Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Osvaldo Doimeadiós: “Caí rendido ante Mongo Castillo”

Por: Ana María Domínguez Cruz
| 43 |
Fotos Cortesía Alberto Luberta.

Fotos Cortesía Alberto Luberta.

Se propuso no actuar, no ser el Mongo Castillo que se aprende en un libreto o que se parece a aquel otro guajiro de campo adentro. Quiso ser natural, imaginó cómo hubiera sido él si en vez de nacer en 1964, hubiera vivido en carne propia la lucha contra el bandidismo entre 1960 y 1965.

Osvaldo Doimeadiós, el actor cubano que hace humor y arranca carcajadas y que a la vez, desde el drama, despierta sensibilidades y provoca lágrimas, prefiere creer que a estas alturas de su vida, no fue una casualidad que le llegara Mongo Castillo, el personaje que encarnó en la serie LCB: La otra guerra.

“He hecho personajes de los que me siento muy orgulloso, pero no siempre te llega una serie con un personaje de estas características. Es mi primera serie y ya de por sí, aceptarla fue un reto. Sin embargo, desde que Alberto Luberta me envió un correo con algunos capítulos para que yo valorara la propuesta, me sentí seducido por la idea de trabajar en un producto audiovisual que abordara un episodio de la historia de nuestro país, pero de una manera que trasciende el didactismo que ha llegado a aburrir.

“En esta etapa de mi vida asumí a Mongo Castillo porque desde el inicio me percaté de que era de una estatura mayor. Este personaje para mí fue una gran oportunidad, incluso para superarme como actor, porque lo más importante a la hora de interpretarlo era lograr diferenciarlo de ese otro guajiro que la gente conoce, el Pipo Pérez de mi faceta como humorista. ¿Cómo no contaminar a uno con el otro? El equipo estuvo pendiente y les pedí que ante cualquier signo de similitud me corrigieran. Pero se logró porque ante todo pienso que Mongo Castillo llegó a mí cuando ya tengo una madurez mayor en mi profesión.

“¿Cómo lo construí? Tuve la ventaja de que Mongo Castillo tiene como punto de partida una historia real, la de Ramón Treto, a la que se le sumaron historias de otras familias. Eduardo Vázquez, el guionista principal de la serie, me facilitó una entrevista que le hicieron a Treto en 1983 y de ella tomé dicharachos y otras informaciones que me ayudaron a construir el personaje.

“También vi unas imágenes suyas en un documental, pero no quise calcarlo. Lo armé con varias historias, y lo trabajé sobre la base de la educación sentimental del campesino cubano, que es muy duro y recio pero que convive además con sus lados vulnerables.

“Lo importante es sentir el personaje, y lograr un sello, una autenticidad. Quienes viven en zonas apartadas, con una vida difícil, se exponen a la sobrevida y siempre tratan de hacer lo correcto, lo que su propia lógica le ofrece. No quise impresionar ni fingir. Estudié el texto, pero no quise sentirme tan seguro de él. Acudí a la espontaneidad y a todos los resortes que le dieran más naturalidad al personaje”.

osvaldo-doimeadios1

Si no hubiera sido Mongo Castillo…

Caí rendido ante Mongo Castillo desde que supe de la idea de la serie y recibí la propuesta de Luberta. En todo caso, si no hubiera sido Mongo, o Porfirio, o El Gallo, o cualquier otro de esos personajes de presencia fuerte en la trama, hubiera sido incluso cualquier otro personaje de los episódicos que también aparecen en la serie y que le aportan lo que necesitábamos.

Me sucedieron cosas muy curiosas durante el rodaje y mucho antes, desde la preparación del personaje. Por ejemplo, trabajamos mucho las escenas familiares en las casas. Cuando una familia tiene a una madre o a un padre analfabetos, todos reproducen formas de comunicación iguales. Si yo decía “Dispués”, todos debían decirlo y había que trabajar en eso para lograr esa verosimilitud.

El caballo que me asignaron se llamaba Pajarito, pero llamarlo así me parecía burlesco. Entonces le decía “¡Jarrito!”, para que me atendiera, fue un mecanismo que encontré.

Me resultó difícil también retomar a Mongo Castillo luego de tres meses de interrupción. La serie se detuvo a la espera de autorizaciones necesarias para usar el armamento y otros recursos, y al volver a filmar, me sentí casi desnudo. Tenía que regresar a lo que ya había pensado y montado. De todos modos, ese período me fue provechoso porque pude distanciarme, tomar en cuenta muchas cosas y  valorarlo desde otro punto de vista.

“Recuerdo escenas muy lindas como la que tiene Mongo con su hijo Cloro, fruto de una relación extramatrimonial. Fue una escena en la que pude improvisar, en la que me dieron libertad para hacerla. Era la primera vez que Mongo confiaba en su hijo, le contaba cosas y yo quise mantener ese componente dramático para que el personaje no perdiera su esencia. Al final fue una escena muy larga que debió editarse, pero a la que le pusimos los dos mucho de nosotros mismos.

No solo se trataba de Mongo Castillo, sino del hecho histórico en sí..

Sí, y me fue difícil también. Yo nací cuando la lucha contra el bandidismo en el Escambray y en otras zonas del país ya era un hecho. Recuerdo que las personas mayores en el entorno donde crecí en Holguín hablaban de ese tema.

En las clases de historia se hablaba de eso, pero no con mucha profundidad desde la visión más humana. El Teatro Escambray fue de los que más investigó esa etapa de nuestra historia, y en realidad mis referencias eran del cine de la década del 70 y del 80. Leí el libro sobre El Caballo de Mayaguara y tuve otras referencias fragmentadas, pero no tuve conocimiento de muchas vivencias personales.

Tenemos un gran bache en el análisis de temas históricos, y de ese período en particular. Conocemos poco, y para los más jóvenes, el vacío será mayor. Los actores jóvenes preguntaban mucho, para ellos también fue un hallazgo, no creían que hubieran sucedido esas cosas. Descubrían anécdotas en los libros, en las fuentes reales, se asombraban y es eso lo que ha pasado con el público.

Sucede que nuestros medios han pecado de contar la historia con un exceso de didactismo, donde la epicidad está desbordada y eso aleja a muchas personas de la historia. El clásico antagonismo que marca en dos extremos al bueno y el malo no favorece la comprensión de los hechos y no acerca al público. Lo que me gustó de esta historia es que los personajes se veían más humanizados, con sus conflictos, sus luces y sus sombras.

Percibí desde el inicio que la historia estaba contada desde la épica, pero más allá, desde la perspectiva más humana, más familiar. Eso fue lo que me cautivó. Pensé que si esto se contaba de esa manera, podría ser un éxito para cautivar a un espectador de cualquier edad.

No fue cosa de coser y cantar, claro. El proceso comenzó a finales de noviembre de 2016 con la lectura de los guiones, el casting, las investigaciones nuestras. Tuvimos un magnífico trabajo de mesa con Eduardo Vázquez; conocimos a personas que estuvieron involucradas en esa lucha, por ejemplo, al hijo de El Caballo de Mayaguara.

osvaldo-doimeadios2

¿Cuáles fueron los principales obstáculos de la serie?

El rodaje fue bastante accidentado porque un serial bélico necesita de toda una logística y un conjunto de recursos que un dramatizado común no lleva, además de que urge contextualizarlo en una época.

Algunos televidentes aluden a los paisajes, a los camiones y a otros detalles porque no son los reales del lugar y de esos años, pero tratamos de suplir con la interpretación de los personajes y con las historias en general esas ausencias que se generan en una producción de esta naturaleza hecha en Cuba.

Cuando ya el 20 por ciento de la serie estaba filmada, te comentaba que se detuvo la filmación. Esperábamos el permiso para recibir el armamento que necesitábamos, y demoró hasta el punto de que algunos actores abandonaron el proyecto porque les coincidió con otras propuestas, que aceptaron porque supuestamente ya debíamos haber terminado.

Si se quiere asumir la realización de audiovisuales de corte histórico, las instituciones pertinentes deben apoyar más y mejor, de una manera más coordinada y efectiva. Estuvimos a punto de interrumpir el proyecto de manera indefinida.

Me consta el esfuerzo inmenso que hizo RTV Comercial para llevar a buen término la serie, pero es penoso que esto pase porque atenta contra la calidad de cualquier producto audiovisual.

osvaldo-doimeadios3

Puedo contarte de esos momentos difíciles que tuvimos con ese armamento viejo… algunos actores se quemaron, pasaron pequeños accidentes. Pero ya eso no es lo importante, sino el hecho de que la serie se terminara y que el público, de manera general, esté complacido con lo que recibió.

La serie, como toda obra, es perfectible y muchas cosas podían haber salido de otra manera. Sin embargo, es un producto digno y ha tenido un impacto impresionante en los distintos tipos de público. Es una puerta abierta para quienes quieran abordar la historia desde el audiovisual. Pueden suponer que la clave está en no despreciar lo épico, sino abordar la épica desde otra perspectiva.

Les agradezco a todos los que se quedan en el anonimato cuando una producción como esta sale. Los choferes, los asistentes de producción, los que se encargan de la comida, los maquillistas, los que te enseñan a montar a caballo… Están en los créditos y muchos ni los leen”.

¿Asumiría otro proyecto similar?

Sin dudas, siempre que traiga ese espíritu de humanizar la historia porque solo así se puede llegar a uno mismo.

¿Qué le dejó Mongo Castillo a Osvaldo Doimeadiós?

En mí se quedó su perseverancia y la fe en lo que cree.

(Tomado de La Jiribilla)

Se han publicado 43 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • 8a dijo:

    Que actor!!! Y cuanta impedimenta para lograr esas obras..

  • Erick dijo:

    Me gustó mucho ese personaje y la serie en general. Ni cuenta me di que algunos elementos no eran de la época !!!

  • Casais dijo:

    Conozco algo de la historia que se contó, sus excesos de violoencia y asesinatos. Pero Doimeadios le dio el caracter humano y interiorizado que requiere un material como este para hacerlo creible. Mi admiración por su personaje, es una clase de buen hacer. Me emocionó, me conmovió y minimizó las críticas que sobre otros aspectos aprecié en el material. Gracias, señor actor. Gracias por tu comentario sensillo y humilde. Es la forma en que actual los grandes y Ud. lo es. Mis respetos.

  • zet dijo:

    lo mejor en años de TV.

  • María Mercedes dijo:

    Muy buen trabajo Ana María. En casa todos seguimos los capítulos de esta serie con mucha atención. Sugiero que dentro de algún tiempo la repitan, pero todo seguido.
    Doimeadiós : para mí todo estuvo PERFECTO. Todo me gustó.
    ¡¡¡ Muchísimas FELICIDADES Mongo Castillo !!!
    ¡¡¡ Muchisimas FELICIDADES a todos los que participaron frente y detrás de las cámaras!!!

  • kytty dijo:

    Me encanto el personaje que hizo en la serie fue sin duda alguna uno de los mejores

  • Cubanitodeverdad dijo:

    Excelente actor, para mi, uno de los mejores pues se desdobla magistralmente tanto como humorista que como dramático.

  • Saphira dijo:

    Lo que mas me impacto fue que tuve que mirar dos veces para estar segura que era Doimeadios por mas que me esforce no vi a ninguno de sus otros personajes, me convencio y me siento feliz de haberlo tenido siempre entre mis favoritos Felicidades para el y los demas actores muy buen trabajo.

  • Alfredo dijo:

    Felicidades a Doimeadiós, una vez más da clases de la calidad de actor que es, lamentablemente y como el mismo afirma, hay muchos jóvenes que desconocen sobre este pasaje triste y doloroso de la historia de Cuba, poco se divulga y poco se imparte sobre esto en las clases de historia, si seguimos así corremos el riesgo de que se olvide nuestro pasado. Felicidades una vez más, a Luberta también y a otros valiosos actores que removieron nuestros asientos con sus presentaciones. Gracias.

  • Protesta de baraguá dijo:

    RTV Comercial superó todas mis expectativas con esa serie…como dijo Mongo Castillo, es una lástima que las instituciones no apoyen como es debido estos proyectos. Ahora bien, esa serie hubiera tenido más audiencia si se hubiese estrenado en las vacaciones porque la programación de verano está “malísima”!!! no he notado ningún cambio significativo en cuanto a la programación del resto del año…es verdad que por eso los paquetes gozan de tan buena aceptación.

  • sheily dijo:

    me encanto su actuación en la serie, muchas felicidades

  • Yuriannis Valdés dijo:

    Me gustó mucho el personaje que hizo en esta serie fue de los mejores, mi admiración por este actor y por la historia de mi pais y mis respetos.

  • Kmilo dijo:

    EXCELENTE SERIE. Hace mucho tiempo que en la TV no se apreciaban verdaderas obras de arte como esta y como DUABA, que reflejan la rica historia de Cuba, pero desde otra óptica para no aburrir.
    Mongo Castillo: insuperable, perfecto, sensacional y ESPECTACULAR. Desde el primer capítulo la serie me atrapó y Mongo en especial. Su forma de ser, sus dicharachos espectaculares, su naturalidad y la familia que tenía a su lado.
    Considero una clase magistral de actuación la de Osvaldo. Yo le grité junto a Fila en los capítulos finales, que aquello era una trampa, lloré junto a él cuando limpiaba el cuerpo inerte de su “Monguín” y dió una clase de hombría cuando a la novia de su hijo, que estaba embarazada, le dijo que “a ese vejigo no le va a faltar nada mientras Mongo este vivo”, cuantos “hombres” de hoy se separan de sus esposas y de sus hijos.
    Seguí la serie los sábados y los martes, ojala continue.
    FELICIDADES a Osvaldo Doimeadios y al colectivo de realización.

  • Yoli dijo:

    La serie estuvo buenísima y creo que se pudiera utilizar también como medio didáctico en las escuelas a la hora de dar las clases de esa época, seria una muy buena forma de llegarles a los estudiantes porque una imagen vale mas que mil palabras.

  • Martha dijo:

    En verdad fue una serie maravillosa, magnifica en su esencia y contenido, y Usted Doimeadios fue todo un consagrado, fue memorable verlo no como humorista sino como todo un actoraso dramático multifacetico, en verdad me llegó al corazón su actuación, lloré sonreí pero sobre todo disfrute la serie, gracias por regalarnos tan buen audiovisual..

  • joseantonio dijo:

    Este es una muestra de cuanto se puede hacer por dignificar, humanizar y hacer amena la Historia. Doimediós es un fenómeno de la actuación ante el que hay que quitarse el sombrero. Felicidades y muchas gracias.

  • ramon dijo:

    Ya se puede ver la serie por Youtube?

  • Amparo Morales López dijo:

    Gracias por un programa televisivo que desde el inicio me atrapó, me hizo ver cosas a mi corta edad de esa época sólolas oia contadas y comentadas por mi familia. Tuvo muy buenos profesores de Historia de Cuba, cuando realmente se impartía en las escuelas historias, pero esto me hizo ver cuan grande y cuanto sacrificio ha hecho nuestro país y nuestra Revolución por defender lo que hemos construído. Muchas felicidades y que empeños como estos no se queden en el camino, que le den el apoyo que merece una buena programación en la televisión, pues los programas de producción cubana están escaseando. Felicidaes para todos los que intervinieron en esta serie.

  • Leandra dijo:

    Deseo felicitar a actores y realizadores de este hermoso y duro episodio de nuestra historia (realmente no podemos leer los créditos pues muchas veces pasan a gran velocidad y con letras muy pequeñas), quedó maravilloso y ojalá siempre se cuente la historia de Cuba de esa manera, muchos la entenderían mejor. Los detalles incongruentes no son nada comparado con toda la carga emocional que han sido capaces de transmitir. Particularmente doy gracias a todos en nombre de muchos cubanos dignos y que aman su patria y su historia. Gracias en particular a O.Doimeadiós.

  • almafuerte dijo:

    Soy una cubana común, espectadora de lo cubano y en mi humilde opinión adoro a Doimeadiós somos afortunados de tenerlo, es un gran cómico, en fin un gran actor, quisiera que la vida lo llenara de gloria y felicidad para que esa mente prodigiosa siempre nos haga disfrutar de todo lo que hace, suerte, salud y todo lo demás que te mereces por darte a dios y a nuestro pueblo, dicen que su niña va por el mismo camino, que bueno, necesitamos más Doimeadiós en nuestro cine y televisión.

Se han publicado 43 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también