Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Tornados en La Habana: Historia reciente

Por: Luis E. Ramos Guadalupe
| 2 |

Tornado de Bejucal. Imagen: Revista Bohemia, enero de 1941.

Los tornados constituyen eventos meteorológicos concomitantes con los complejos convectivos de mesoescala, y están asociados a otros fenómenos severos como lluvias localmente intensas, granizo, actividad eléctrica  excepcional, y rachas de gran poder destructivo como las que se generan en las aeroavalanchas.

Un tornado de este tipo ocurrió en la noche de ayer, 27 de enero, dentro de una línea de tormentas eléctricas severas prefrontales, causando enorme destrucción en al menos cuatro municipios de la ciudad de La Habana: Diez de Octubre, Regla, Guanabacoa, y parte de La Habana del Este. Al momento de redactar esta nota se cuentan tres personas fallecidas y más de un centenar de lesionados.

Analizando la información disponible, y siempre como resultado preliminar, opinamos que el vórtice se generó alrededor de las 8:15 pm. (hora local) del 27 de enero, y se mantuvo sobre tierra durante los siguientes 15-20 minutos, siguiendo una trayectoria media hacia al NE hasta salir al mar.

La historia recuerda hechos similares acaecidos en fechas relativamente recientes.

Según nuestra base de datos, el más reciente tornado que afectó al área urbana de La Habana fue observado al final de la tarde del 13 de marzo de 2012, aunque no alcanzó gran intensidad. Con anterioridad pueden citarse otros, sin tanta celebridad como los que se generaron dentro de línea de tormentas prefrontales del 13 de marzo de 1993 (conocida como “Tormenta del Siglo”, aunque el calificativo no es acertado). Antes, hallamos un tornado reportado en Santiago de las Vegas, que surgió en un brote de tormentas ocurrido el 13 de junio de 1982.

Es pertinente destacar que la información disponible en cada uno de estos eventos está siempre condicionada por imprecisiones significativas, debidas, entre otros factores, a la subjetividad y la carencia de mediciones instrumentales directas. En el caso del tornado de ayer interviene la oscuridad de la noche, que impidió observar la nube de embudo, bien llamada por nuestros campesinos “rabo de nube” o “manga de viento”.

Finalmente citamos otros casos de tornados significativos en los últimos 90 años, que provocaron daños dentro de lo que hoy es la provincia de La Habana: Arroyo Naranjo, 6 de junio de 1929 (al parecer de gran intensidad); El Cerro, 19 julio de 1930; Bejucal, 26 de diciembre de 1940 (también de gran intensidad, causante de una veintena de muertes y unos 250 heridos. Se estima que alcanzó la categoría F-4); Santiago de las Vegas, 10 de junio de 1945; San Miguel del Padrón, 2 de julio de 1950; y finalmente otro ocurrido el 31 de agosto de 1961.

Debe tenerse en cuenta en los casos antes señalados, que, en su momento, algunas de estas localidades se hallaban desde el punto de vista político-administrativo fuera de los límites de la capital.

Los tornados, como fenómenos meteorológicos severos, producen siempre enorme destrucción y mortandad donde quiera que estos ocurran. Pero, sin dudas, las áreas urbanas constituyen el peor de los escenarios para este tipo de eventos.

La celda convectiva de este intenso sistema se desplazó a unos 500 metros de mi punto de observación. Fue impresionante el viento, los chispazos en las redes de transmisión de energía, y el ruido exactamente igual a las turbinas de un jet a punto de despegar.

Es posible que el tornado de 27 de enero de 2019 pase a la historia como uno de los más intensos sufridos en La Habana en los últimos 70 años.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yoigo dijo:

    Señor Luis E Ramos Guadalupe, se nota que ud no fue afecrado el 13 de Marzo de 1993,tal vez deveria averiguar un poquito más, es cierto que los daños no fueron tan severos como ahora y si no alcanzó “celebridad” como dices, fue porque no teniamos ni comida, asi que ni imaginar la internet u demas adelantos de hoy.
    A ver si somos un poco más responssbles y serios a la hora de escribir un artículo.

  • Lina Rosa dijo:

    Lo que vivo sufrí esa noche y las tantas preguntas que me acompañaron en un minuto la desesperación por algo desconocido ,el grito de que algo malo estaba pasando nunca lo olvidare ,lo vi y quisiera que el tiempo me quitara lo bailado y que nunca hubiese pasado en mi vida como una desagradable experiencia porque lo vi desde mi ventana.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis E. Ramos Guadalupe

Coordinador de la Comisión de Historia de la Sociedad Meteorológica de Cuba.

Vea también