Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

¿Qué sería de la Revolución cubana sin la mujer? (+ Video)

| 8 |

fidel-y-la-fmc-03¿Qué sería de la Revolución cubana sin la mujer? ¿Y de la mujer cubana sin la Revolución? Enfocada de cualquier manera, la relación entre ambas es innegable. Desde la gesta de la lucha, hasta los años posteriores al triunfo, la mujer cubana estuvo presente, y junto a ellas, con todo su apoyo y admiración, estuvo también Fidel.

En el acto de fusión de todas las organizaciones femeninas revolucionarias, en el salón-teatro de la CTC, un día como hoy de 1960, el Comandante expresó:

“Trabajar, a organizar y a poner en actividad el espíritu creador, el entusiasmo de la mujer cubana, para que la mujer cubana, en esta etapa revolucionaria haga desaparecer hasta el último vestigio de discriminación; y tenga, la mujer cubana, por sus virtudes y por sus méritos, el lugar que le corresponde en la historia de la patria.”

“(…) constituyen esta Federación de Mujeres Cubanas, unidas en esa palabra: cubanas, y unidas en esa bandera que llevan en sus manos. Y se han unido para trabajar, para trabajar y para luchar; se han unido para todas las tareas que la Revolución nos trae; se han unido para la lucha y se han unido para el trabajo; se han unido para ayudar a la patria en cualquier circunstancia. Si mañana en el combate, mañana prestarán su esfuerzo; si hoy en el trabajo, hoy prestarán su esfuerzo”.

Junto a Vilma Espín, fundadora y presidenta de este movimiento, durante la constitución de la Federación de Mujeres Cubanas, (FMC) surgida de la unidad de todas las organizaciones femeninas existentes en el país. "Día histórico y prometedor", le llamó Fidel, el 23 de agosto de 1960. Foto: Instituto de Historia de Cuba/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

Vilma Espín y Fidel durante la constitución de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), un “día histórico y prometedor”, como le llamó Fidel al 23 de agosto de 1960. Foto: Instituto de Historia de Cuba/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

A pocos años del triunfo revolucionario, Fidel se dirigió a los presentes en la sesión de clausura de la V Plenaria Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en el estadio Augusto César Sandino, en Santa Clara, un 9 de diciembre de 1966, refiriendo: “Cuando llegamos esta noche aquí, le dije a un compañero que este fenómeno de las mujeres en la Revolución era una revolución dentro de otra revolución. Y si a nosotros nos preguntaran qué es lo más revolucionario que está haciendo la Revolución, responderíamos que lo más revolucionario que está haciendo la Revolución es precisamente esto; es decir, la revolución que está teniendo lugar en las mujeres de nuestro país. Si nos preguntaran cuáles son las cosas que más nos han enseñado en la Revolución, responderíamos que una de las lecciones más interesantes que los revolucionarios estamos recibiendo en la Revolución es la lección que nos están dando las mujeres”.

Cuando las mujeres cubanas, bajo su organización clausuraban el II Congreso de la FMC, en el teatro “Lázaro Peña”, el 29 de noviembre de 1974, dijo el Comandante: “(…) Se hace evidente que la mujer necesita participar de la lucha contra la explotación, contra el imperialismo, el colonialismo, el neocolonialismo, el racismo; en dos palabras: la lucha por la liberación nacional. Pero cuando al fin se alcanza el objetivo de la liberación nacional, las mujeres deben seguir luchando por su propia liberación dentro de la sociedad humana.”

“(…) Claro que si nosotros comparamos nuestra situación actual con la que existía antes de la Revolución los avances son enormes. Ni siquiera es posible hacer comparación alguna entre la situación que tenía antes la mujer y la situación que tiene actualmente. Pero aquella situación que encontró la Revolución justificó plenamente la creación de la Federación de Mujeres Cubanas. Porque nuestra experiencia nos enseña que cuando un país subdesarrollado como el nuestro se libera e inicia la construcción del socialismo, es necesaria una organización de masas como esta, puesto que la mujer tiene que enfrentarse a innumerables tareas en el seno del proceso revolucionario. Y por eso estimamos que la decisión de desarrollar este movimiento femenino, de crear esta organización que nació el 23 de agosto de 1960, fue realmente una decisión acertada, puesto que las tareas que esta organización ha desarrollado no habrían podido llevarse adelante por otros mecanismos.”

“(…) la mujer tiene otras funciones en la sociedad. La mujer es el taller natural donde se forja la vida. Son por excelencia las creadoras del ser humano. Y digo esto porque, lejos de ser objeto de la discriminación y de la desigualdad, la mujer merece especiales consideraciones de la sociedad.”

“La Revolución tiene en las mujeres cubanas hoy día un verdadero ejército, una impresionante fuerza política. Y por eso decimos que la Revolución es sencillamente invencible. Porque cuando la mujer adquiere ese nivel de cultura política y de militancia revolucionaria, quiere decir que el país ha dado un salto político muy grande, que nuestro pueblo se ha superado extraordinariamente, que la marcha de nuestra patria hacia el futuro no la puede ya detener nadie.”

Presente siempre en cada una de las citas de la federación, en su III Congreso afirmó: “(…) Yo estoy absolutamente convencido de que la sociedad ganará más en la medida en que sea capaz de desarrollar y aprovechar las calidades, las capacidades morales, humanas e intelectuales de la mujer. Estoy absolutamente convencido. Y precisamente lo que diferencia una sociedad justa, una sociedad socialista de la capitalista, es esto.”

Para conocer más sobre el ideario del líder de la Revolución Cubana, visite nuestro sitio Fidel Soldado de las Ideas. Síganos en Facebook y Twitter.

Junto a Vilma Espín y Gilberto Cervantes, presidente de la Cruz Roja Cubana, en el acto de fundación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en el teatro Lázaro Peña en La Habana, 23 de agosto de 1960, autor: Tirso Martínez. Foto: Periódico Granma/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

El Comandante en Jefe junto a Vilma Espín y Gilberto Cervantes, presidente de la Cruz Roja Cubana, en el acto de fundación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), en el teatro Lázaro Peña, 23 de agosto de 1960. Foto: Tirso Martínez/ Granma/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Junto a Vilma Espín durante el acto de clausura del II Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). La Habana, el 29 de noviembre de 1974. Autor: Liborio Noval. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas

Acto de clausura del II Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), 29 de noviembre de 1974. Foto: Liborio Noval/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Participa en la clausura del III Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, a su lado Vilma Espín Guillois, Secretaria de la FMC y el General de Ejército Raúl Castro Ruz, el 8 de marzo de 1980, Autor: Jose L. Anaya. Foto: Juventud Rebelde/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

Raúl, Vilma y Fidel en la clausura del III Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, el 8 de marzo de 1980. Foto: Jose L. Anaya/ Juventud Rebelde/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

En la clausura del IV Congreso de la FMC, junto a la compañera Vilma Espín, presidente de la FMC y el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, el 8 de marzo de 1985. Foto: Juventud Rebelde/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

Clausura del IV Congreso de la FMC, el Comandante en Jefe junto a Vilma Espín, presidenta de la FMC y el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés, el 8 de marzo de 1985. Foto: Juventud Rebelde/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • alexis reinoso lezcano dijo:

    ¿Qué sería de la Revolución cubana sin la mujer?……¿Qué sería de la Revolución cubana sin Fidel, sin Marti, Sin maceo, Sin Mariana Granjales, Sin Celia?…… Tosos por si solos aun vien en la historia de Cuba y su idiologia, su comprmiso con todos ellos, con el cumplimiento de nuestro deber, asi somos, y asi nos enseñaron, y asi seremos

  • yaima millan dijo:

    La mujer cubana es un pilar importante dentro de la Revolución, y la Revolución ha sido la que ha propiciado el desarrollo y reconocimiento de la mujer, su relación es única.

  • Roberto Gil Ontivero dijo:

    Muchas felicidades a todas las Federadas cubanas y muy especial para las que laboran en TRD Caribe.
    Todas cada día hacen realidad el pensamiento martiano de : “Las Campañas de los pueblos son debiles si en ellas no se alista el corazon de la mujer”, muchas lo han hecho a lo largo de nuestra histotia, Mariana Grajales, Ana Betancourt, Clodomira Almeida, haydee, Melba, Celia, Vilma entre otras.Felicidades a las federadas de la tierra del Mayor.Gracias.

  • José García Álvarez dijo:

    23 de Agosto de 1960,un día histórico e inolvidable y una hermosa obra en la que no podia faltar la presencia de nuestro Lider Histórico,quien puso como siempre todo su empeño para que la mujer Cubana tuviera el valor y lugar que La Revolución Cubana les diera desde su comienso.

  • Candela dijo:

    Soy mujer y cubana. Cuando triunfó la Revolución acababa de cumplir cuatro años, por lo que he vivido -siendo pequeña de testigo junto a mi madre y después por mí misma- los diferentes momentos de la Revolución. Siento en mí la Revolución con todas sus grandes luces y también con las sombras que necesitamos despojarnos. Ninguna obra es perfecta y la nuestra necesita superarse.

    Si con algo la sociedad cubana tiene una deuda inmensa es con la mujer cubana, porque en nosotros sigue estando el sostén de todo, de ese desarrollo con altos índices de participación social que dignifican e ilustran mejor todo lo que en materia de inclusión social la Revolución cubana avanzó con la mujer, y también, toda la carga que está llevando en las espaldas la mujer cubana de hoy, sobre todo desde que comenzó el Período Especial a la fecha, sorteando carencias, “inventándolas en el aire”. La mujer cubana es, sin lugar a dudas, la gran heroína de estos tiempos.

    Y digo lo anterior porque basta mirar las estadísticas de la ONEI para alarmarse cómo a diferencia de la mayoría de los países del mundo, la esperanza de vida de la mujer cubana es prácticamente igual que la del hombre, lo cual es un indicativo de su desgaste. Sobre sus hombros sigue descansando, como antaño, la familia.

    La heroicidad de estos tiempos hay que buscarla en la mujer, que además de trabajadora y profesional, lleva el peso de la casa, la engorrosa tarea de administrar y garantizar la alimentación de la familia, repartiendo para todos y quedándose muchas veces con lo peor por priorizar a los demás que considera bajo su custodia. Es la que está llevando la peor parte con el cuidado de los ancianos, algo para lo cual la sociedad cubana no tuvo tiempo-o no calculó adecuadamente- para prepararse, sin descuidar a sus nietos; la que ha perdido su privacidad en la casa que se ganó con su esfuerzo, ante las pocas opciones de vivienda de sus hijos crecidos en el Período Especial y, por si fuera poco, la que está muchas veces “luchando” los pesos para llevar a la casa, doblando el lomo, para que hijos y marido, no pierdan su trabajo, no se queden atrás, renunciando a todo, regresando envejecida, desde sus altos puestos y profesiones, a las labores domésticas con la que sus abuelas o bisabuelas sufragaron los gastos de estudios de sus padres. Así estamos muchas hoy día.

    La FMC fue luz trascendente en el avance de la sociedad; sus organizaciones de base lograron el milagro de la salud reproductiva cuando hasta hablar de la menstruación era un tabú, el de la incorporación social plena, el de la igualdad. Muchas de nosotras cuando incomprendidas por jefaturas nos trataron de minimizar o echar a un lado por el simple hecho de ser madres y ocuparnos de nuestros hijos enfermos, tuvimos en la Organización un apoyo. La vida ha cambiado y las cosas jamás podrán ser como antes; no es preciso; mas el tiempo de la FMC no ha caducado como parece por la escasa visibilidad que tiene hoy a nivel de cuadra. La FMC necesita renovarse conceptualmente sin tanto consigneo y con más creatividad y dialéctica, en defensa de la mujer cubana.

    En los tiempos que corren, la FMC está llamada a dejarse ver como potente defensora de la realidad de la mujer en cada ley, medida o acción que se tome en el país. No basta con que tal o más cual sean dirigentes, hace falta -o mejor: me hace falta- sentir como mujer que mis derechos se defienden en la Asamblea Nacional cuando en un decreto ley o “nueva reglamentación” no se analiza suficientemente las consecuencias para las mujeres; cuando estamos en una sociedad envejecida que necesita apoyar a la mujer para que procree .

    En fin, queridas compatriotas: que un día como hoy el ejemplo que nos dejaron Vilma, Celia y un montón de mujeres renombradas y sobre todo, de anónimas que levantaron esta Obra, perdure renovado y firme ante los nuevos retos y por la inclusión e igualdad plenas, sin lo cual no es posible que logremos construir el socialismo próspero y sostenible que por sus valores humanísticos, soñamos para nuestros hijos y sus hijos.

  • Cesar A Guevara I dijo:

    no encuentro mención a la flor de cuba Celia Sanchez Manduley ella es parte de la gloriosa historia de Cuba

  • Cristina dijo:

    Coincido plenamente con los planteamientos expresados, y creo que se pudiera agregar una ayuda mayor a las jóvenes que al no tener círculo infantil tienen que pagar un precio alto para poder incorporarse a sus trabajos, a las que en estos meses de julio y agosto no les quieren recibir sus hijos en el círculo, inventando cualquier excusa y en su centro de trabajo no pueden llevarlos, además no es fácil tener niños en un departamento de trabajo queriendo tocar computadoras, jugar y hacer cosas propias de su edad.

  • Cristina dijo:

    En el comentario de Candela también se refiere a un fenómeno que se manifiesta cada vez más a mujeres con padres longevos y que tienen incluso que abandonar sus puestos de trabajo algo para lo cual la sociedad cubana no tuvo tiempo-o no calculó adecuadamente para prepararse, tanto en estos casos, como en el cuidado de los niños el cobro de cuentapropista no se baja de los 10 ó 15 pesos en CUC, algo fuerte, no creen….

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también