Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

El Niño ha regresado

| 9

Anomalías positivas (cálidas) de la temperatura superficial del mar en el Pacífico ecuatorial en el periodo 11 nov. 2018 – 9 feb. 2019. Mapa: NOAA/ESRL/PSD.

Según el Centro de Predicciones Climáticas del Servicio Meteorológico de Estados Unidos, condiciones de El Niño se desarrollaron en el mes de enero de 2019, ya que las temperaturas de la superficie del mar a través del océano Pacífico ecuatorial se mantuvieron por encima del promedio y, además, se produjeron los cambios correspondientes en la circulación atmosférica.

El evento es débil en estos momentos, y la probabilidad de que persista con esa intensidad durante la primavera del hemisferio norte del planeta es cercana al cincuenta y cinco por ciento.

¿Qué es el ENOS?  

Es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en la parte central y oriental del Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la atmósfera, y tiene una gran influencia en las condiciones del clima de diversas partes del mundo.

El Niño y La Niña son los componentes oceánicos, mientras que la Oscilación del Sur es el componente atmosférico, y ambos dan origen al término El Niño/Oscilación del Sur (ENOS).

Efectos sobre el clima

Durante los episodios de El Niño, las aguas superficiales del Pacífico tropical calientan la atmósfera suprayacente, lo que hace que el aire se eleve con mayor facilidad. A medida que el aire sube se enfría y se producen precipitaciones. Por el contrario, en el lado occidental del Pacífico, la superficie oceánica tiende a enfriarse y el aire asciende menos. Esos cambios en los patrones de elevación o descenso del aire forman parte del componente Oscilación del Sur del ENOS.

El Niño se vincula a condiciones cálidas y secas en las zonas meridional y oriental de Australia, así como en Indonesia, Filipinas, Malasia, Fiji, Tonga y Papúa Nueva Guinea. Durante el verano del hemisferio norte, las lluvias monzónicas suelen ser menos abundantes, en particular en el noroeste de India.

La magnitud y la escala de los cambios en la circulación atmosférica relacionados con El Niño son tales que los efectos sobre el clima regional se extienden más allá de la cuenca del Pacífico tropical. Durante el invierno del hemisferio norte el ambiente se torna más seco de lo normal en el sureste de África y el norte de Brasil.

A lo largo de la costa del golfo de México, la costa occidental de la región tropical de América del Sur (Colombia, Ecuador y Perú), y desde el sur de Brasil hasta el centro de Argentina llueve más de lo habitual. En algunas zonas de África oriental también se registran precipitaciones por encima de la norma.

Sobre el archipiélago cubano, la influencia de El Niño es más notoria en el período poco lluvioso del año, principalmente en los meses de enero, febrero, marzo y abril: el clima tiende a ser más lluvioso y tormentoso.

Fuentes: OMM, NOAA, Insmet.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Chicho dijo:

    No se , me quedé igual. No dicen que efectos reales hay para nuestro pais si mas lluvia o menos lluvia .

    • Cubanita dijo:

      Sobre el archipiélago cubano, la influencia de El Niño es más notoria en el período poco lluvioso del año, principalmente en los meses de enero, febrero, marzo y abril: el clima tiende a ser más lluvioso y tormentoso.

  • Santaclareño dijo:

    Entonces es bueno para Cuba. Habria menos sequia pero se deben arreglar los salideros de los acueductos de la ciudad o de nada vale.

  • Ramón dijo:

    La situación actual es muy interesante Danier. En realidad las condiciones oceánicas y atmosféricas en el Pacífico central y oriental se corresponden apenas con un evento muy débil. El acoplamiento entre el océano y la atmósfera no está lo suficientemente completado. Los eventos débiles tienen un impacto mucho menor sobre el clima de Cuba y son muy susceptibles de ser modificados por otros factores que también modulan el comportamiento del clima. En este mes de febrero no se están observando las características propias de la influencia de un ENOS sobre Cuba, tal como se describen usualmente (más lluvioso y a veces más tormentoso). Sin embargo, más allá de algunas de las precisiones necesarias alrededor del inicio declarado de un evento como este, debemos mantenernos al tanto de las informaciones que emita el Centro del Clima del Instituto de Meteorología acerca del comportamiento del Clima durante los dos próximos meses, o sea, marzo y abril. Sin alarmarnos, solo mantenernos informados.

    • Danier Ernesto González dijo:

      Le agradecemos, Ramón. Estaremos al tanto de las informaciones del Centro del Clima.

  • Rolando dijo:

    Parece que afectó la alimentación en el pais, ya que las viandas y vegetales en los Agros y productos en las TRD no hay nada……………., a dónde vamos a parar….

  • alexiZ dijo:

    Niño tate tranquilo en la cuna y dejame terminar la zafra

  • Daikel dijo:

    Tiene esto algo que ver con el calor que está haciendo en pleno febrero que es uno de los meses mas frios y hasta se están rompiendo records de temperatura máximas. si hasta pareciera que se acaba el invierno, casi igual que el año pasado que curiosamente no llegó ningun frente frio en este mes.

  • Caridad dijo:

    Es verdad no sé si tenga algo que ver con el niño, la realidad es que en estos días de febrero que supuestamente deberían ser muy fríos hace tremendo calor.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Danier Ernesto González

Danier Ernesto González

Meteorólogo del municipio holguinero de Gibara.

Vea también