Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

El nuevo dominio petrolero en América Latina

Por: Agustín Ávila Romero
| 20

Desde Brasil y México hasta Colombia, Argentina y Uruguay los gobiernos están abriendo sus tierras, aguas someras y mares a subastas internacionales.

Para nadie es un secreto que detrás de la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos se encontraron claramente los intereses económicos de la industria armamentista, los petroleros partidarios de las nuevas técnicas de explotación vía fracking y las grandes empresas promotoras de organismos genéticamente modificados, acaparamiento y especulación con del precio de alimentos.

Detrás de la lógica de estos grandes corporativos debemos entender las últimas acciones que Trump ha emprendido en América Latina como el envió de la guardia nacional a cubrir la frontera con Estados Unidos y México y el apoyo incondicional para la ocupación de espacios petroleros estratégicos en el continente.

Es relevante también sus decisiones respecto a Irán, cuyo impacto fue inmediato en las cotizaciones de las acciones de las empresas militares y en el precio del petróleo. Este último ya ronda los 80 dólares por barril y puede elevarse aún más, para proporcionar una alta rentabilidad a las empresas dedicadas a la explotación petrolera a través de la fractura hidráulica que necesitan un precio alto.

Es tal la fiesta del dinero que hace tan solo unos meses atrás Estados Unidos producía 145 mil barriles de petróleo shale y ahora está a punto de lograr un record histórico en Junio de este año de 7,.18 millones de barriles de petróleo shale diariamente, según información de la Administración de Información Energética de Estados Unidos. Lo cual es acompañado también por el aumento impresionante de la producción de gas natural estadounidenses que se encontraría por arriba de los 68 mil 100 millones de pies cúbicos por día.

Todo ello junto con la caída de producción de países latinoamericanos ha llevado al mercado financiero a impulsar al alza el precio futuro a seis meses del crudo Brent, donde las empresas estadounidenses no pierden, mientras a las empresas petroleras del cono sur les imponen condiciones de compra a precios fijos, cuando la tendencia es probablemente que el petróleo alcance nuevamente la barrera de los 100 dólares por barril a finales de año.

Esta dinámica ha colocado a Estados Unidos en el el tercer lugar como extractor de petróleo del mundo, solo detrás de Rusia y Arabia Saudita quedando ya muy atrás en este rubro la extracción en Brasil (10º.), Venezuela(11º.) y México (12º.). (OPEP, 2018)

Las grandes empresas corporativas petroleras están viviendo un sueño hecho realidad, los mercados y la producción petrolera latinoamericana en manos de empresas estatales hasta hace unos años, se está abriendo y proporcionando ganancias extraordinarias para la clase capitalista trasnacional.

Desde Brasil y México hasta Colombia, Argentina y Uruguay los gobiernos están abriendo sus tierras, aguas someras y mares a subastas internacionales. Son más de 500 mil kilómetros cuadrados -el tamaño de España- lo que están ofreciendo en bloques los diferentes países latinoamericanos.

Por ello en las geografías latinoamericanas no hay nada que festejar. Por ejemplo, en México la producción de petróleo viene cayendo drásticamente. A marzo de este año PEMEX –la petrolera estatal mexicana- tuvo una caída anual de 7,6% en su producción generando solamente mil 864 millones de barriles diarios de crudo, una baja anual de 153 mil 340 barriles por día. Todo ello en un contexto de apertura energética que inicio en el 2013 y que permitió la llegada de inversión privada nacional y extranjera, a las cuales se les han entregado proyectos de exploración y posterior explotación de pozos petroleros terrestres y en aguas someras y profundas.

Existiendo ya más de 100 contratos privados que significan una inversión de 160 mil millones de dólares. Ello ha significado la apropiación de espacios estratégicos por parte de empresas extranjeras como Total y Exxon, Chevron, China Offshore y el nacimiento de otras empresas de políticos mexicanos como Sierra Energy. Más de 100 mil kilómetros cuadrados –similar a todo el territorio griego- se encuentran ya bajo exploración y posible explotación petrolera y sus derivados en México.

A este negro panorama se suma la importación de gasolinas en México aumentándose dramáticamente la dependencia. Ya que mientras el año pasado se importaban 6 de cada 10 litros de gasolina, para el primer trimestre del 2018 se introdujeron del extranjero 7,5 de cada 10 litros, lo cual también ha impactado la vida de los mexicanos al ocasionarse la espiral inflacionaria más alta de las últimas décadas.

Desde el 1982 el gobierno mexicano no ha construido una nueva refinería y 3 de las seis refinerías que tiene México fueron cerradas temporalmente en los dos primeros meses de este año por problemas de operación. A ello se suma la colusión entre la delincuencia y la clase política en el robo de gasolina, de 3 mil tomas clandestinas de robo que existían en el 2014, en el 2017 fueron localizados más de nueve mil 500 tomas fundamentalmente en los estados de Guanajuato, Puebla y Tamaulipas.

La situación en Venezuela de explotación de petróleo no es diferente. En Agosto del año pasado su producción era de 2,1 millones de barriles de petróleo diarios y según el reporte que presentó la OPEP la semana pasada en Marzo del 2018 solo bombeo una media 1,5 millones de barriles diarios, una caída de la producción del 28 por ciento. A ello se suma la creación de dificultades por parte de los grandes corporativos para que la empresa PDVSA cumpla sus compromisos de abastecimientos con empresas de operaciones mixtas.

Todo ello en un momento en el cual las importaciones de petróleo venezolano en Estados Unidos alcanzan el menor nivel desde el 1982 como parte de la estrategia de dominación-intervención de la producción y los mercados petroleros.

Por ejemplo, la empresa Total durante el 2017 dejó de comprar el crudo venezolano, Motiva, Phillips 66, Citgo, Valero u Chevron disminuyeron sus importaciones desde Venezuela el 70%, 56%, 17%, 13% y 6% respectivamente, esta reducción innegable es el preámbulo del embargo petrolero que anunciará Trump próximamente sobre la producción petrolera venezolana, para cerrar su estrategia de dominio del oro negro y buscar la rendición del gobierno nacionalista venezolano.

Frente a ello el gobierno de Venezuela ha colocado el 40% de sus exportaciones de petróleo en el abastecimiento de China e India, los cuales dependen tanto de Venezuela como de Irán para su funcionamiento, lo cual no será fácil de eludir por Trump. Por ello, en la dinámica de dominio estadounidense se ha colocado a la estadounidense ConocoPhillips con el papel de sabotear el abastecimiento petrolero venezolano a los mercados asiáticos, tomando el control de activos de PDVSA en Curazao -donde se reciben los buques petroleros más grandes que envían combustibles por el Pacífico- para exigir el pago de bonos internacionales, lo cual pone bajo amenaza el movimiento del crudo ya que los cargueros pueden salir a aguas internacionales y correr la amenaza de ser incautados.

A la estrategia de ConocoPhillips lo más seguro es que se sumen otras empresas mineras y petroleras para intentar la caída de la gigante petrolera venezolana.

Un colapso del gobierno de Venezuela no conviene a China, que ha realizado inversiones (prestamos) cuantiosos en ese país, ni a Rusia que ha aprovechado el escenario para colocarse en la explotación de yacimientos petroleros, por lo que las perspectivas de tensiones internacionales se mantendrán en la zona con la respectiva tendencia al alza del precio del petróleo que contribuye a la rentabilidad de los corporativos que apoyaron a Trump en su campaña electoral.

En Brasil la otrora fuerte Petrobras mira como espectadora preferencial la llegada de inversiones crecientes de corporativos petroleros. Para junio de este año 16 grandes firmas petroleras como la Royal Dutch se han registrado para participar en la espectacular cuenca de petróleo de Presal de Brasil que posee miles de millones de barriles de petróleo en el fondo de océano. A ella se suma el interés de las estadounidenses Chevron y ExxonMobil junto con la noruega Statoil y la francesa Total.

El alza del precio de petróleo impulsada por Trump les ayuda en sus inversiones, ya que el precio de equilibrio que requieren es de 45 dólares por barril para hacer rentable su actividad, por ello British Petroleum y Exxon Mobil ya han participado en subastas anteriores en esa zona por las grandes perspectivas de ganancias.

Mientras los corporativos están de fiesta, Petrobras se suma a los resultados menores de Pemex y PDVSA con respecto al año pasado. En su informe trimestral del 2018, Petrobras informa que la producción total de petróleo y gas natural en el primer trimestre del 2018 fue de dos millones 680 mil barriles de petróleo diarios, un 4% inferior al primer trimestre del 2017.

A lo anterior se suma la caída de ventas en un 9% y de 7% en la producción de derivados del petróleo. Petrobras pasó de controlar en el 2010 el 93% de la producción de petróleo de Brasil a solo el 75% en febrero de este año. Con el expresidente Lula en la cárcel todavía, es el campo petrolero que lleva su nombre el que aporta la mayor cantidad de petróleo y gas a ese país con más de 850 mil barriles de petróleo diarios.

La producción de petróleo argentino también cayó 3,8% en el 2016 y 6,3% en el 2017. La estatal YPF suma también una caída en la producción de petróleo del 2017 al 2018, al pasar de 3,18 millones de metros cúbicos, a 3,15 millones de metros cúbicos.

Mientras eso sucede con la principal empresa petrolera argentina, Pan American Energy tuvo un alza de 3,49% y Petroquímica Comodoro de 28.89%. Además Argentina destaca en la entrega impresionante de vastas áreas de exploración para los corporativos internacionales, se espera que en julio de este año ponga más de 225 mil kilómetros cuadrados -dos veces el territorio cubano- bajo exploración corporativa petrolera en alto mar.

Y es en territorio argentino y en específico en la provincia Neuquén donde se instalan los pozos de fractura hidraúlica (fracking) que ocasionan grandes problemas de contaminación y que destruyen la forma de vida comunitaria de los mapuches. Además que producen una demanda impresionante de agua de la región, ya que dicha actividad requiere más de 11 millones de litros de agua. El gran yacimiento de Vaca Muerta presentado como el detonante del crecimiento gasífero argentino –y la principal reserva de gas de América Latina con más de 30 mil kilómetros cuadrados- es hoy un punto de disputa central entre la dinámica capitalista petrolera y el derecho a la vida y a la ecología de las poblaciones locales.

Y es que en todo este proceso de dominio de las trasnacionales del oro negro de América Latina está en disputa el derecho a un ambiente sano, al territorio de los pueblos y al uso de sus bienes naturales para el beneficio y la buena vida de las comunidades, NO para las ganancias extraordinarias y la economía de la destrucción de naturaleza y el cambio climático que promueven dichos corporativos.

Frente a esta panorama de despojo y devastación nos queda como mejor opción aquella que formuló Eduardo Galeano en Las Venas Abiertas de América Latina: “Tenemos todo prohibido, salvo cruzarnos de brazos?”.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • whitebat dijo:

    Los países latinoamericanos padecen un problema secular muy importante con respecto al tema de la venta de sus recursos naturales valiosos y no es más que su dependencia excesiva de los mismos para sus economías. El caso de Venezuela es paradigmático, hasta hace poco era autosuficiente en productos alimenticios y podía manejar su renta petrolífera, pero ahora mismo habiendo arruinado su agricultura e industria por la excesiva importación de sus productos de consumo confiando en la renta en dólares de su petróleo, con la bajada del precio del mismo se ve en una situación realmente mala. Los países latinoamericanos deben en primer lugar promover las industrias y servicios necesarios para mantener su población y utilizar los productos naturales de exportación como una renta de ayuda al desarrollo, no como la renta fundamental para mantener al país. Lo primero de un país es alimentar a la población para que pueda además de vivir trabajar y desarrollarse.

    • m&m dijo:

      cuando tengamos energia de fusion nuclear, el petroleo creo que solo se usaria en el transporte y para derivados y petroquimicos.

      si con 1 litro de agua le das energia a New York por 1 dia entero, que me cuentas
      espero que el ITER lo completen en tiempo, si no hay rollos. luego el DEMO, y para 2050 tendremos plantas de fusion nuclear comerciales, digo, si sobrevivimos hasta alla, jjj

      la fusion nuclear es la energia que nos asegura el futuro, mientras tanto tratemos de reducir el uso de petroleo y sustituir todo lo que se pueda con energias renovables inmediatas.

    • Ada L. dijo:

      A mi parecer un problema fuerte en el tema de algunos países latinoamericanos, caso de Venezuela, radica en gran parte a la mala administración de sus recursos, la falta de mantenimiento a sus instalaciones, propuestas y planes sin ejecutar, solo en el tema petrolero a eso le sumamos el descontrol total en las diferentes áreas, el resultado termina siendo lo que sucede hoy día. Política y más política

  • m&m dijo:

    una pregunta, si el incremento de coste de combustible y tarifa electrica de hace a;os fue debido al precio del pretroleo, con las caida hasta $30+ (unas 5 veces mas barato del pico) y estos valores siguen idem?

  • Jose R Oro dijo:

    Este es un artículo del cual propongo se separe sus datos e informaciones por un lado que son buenos, valiosos e informativos. Por otro lado el análisis y las conclusiones obtenidas de esos datos, está en mi mas comedida opinión, demasiado ideologizado, en los más típicos y simplificados estándares de la ultra – izquierda.
    La política petrolera y energética mundial no es simple para nada, y los intentos de simplificarla a ultranza, en blanco y negro, no conduce a buenas interpretaciones.
    Las nacionalizaciones, privatizaciones, OPEP, cartelización y otras acciones que este estratégico sector de la economía mundial han atravesado (en algunos casos mejor decir sufrido).
    Entre 1995 y 1999 participe personalmente como miembro de un equipo de analistas de una gran empresa internacional, en partes del proceso de privatización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales en Argentina. A mi juicio fue un proceso negativo, dirigido por el brillante (pero frenéticamente y hasta absurdamente pro – capitalista) ingeniero boliviano Pepe Estenssoro y con el total apoyo del inescrupuloso y deshonesto gobierno de Menem (que no debemos olvidar era un gobierno peronista, el hábito no hace al monje). Lo único que puedo decir es que las compañías toman todas las ventajas que los gobiernos locales les ofrecen, sin excepción.
    Este es un tema muy complicado, donde además de política (que es muy importante), intervienen factores financieros, de mercado, tecnológicos,infraestructurales, ambientales, de entrenamiento del personal, patentes, licencias, y una miríada de otros factores.
    En general, la conveniencia o no de la participación privada en el sector depende mucho de cómo cada gobierno la establezca y controle. En Cuba por ejemplo, la participación de empresas canadienses, chinas, angolanas, vietnamitas, australianas, etc. en la exploración y producción de petróleo, gas y energía (incluyendo la renovable donde se ofrece hasta un 100% del control de la empresa inversionista) es más que bienvenida y está regulada y estipulada de forma tal que resulta conveniente al país y no se revierte en ningún “nuevo dominio petrolero”.
    En otros países, lamentablemente no es así, y el mencionado “nuevo dominio petrolero”, es un peligro y en muchos casos una realidad patente y perjudicial.
    Este es un tema con muchos bemoles, las cosas ocurren en diversa forma, volviendo al caso de Cuba y el de otros países. La simplificación del mismo, adoptando posiciones extremas (de cualquier signo ideológico), sin puntos intermedios es errónea, impráctica y perniciosa.

  • Enrique.B dijo:

    Cuba descubrió un yacimiento petrolífero que es considerado uno de los más grandes en tierra que se puedan encontrar y si no me equivoco su explotación está planificada para 2019.

    • Cadillac dijo:

      de donde sacaste eso?

    • Carlos Gutiérrez dijo:

      ¿Nos haces un favorcito, EnriqueB, tú que pareces estar bien conectado, y nos averiguas si cuando empiecen a explotar ese yacimiento nos bajarán los precios del combustible y la electricidad? ¿Sí?

      • sachiel dijo:

        Hombre, pues claro… despues del replanteo, los planos, los correspondientes permisos, la aprobación de todas las inversiones, la contratación del personal, y que se monte todo, pa llá para diciembre del 2019? se verian sus primeros frutos, que despues de una rigurosa analistica de laboratorio para ver si apto o no y clasificar, empezaria la extracción en grande y uso quizas para el 2021, conservadoramente…

        Pero mientras tanto, el pais va adquiriendo parques eolicos y parques solares, para tratar de ir supliendo la demanda que todavia es creciente y no estancada, de energia. Recuerdese siempre que si queremos inversiones frescas, esas tambien demandan energia, alias combustible.

    • Preocupao dijo:

      Si se refiere a Motembo, o algo asi, no recuerdo bien el nombre, y a la empresa australiana, le recuerdo que la mismísima CUPET salió a la palestra a aguar la fiesta, y exhortando a la gente a que dejaran el onanismo mental, que no se había encontrado yacimiento alguno

  • Andrews dijo:

    Coincido con Jose R Oro, datos bien documentados, analisis de planfleto ideologista y funadamentalista ambiental, que lejos de su propsito, le hace mucho daño a la izquierda. Ayer en un articulo excelente el Dr Raul Garces, hablaba y alertaba de esta forma “tonta” de hacer periodismo y dar la batalla. Gracias.

  • Andrews dijo:

    Coincido con Jose R Oro, datos bien documentados, analisis de planfleto ideologista y funadamentalista ambiental, que lejos de su propsito, le hace mucho daño a la izquierda. Ayer en un articulo excelente el Dr Raul Garces, hablaba y alertaba de esta forma “tonta”de hacer periodismo y dar la batalla. Lo de “tonta” es una acotacion mia. Gracias.

  • Lennon dijo:

    El apuro de quienes rodean Trump es maximizar los precios del petroleo ahora mismo,,,,en poco menos de dos años el consumo de petroleo sera menor que hoy

    Tesla en estos momentos produce 5000 autos electricos modelo 3 cada semana y no puede satisfacer todas las ordenes que tiene

    El mercado recibira en el 2019 un total de 20 modelos de autos 100 electricos,,,,,ademas debemos sumar la compra de mas de 800 rastras electricas ya pre-pagadas a Tesla y a Nicola,,,,,,,,,,ambos competidores fuertes en esta nueva rama

    Tesla ha creado el sistema perfecto ,,,,,,,,,por ejemplo

    1 puedes comprar tu casa y ponerle techo de tejas solares (no paneles solares) estas tejas duran toda la vida

    2 Puedes comprar el powerball de tesla (sistema de bateria) y almacenar esa energia solar para situasiones de catastrofe

    3 puedes comprar un auto electrico y por las noches cargarlo con la energia acumulada en la bateria antes mencionada y nunca mas comprar gasolina para tu auto

    4 puedes vender a la empresa electrica la energia sobrante de tu casa

    Los videos estan en youtube de personas que ya hacen esto una realidad.

    • Barbara dijo:

      Que lo que usted narra, suceda, no lo pongo en duda.
      Que suceda en dos años, es pura ilución.
      !Ya quisieramos!, aunque sufra quien tenga que sufrir, se arruine quien se tenga que arruinar, sería una bendición a la larga dejar de depender del petroleo como fuente de energía.
      Quizás para de dentro de 20 años la tecnología a la que usted hace referencia, que realmente ya está inventada, sea la dominante en cuanto a la producción de energía, pero en 2 años, !ni soñarlo!.

      • Lennon dijo:

        Barbara,,,,,gracias por comentar

        Este articulo salio hoy y dice

        Tesla con su modelo 3 electrico ha vendido mas carros que toda la linea de autos de BMW en el mes pasado (yahoo news fecha 7/92018

        por favor busquen en google cuantos fabricantes de autos dejaran de vender autos de gas despues del 2020

  • Luis dijo:

    Otro artículo para la serie los americanos son malos malitos y culpables de todo lo malo que pase en el mundo. Me pregunto si haya alguien tan ingenuo que piense realemente de esa manera.

    • m&m dijo:

      no de todo pero si de la mayoria de lo peor, ya dsea directa o indirectamente, hay que ser ciego o “inocente” para no verlo

  • dario ramos dijo:

    lo real con respecto a argentina es que por primara vez en diez años se esta preparando para volver a exportar energia.

    se trata de gas a chile.

    ademas que este año, la recomposicion de tarifas esta dando sus frutos y por primara vez esta subiendo la extraccion de peltroleo en vaxca muerta.

    pronto argentina exportara por cerca de diez mil millones de doalres anuales en energia

  • Yuniesky Moreno dijo:

    El trabajo de Tesla y otros desarrollando tecnologías en función de las energías renovables es muy prometedor, es el mundo del futuro, solo falta que aprendamos a almacenar la energía de los relámpagos (este es el reto), entonces y solo así nos aliviaremos de la dependencia de los combustibles.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también