Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

“En Bolivia no hay líder que pueda remplazar a Evo”

Por: Luis Hernández Navarro
| 16

Juan Ramón Quintana durante la entrevista con La Jornada. Foto Carlos Ramos Mamahua.

Juan Ramón Quintana conoce al monstruo por dentro. Egresó del Colegio Militar del ejército boliviano con el grado de subteniente y se retiró de esa institución como Mayor, porque no estaba de acuerdo con la corrupción. En 1988 asistió a la Escuela de las Américas, en Estados Unidos. No duda en definir a la Bolivia de antes de Evo Morales como un territorio tutelado absolutamente por Washington.

Juan Ramón es, también, sociólogo y durante 11 años estuvo al frente del Ministerio de la Presidencia con Evo Morales. Esa institución es el instrumento ejecutivo más importante del mandatario. Articula un gabinete de 20 ministros y la relación con los movimientos sociales. Es, también, una fuerza de contención contra la oposición. Actualmente es Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia en Cuba.

Cuando fue ministro, Quintana era visto por algunos como una especie de medio de contención de un equipo de futbol, que permitía pasar o al balón o al jugador de la escuadra rival, pero no a los dos al mismo tiempo. Otros, en cambio, lo describían como el mariscal de campo de un conjunto de futbol americano.
A su paso por la Ciudad de México, Juan Ramón Quintana conversó con La Jornada sobre las relaciones de su país con nuestro vecino del norte, la repostulación de Evo Morales para un nuevo periodo presidencial y el impacto en Bolivia del reflujo del ciclo progresista en América Latina. Presentamos aquí, partes de la entrevista.

–Evo Morales ha sido Presidente durante 12 años, ¿por qué volverse a repostular? ¿No hay dirigentes de recambio?

–Hay varias razones para la repostulación del presidente. La más importante es la necesidad de dotar al Estado Plurinacional de proyección estratégica para los próximos años. No hay ningún líder que sea capaz de articular, de unir al pueblo boliviano como lo hace Evo Morales. Su liderazgo ha sido capaz de poner fin a un Estado colonial, a un Estado republicano excluyente, a un Estado paria tutelado desde el extranjero.

“Es necesario no sólo darle estabilidad y seguir impulsando el crecimiento de Bolivia, sino convertir al país en un actor estratégico geopolítico fundamental de la región. Durante mucho tiempo nos acostumbraron a vivir como súbditos, marginados, invisibles, ninguneados por unos y por otros. Hoy en día, este nuevo Estado está empezando a proyectarse internacionalmente, a adquirir un peso geopolítico gravitante en la región. Nunca, el Estado boliviano había sido tan importante para la región.

“Pero, además de eso, nunca habíamos logrado los bolivianos construir una identidad, un orgullo nacional. Nunca habíamos logrado mirarnos en el espejo tal como somos. Nunca nos habíamos acercado tanto al ser nacional. Lo que había ocurrido durante mucho tiempo era un vaciamiento de nuestra identidad, una fractura de nuestra identidad, una suerte de despojo del ser nacional. Evo ha transformado todo eso.

–Sin embargo, algunas encuestas muestran una caída en su nivel de aprobación. ¿Por qué si las cosas marchan bien se ha desgastado la figura de Evo Morales?

–Hay varias razones. La más política es el costo de gobernar 12 años en una sociedad acostumbrada a la inestabilidad. Antes de Evo teníamos cinco presidente en menos de cinco años. Hay, entre comillas, una cultura democrática para la alternancia, que esconde una doble moral. Es una costumbre política de circulación de élites. Y, entonces, hoy día le piden a Evo Morales que respete la democracia, entendida como alternancia.

“Tiene que ver también con el costo de gobernar durante 12 años. Hay un desgaste natural del gobierno. También tiene que ver con un éxito relativo de la estrategia política de la derecha.

–¿El reflujo del ciclo progresista en América Latina afecta al proceso boliviano?

–En el escenario regional las cosas andan de mal en peor, a partir del debilitamiento de los proyectos de integración regional. Estos procesos eran una plataforma que contenía los proyectos progresistas. Es el caso de Unasur. O de la debilidad de la Celac, o de los golpes que todos los días sufre el ALBA.

“Enfrentamos un contexto de desmovilización, de debilitamientos. Los nuevos espacios en la región están siendo ocupados por fuerzas políticas que cada día se sacan más la máscara democrática, y asumen un rostro más fascista.

“En el caso de Bolivia esta tendencia es mucho más feroz, mucho más furibunda. Encarna una dosis muy fuerte de racismo, de odio, de rencor. Y eso tiene que ver con los saltos gigantescos que ha hecho el Estado Plurinacional.

“Estamos viviendo una estrategia furiosa, gobernada, tutelada y operada desde Washington, por conducto de testaferros políticos en Bolivia, que son tanto los viejos partidos políticos, como una emergente plataforma política ciudadana, que quiere aparecer como políticamente neutral, pero está financiada por Estados Unidos.

“Esta derecha ha lanzado una guerra contra la reputación del presidente y del propio modelo. Mediante el uso de las redes sociales, de los medios de comunicación conservadores y de seudointelectuales ha instalado una matriz de opinión haciendo creer que el gobierno de Evo es tan corrupto como los gobiernos neoliberales y, por tanto, lo que se necesita es un cambio.

–Señala la injerencia estadunidense en este proceso. Ustedes expulsaron al embajador de Estados Unidos, a la DEA, a USAID ¿cómo interviene ahora?

–Cuando nosotros llegamos al gobierno, se hablaba de un Estado democrático y en realidad lo que teníamos era fantasmal. De democracia había el discurso. No era lo que debería de ser, porque Bolivia era un país ocupado, intervenido, sin margen de soberanía nacional. Nada de los recursos naturales le pertenecían al Estado. Ni el gas, ni la electricidad, ni la telefonía, ni el agua. Le pertenecían a empresas trasnacionales.

“Ese vaciamiento de los recursos naturales fue instrumentado por el modelo neoliberal y por el proyecto estadunidense de convertir a Bolivia en un mercado. Teníamos que dirimir entre ser Estado o dejar de serlo; entre ser una colonia en un país intervenido o convertirnos en un Estado Plurinacional.

“El presidente Evo y las organizaciones sociales asumieron la decisión de ser, de pertenecernos a nosotros y dejar el tutelaje estadunidenes. Obviamente, lo más simbólico fue la expulsión del embajador de ese país, para decir: a partir de hoy nos gobernamos nosotros a nosotros. No nos tienen que imponer nadie desde afuera.

“Sacamos a USAID porque se convirtió en un aparato de desestabilización que financiaba a la derecha, a los seudointelectuales, a los analistas, a los medios de comunicación, a la iglesia, a las fundaciones. Es la gran fuente de financiamiento para soportar la hegemonía estadunidense. Expulsamos a la DEA porque era un simulacro de la lucha contra el narcotráfico y, en realidad, era parte del problema. Sacamos a la CIA, que teníamos gobernando desde el Palacio. No había otra, porque de otra manera nuestro gobierno se vería convertido en una variable neoliberal tutelada desde Washington. Los expulsamos pero siguen interviniendo.

–¿Va a ganar Evo Morales las próximas elecciones?

–Tengo la seguridad de que sí, a pesar del ataque brutal que se vive en Bolivia mediante las redes sociales de la derecha, a pesar del ataque que viene desde afuera. El pueblo boliviano es un pueblo inteligente, pero vamos a ganar con dificultad. No creo que sean esas victorias abrumadoras de 2006, 2010 o 2014, pero se va a imponer la inteligencia del pueblo.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lazaro Hernandez dijo:

    Creo que en Bolivia existen muchos hombres y mujeres con muchas ideas y valores para hacer el trabajo de presidente, decir que no existe personal capacitado para el cargo es ilogico

    • Lourdes dijo:

      Completamente de acuerdo………tal parece que seguimos con la mentalidad tercermundista del caudillismo, “el hombre fuerte”, “el unico”, etc.
      En mi opinion debemos luchar por instituciones fuertes y estables, asi como programas de gobierno a largo plazo, independientemente de quien sea el lider de turno.
      Es mi opinion.

    • manolo dijo:

      Es que en nuestro querido y contaminado mundo hay MUCHOS que se consideran los ELEGIDOS, vaya, como un mesías diría yo. Y como los hay!!

  • Julio Romero dijo:

    cualquiera que sepa leer y escribir!

  • Jose R. Oro dijo:

    Soy un decidido admirador y partidario de Evo Morales, si fuera boliviano votaría por el sin duda alguna en el 2019, porque el voto del pueblo debe dirigirse a la realidad y no a pensamientos intangibles. Es muy importante que Evo Morales gane esas elecciones y viendo su actuación en la ONU, durante su reciente visita a New York, donde Evo “acabó” como decimos los cubanos, con DT, se confirma aun más mi posición.
    Ahora deseo analizar el mensaje expresado por el embajador Juan Ramón Quintana, vía Luis Hernández Navarro. En un país de 11 millones de personas no puede haber solo una que sea insuperable para ser presidente. Este es un punto muy serio, y que hay que tomarlo en cuenta. La única elección que ha perdido Evo en su vida política ha sido el referéndum para modificar la Constitución por reelecciones irrestrictas. Es una lección que debemos aprender. Uno de los puntos débiles de los gobiernos progresistas ha sido precisamente ese, el querer eternizar a los lideres y no formar una nueva generación de liderazgo. Me encanta que en Cuba tengamos dos periodos de 5 años, creo que ese ha sido uno de los cambios más importantes y profundos.
    Repito, si fuera boliviano votaría por Evo, pero acto seguido le pediría que preparara en la realidad 2 -3 líderes que cinco años más tarde lo pudieran sustituir o fuesen al menos opciones validas y no tuviéramos que decir de nuevo “En Bolivia no hay líder que pueda remplazar a Evo” un quinquenio mas tarde. Ese puede ser un camino para el desastre.
    El “mesianismo” en el socialismo perjudica mucho, porque en vez de darle más poder al pueblo, lo concentra más en una o varias personas.
    Es muy bueno que obtengamos un voto mayoritario a favor del gran estadista altiplanico. Pero decir que entre 11 millones de bolivianos no hay reemplazo, tiene a mi muy comdedido juicio, un efecto precisamente contrario y negativo.

    • Revenge dijo:

      Yo estoy muy de acuerdo con usted, Oro. Creo que ha sido un error de las izquierdas, el jugarsela todas a una sola carta. En Brasil, Haddad quizas tendria mas ventaja electoral si la participacion de Lula se hubiera descartado antes y hubiese habido mas tiempo para ‘venderlo’ ante el pueblo, sobre todo a los indecisos, como candidato del PT. Con el mayor respeto, apenas se hablaba de el un mes antes de la impugnacion de Lula como candidato. Es de admirar que este casi empatado con Bolsonaro, quien se hallaba en la pugna desde mucho antes, y solo queda preguntarnos cual seria su posicion si hubiese tenido mas tiempo frente al electorado.

    • Lourdes dijo:

      A pesar de nuestras diferencias, esta vez estoy de acuerdo con ud. Saludos.

  • RIGOBERTOALBAN PAZ dijo:

    UNA PREGUNTA EN LA CUBA DE LA REVOLUCIÓN CON SU AMPLIOS DESARROLLOS EN LA MEDICINA, HAN DESARROLLADO ALGO PARA LOS PROBLEMAS DEL ÁCIDO ÚRICO, Y SI TIENEN ALGÚN SITIO DONDE ME PUEDE DIRIGIR QUE ME REGALEN LA INFORMACIÓN DE CONTACTO

    • Atila dijo:

      Le aconsejo que tome Alopurinol regularmente y Colchichina en crisis.
      Lo más importante es la dieta, con ella se eliminan bastante las crisis de acumulación de Acido Úrico.
      Sldos,
      Un gotoso.

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      RIGOBERTO ALBAN PAZ:

      Aunque sé que existen algunos medicamentos específicos para bajar el ácido úrico, lo que mejor me ha resultado a mí es el bicarbonato de sodio: una cucharadita por la mañana y otra por la tarde, disuelta en un vaso de agua. Es increíble la mejoría. Lo malo es que aquí es difícil conseguir bicarbonato.

      Saludos.

  • Crash dijo:

    Esto no es motivo de orgullo

  • wally dijo:

    Hicieron una consulta popular y el pueblo dijo NO…. y pasan po arriba de eso? alla vamos de nuevo

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    …”en tanto que el problema político del día a día puede exigir una solución personal, toda política a largo plazo —especialmente, toda política democrática a largo plazo— debe ser concebida en función de instituciones impersonales”

    Karl R Popper.

    • Sócrates dijo:

      Cualquier solución unipersonal es profundamente antidemocratica y exclusiva. Son las instituciones y el Imperio de la ley quien debería regir una sociedad. Demasiados malos ejemplos hemos tenido en America al erigir en semidioses a caudillos y tiranuelos!

  • Enrique.B dijo:

    Estoy completamente de acuerdo con Juan Ramón Quintana, Evo debe ser presidente todas las veces que haga falta, pero siempre preparar a los líderes del futuro porque lamentablemente Evo no es eterno.

  • Luis dijo:

    De hecho se hizo una consulta popular a los bolivianos-que son los que deben decidir-y el resultado fue que la mayoría de los bolivianos no quieren que Evo se eternice en el poder; no obstante los politicos adeptos a Evo cambian las regulaciones constitucionales para pasar por encima de la voluntad popular y eternizarlo en el poder, asi que el problema no parece ser “no hay”, sino “no quiero que haya”.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también