Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Brasil: El programa del golpe fracasó, ahora falta una salida para antes del 2018

| 12
Michel Temer. Foto tomada de Russia Today.

Michel Temer. Foto tomada de Russia Today.

Por Tereza Cruvinel*

La semana que termina fue pródiga en señales de que el programa del golpe de 2016 fracasó, a pesar de que Temer y su coalición sigan gobernando. Las señales proceden de la economía, de la Lava-Jato, de las encuestas, de la vida real y del mundo simbólico, sirva como ejemplo lo que ocurrió el pasado viernes (17) en la entrega del premio Camoes: una de las mayores estrellas de nuestra literatura denunció el golpe y su degeneración autoritaria. Fue duramente criticado por el ministro de Cultura. El plan golpista fracasó, pero el país todavía no encontró una salida. Si no la encontramos antes de 2018, vendrá de la mano de las urnas, pero el país estará más arrasado y la restauración tendrá un coste mayor.

En el ámbito de la economía, la difusión, por el mismo Banco Central, de un índice provisional que apunta hacia una caída del PIB de 2016 del orden de 4,55% es la culminación del fracaso. En la estela de este hundimiento viene también el desempleo, la contracción de la renta y de la masa salarial, la pérdida de la calidad de vida de quienes viven de su trabajo.

La promesa de que se iba a encarrilar el futuro del país hacia mejor fue un engaño. Vendieron la idea de que, desplazando a Dilma y al PT del gobierno, los agentes económicos recibirían una inmediata visita del espíritu santo de la confianza y todo empezaría a salir bien. Ocurrió todo lo contrario. La ilegitimidad del gobierno, su vulgaridad y cinismo sugieren cautela, un paso atrás y desconfianza.

En el ámbito ético-político, el proyecto de golpe también fracasa, a pesar de todos los esfuerzos para “frenar la sangría” de la Lava Jato, como la instrucción de Alexandre de Moraes al Supremo Tribunal Federal y el blindaje de Moreira Franco. Desde Curitiba Eduardo Cunha advierte, al presentar 21 preguntas capciosas a Temer, de que está en el límite. O lo sacan de allí, o empieza a delatar. Sectores del Supremo estudían apoyar más al gobierno, pero esas maniobras, por el contrario, tan sólo harán percibir al pueblo que la promesa de moralización de la política fue otro embuste, una estafa política sin elecciones. Se hicieron con el control del gobierno para poder actuar a sus anchas y salvar el culo a todos los corruptos.

La encuesta de la Confederación Nacional del Transporte, en asociación con la MDA-Pesquisa (CNT-MDA), también incide en la imagen del fracaso del golpe. El rechazo al gobierno de Temer asciende hasta el 62% y su aprobación cayó hasta el 10%. En los sondeos para las elecciones presidenciales, Lula aparece como el preferido en cualquiera de los escenarios posibles. Alcanza el 30% en el primer turno si el candidato tucano fuese Aécio Naves y el 31% si fuese Alckmin. Los dos líderes del Partido da Social Democracia Brasileira perdieron musculatura electoral. Marina Silva y el ultraderechista Bolsonaro disputan el segundo lugar.

Qué significa la resurrección de Lula con el 30% -después de toda la persecución judicial que está sufriendo, después de la demonización del PT y a pesar de la cantinela diaria de los medios de comunicación y de la oposición, culpando a los gobiernos petistas del descalabro económico-, si no el fracaso del golpe en su objetivo estratégico principal, que no era otro que derrotar a Dilma y, principalmente, evitar un retorno de Lula y enviar al PT a una larga estancia en la oposición.

¿Qué salida puede haber antes de 2018? Si Cunha delatase a Temer, tendríamos un escándalo, pero no una solución. El presidente de la República no puede ser procesado por actos ajenos (o anteriores) al ejercicio de su mandato. Queda el Tribunal Superior Electoral, si hubiese casación de la fórmula Dilma-Temer en un juicio que el magistrado Gilmar Mendes está retrasando al máximo. Si los que resistieron y los que se desilusionaron con el golpe se juntasen para salir a las calles, como hicieron los que pidieron el impeachment de Dilma, podríamos tener el escenario perfecto para una solución anticipada de la crisis. Cualquier otro escenario supondrá que el país se desangre hasta el 2018, hasta que llegue la respuesta electoral que empieza a tomar forma.

* Tereza Cruvinel es una de las analísticas políticas más respetadas de Brasil.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Radical dijo:

    ¿Qué salida puede haber antes de 2018? ..buena pregunta…..como dice el texto…..” la resurrección de Lula con el 30% -después de toda la persecución judicial que está sufriendo, después de la demonización del PT y a pesar de la guerra diaria de los medios de comunicación y de la oposición….. “……
    Un retorno de Lula creo sería la esperanza de la mayoría, incluyendo a sectores económicos fuertes en Brasil, pero ahí el clima está cada vez más enredado y de verdad a nadie puede augurar con precisión lo q va a suceder en lo adelante. Un país q ha vuelto a ser desmembrado y vendido como por piezas…….

  • Jose R Oro dijo:

    Al fin del día, el problema sigue siendo el mismo, no se puede distribuir lo que no se tiene, no se puede gastar lo que no se ha ingresado en las arcas del estado. Los increíbles desembolsos relacionados con la Copa del Mundo de Futbol (que además no ganaron, pecado capital para los muchos millones de “torcedores”) los Juegos Olímpicos de Verano y las infraestructuras relacionadas, con gastos directos de unos 12,000 millones de USD, golpearon fuertemente el plato de la familia y además crearon una situación sicológica donde las calumnias podían germinar.
    Varios escándalos reales o falsificados condujeron (como se había planeado por la oposición, y por los presuntos aliados de Dilma) al desastre nacional del golpe parlamentario contra Dilma y Lula. Sus sucesores, que no merecen ser nombrados, tienen tejado de vidrio, y carecen de futuro en la vida política del gigante sudamericano (si no es que terminan en la cárcel ellos mismos, que pretendieron ser carceleros)
    Lula tiene el potencial para ganar en el 2018. Ya tiene un 30% de apoyo en el medio de la crisis y la implacable persecución a que se ha visto sometido. Solo quiero comentar, que ha existido una cierta regularidad en la izquierda latinoamericana, que es que los continuadores (o presuntos continuadores en algunos casos) de los grandes líderes populares (Chávez, Lula, Cristina, Correa) no tienen el mismo carisma ni capacidad de movilización de las masas. Este es un tema muy complejo y se escapa del marco de este interesante artículo que comentamos..
    Creo que Lula va a ganar en el 2018, aunque la oposición (hoy en el poder) va a mover cielo y tierra para impedirlo. Pero ellos son enanitos y Lula es un gigante.

    • Arturo dijo:

      Pero le recuerdo que la COPA del MUNDO y las OLIMPIADAS no son responsabilidades del gobierno TEMER. Quien pidió las Olimpiadas y el Mundial fue Lula, en el 2007 y en el 2009.
      Dilma fue la encargada de tener bajo supervisión todo lo relacionado con estos dos EVENTOS, y los dos han sido un reverendo fracaso. A día de hoy el PARQUE OLIMPICO de RIO, 6 meses más tarde, está ABANDONADO TOTALMENTE, y el Maracaná, que sufrió DOBLE reparación con dinero PUBLICO, está en una absoluta ruina.

      Aclaro esto sólo para poner las cosas en su lugar.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Arturo. Claro que ambos eventos fuerom organizados por Dilma. Por eso digo que estos exorbitantes gastos sin respaldo financiero ” golpearon fuertemente el plato de la familia y además crearon una situación sicológica donde las calumnias podían germinar”. Por ello (entre otras cosas) el golpe de estado parlamentario funciono. Y es totalmente cierto que todos esos esfuerzos estan ahora en el mas completo abandono, vi fotos espeluznantes del deterioro de tales instalaciones. Creo que Lula tiene mucho mas magnetismo y que sera un candidatos con muchas oportunidades de ganar en el 2018

      • Arturo dijo:

        Pero claro. El Gobierno DILMA no fue capaz de mantener la liquidez de las finanzas.

        Mire, le cuento que cuando Dilma salió en el 2014, en enero del 2015 comenzó a hacer RFORMAS, de la mano del Ministro de Hacienda Joaquin LEVY, que conllevaron a la reducción del presupuesto en las areas de educación (principalmente en las univesidades, lo digo con conocimiento) y en las areas de salud. Pero no siendo poco, subió las tarifas de la Luz, el agua y el gas;

        Como puede usted ver, no fueron medidas NADA POPULARES, pero no tenía otra opción, pues la mala politica economica en su primer mandato, el gobierno de DIlma entro en una profunda recesión economíca, después de muchos años de BONANAZAS

        Por esto se creó un malestar,,, y no sólo fue de la clase media alta,,, la llamada clase C y la D, también, pues vieron como su vida entraba en una recesión también.

        Así pasó, y le repito, con conocimiento de causa.

        En cuanto lo que usted plante sobre LULA, a mí, no me queda tan claro, pero ya sabe usted, es una opinión particularmente mía.

        Saludos,

  • Manuel López Rodríguez dijo:

    ¿Fracasó? Es inimaginable la gran tajada de capital que ya se han tragado los Temer y compañía, dígase oligarquía brasileña, estadounidense e internacional.
    ¿Que con el robo del poder por parte de Los Temer se ha multiplicado la inflación, la delicuencia, el hambre, la desocupación laboral en Brasil?
    ¿Y eso a ellos que les importa?
    ¿Cuándo a las oligarquías les ha importado los destinos de sus países?
    Con todo eso que carguen los de siempre, los pueblos, los humildes, los oprimidos.
    La única pregunta está en: ¿hasta cuando los oprimidos van a resistir la opresión?

  • Manuel López Rodríguez dijo:

    Y mientras tanto, mientras los oprimidos aguanten la opresión, el capital, o sea la oligarquía nacional e internacional, continuará sacándole el jugo a la naranja común, siempre con un solo y único objetivo: enrriquecerse, por cien, miles, millones, miles de millones, billones y trillones de veces.
    Lo mismo en Brasil y donde quiera que prime el capitalismo.

  • felo dijo:

    Macri y Temer que clase de duo y no de cantantes precisamente, que manera de querer el mal para sus pueblos, si es verdad que salida puede haber antes del 2018, tan cerquita que está, estos dos ya le han arrancado una gran tajada a Argentina y Brasil, pero que les importa a estos señores, siguen haciendo de las suyas y todo sigue igual, estaran emulando a ver quien desangra más a esos paises, se necesita a LULA, DILMA, CRISTINA que si hicieron muchito por Argentina y Brasil, si LULA retornara otro gallo cantaria en Brasil y en el Continente, entonces si se puede hablar de una salida decorosa en el 2018.

    • Arturo dijo:

      A día de hoy, LULA no gana las elecciones. Se lo digo yo.

      • Aroldo dijo:

        Pero como hoy no son las elecciones…

  • Extremadamente asombrado dijo:

    Realmente será muy respetada en Brasil, pero su analisis es demasiado prejuicidado y partidista. Plantea que en Brasil se ejecutó un golpe y eso es un tema solo esgrimido por la izquierda, muchos brasileños y gran parte del mundo aceptaron como legitimo el largo proceso de destitución de Dilma y se cumplió lo establecido en la constitución. Las manifestaciones en su contra nunca fueron masivas ni pusieron en peligro el devenir del pais. Brasil sigue en el BRICS y Temer es recibido por los principales lideres mundiales y no es un apestado. Tampoco puede resolver en quince dias los graves problemas de la economia ni las tensiones sociales que aun existen en ese gigante. No creo que quiera proponerse como candidato a las proximas elecciones, aunque lo colocan en el listado de las encuestas y tampoco creo que Lula pueda llegar a esa campana con reales posibilidades de exito. En ningun caso el PT puede presentarse solo a las elecciones porque no las gana, asi que no se con quien se aliará para ser competitivo. Por supuesto que los niveles de corrupcion son altisimos en el pais, pero no es exclusivo de la derecha ni del centroderecha, hay para todos desgraciadamente. Y creer que otro juicio o impeachment pueda arreglar el pais es de lunáticos, aunque todo eso es asunto exclusivo de los brasileños, no hay nada mas legitimo que unas elecciones para poner orden, el pais no se desangrará por eso, que no hay que exagerar. Hay paises en la region que tienen una situacion mas delicada y Teresa no pierde el sueño con eso.

    • Aroldo dijo:

      Creo que usted no tuvo todos los argumentos, y ya para qué, el proceso transcurrió normal, efectivamente, pero los argumentos que esgrimieron para comenzarlo y llevarlo a cabo desde el primer momento no eran válidos para ser ejecutados en un juicio político al presidente de la república, precisamente por eso es que se le llama golpe de estado, Dilma no cometió ningún crimen de responsabilidad, que es de lo que se le acusaba, las pruebas están ahí, otra cosa es que usted no quiera entender eso, o entendiéndolo crea que es correcto de cualquier manera.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también