Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Cultura Cipaya y Autodeterminación

Por: Pablo Valiente
| 21

La cultura cipaya. Fotocomposición: Alba Ciudad


“Cree el ladrón que todo el mundo es de su misma condición”, reza un viejo refrán español, que hoy parece dicho a la medida de quienes insisten en la burda mentira de la injerencia cubana en Venezuela, en la presencia de decenas de miles de militares, se han atrevido a nombrar personas sin una elemental búsqueda de información, que los dejaría descolocados y hasta piden cesar las relaciones económicas bilaterales.

Las alegaciones, en boca de altos cargos del gobierno de Estados Unidos, de congresistas de ese país y de la prensa transnacional y oligárquica del mundo, son replicadas hoy por sectores políticos derechistas europeos y latinoamericanos y por la mafia anticubana de la Florida y otros personajillos que, como rémoras oportunistas, se mueven alrededor de los tiburones, pescando sus bocadillos.

Hace 57 años los Estados Unidos cometieron errores similares, cuando trataron a Cuba como un satélite soviético durante la crisis de los misiles de octubre de aquel año. Solo tuvieron conciencia real de aquel error treinta años después, durante un encuentro en La Habana entre Fidel Castro y el exgeneral Robert McNamara.

Repitieron el error en 1975 desde la lógica básica del pensamiento de la guerra fría, creyendo que la solidaridad cubana con Angola obedecía a compromisos de nuestro país con la URSS y a ajustes de esferas de influencia mundial. Igual, tuvieron que pasar años para que se reconociera el nuevo error de políticos, estrategas y militares estadounidenses. Cuando partió el último soldado cubano del territorio africano con los huesos de sus muertos, no quedaba detrás ninguna posesión, ninguna empresa, ninguna inversión cubana, excepto amor y gratitud de los pueblos de los países cuya independencia contribuimos a afianzar. No bastó el aprendizaje.

Ahora ocurre con Venezuela. Durante años se ha pretendido establecer un vínculo de subordinación y/o vasallaje mutuo –son sus palabras- entre las revoluciones bolivariana y cubana. El corrosivo veneno ha llegado a generar situaciones tan delicadas como la que se dio en abril de 2002 en la Embajada de Cuba en Caracas, asaltada durante el golpe de Estado contra Hugo Chávez. Ahora han dicho que hay 20 mil, 25 mil, hasta 60 mil militares cubanos en Venezuela, controlándolo todo. Es un poderoso reto a la imaginación. A diferencia de los años sesentas, hoy es muy fácil obtener evidencias de movimientos militares, unidades, armamento y de acciones de injerencia o control del territorio de un país independiente por un poder extranjero.

Estos informadores sacaron de sus responsabilidades políticas y administrativas en Cuba, o de su merecida jubilación, a compañeros de reconocida trayectoria histórica para “teletransportarlos” a la realidad venezolana de hoy, asignándoles truculentos papeles para justificar la agresión contra el gobierno constitucional y legítimo de Nicolás Maduro. Desde su estrecha, dependiente y prejuiciada visión, no sería posible que un país latinoamericano se resista al gran imperio si no lo respalda un “poderoso” actor internacional.

Ante la ausencia de evidencias y la comprensible negativa de los gobiernos de Cuba y Venezuela de dar información en tiempos de desinformación, se nos acusa de emplear terroríficos y sofisticados métodos de control de la mente de los funcionarios públicos venezolanos. Si algo conocemos muy bien los cubanos, es que los venezolanos, incluso los adversarios políticos que no comulgan con el fascismo en boga, se precian de su dignidad personal y de haber sido precursores en defender la autodeterminación americana. También se nos acusa de desestabilizar a los latinoamericanos. Es extraño. De eso mismo acusó la corona española a Bolívar hace más de doscientos años.

Lo que pasa es que las derechas evolucionan desde hace varios años hacia un estado ultra, transnacional, subordinado que, ante las derrotas políticas o la incapacidad de capear las cada vez más incontrolables tormentas económico-sociales del imperialismo transnacional neoliberalizado, buscan explicarse en los viejos maniqueísmos y en el fantasma del comunismo. Algunos de sus representantes diplomáticos se han atrevido a tocar a las puertas de la Embajada o de la Cancillería cubana para solicitar mediación, enviar recados y pedir burdas interferencias en los asuntos internos venezolanos, lo que, por supuesto, ha recibido debida respuesta.

Cuba, desde luego, no es un simple observador en la guerra contra Venezuela; pero no necesita convergencia ni sintonía de sistema político, económico y social con Caracas porque considera esa elección del ámbito estricto de la autodeterminación de cada pueblo. Nos basta compartir las metas libertarias, soberanas y de desarrollo con justicia de la revolución bolivariana. Veintitrés mil de nuestros hijos pueblan la geografía de ese país solicitados en misiones sociales. La mayoría (96%) son trabajadores de la salud –el verdadero ejército, de batas blancas-; los demás son educadores, entrenadores deportivos, periodistas, asesores científicos, industriales, agrícolas. Hay una agregaduría militar en la Embajada, como las que tienen muchos otros países en la capital venezolana.

Cuando hace unos días el autoproclamado Guiado (“guiado”, sin autonomía, he escrito) anunció el cese de relaciones comerciales con Cuba, para lo cual carece de capacidad legal, política y práctica, evidenció un descomunal desconocimiento de sus montos y modalidades, y del impacto que ello tendría para sus compatriotas y no solo para los cubanos. Solo mentes cipayas pueden especular de subvenciones y erogaciones como las que algunos medios reproducen de modo acrítico. Quizás, el inveterado mal hábito de censurar noticias cubanas los llevó a ignorar las condiciones en que se verifica el comercio bilateral, amplia y públicamente explicado por Fidel, por Raúl y por Chávez, desde hace años.

Los actos y dichos de estos días me recuerdan la perversidad de aquellos que en septiembre de 1991, corrían a las ruinas de la Moscú soviética, a exigir el cese de las relaciones con Cuba para provocar el “colapso del régimen” y hoy demandan a su conducido caraqueño la misma fórmula, con la esperanza –digámoslo claro- de liquidar a su Isla-némesis. Son los mismos que ante la resiliencia y resistencia cubana se inventaron las leyes Torricelli y Helms-Burton y todavía las defienden, aunque el mundo los castigue en la ONU.
Pompeo, Bolton, Abrams, Rubio, Guiado y compañía saben perfectamente que en Venezuela no hay militares cubanos, ni mandones controlando al gobierno bolivariano, pero da igual si mentir es útil para tomar Miraflores. De Venezuela les interesa el petróleo, el oro, el uranio, el coltán y los diamantes. Pero a Cuba la quieren toda. Hoy dicen a los cuatro vientos que nos llegó la hora, aunque los cubanos en demasía democrática, hayamos ratificado la elección del socialismo como destino histórico y no renunciemos a la solidaridad militante con los capaces de autodeterminarse. La fórmula sigue siendo la misma de Mallory y Dulles: generar hambre, enfermedades, desesperación, descrédito, sublevación y que el pueblo derroque al gobierno que lo eligió. “¡Jamás nos tendrán!”, dijo que aquel que viajó al futuro para volver y contárnoslo.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Orla dijo:

    Contundente articulo. Me ha dejado sin palabras. Copio. Cuando partió el último soldado cubano del territorio africano con los huesos de sus muertos, no quedaba detrás ninguna posesión, ninguna empresa, ninguna inversión cubana. Lo mismo va a ocurrir cuando parta el ultimo colaborador cubano de Venezuela.
    Ahora ocurre lo mismo con Venezuela.

  • Scorpion!!! dijo:

    ¡¡¡Waoooooooo!!! Precioso y exacto artículo que pudiera leerse todos los días y y estaríamos aprendiendo con el la vida entera. Te felicito Pablo, mis saludos para ti.

  • Agustin dijo:

    El imperio no aprende de sus errores.

  • Luis dijo:

    Robert Mc Namara no era general, fue secretario de defensa en aquellos años.

    • Manuel dijo:

      Es cierto, McNamara abandonó el servicio activo en 1946 con el rango de teniente coronel y con una condecoración (la Legión al Mérito).

    • Orlando dijo:

      Luis: McNamara llegó al grado de Teniente Coronel en la Segunda Guerra Mundial. Pero no hace óbice al excelente trabajo de Pablo Valiente, a quien le damos la bienvenida al equipo de Cubadebate

      • Sergio dijo:

        Claro que NO

        Pero si las cosas se pueden MEJORAR, se mejoran, y Mc Namara nunca fue GENERAL, sólo eso.

  • Reiner dijo:

    Sólido y certero el análisis. Son incapaces los imperialistas de entender los lazos de solidaridad que mueven y sustentan las relaciones de los pueblos. De aquellos que han decidido tener un proyecto propio en provecho de los desposeídos.

  • Compatriota dijo:

    El mismo "guión" para los mismos "actores" aunque las personas que interpretan los personajes puedan ser diferentes. Toman y retoman los mismos argumentos, gastados e increíbles, pero los usan. Siempre existirán quienes son proclives a creer esas historias. Aquellos que admiran los símbolos del "Capitán América", "Batman","Supermán" combatiendo al odiado comunista, o al terrorífico musulman, personificados en Maduro, Saddam, Díaz-Canel, no importa el nombre. Las guerras mediáticas son precedidas por los símbolos. Banderas norteamericanas por doquier, personajes de la Marvel, camisetas, shorts y cuanto artículo de vestuario sea adornado con esos atributos. Pero, siempre hay un pero, ya no les resulta tan fácil. Las masas han ganado en cultura y en conocimiento. Se impondrá la razón siempre. La lucha en Venezuela lo está demostrando. Una a una van cayendo las artimañas sucias y descolocadas. Viva Venezuela!!

  • El Gallo de Moron dijo:

    Es mas de lo mismo, son brutos, pero nos combiene eso: que no aprendan de sus errores, al menos para que no cambien los metodos al tratar de destruirnos, pues entendernos y aceptarnos como somos creo que nunca lo haran ;y para esos metodos viejos ya sabemos como actuar: No podemos dividirnos;la verdad y las ideas defenderlas y usarlas como armas;la solidaridad con los pobres y necesitados nos prestigia y a la vez nos defiende....... y por si llegara a ser necesario: "cada cubano saber tirar y tirar bien"

  • David88 dijo:

    Lo q no entiendo cual es la negativa a dar información?? Así lo único q estan haciendo es cometiendo otro error más, si no hay nada q ocultar, den información y así callan la boca a los enemigos

    • David dijo:

      Porque hay que complacer a los que nos agreden. Menos mal que usted no dirige nada en este pais, porque estariamos fritos.

    • Martinela dijo:

      David88, pero la están dando y copio:

      "Veintitrés mil de nuestros hijos pueblan la geografía de ese país solicitados en misiones sociales. La mayoría (96%) son trabajadores de la salud –el verdadero ejército, de batas blancas-; los demás son educadores, entrenadores deportivos, periodistas, asesores científicos, industriales, agrícolas. Hay una agregaduría militar en la Embajada, como las que tienen muchos otros países en la capital venezolana."

      El problema David, es que las redes y la media tienen montada una campaña contra la izquierda continental. Como tantas veces, creen que es preciso aniquilar todo vestigio o germen de orden económico y social alternativo, sobre todo porque el modelo capitalista neoliberal con EEUU a la cabeza, se encuentra próximo a una nueva estrepitosa crisis, acaso un nuevo colapso sistémico, derivado de las prácticas neoliberales y de la austeridad resultante de la crisis de 2008 para las masas y despilfarradora para las élites, con caída de los activos financieros que amenaza una recesión crediticia global.

      ¿Cómo resolver esa situación? ESO EXPLICA LA HISTERIA CAPITALISTA que exhiben en la actualidad muchos líderes de derecha en el mundo: NO TIENEN IDEA DE CÓMO EQUILIBRAR LAS DIFERENCIAS SOCIALES EN SUS PROPIOS SISTEMAS SIN AFECTAR SUS GANANCIAS.

      En todo caso, David88, la verdadera falta de democracia en este continente está dada por el imperio, que no acepta alternativas a su poder.

      Ha dejado a las masas en una situación crítica muy atrás de los otrora "estados de bienestar social"-si tienes familias en EEUU que te comenten cómo se está viviendo ahora allá en relación con hace 20, 30, 50 años-. El Tercer mundo se ha dejado colar con sus grandes diferencias sociales en el seno de los propios polos de poder. Critican las crisis humanitarias en el mundo y no señalan los homeless en sus calles; critica los derechos humanos y obvian, por ejemplo, los desalojos de las viviendas, las cárceles internacionales, los polígonos de tortura creados en ellas, las crisis humanitarias de inmigrantes en sus propias fronteras. Guantánamo, por ejemplo, sigue abierto ... los muros que han construido, que quieren seguir construyendo en muchas partes del mundo para no dejar pasar a las víctimas de sus políticas neoliberales y de sus guerras. ¿No te dice que hay demasiada manipulación en toda esta trama justificativa para invadir, controlar los recursos de Venezuela, su petróleo, cuando se sabe desde la década del 70 que el patrón del dólar como moneda internacional dejó de ser el oro para estar respaldado por el petróleo?

      ¿Por qué Cuba? Porque hemos sido la alternativa en ciernes, acaso la alarma de que no es posible someter a todos, aunque seamos pequeños, aunque como isla no tengamos los suficientes recursos naturales para desarrollarnos por nosotros mismos sin conexión con el mundo. Pero hemos resistido y eso cuenta, y les duele, les duele como una buena patada de la que 60 años después no han podido recuperarse, a pesar de todos nuestros pesares.

      ¿Y qué están logrando los Trump y sus secuaces? Que otra vez tambalee el equilibrio del mundo en nuestra zona geográfica, como antes ocurrió cuando la Crisis de los misiles. ¿Están tensando la cuerda para que otros actores globales propongan bases en sus territorios? ¿Quiénes ganan y quiénes pierden con estas reacciones histéricas? Por supuesto, que somos nosotros, los pueblos los que ponemos siempre los muertos.

      Los imperios modernos lanzan sus guerras fuera de sus fronteras. EEUU quiso afianzar su hegemonismo en declive en la guerra con Siria, pero el tiro le salió por la culata y se retiró con el rabo entre las patas frente a la ofensiva de Rusia, Irán y China. ¿Qué está haciendo ahora? Tratando de plantar su línea de defensa imperial demasiado cerca de sus fronteras, en territorio Latinoamericano.

      NO PERMITAMOS LA GUERRA EN VENEZUELA. DEFENDAMOS LA PAZ.
      En Venezuela se encuentra hoy el punto del balance de fuerzas en el mundo. De eso se trata todo esto y es lo que no quiere que los ninguneados, los que vamos a morir, nos demos cuenta para ir a poner como carneros el pellejo que se comerán otros.

      ¡NO A LA GUERRA!

      • José González dijo:

        Por si las dudas, su escrito complementa el artículo, que aunque no era necesario, en otras palabras reafirma lo escrito.
        Es la hora de recordar a los prócer de América y como desde épocas tan tempranas que comenzaba la expansión del imperialismo rechazaron su apetito voraz, no es casualidad que el de USA lo identifique un águila.

  • Orla dijo:

    Le queda poco al payaso, ya se anuncio en Cubadebate. No hay que preocuparse de ese estupido y usurpador que no tiene apoyo popular y es ciudadano colombiano.

  • Lissette DVLH dijo:

    Esto no lleva tanta papa,es simple,el gobierno de EUA padece el mal de mala interpretación y desconocimiento de términos como solidaridad.

  • del Centro dijo:

    Hoy debemos aplicar la máxima "Por Venezuela estamos dispuestos a dar nuestra propia sangre", y no me refiero a la guerra, me refiero a la unidad al lado de su pueblo y gobierno.

  • Jose Severiano dijo:

    Pompeo, Bolton, Abrams, Rubio, Guiado y compañía, incluso Trump, son lo resultado de decadas de "presidentes" de los gringos que viven una realidad paralela y llevan las buenas personas de su proprio pais a creer en sus mentiras, sucias, sin ningun fundamiento a non seer la destrucción de los paises que son non aliñados (como mi pais, infelizmente). Usan de los "gake news" para enganar el pueblo menos informado o ignorante para sus finalidades, distribuen el hambre, el odio, la violencia como si fuera la verdade y el unico camino para la solución de los problemas del mundo, y nos dertruye a nosostros.

  • Jose Severiano dijo:

    Hasta la victoria! Siempre, el imperio caera, es en franca decadencia en todos los sentidos.

    • George dijo:

      "El Imperio caera!"..Pero cuando? Me decian lo mismo en la primaria y ya tengo casi 60 abriles,...............sin embargo la URSS cayo primero y eso que, segun algunos, tenia un "futuro luminoso".....o me equivoco?

      • sachiel dijo:

        Cayó la URSS, porque desde sus inicios ya estaba minada por dentro, por disensiones y contrarevoluciones; cayó, porque se desangró tratando de proteger al mundo de una amenaza mayor que el capitalismo, y que hoy se está reproduciendo en nuevas variantes: el nazi-fascismo. Cayó, porque siempre estuvo en guerra contra los enemigos de siempre (cuyo principal exponente no tuvo problemas de esa indole) , y tuvo que dedicar fuertes recursos económicos a defenderse. Cayó, porque esos mismos enemigos de siempre se unieron en su contra y en todo el mundo, aprovechando precisamente lo que hoy tratan de aprovechar en nuestros pueblos: la desunión, con la incitación constante a renegar del pòsible socialismo y comunismo para volver al capitalismo cuasi feudalismo, ofreciendo lentejuelas a todos sin garantia de nada... pero no se preocupe por eso, cayeron despues de 73 años de dura contienda en todos los ordenes posibles, y aún así, se sigue recordando todavia y se pide inclusive su restauración, en lo tocante a bienestar social y humanismo... Nosotros llevamos ya 60 años con nuestro socialismo imperfecto, y el imperio de al frente 236 años, formandose y acumulando crisis una detras de la otra, hasta que le toque de veras..

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Pablo Valiente

Periodista. Colaborador de Cubadebate.

Vea también