, necesitamos estaciones propias. En estas y muchas otras áreas podemos colaborar con Cuba: guardabosques, servicios de bomberos”.

Loro Horta destacó el internacionalismo como principio en común entre Dili y La Habana: “Claro, somos un país más pequeño y mucho más joven. Cuba tiene una tradición internacionalista que viene de 1960 cuando envió su primera brigada médica para Argelia, y ha colaborado con casi todos los países en desarrollo del mundo”.

“Nosotros tenemos un espíritu muy semejante a Cuba. Hemos estado envueltos en los procesos de paz en Guinea Bissau de 2013 al 2015, a Santo Tomé y Príncipe enviamos técnicos para ayudarlos a organizar sus elecciones. Con Cuba compartimos también otras posiciones en los foros internacionales: el respeto por la soberanía de los países, a la no injerencia en los asuntos internos”, aseveró el diplomático timorense, a quien lo une lazos familiares a la Mayor de las Antillas.

“Yo nací el 26 de noviembre de 1978 y mis padres estuvieron en Cuba en septiembre. Mi mamá estaba en la Isla de la Juventud en un discurso del Comandante Fidel y se empezó a sentir mal. Me decía que casi me parió allí. Quisiera visitar la Isla e ir a ese lugar. Eran tiempos en que ellos luchaban por la independencia de mi país”, recordó el embajador de Timor en La Habana.

Un mensaje de Timor Leste a un mundo tan convulso, donde se ve amenazada la paz y la independencia de los países.

–A inicios de este año nuestro presidente Francisco Lu Olo hablaba de los problemas del terrorismo, de la injerencia en asuntos internos de otros países. El mensaje de Timor es un llamado a la tolerancia, al respeto por la soberanía de los Estados, por su cultura, sistemas políticos y económicos diferentes. En este mundo en que hay cada vez más intolerancia, el apelo de nuestro presidente era a la tolerancia, al diálogo y al respeto mutuo, principios muy pertinentes debido a la atmósfera que se vive de interferencias y amenazas.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Chikungunya dijo:

    Que casualidad, 100 años después justo de nosotros habernos convertido en república.

  • la verdad dijo:

    «Tenemos que acordarnos que si estamos aquí hoy y tenemos una bandera es porque murió mucha gente», muchos cubanos han olvidado esto.

  • sachiel dijo:

    Uhmmmmmm, «…su país transitó de una escasez de médicos a ser, actualmente, una de las naciones con mayor número de galenos por habitantes en el sudeste asiático, “superior a Filipinas, Indonesia, Malasia, Vietnam, Laos y China”. Viet Nam y China tambien?

    Tendremos que mandar más médicos a todos esos paises, si lo solicitan…

  • Domingo Alás Rosell dijo:

    Una entrevista muy interesante, yo trabajé casi tres años en Timor Oriental, especificamente en Oé Cusse Ambeno, viví su realidad y tuve la opotunidad de aportar algo para su desarrollo en materia de construcción y diseño. Le digo al Señor embajador Loro Horta que luego que visite a La Isla de La Juventud, venga a Las Tunas para que conozca a nuestra provincia, su gente y conozca lugares de interés como su Casa Insólita y La Plaza Martiana en donde será bien recibido. Un abrazo Embajador.

  • Domingo Antonio Alás Rosell dijo:

    Buen artículo y muy esclarecedor. Yo he estado trabajando en construcciones y diseño por casi tres años en ese país en el enclave de Oé Cusse Ambeno y he visto cómo se desarrolla en general esa región; es realmente una gran obra. Ahora estoy de regreso en Las Tunas y le digo al Embajador que una vez haya estado en La Isla de La Juventud, como él desea, venga a visitar esta provincia para que conozca algunas de nuestras obras, entre ellas La Plaza Martiana y La Casa Insólita de Las Tunas. Saludos a los amigos timorenses.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Cárdenas, 1996. Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana. Presentador de «Nexos», el Canal de la Universidad de La Habana. Ha sido premiado en el Concurso Nacional de Periodismo Universitario «Manolito Carbonell».

Vea también