Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

¿Desaparecerá el mulo de la montaña?

| 10

Cafetalero de la zona montañosa del Escambray traslada parte de su cosecha de café en árrea de mulos. Foto: Archivo.

Quienes de niño, estudiante o en la vida obrera vivieron, como este reportero, la experiencia de estar en estrecha soledad y armonía con la naturaleza, dentro de un cafetal, en alguna región montañosa de la Isla, saben que aquel bendito silencio sólo lo interrumpe el canto de algún pájaro o el inconfundible grito de los arrieros y el sonar de los cencerros de las arrias de mulos, cuando se acercan a acarrear las viandas o el café acopiado en el día.

Pero, ¿qué pasaría si un día el mulo (equus asinus), ese insustituible tractor de las lomas, desapareciera de la geografía serrana de Cuba? La pregunta, aunque para muchos puede parecer irreal y diabólica, se sustenta en el reiterado, y al parecer indetenible, decrecimiento que se sucede de la masa mular. Aún cuando existe un programa para su desarrollo y directivos de la Agricultura sostienen que hay un “parcial crecimiento”.

Datos analizados en el último balance del Plan Turquino en Guantánamo, provincia más oriental y montañosa de Cuba, aseguran que en la actualidad el número de mulos existente es de 4 mil 604, cifra que crece en 100 con relación al año anterior.

El territorio cuenta con 35 patios de reproducción, con 614 yeguas y 43 burros, donde hubo 283 nacimientos, 53 más que en el 2018. Resultados que aunque alentadores, son insuficientes y no arrojan el progresivo decrecimiento que en más de un década existe del milenario mulo, en un territorio como Guantánamo con más del 75.5 por ciento de su territorio compuesto por serranías con zonas de difícil acceso.

Baste revisar informes similares al antes citado, para comprobar que en el año 2009 el número de mulos era de 4 mil 653, cifra que continuó su decrecimiento para cerrar el 2010 con sólo 4 mil 627.

Un primario cálculo puede arrojar que en una década el programa mular es casi inamovible, y el número de animales decrece en 43. Dato que pudiera parecer pequeño, si no tomamos en cuenta lo que demoran en reproducirse estos tan necesarios équidos, resultado del cruce del burro con la yegua.

Aunque en Guantánamo se logra disminuir el número de muertes, continúa la natalidad como un indicador desfavorable. En el 2009 los nacimientos sumaban las 350 cabezas, por lo que en la actualidad se decrece en 67.

Desde hace años el grupo provincial para atender la marcha de este programa en cada municipio trabaja por el desarrollo de los puntos de monta y los patios para la reproducción de la maza mular que se demanda. Pero aún no se alcanzan los resultados esperados ni se da en los territorios la prioridad que este asunto merece.

Como en todo el país persisten también carencias de alambre, puntillas, y grampas para cercar los patios, junto a herraduras, sogas y otros recursos deficitarios, así como otras trabas que aún impiden un despegue del programa mular entre las que persisten demoras burocráticas en la aprobación de créditos para la compra de yeguas y sementales que permitan mayores cruzamientos, porque si no crece el número de reproductoras no crecerá el número de mulos.

Deben fomentarse además mayores áreas de alimentos, incluyendo el maíz, grano básico en la dieta de estos cuadrúpedos. Las empresas de la Agricultura y las diferentes formas de producción cooperativas deben sentir que el desarrollo de este programa es su responsabilidad, si tomamos en cuenta que el 95 por ciento o más del café, el cacao y las viandas de las montañas se acarrean con estos animales.

Se calcula en Guantánamo un déficit de 916 mulos, para lograr una masa de 5 mil 520 ejemplares y cubrir las necesidades en toda la provincia. Los municipios de Manuel Tames, Niceto Pérez y Baracoa, son los únicos que tienen cubierta su demanda, por lo que urge en los otros territorios trabajar en el incremento de las hembras en reproducción, y mejorar los indicadores de natalidad y mortalidad.

Dentro los restos del territorio para el desarrollo sostenible de las montañas y el acopio de los niveles de alimentos que se logran en las mismas, debe tener prioridad el programa mular.

Cuadrúpedo imprescindible para el campesino serrano, quien se resiste a dejar de ver en su lomerío al mulo, un animal, que como versa un viejo proverbio, si no hubiera existido había que inventarlo.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Manuel Eduardo Polanco Pérez dijo:

    NO PUEDE DESAPARECER
    Recueden que ahora hay que ir al rescate de la yunta de buey

    • Saul dijo:

      Pero si hasta el papel sanitario se ha dessparecido

  • Criollo dijo:

    Lamentablemente si, muchos ahora visten de funcionarios o burocratas en muchas entidades del llano cubano

  • Jose R Oro dijo:

    El mulo, la yunta de bueyes y la montaña misma, por lo general no pertenecen a la esfera de la EES. Las dos prioridades de la complejísima situación estratégica de Cuba hoy son la Economía y la Defensa, ya está claramente expresado por nuestro presidente Miguel Díaz – Canel. El mulo es muy importante en ambas. Para la “Guerra de todo el Pueblo” el país requiere de decenas de miles de mulos en la Sierra Maestra, el Segundo Frente, el Escambray, Guaniguanico, como los requiere para el café, el cacao, la cebolla de Banao y muchos otros productos de las tierras altas. Pero si no hay arriero no hay mulo. No es solo el ente zoológico y laborioso el que falta, sino también el campesino que los conduce de forma no menos laboriosa. Si trabajando “como un mulo” en Buey Arriba, en Naranjo Agrio o en la finca de Manuel Gallo en Topes de Collantes, gano lo mismo que viviendo en Palma Soriano, Santiago de Cuba o Trinidad, pues me voy p’al pueblo. Así de simple. No solo faltan mulos, asimismo no hay arrieros.
    Hay que recuperar los cafetales, los cacaotales y muchas otras producciones, pero eso no lo hará jamás la EES, simplemente no es su campo de acción. Su hubiera en Guantánamo los mil mulos que faltan, y hubieran permitido a los campesinos de Bayate vender los mangos que Acopio no les compró, no se hubieran perdido dos mil toneladas de mangos, y en vez de protestar por las 15,000 manzanas de La Puntilla importadas por razones que escapan a la mas básica lógica, hubiésemos disfrutado de millones de mangos. Simple y claramente, no podemos empujar a la fuerza a la EES, las OSDE y todo eso, a querer hacer las cosas en que reiteradamente no han funcionado. Como no se puede poner a un cuentapropista a operar los ferrocarriles nacionales. No hay Plan Turquino sin mulos. Debe imperar el sentido común y así en vez de burros tendremos mulos.

  • El mulo dijo:

    Yo no sé si desaparecerá o no, pero lo cierto es que cuando el mulo dice no, ni a palo sube.

  • Rodo dijo:

    Para subir a las lomas a cultivar y recoger el cafe, nada mejor que el mulo, si están desapareciendo, creo que como lógica consecuencia se pueden afectar nustras producciones cafetaleras, ahora una pregunta:

    Si toda la vida hemos criado en el lomerío mulos y nos estan decreciendo y esto es una actividad que conocemos y hemos realizado por años, ?que rayos vamos a hacer experimentando en la cría y reproducción de avestruces que no son animales en los que tenemos experiencia y que no son propios de nuestro entorno?

  • VICTOR KOZASKI dijo:

    TENIENDO TANTAS DESAROLLOS TECNICOS EN LA AGRICULTURA , TRACTORES DE MINIATURAS QUE LLEGAN A TODOS LOS LUGARES COMO UN MULO O YEGUA , TENEMOS QUE BUSCAR DE MODERNIZARNOS QUE LEVANTAR EL NIVEL DE PRODUCION , AYI ES DONDE ENTRA EL BANCO CON SUS PRESTAMOS ,PIENSEN COMO UN CAPITALISTA HAY QUE INVERTIR PARA PRODUCIR Y CREAR , MIREN A CHINA Y VIETNAM LEVANTARON EL NIVEL DE VIDA DE LOS CIUDADANOS , NOSOTROS ESTAMOS EN MEJOR POCICION QUE ELLOS ESTAMOS EDUCADOS SABEMOS QUE HACER TENEMOS TERRENOS SUFICIENTES PARA PRODUCIR Y NO SOMOS TANTOS , TENEMOS ESA CAPACIDAD AHORA LO QUE FALTA ES INCINTIVAS Y DESEO DE TRABAJAR BUENA SUERTE CHAO

  • JORGE TAVEL dijo:

    Pobres animales! en pleno siglo XXI siguen abusados.

    • Adrian dijo:

      Cuba no está en el siglo XXI

  • Dispuesto dijo:

    Para nada, estos testarudos son parte indisoluble de las montañas, los conocí al graduarme de agronomo y ubicarme en el plan turquino en la Empresa cafetalera de Sagua de Tanamo en el distrito de farallones de Moa.la primera ves que monte uno asignado como medio de transporte y animarlo a caminar . aplico marcha atrás y no se quedo tranquilo hasta que no me puso de cabeza loma abajo en el cafetal.de los tres autos asignados dos Caballos y el , en verdad lo recuerdo con cariño porque aun puedo ver su berrinche y su burla cuando rodé cuesta abajo.son muy útiles a los lugareños y solo ellos realizan esos recorridos por aquellos trillos que mas bien parecen abismos,cargados de café ,con su característico tintinear para evitar perdidas en las largas caminatas.pienso que deben de incrementar su reproducción. bien valen la pena

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rodny Alcolea Olivares

Rodny Alcolea Olivares

Vea también