Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Manuel Calviño: Ser insaciable con la vida es una virtud

| 26 |

Manuel Calviño en «Con 2 que se quieran». Foto: Petí.

Sólo faltan dos años para que el programa Vale la pena llegue a las tres décadas. Lo veo con sistematicidad y mi primer comentario sobre el espacio lo hice el principio de los años 90, por la emisora Radio Reloj.

Entonces y hoy, alabé la esencia del programa; la telegenia y el poder de comunicación de Manuel Calviño. Casi tres décadas atrás creo no era Doctor en Ciencias Psicológicas, ni Profesor Titular de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, pero si un psicólogo de raza y un comunicador congénito.

En una excelente entrevista con Amaury Perez Vidal, el también músico confesó “por suspender Física, fui profesor de Física y esto es un hecho interesante, hoy muchas personas dicen: los profesores jóvenes, los emergentes. ¡Yo fui un emergente!, pero con un sentido de responsabilidad, estudié Física como nunca en mi vida y allí descubrí mi vocación por el magisterio. Yo no puedo dejar de ser maestro y lo descubrí allí. Por un accidente, dirían algunas personas. Los psicólogos diríamos: alguna causalidad en la historia de tu vida. Y con la Psicología me pasó igual, terminé ese año el preuniversitario, la misma directora me dijo: ‘¿Y usted qué va a estudiar?’ Y con una cosa así, absolutamente prepotente y altanera, que yo no era así.

Amaury le dijo: “Tú no eres así, ¿no?” A lo cual Calviño respondió: “Era mi relación con la directora, era como decirle; usted no me va a poner un pie encima y le digo: ‘¿Cuál es la especialidad más difícil de entrar?’ Me dijo: ‘entre ellas, Psicología’. Le dije: “Apúnteme en Psicología” y ahí fui, hice las pruebas y matriculé Psicología.”

La música perdió un representante profesional pero la ciencia, los estudiantes, la televisión, cubanos y cubanas ganamos un comunicador excepcional que cada semana, menos en el verano, se nos cuela en nuestras casas para conversar de temas que pueden ser los más acuciantes en ese instante para algunos de los televidentes.

Ahora bien, como Cuba no es lo que era en 1991, ni en el 2001, ni siquiera en el 2011, no se nota que Vale la pena ha mantenido su formato (una cámara, un corte para decir la dirección postal y electrónica del programa por varios lustros) porque su guionista y conductor, con los pies puestos en esta tierra, navega con el tiempo y los cambios, en asuntos del aquí y del ahora.

Calviño me confesó en una carta en Cubadebate que es “un servidor público (noción olvidada por muchos que deberían asumirla con responsabilidad y entrega). Soy un luchador por el bienestar y la felicidad de nuestra gente, de las personas que tenemos el enorme privilegio de vivir, y que queremos hacerlo acompañados del bien-estar, del bien-hacer, del bien-ser; hacerlo – entiéndase vivir – de modo que también otros, hoy y mañana, puedan disfrutarlo.”

Por esa loable vocación de servicio, Calviño no duda en meterse en asuntos variopintos y “molestos” para algunos televidentes. Si yo tuviera poder, el programa ¡SER INSACIABLES!, del miércoles 3 Abril de este año, lo convertiría en material de reproducción entre maestros, padres, todos los que pueden decidir acerca de los más jóvenes, es más, además de ponerlo de nuevo en la TV con una buena promoción, lo “colaría” hasta en el Paquete para darle ese sabor de “no oficial”.

El Vale la pena al que me refiero, arrancó con una carta de un joven que con toda razón reclama su espacio, sin establecer una lucha generacional ni nada de eso, sino como parte activa de la sociedad.

Calviño razonó que la lucha por mejorar es insaciable y que en el caso de los jóvenes deviene demanda de crecimiento personal, de realizar una función existencial. Y puso un ejemplo lapidario: cuando a él le asignaron un lada, su hijo se alegró mucho. El padre le dijo que en unos años, en dependencia de su desenvolvimiento profesional podría tener uno. El hijo con la insaciabilidad de la juventud le dijo “Yo lo quiero ahora”.

Al sicólogo, me imagino, le removieron el piso en ese momento, pero hombre inteligente al fin tomó el reclamo como experiencia porque “ser insaciable con la vida es una virtud”.

Desgraciadamente, no todas las personas piensan en los jóvenes como lo que son: hombres y mujeres del mañana, que hoy necesitan que le trasmitamos nuestros saberes, sin pretender que piensen como nosotros.

Hace poco, en un encuentro entre colegas, propuse que un programa en vías de realización tenga el suficiente “gancho” para atraer a los más jóvenes y para mi asombro alguien que respeto mucho y en su años mozos fue un rebelde en defensa de lo novedoso, expresó que había que pensar en la gente que quedaba en casa, no en la que salía a la calle. Claro que se debe pensar en los mayores, muchas veces he reclamado su tiempo televisivo.

Pero esa forma de recapacitar, en cuanto a muchachos y muchachas, no es privativo de una persona, es más común de lo que nos imaginamos y letal para quienes trabajan en el área de la comunicación. Dialogar con los más jóvenes desde el respeto, teniendo en cuenta su derecho a querer más, que va desde viajar, a ver un musical con los códigos actuales, es contribuir a que nuestros sucesores amen y se entregan al proyecto social que padres y abuelos defendemos.

Por eso casi treinta años después sigo diciendo que Vale la pena… vale pena; quizás porque con su guionista y conductor creo con José Martí que «Quien se alimenta de ideas jóvenes, vive siempre joven.»

(Tomado del Portal de la Televisión Cubana)

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Orquidea dijo:

    Excelente su artículo Paquita. Para Usted siempre mucha salud, aprecio y cariño. De Calviño, del programa con Dos que se quieran y de las fotos de Petí que son cosas que necesitamos como el aire y el agua, sencillamente EXCELENTES, mucha vida para ustedes y sus imprescindibles programas y que preciosas cosas les depare siempre la vida por tan maravillosa entrega, GRACIAS SIEMPRE!!!

  • Yulaidi dijo:

    Soy una fiel seguidora del programa Vale la Pena y también de con 2 que se quieran ahora en su tercera edición.Cuando comenzó el programa en el año 1990 yo estaba en la secundaria básica y siempre me resultó muy interesante porque los temas siempre están ajustados para todo tipo de persona en nuestra sociedad.A mi siempre me gustó la Psicología pero opté por ser maestra, aunque esta profesión está muy ligada a la misma. De veras que agradezco a Manuel Calviño por regalarnos cada semana un mensaje transformador de nuestro accionar diario y a Amaury también, creo que vale la pena.

  • El Fiscal dijo:

    Me encanta el programa y la forma de ver la vida del profesor Calviño.

  • martini dijo:

    Yo participe en una conferencia de Calviño y quede maravillada con el por su forma de enfocar la vida y los problemas donde hizo hasta anectotas de su vida es una lastima que el programa haya cambiado tanto de horario porque tendría mas teleaudencia

  • ROLANDO CABRERA dijo:

    ME GUSTARIA SABER QUE LE RESPONDIÓ EL TREMENDO PROFESOR CALVIÑO CUANDO EL HIJO LE RESPONDIÓ QUE DESEABA EL CARRO AHORA, YA QUE ESO MISMO ME SUCEDIÓ. CONSIDERO QUE REALIZAR DURANTE TANTO TIEMPO ESE POPULAR PROGRAMA DE TV, SIN VARIAR SU FORMA DE SALIR AL AIRE, SOLAMENTE CALVIÑO HABLANDO, TIENE ALGO ÚNICO DE LO QUE CARECEN TANTOS PROGRAMAS DE TV, DONDE APARECEN VARIAS PERSONAS QUE NADA APORTAN AL INTERES DEL PROGRAMA. FELICITACIONES AL PROFESOR CALVIÑO Y GRACIAS A CUBADEBATE POR OPINAR.

  • BIG BOSS dijo:

    Yo, en lo personal soy fanático al profesor Calviño. Trato de no perderme nunca sus instructivas reflexiones en el programa «Vale la Pena», quizas no por ser yo «insaciable con la vida» pero sí «insaciable con el CONOCIMIENTO», y quien más q el para darnos magnificas lecciones. Saludos.

  • Yo dijo:

    A mi el programa q me gusto y q tiene mucha vigencia hoy fue el q hizo de la burocracia, lo vi hace años deieran repetirlo o ponelos en youtube

  • Alfonso dijo:

    Vale la Pena es sin dudas uno de los mejores programas que ha tenido la TV históricamente, gracias a todos los que lo hacen posible, por supeuesto en especial para el Dr. Calviño.

  • Irnel dijo:

    Me gustaria Saber, en que lugar se podrian descargar los videos de VALE LA PENA, la verdad me gustan mucho pero, no tengo la oportunidad de verlo nunca porque el orarrio no me lo permite. Fuese un gusto para mi y para mucho tenerlos a la manos.
    Y poderlos disfrutar en casa.

  • Yoanny dijo:

    es un privilegio poder contar con un super prfesional, ojalá sigamos viendolo por la TV y las videosconferencia a entidades y directivos.

    todo un stock de conocimiento, digno de escuchar, aprender y reflexionar

    gracias profesor….

  • Intrépido dijo:

    Excelente articulo, mas pienso que este programa deberia estar en un horario mas estelar en la TV Cubana, son muy necesarias que los razonamientos y clases magistrales del profesor llegue a la mayor cantidad de televidentes posible, ES MUY NECESARIO !! abogaria por martes o miercoles despues del noticiero, solo por no cambiar a Vivir del cuento que bien viene los lunes.. saludos desde el Guaso

  • elieser dijo:

    No pondran ese programa en Psocad ?
    veo sus programas casi siempre y me gustaria tenerlo

  • Isabel dijo:

    Me encanta escuchar a Calviño, bien ubicado en la Cuba de hoy. Su conversación es completa por lo cotidiana y ajustada a todo tipo de público. Los ejemplos q utiliza son muy convincentes. Pudieran poner el programa en algún sitio web nacional y así lo pueden disfrutar más cubanos? Es muy difícil publicar su contenido?

  • tamara dijo:

    excelente palabras por parte del profesor Calviño, pienso que debe pensar en un programa televisivo que contenga como temas salud y como enfrentar enfermedades con buena calidad de vida ejemplo, el acoholismo a ese tema que tenga participación el médico, psicologo, nutricionista, por que se afecta el paciente, el medio ambiente en la familia otro tema el tabaquismo tanto en ambos sexos, puede ser otro las personas con diabetes, hipertensición, con demencia etc por parte del sistema de la salud estas consultas son de pocas secciones y no todos los enfermos pueden asistir, el trabajo o el horario en la que se realizan en los policilinicos. sera de buen agrado y útil para nuestros televidentes.

  • NOIMPORTA TAMPOCO dijo:

    Cra: Paquita Armas Fonseca

    La telegenia y el poder de comunicación lo tenía Manuel Calviño desde que estábamos en la Secundaria Villena. El entorno infanto juvenil nuestro, una mezcla apropiada y oportuna de Cayo Hueso y el Vedado en la ruta exacta y convulsa de las décadas 60 y 70, pario mucha gente así.

    El Calbo, era realmente malo en Física, pero la Profesora Mirta Lescay le confió el vacío de maestros de aquella época y como dice el, aprendió y daba bien las clases. Lamento no obstante, que con el tiempo se le olvida comentar un evento aun mayor, en una Escuela al Campo de 60 días en Güines, él y Alexis fueron enviados como maestros primarios a una Escuelita Rural que allí existía, los niños estaban alucinados y los padres, también. No sé si hoy cuando ven el Programa identifican a su fugas maestro, pero estoy seguro que nunca olvidaran lo que les enseño.

    Por eso nada más, ya se merecía el Doctorado.

  • Universitario dijo:

    Tuve la dicha de ver ese programa justo cuando empezaba. Me atrajo mucho el tema puesto que soy un joven universitario en proceso de tesis y en el centro laboral donde estoy realizando mi tesis sucede ese fenómeno que habla la persona que le envía la carta a Calviño. Los más mayores se han encargado de quitarle todo tipo de ilusión a la nueva generación. Por ejemplo me comentaron que un grupo de jóvenes le propuso a la dirección del centro un tema de investigación que era novedoso en el mundo en ese momento. La respuesta fue que la institución no iba a apoyar dicha investigación porque no tenía importancia para el país puesto que era muy avanzada y no tenía aplicabilidad. Ahora oigo mucho que hay que incrementar las exportaciones del país, pero para insertarse en el mercado mundial el país tiene que generar conocimientos novedosos en todas las esferas posibles. Y me parece que siguiendo el ejemplo de esta empresa no se lograrán tales objetivos. Gracias profesor Calviño por ese programa con un mensaje tan profundo y tan aplicable a nuestro país en el complejo contexto actual.

  • Roger dijo:

    Nunca se me olvida cuando cursaba el preeuniversitario tuve una profesora de Historia de Cuba por cierto casi recién graduada que me dijo. Si quieres aprender , a entender y comprender por que algunas personas se comportan de cierta manera o si simplemente quieres tener un tema a debatir y reflexionar , no te pierdas el programa del profesor Calbiño , desde ese día trato de todas las semanas verlo porque sencillamente Vale la pena.

  • Lucía dijo:

    Paquita, cien porciento de acuerdo con su exposición sobre el Programa «Vale la pena» y su conductor, siempre que puedo lo veo y efectivamente, surgió hace más o menos 30 años que es la edad de mi única hija, era invitado Calviño del programa que ahora es 23 y M, por ese tiempo comenzó. En general estoy de acuerdo con sus análisis y comparto sus experiencias y explicaciones, entre otras cosas porque es un conocedor del tema que aborda, pero sobre todo porque lo hace de forma actual y con los pies puesto sobre la tierra. Bravo por el profesor Calviño. Hay personas que no lo soportan y es que la verdad no siempre es soportable y a veces hay otras que por lo que comentan, es que ni siquiera lo entienden por eso no lo soportan, esa es la ignorancia y el rechazo a querer entender porque se ven reflejados en negativo en lo que él está explicando.

  • HEG dijo:

    Mis respetos para el profesor, que dios le de mucha salud,Excelente su programa Vale la pena y aun mas en estos tiempos que estamos viviendo, para mi lo mejor de la Television cubana.

  • walkis jimenez dijo:

    En qué Mchila está???

  • AJ dijo:

    Deberian ubicar sus programas en picta.cu, o en repositorios específicos del canal de la televición, ya que si sus programas son tan productivos y educativos «para todos» y generan conocimiento interno y formas de abordar la vida hacia un mejoramiento humano tan necesario en nuestro contexto actual, deberiamos sin falta diseminarlos.

  • AJ dijo:

    Deberian ubicar sus programas en picta.cu, o en repositorios específicos del canal de la televisión, ya que si sus programas son tan productivos y educativos «para todos» y generan conocimiento interno y formas de abordar la vida hacia un mejoramiento humano tan necesario en nuestro contexto actual, deberíamos sin falta diseminarlos.

  • adar@nauta. cu dijo:

    Felicito al profesor Calviño por su excelente programa Vale la Pena y en particular por ese último que me dejó impresionada con el análisis tan dialéctico y sicologico que hizo de los deseos de superación del ser humano y en particular de la insaciabilidad de la juventud pero también de todos tiene que ser una condición imprescindible de todo ser humano.
    ESTOY DE ACUERDO DEBEN RETRANSMITIRLO
    .

  • Fabio Gabriel dijo:

    Un fuera de serie. Debiera el sistema de capacitación de cuadros y dirigentes del estado, acudir a que los alumnos reciban conferencias del Dr. Calviño. Otros organismos como el MINTUR hace años que utilizan como material de capacitación las conferencias de él.

  • yusuan perez almeida dijo:

    Solo puedo decirnque cuando tuve el privilegio de ser alumno del profe Calviño nadie llegaba tarde, nadie se perdia un turno de clases, nadie dejaba de copiar …alli se reia, se lloró en algún momento …es un crac y lo más lindo no pasaba asistencia pero eramos 82 y los 82 estaban seguro…exelente maestro mejor psicologo

  • Olga dijo:

    Buenos días estimado profesor Calviño. Hubiera querido escribir directamente al email que siempre dejan en televisión, pero desafortunadamente no tenía los espejuelos a mano y tuve que acudir al portal.

    Mi inquietud es debido a lo que planteo en el programa transmitido el día 15 de mayo del 2019. Sobre la venta de los valores y la mercantilización de la amistad. Yo en lo particular estoy muy de acuerdo con ud. Pero existe algo que necesito sea abordado también. Que es el oportunismo de muchos amigos.

    Yo tengo un carro, un carro que en un momento determinado estuvo muy dañado, porque los choferes anteriores no le dieron el correcto uso. Pero apareció un amigo y se hizo cargo de las reparaciones, luego que terminó de repararlo, el mismo sin yo estar de acuerdo plenamente, se brindó a manejarlo como taxista. Quien conoce bien a sus amigos sabe cuál de ellos tiene aptitudes para siertas cosas, y el no la tenía. Pero como buena amiga, terminé decidiendo que el sería el chófer. Por toda la ayuda que «voluntariamente» me prestó para la reparación del vehículo (con mi dinero claramente). Mi amigo profe, me engañó, y hasta llegó a creerse dueño de mi carro. Hasta el punto que en momentos de necesidades mías simplemente no iba a recogerme. Yo pensando en todo esto de la solidaridad, la amistad. Nunca le cobré lo que verdaderamente costaba el alquiler del vehículo, por el simple hecho de que era mi amigo y la amistad vale mucho más que el dinero… pero con ese dinero yo mantengo a mis hijos y debo de pagar una patente en la ONAT. Y si el era mi amigo también tenía que pensar en mis necesidades y no estafarme y hasta mentirme para sacar algo más de ganancia como lo hizo en varias ocasión.
    Para mí los verdaderos amigos son aquellas personas que aunque tengan un negocio en común, sean capaces de respetar las necesidades que ambos tengan. Porque si tu manejas y me pagas por debajo de la tarifa y yo lo permito, es porque te tengo más consideración de la que tu me tienes a mí. Porque a sabiendas que tengo dos hijos que mantener, lo menos que podrías hacer es pagarme la tarifa justa. Porque que tu me pagues no quiere decir que no te ame como amigo… para mí es parte del respeto, porque muestra que aunque seamos grandes amigos, tenemos un negocio que debe ir hacia adelante para el beneficio de los dos. Yo a decir verdad me hice la de la vista gorda con sus engaños porque tenía otras cualidades muy buenas. Hasta que un día llenó la copa de mi paciencia y tuve que eliminarlo de mi círculo de amigos por tantas mentiras. Por fortuna no todos corren la misma suerte, muchos se mantiene unidos por muchos años y obtienen muchos logros que no necesariamente llegan a mercantilizar y ponerle precio a la amistad. Ahora mis preguntas son: ¿Ud cree que valga la pena hacer un negocio entre amigos o familiares en el cual no hayan ganancias? ¿Piensa usted que por hacer un negocio se pierde el amor hacia el prójimo? ¿O es que siempre existe un oportunista disfrazado de amigo?

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con Cubadebate y otros medios digitales como La Jiribilla, CubaSi y el Portal de la Televisión Cubana. Fue directora de El Caimán Barbudo.

Vea también