Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

Apuntes sobre Flora, el huracán más lluvioso en la historia de Cuba

| 21 |

Flora fue la tormenta tropical que más lejos al sur se formó (10.0 grados de latitud) en la temporada de 1963/DEG.

Solo nueve tormentas tropicales se formaron en 1963; no fue un año activo. Siete se convirtieron en huracanes, dos de los cuales llegaron a ser de gran intensidad: Beulah y Flora. Este último fue el más longevo y poderoso, y también el más mortífero.

Flora ocasionó en Cuba una catástrofe. Aunque se sintieron vientos fuertes desde Guantánamo hasta Camagüey, al ciclón se le recuerda más por sus lluvias abundantes, que desbordaron ríos, arruinaron sembrados y destruyeron casas. Murieron más de mil 150 personas durante el violento temporal de cinco días, así como millares de animales.

Esta semana se cumplirán 55 años de la tragedia. Por tal motivo, hoy te proponemos un resumen sobre la génesis, la trayectoria y los efectos de aquel terrible huracán, responsable del mayor desastre natural en la historia de la Revolución.

Del Atlántico al mar Caribe

Valiéndose de las imágenes del satélite TIROS VII y los reportes de barcos, el 26 de septiembre de 1963 los meteorólogos comenzaron a vigilar un complejo sistema nuboso que se hallaba a más de mil kilómetros al suroeste de la isla de Fogo, perteneciente a Cabo Verde. Este disturbio -embebido en la Zona Intertropical de Convergencia- fue la semilla que dio origen a Flora, la séptima tormenta ciclónica de la temporada.

Realmente, su nacimiento se produjo el 29 de septiembre a 900 kilómetros al este-sudeste de Trinidad, porción sur de las Antillas Menores. Y no tardó mucho en intensificarse. Un avión de reconocimiento encontró el día 30 un ojo circular de 8 millas de diámetro, vientos huracanados en exceso y una presión central de 994 hPa. El núcleo del ciclón atravesó la isla de Tobago horas después.

Antes de tocar tierra en Haití el 3 de octubre, sus vientos sostenidos se habían incrementado a 230 km/h (categoría 4 en la escala Saffir-Simpson). En ese momento fue comparado con los intensos huracanes Donna y Carla, que habían golpeado los Estados Unidos en 1960 y 1961, respectivamente.

Cerca de Durez sopló a 190 km/h, y a 105 km/h en Puerto Príncipe, la capital. Las precipitaciones fueron torrenciales, tanto que hubo un acumulado de mil 448 milímetros en Miragoâne, récord nacional todavía vigente. Las crecidas y los deslizamientos de lodo arrasaron varias comunidades. Se estima que el ciclón mató en Haití a 5 mil personas y provocó daños entre 125 y 180 millones de dólares.

Alrededor del 85 por ciento de la comuna haitiana de Petit-Trou-de-Nippes fue destruido por el huracán. Foto: National Museum of the U.S. Navy/Flickr.

El impacto en Cuba

Algo más debilitado debido a su interacción con el terreno montañoso de La Española, especialmente con el de la península de Tiburón, el huracán alcanzó la costa sur de Guantánamo en la tarde del viernes 4 de octubre.

Áreas de altas presiones ubicadas al este, norte y oeste bloquearon a Flora y lo encasillaron en la región de Oriente-Camagüey. A paso de hormiga el meteoro describió una rarísima trayectoria en forma de lazo, que en combinación con las características del relieve del territorio oriental y otros factores, determinó la ocurrencia de aguaceros prolongados. No fue hasta el día 8 cuando el flujo del suroeste asociado a una vaguada enganchó al ciclón y nos lo quitó de encima.

Flora salió por Gibara y aceleró al nordeste sobre Bahamas y el Atlántico norte, pero una amplia parte de Cuba seguía inundada, devastada.

La insólita trayectoria del huracán Flora sobre el oriente cubano del 4 al 8 de octubre de 1963/U.S. Weather Bureau Office.

En su edición del 11 de octubre, la revista Bohemia reflejó la magnitud del desastre:

A juzgar por los despachos que podían trasmitirse, la provincia Oriental presentaba un cuadro intensamente dramático. En Guantánamo, una de las primeras localidades que sufrió la furia huracanada del Flora, perecieron varias personas ahogadas en los crecidos ríos. El panorama desolador se repetía en múltiples municipios orientales.

En Gibara se reportaron más de 150 derrumbes. A Holguín llegaban treinta mil evacuados de Cacocum. Tanques anfibios eran enviados a Mayarí para rescatar a la población que se encontraba cercada por las aguas. Por informes del corresponsal Cornelio Batista, de Revolución, el domingo era desesperada la situación en el poblado de Mir, inundado por tres ríos: el Cauto, el Salado y Rioja. Cientos de cabezas de ganado se habían perdido. Obreros, campesinos, profesionales y técnicos se prodigaban en gestos de entrañable solidaridad humana.

Ya a partir del sábado los efectos del huracán empezaban a sentirse en Camagüey: copiosas lluvias y vientos de 100 y 110 nudos por hora. En las zonas por donde penetraba el meteoro, lo primero que se producía era la brusca interrupción de las comunicaciones. La población se encontraba desorientada, según informes de las FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias), a causa de que las estaciones de radio estaban fuera del aire. Vertientes era también blanco de los ataques del furioso temporal: varias casas habían sido derribadas. La población de Júcaro, en la costa sur, había tenido que refugiarse tierra adentro. En la madrugada del lunes, el ciclón se hallaba a poca distancia de Santa Cruz del Sur.

La tarde del domingo se recibían de Oriente dramáticos partes. La planta de Guantánamo trasmitía a la una p.m.: “Puentes y tendido eléctrico rotos. No se puede salir. El río no da paso. Cuatro o cinco casas sin techo. Firmado: Administrador 619.”

Una comunicación de Mayarí a la 1:15 p.m., decía: “Situación es bastante desesperada. Llamada urgente para evacuar a la población. Hay mil familias para evacuar para el ingenio Guatemala. De Antilla no hay información. Decían que había muchas casas afectadas, pero no se han reportado desgracias personales. Dejó de llover.”

Acumulados de lluvia en algunas estaciones del este de Cuba, informados por Luis Larragoiti Alonso, director del Observatorio Nacional. Fuente: U.S. Weather Bureau Office.

Sin perder un minuto

Según Bohemia, Fidel dirigía las operaciones de auxilio. Se trasladaba con su Estado Mayor de una provincia a otra. Primero Santa Clara, después, Camagüey, y llegaba hasta la peligrosa zona del Cauto:

Como siempre, en primera línea, en el puente de mando, dando el ejemplo, estaba el Comandante en Jefe de la Revolución. Desde las primeras horas del domingo, Fidel se había trasladado a Santa Clara. Allí se reunió con los miembros del PURS, informándose de la realidad e impartiendo instrucciones. Durante más de una hora estuvo en el Departamento Meteorológico de la Universidad Central, conociendo de cerca los detalles del curso de la perturbación. En su recorrido posterior hacia las zonas de peligro no era raro verlo organizando personalmente brigadas de salvamento, atendiendo a los damnificados, uniéndose al dolor del pueblo. El propio domingo ya estaban funcionando a todo tren los organismos de la Revolución, que se reunían para ofrecer la más eficaz ayuda, en materia de transporte, medicinas y alimentos, a las regiones afectadas. De Oriente llegan noticias desoladoras. Particularmente de zonas centrales, muy fecundas, Mayarí y la Agrupación Básica del Cauto, se reportaban enormes pérdidas de arroz, plátano, café, cacao, maíz, frijoles, algodón y hortalizas.

Un enviado especial de Revolución, el compañero Guillermo Rivas, reportaba la intrépida incursión del Primer Ministro y sus compañeros:

Había salido de Victoria de las Tunas acompañado de los comandantes Vallejo, Universo Sánchez y William Gálvez, por carretera, en dirección a Holguín. A los 30 kilómetros de marcha por carretera se encontraron con un puente derribado y crecido el río Rioja. Decidido a bordear el río, cambió el automóvil por un carro anfibio; pero cuando había recorrido unos 50 kilómetros, la corriente los arrastró contra un árbol. Por encontrarse descubierta su parte de atrás el vehículo comenzó a hundirse al penetrar el agua. Fidel permaneció en el carro anfibio mientras William Gálvez y sus acompañantes trataron de amarrarlo a un árbol con un remolque. Gracias a la intervención de un campesino que llegó a nado después de media hora, sin ayuda, pudieron regresar a la orilla. Con sogas atadas a un camión Zil que penetró de fondo hasta cerca del accidente, se evitó que fueran arrastrados por la corriente. Uno a uno fueron rescatados. Fidel fue el último en abandonar la nave, llegó a nado hasta cerca del camión y de ahí, sujetándose a la soga, logró ponerse a salvo.

Fidel sobre uno de los anfibios de las FAR, en medio de las crecidas. Foto: Archivo del periódico Granma.

En su visita a Holguín, aclamado a cada paso por su pueblo, que se sentía reconfortado ante la presencia de su líder, Fidel presenciaba un espectáculo desolador: destrucción de las cosechas, los fuertes vientos que aún azotaban, arrasándolo todo. Alguien lo notó preocupado por la situación de Camagüey. Repetía la palabra “Cauto” insistentemente, por tratarse de una zona que se hallaba incomunicada y de la cual no habían podido salir aún cientos de personas. El diálogo con compañeros responsables de las organizaciones de masa y campesinos que ofrecían su ayuda, era de una vivacidad y de un interés humano extraordinario: “Doctor Castro, ¿sabe usted algo de los trenes de abastecimiento que vienen para acá?” “Eso se está resolviendo. Van a venir rastras con alimentos y medicinas. También caravanas de carros anfibios procedentes de La Habana. Ahora el problema es ver cómo pasarán; porque los puentes están derrumbados. Cada dos horas se cae uno.” (…)

De otra oficina lo llaman para que se mude de ropa. Entran con él compañeros del PURS y del Ejército Rebelde. A veces le pregunta algo a Vallejo. Ahora hace pasos de un lado a otro. En su ir y venir le va creciendo el coraje por romper el cerco de las inundaciones, por estar cerca de los que necesitan ayuda urgente… El esfuerzo de los hombres se multiplicaba.

Hubo que emplear botes para desplazarse y rescatar. Imagen extraída del documental “Ciclón”, de Santiago Álvarez Román.

Notas:
– La Zona Intertropical de Convergencia (ZIC) es una banda de nubes que rodea el globo terrestre en las proximidades del ecuador. Su ancho oscila entre 500 y 600 km. En ella pueden generarse ciclones tropicales.
– Debido a los estragos que causó el huracán en los países caribeños, el nombre de “Flora” fue retirado y sustituido por “Fern”.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Cadillac dijo:

    mi papa y un amigo de aca trabajaban en Oriente en ese momento y vivieorn el Flora alla, ellos hacen las historias de la spersonas muertas que llevaba la corriente de los rios, las vacas muertas sobre los arboles y enredadas en cercas porque habian sido arrastradas por la corriente y la gran destruccion que vieron en todo Oriente. que nunca se repita en neustro pais tamaño desastre.

    • pili dijo:

      Yo nací el 12 de octubre de 1963, así que podrán imaginarse el trabajó que pasó, mi madre, que vivía en el poblado “El Canal de Chaparra, actualmente Prov. Las Tunas, anterior a Holguín”, bueno, nada, se tuvo que trasladar bajo aquellas aguas hacia la Ciudad de Holguín a la “Clínica Aviles”, donde vi la luz el Sábado 12 de octubre de 1963 a las 3.25 PM,dice que fue una odisea llegar del dichoso pueblito “El Canal” a la Ciudad de Holguín……..los cuentos son terribles cuando ella los recuerda, ya tiene 82 y a veces dice que no recuerda mucho…….los años que no perdonan…..

  • victor dijo:

    las tremendas imagenes del ciclon flora fueron inmortalizadas por el cineasta cubano santiago alvarez roman.
    el documental ciclon,reestructurado por los sabios consejos del cineasta theodor cristensen y de la esposa de santiago alvarez, juanita marco, es el mas premiado detoda la amplisima obra cinematografica del insigne maestro
    sobresalen las imagenes de toda la direccion de la revolucion al frente del comandante en jefe, en los lugares afectados, todavia con los efectos del meteoro sintiendose
    tambien resaltar la gran actuacion de los camarografos del noticiero icaic que dirigia santiago, y que estuvieron en todos los lugares afectados,a bordo de los helicopteros de rescate, y en todas las zonas de inundaciones, jugandose la vida para que esas imagenes llegaran a nuestros dias y quedaran para la posteridad

  • DC dijo:

    Muy buen trabajo, mas en los tiempos actuales por ello repito una vez mas la defensa civil deberia mandar a desempolvar los planes hasta nivel de Consejo Popular y si a ello le sumamos lo ocurrido en indonecia con el sismo y el sunami, por ello debemos estar ALERTA Y PREPARADOS

  • Jose R. Oro dijo:

    Muchas felicidades al destacado meteorologo y periodista cubano Danier Ernesto González. Que trabajo tan brillante!

  • Mir dijo:

    Magnífico artículo, yo nací en el 90 pero tengo la suerte de ver haber tenido a mi abuelas vivas, las cuales residen actualmente en ese poblado de Mir, me han contado al lujo y al detalle la realidad y experiencias vividas en su juevntud durante ese desastre natural, me contaron todo al detalle, como por ejemplo, me dicen que ese día el cielo amaneció resplandeciente, y entrando la tarde a eso de las 3pm el cielo se puso tan negro por las nubes que parecía que estaba oscureciendo, a eso de las 4 emepezó a llover de forma desenfrenada durante 7 diasss sin parar, me dicen que todo estaba inundado, los animales ahogados o muertos por el frio de tanta humedad, muchos otros arrastrados por las crecientes de ríos, las palomas se podían coger con la mano porque estaban que no se podían mover, en fin, uno de los grandes desatres naturales que afectaron a todo el oriente cubano.

  • El Chino dijo:

    Yo leí hace mucho tiempo, que Carlos Borjas, el Rubio, el hombre que le disparó a Cowley Gallegos, fue quien a nado salvó a Fidel en Mir, alguien podría abordar más sobre el tema????

    • ali dijo:

      @El Chino: Según he escuchado desde niña fue un campesino que vivía en Los Moscones, casi llegando al Cruce de Mir quien lo rescató, no recuerdo exactamente el nombre, pero estoy casi segura que no fue Carlos Borjas.

    • Cadillac dijo:

      como fue eso?

    • Eduardo González S. dijo:

      El Chino: Nuestro poeta-cronista Naborí escribió una joya de soneto acerca del campesino en cuestión. El último endecasílabo es otra joya: “de un salvado salvando a su salvador”

  • Nelson dijo:

    Este articulo me ha hecho recordar esta experiencia de mi infancia. yo tenia 6 años y lo recuerdo perfectamente. en la zona de Jatibonico la lluvia fue muy intensa.

  • Elio dijo:

    Buen trabajo, por eso Fidel es Fidel. Existen anécdotas – deberían investigarlas/publicarlas – de la bronca después de este suceso, entre el Comandante y sus escoltas porque quería seguir en otra tanqueta.
    Yo era pequeño, pero recuerdo en la mesa de mi casa un bulto con ropa mía y cuando pregunté, mi mamá me explicó que era para mandarla a unos niños que no tenían ropa porque el ciclón se la había llevado…

  • Carlos del Vedado dijo:

    Uno de los mejores trabajos sobre Huracanes que he leido. Increible la cantidad de lluvia que lanzo el Flora sobre Oriente y Camaguey. Lo de Fidel es absolutamente remarcable, pudo haber perecido literalmente.El Flora cambio la perspectiva y estrategia del enfrentamiento a catastrofes, el costo humano y las perdidas materiales lo hubican como la peor tragedia en la historia de Cuba, solo superada en vidas humanas perdidas por el ras de mar de Sta Cruz del Norte en 1932. El Flora tuvo mayor impacto a nivel Nacional
    Gracias Cubadebate por tan excelente trabajo

  • Marivina formet dijo:

    Gracias a todos, God bless Fidel Castro vivo. Good man in.that situation
    .Thanks
    .

  • Jesús Portuondo Tamayo dijo:

    Mirando esta conmovedora foto, demuestra una vez más del valor y solidaridad que siempre tuvo nuestro Comandante Fidel. Razón que convenció a nuestro pueblo a lo largo de la historia para seguirlo y protegerlo.

  • Camagüey dijo:

    Muy buen artículo, solo aclarar en el comentario que hace Carlos del Vedado que el lo ocurrido en 1932, fue en Santa Cruz del Sur, en Camagüey. Otro suceso lamentable.

  • luisa dijo:

    IMPRESIONANTE TRABAJO. QUE HOMBRE MÁS GRANDE SOLO EL PUDO HABER HECHO SEMEJANTE HAZAÑA EXPONIENDO SU PROPIA VIDA SOLO FIDEL CASTRO RUZ. SIEMPRE OÍ HABLAR SOBRE EL CICLÓN FLORA PERO NUNCA TAN DETALLADO COMO LO HA HECHO USTED DANIER ERNESTO. MUCHAS FELICIDADES Y ÉXITOS EN SU CARRERA. SALUDOS.

  • francisco dijo:

    Danier muy buen articulo tuyo sobre ese episodio trajico que fue el flora, pero no mencionas para nada la afectaciones en la provincia de granma la cual fue afectada de acurdo a la trayectoria de ese fenomeno al parecer no investigaste bien o no tienes todos los detalles de lo ocurrido en esta zona, es una malda que no menciones tambien la cantidad de personas muertas y daños ocurrido.

  • Adelita dijo:

    Escribí un comentario anterior que no salió, decía que viví el ciclón Flora en las montañas de Guantánamo porque me encontraba en la recogida de café, con 17 años formaba parte, representando a la UJC, de la Comisión Regional de Café de Bayate, que abarcaba desde Limonar de Monte Ruz hasta Realengo 18 y tenía un buen número de campamentos de estudiantes becados en La Habana que fueron a esta recogida como trabajo voluntario. Fue terrible, una de las experiencias más duras de mi vida.

  • RARJ dijo:

    El ciclón Flora, a su paso,
    Dejó muertos, dejó heridos,
    Y fue también conocido
    Como el Huracán del Lazo.
    A Oriente lo hizo pedazos,
    Salió y le entró varias veces,
    Todavía hay quien padece
    Las consecuencias aquellas
    Y quien mira a las estrellas
    Con susto cuando anochece.

  • Edel González dijo:

    aun que no estuve en el flora pues soy muy joven ,peo mis abuelos me contaron sobre ese suceso ,soy del municipio de Río Cauto y según me cuenta mi abuelo aquí en esta zona fue en uno de los lugares que mas daño causo el ciclón Flora flora y es posible el que mas daño aya recibido pues como ustedes pueden saber el Rio Cauto es el mas caudaloso de cuba ,y al pasar el ciclón la gran mayoría de las personas se confiaron el Río retorno con un gran nivel de agua el cual creo una gran inundación de tal manera que el municipio quedo vago del nivel de agua por muchos días ,murieron familias enteras ,gran cantidad de animales también murieron muchas personas tuvieron que resistir muchos días sin comer pues era muy difícil el acceso al municipio ,personas se trepaban en los arboles otros pudieron encontrar algunos escasos lugares dense poder salvarse muy triste el flora actualmente en el municipio Rio Cauto existe un monumento dedicado a las victimas de Flora .

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Danier Ernesto González

Danier Ernesto González

Meteorólogo del municipio holguinero de Gibara.

Vea también