Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Divorcios a la vista

| 8
Manifestaciones pro-rusas en Ucrania. Foto: Estrelladigital.com

Manifestaciones pro-rusas en Ucrania. Foto: Estrelladigital.com

Como las grandes sequías o las etapas de irrefrenables inundaciones, el separatismo abre capítulo en el mundo. Sobre todo en Europa donde viejas cicatrices molestan cuando cambia el tiempo o constipa el bolsillo de la gente.

La reincorporación de Crimea a Rusia, saca a relucir aspiraciones parecidas en Italia, España, Bélgica y Escocia. El tema Cataluña ha estado presente en el debate público (político y social)  en los últimos años, sobre todo desde el 2013 y a partir de que Mariano Rajoy dijera que no permitiría el referéndum separatista de esa autonomía. No hay peor veneno que aquel que se prohíbe.

Escocia le plantea al Reino Unido tener independencia por razones económicas sobre todo, y algo parecido sucede en Venecia con respecto a Roma. Los escoceses se quejan de que aportan a Londres más de lo que reciben del Reino Unido y apuestan por vivir mejor con el petróleo del Mar del Norte y otras riquezas propias. Los grandes empresarios, temerosos de perder privilegios ahora garantizados, pudieran boicotear el referéndum previsto para efectuarse en septiembre. Se verá, qué sucede, pero existe.

La Región del Véneto, (Padua y Verona, entre otras importantes urbes con un total superior a los 5 millones de habitantes) alegan parecido: deben pagar muy elevados impuestos y entregarle al estado casi todas sus ganancias. La economía de esa región (que fue una república siglos atrás)  se resiente con esos tributos e impiden dedicar en su provecho todo cuanto generan. El dinámico nuevo premier, MatteoRenzi, seguro urdirá algo para evitar este desmembramiento que pondría en mayores apuros a la muy comprometida economía italiana.

Pero debe ser muy convincente y certero,  pues la idea de fragmentar la Península creando un país (La Padania) con el área continental y de mayor desarrollo, dejando huérfana a la zona sur, históricamente más atrasada, es un proyecto de larga data también.

Bélgica, y por razones de  complejidad etno-lingüística, tiene previsto un proyecto de separación muy avanzado pero  de imprecisa realización. Los promotores de dividir el país son, ante todo, los  flamencos, quienes barajan posibilidades como sustentar un país con la zona de habla neerlandesa, independiente de los francófonos, pero teniendo como capital a la disputada Bruselas. El tema merece su propia misa.

Pendientes también quedan el destino final de Bosnia, todavía separada en dos ¿estados?, y también  territorios sometidos por las grandes metrópolis que permanecen subordinados a ellas y como novedad, aparece la exigencia de reparación que le deben  a muchos países que vieron frenado su desarrollo al ser colonizados por naciones europeas. Tal el caso y la reciente demanda de resarcimientos hecha por un grupo de naciones caribeñas.

Como ejemplo de heridas mal cerradas –y casos no cuestionados- permanecen también el Peñón de Gibraltar y Las Malvinas. En ambos hubo referéndum ordenados por sus majestades británicas o los correspondientes ejecutivos que en su nombre actúan. En el primer caso  con periodicidad se enfrentan dos países que son miembros tanto de la Unión Europea como de la OTAN, sin concordar. En el segundo, también es posible ubicar, en sus diferencias y parecidos, a Puerto Rico.

Pero ninguno de los sumarios citados provoca comezón en Washington ni en el Viejo Continente, donde radica la mayor parte de los entuertos irresolutos. ¿Se debe aceptar el juicio de algunos politólogos cuando afirman que el objetivo planeado con respecto a Ucrania y en particular con Crimea, era desarmar en piezas a la Federación rusa?

Incluso suponiendo que el golpe de estado en Kíev fue aceptado porque les interesa un mercado ávido, recursos abundantes, especialistas con buena formación y otros etcéteras, y no debido a que quieren esa plaza para aumentar el cerco de la Alianza Atlántica contra Rusia, la comezón que le aqueja por el reintegro de Crimea a Moscú, hace sospechar que no eran solo económicos los propósitos.

El Kremlin ¿acaso podía renunciar a lo que les perteneció desde la etapa zarista, es sede de su importante flota y le permite salida al Mediterráneo, cuando aparece la emergencia de que haya tropas hostiles en la amplia frontera que comparte con Ucrania?

Vladimir Putin, al dar las razones legales y lógicas de aceptar el pedido crimeo de sumarse a la Federación,  acotó, por demás, que  aun cuando la Casa Blanca se atribuya poderes excepcionales y pretenda tener el arbitrio de la verdad absoluta, se equivoca:

“Hasta qué punto hay que perder el olfato político y el sentido de la medida para no prever todas las consecuencias de sus acciones”, dijo el jefe de estado aludiendo al irresponsable apoyo de Occidente a los “nacionalistas, neonazis, rusófobos y antisemitas” ucranianos que perpetraron la asonada aprovechando factores de descontento interno y cierta pasibilidad de los inconformes con los hechos desatados.

“Todo tiene sus límites, y en el caso de Ucrania nuestros socios occidentales se han pasado de la raya, se han comportado de manera grosera, irresponsable y poco profesional”.

Según recomienda el premier checo, en lo adelante las reacciones europeo-norteamericanas no deben ser histéricas. El calificativo es suyo, que conste, aunque me sumo  a su criterio y advierto que a este drama le faltan varios segmentos todavía.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos P dijo:

    En Venezuela Capriles debería hacer un referendo en su estado para separarse de Venezuela. La gran mayoría de la población ahí lo apoya y no quieren saber nada de chavismo.

  • fernando lopez dijo:

    Curiosamente y cuando se oponen de manera tan “decidida”, Estados Unidos y la UE, en particular al referendum independentista de Crimea-Sebastopol y su incorporacion a Rusia, adonde siempre pertenecieron, pero que de manera, al parecer irresponsable y violando la Constitucion de la URSS, N. Jruschov traspaso bajo administracion ucraniana. Siempre occidente hizzo todo por apoyar y de hecho promover acciones separatistas en muchas partes y ahi tenemos aun fresco el caso de Yugoeslavia, que bajo la direccion de occidente se fue desmbrando, hasta quedar cada uno de los que la formaban por su cuenta. Cuanto han hecho por estimular acciones separatistas en regiones autonomas de Rusia? y cuanto han hecho y mucho mas.

    Mientras el fenomeno ha tenido un efecto bumerang porque dentro de la propia UE se producen un conjunto de acciones, donde regiones diversas promueven referendum separatistas, a lo que se opone ferozmente el poder actual, y uno se pregunta, que se creian?. Los caatalanes por su parte dispuesto a un referendum, que por demas ha sido muy, pero muy censurado de parte de los gobiernos de Espana y en especial del actual. Lo que en Italia se logro por anos, ha sido una cosntanste a partir de intereses economicos especialmente y hasta cierto punto comprensible, y no es solo una de estas regiones italianas, notese que existe un partido en el norte que ha expuesto publicamente deseos separatistas alegando el pago desmesurado al Gobierno Central y bajo el supuesto de mantener al sur italiano. Y que me dicen de los vascos, igualmente aplastados por acciones del Gobierno Central. LOs problemas internos en Belgica, han sido historicos entre el gobierno central y la region de Flandes. No menciono otras partes de Europa con iguales pretensiones porque no soy de los que me uno a la idea del separatismo porque la Union ha costado mucha sangre y de hecho provoco el nacimiento de ciudadanos con una sola nacionalidad independientemente de su origen. Este es un fenomeno, que parte de quienes hoy han creado lo que hicieron en Ucrania y que a la larga tiene un efecto, como senale; bumerang.

  • avner dijo:

    en el peor de los casos…esto marcara el comienzo de una gran limpieza etnica de cada region…

    …”ucranianos de origen ruso”…esa frase hay que recordarla

    el que compro mapas del mundo en la feria del libro, perdio el dinero…

  • JAIME MASSIAS dijo:

    Un articulo estupendo!!!!
    su contenido es una formidable lluvia de verdades dichas con precisión, elegancia y profesionalidad! Su total dominio del tema lo hace pedagogicamente único y didácticamente potable. Recoje y estudia cada situación de una forma analítica y lo sirve en la mesa del lector para su aprovechamiento y digestión.

  • Adela dijo:

    Desde mi más profundo respeto al derecho de autodeterminación de los pueblos, mi olfato detecta un extraño tufo en ciertos idependentismos europeos. Sorprendentes declaraciones de los partidos mayoritarios de Catalunya rechazando el referendum de Crimea y el enorme eco que tiene en la prensa estadounidense la consulta catalana, me llevan a preguntarme ¿Forman parte ciertos independentismos europeos de una “primavera” adaptada a la UE a fin de quebrar más la soberanía de los estados?

  • Amhed dijo:

    Las divisiones sacuden a Europa. La han sacudido siempre, ahi estan las 2 Guerras Mundiales, surgidas en su interior como pruebas más que evidentes. ante la esciciones europeas, los latinoamericanos más unidos que nunca.

  • Aroldo dijo:

    Excelente artículo, esta señora Claro es una de las más destacadas en el país en este tipo de materia.

  • Ernesto dijo:

    Elsa Claro es una profesional de criterio profundo, que tengo el placer de conocer y admirar desde mi adolescencia, pero por demás, es especialista en temas relacionados con Europa Oriental. Ella pone en evidencia el doble rasero de la política imperial, critican lo que sucede en Ucrania, pues le salió mal la jugada de apoderarse de este país y debilitar a Rusia, pero esto aun no ha terminado. Los términos de la ayuda de la UE a Ucrania, tenderán a socavar aun más la economía familiar de la mayoría del pueblo de ese país, pero Ucrania tiene una amplia deuda con Rusia, y una profunda interrelación económica.

    ¿Qué pasará dentro de algún tiempo en las regiones pro rusas, del sur y el este de Ucrania?, es algo impredecible y muy peligroso para la paz en Europa, en un año en que se conmemora el primer centenario de la 1ra Guerra Mundial.

    Los experimentos separatistas de antaño, que destruyeron a la no conveniente para la UE Yugoeslavia, y que incentivaron el odio entre repúblicas de la antigua URSS, han generado a lo largo de los años conflictos similares al de Crimea, pero de menor connotación, como el de la Transnistria, separada de la antigua república soviética de Moldavia, y que hoy quiere unirse a Rusia; las repúblicas de Abjasia y Osetia del Sur quieren también ser parte de Rusia, después que se separaron de la antigua república soviética de Georgia en el 2008, en el contexto de la oportunista guerra que esta última empezó, financiada y apoyada por EU y la OTAN, en plena olimpiada de Beijing y que fue paralizada por las tropas rusas.

    Ojalá el apetito imperial de EU y sus acólitos europeos, no los lleve a equivocarse y provocar un incidente militar de imprevisibles consecuencias, pues se puede jugar con el gato, pero este puede arañar.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Elsa Claro

Elsa Claro

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también