Imprimir
Inicio » Especiales  »

Si te callas una vez frente a la intolerancia, te callas para siempre

| 4

Ciudad México, CUBADEBATE.- Es, sin dudas, un fenómeno musical que ha infiltrado el continente al margen de los todopoderosos circuitos comerciales. “Nos tienen miedo”, el himno de la resistencia popular contra el golpe de Estado en Honduras, tiene hoy más de 100 versiones en Youtube, unos 50 000 enlaces en Google y en Latinoamérica no hay quien lleve su corazoncito a la izquierda -debidamente condenado por hereje, como dijera Roque Dalton- y no la conozca. En el país centroamericano ha acompañado durante los últimos tres meses las manifestaciones, el sepelio de las víctimas de la represión, las estaciones de radio clandestinas y hasta los muros de las calles del país centroamericano.

Jesusa Rodríguez (izquierda) y Liliana Felipe en su casa de Coyoacán.

Jesusa Rodríguez (izquierda) y Liliana Felipe en su casa de Coyoacán.

Liliana Felipe y Jesusa Rodríguez, compañeras en la vida y en el arte, autoras de la canción, son las primeras sorprendidas con el éxito de la obra compuesta en enero de 2008 y grabada en el disco “Mil veces mil”.

Para empezar, ninguna de las dos vive en Honduras. Liliana es argentina (de Córdoba), exiliada en México hace 32 años.  Su hermana y su cuñado eran militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) y los sicarios a las órdenes de la Junta Militar los secuestraron el 10 de enero de 1977, cuando hacía menos de un mes que había nacido la hija de ambos, hoy militante de HIJOS. Lily creó junto a Jesusa, una de las más grandes y singulares actrices mexicanas, el teatro “El Hábito”, por donde pasó toda la vanguardia artística local, incluida Chavela Vargas. Ambas se mantienen hoy muy activas en el teatro, la música y el activismo político.

Viven en el barrio de Coyoacán, del Distrito Federal, y si para romper el hielo de la entrevista les preguntas formalmente cómo quieren presentarse, Liliana responde con desenfado soy compositora, caberetera culta, clerofóbica, antitaurina…”, mientras Jesusa añade en el mismo tono que ella se dedica “a acumular desprestigio, pero cuido mi desprestigio enormemente. Ah, y también soy cerebro-servidora”.

Liliana Felipe y Jesusa Rodriguez¿Tenían idea ustedes del éxito que iba a tener esta canción fuera de México?

Liliana: No, para nada. Yo hice la melodía y tenía confianza en ella, e intenté muchas veces acompañarla con un texto que fuera significativo para mí. Pero al principio no salía. Pensé en algún momento escribir algo sobre las muertas de Ciudad Juárez o sobre los desaparecidos en Argentina. Sin embargo, no llegaba a algo que me convenciera. Hasta que un día Jesusa fue a una de las reuniones de la Resistencia Civil Pacífica en México, un grupo creado tras el fraude electoral del 2006 en este país.

Jesusa: Lily me decía, esta música me encanta y hay que ponerle letra, y nunca la hallábamos. Hasta que un día, en esa reunión de la Resistencia  alguien me pasó un texto anónimo que habla de los militares que siempre están detrás de las vallas metálicas, de los alambres de púa, mientras del otro lado está el baile y la música. En un momento determinado el texto dice: “Ellos no se pueden mover libremente porque nos tienen miedo”. Eso inspiró a Lily, que dijo: “Ya sé, la letra va por aquí: nos tienen miedo, porque no tenemos miedo”. A partir ahí pasamos a resolver todo lo demás.

¿Qué pretendían?

Jesusa: Esta es una canción para las calles, no para cantarla en la casa. Queríamos ofrecer a través la música nuevas formas de consignas. Las antiguas consignas, como “el pueblo unido jamás será vencido”, por ejemplo, son muy importantes y jamás dejarán de decirse, pero de pronto ya no son suficientes o alejan a la gente, en vez de acercarlas a las manifestaciones. Debíamos intentar nuevas frases para cantar en la calle. Y nos costó mucho trabajo lograrlo porque, curiosamente, en México -a diferencia de Argentina- no se cantan las consignas.

La primera vez que llevé esta canción a las reuniones de la Resistencia, nadie nos hizo caso, hasta que un día se nos ocurrió grabarla en plena lucha contra la privatización de nuestro petróleo. Hicimos un videoclip, con nuestra gente, en la fuente frente a la sede de PEMEX, y ahí nosotras, junto a nuestros compañeros, la tuvimos que cantar 40 veces, como suelen exigir los camarógrafos y los directores, que piden “otra vez y otra vez” para otras tomas. De modo que ellos se la fueron aprendiendo. Cuando pusimos el video en el Zócalo, ya se la sabían. A partir de entonces, se empezó a escuchar mucho la canción aquí en México, pero no imaginamos que esto tendría repercusión en otros países. Por supuesto, esto nos hace muy felices, porque la canción está hecha para eso, para entusiasmar a la gente e impedir que caigan en la clásica y paralizadora estrategia del miedo.

Liliana y Jesusa¿Cómo descubrieron que esta canción se había convertido en el himno de la resistencia den Honduras?

Liliana: El autor del video original de “Nos tienen miedo…”, en México, me llamó por teléfono y me dijo que chequeara una versión de la canción, con imágenes de la represión en Honduras. También una compañera muy querida, venezolana, contó que la estaban pasando en la televisión venezolana. Pero antes, nos la pidieron un grupo de mujeres independientes, que están siendo muy castigadas en Nicaragua, y obviamente sí se las dimos.

Se canta esta canción en los funerales de las víctimas del gobierno golpista, entre ellos en el del joven de 18 años asesinado cerca de la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra el Presidente Zelaya. ¿Qué mensaje quisieran transmitirles a las familias de estos mártires de la resistencia y a los que luchan allá, cantando la canción de ustedes?

Liliana: Es terrible la represión, es terrible la muerte, particularmente de un muchacho tan joven, con tanta vida por delante. Pero no deje que el miedo los venza, porque eso es lo que ellos quieren. Hay que tener mucha entereza y muy claras las metas. La derecha trata de sembrar el terror.

Jesusa: Lo que está ocurriendo en Honduras es riesgoso no solo para el continente, sino para el mundo entero. Es un momento en que ese país pasa por uno de sus peores momentos, pero la llegada de Manuel Zelaya a Tegucigalpa, tan sorpresiva, es a su vez un acto de resistencia extraordinario. Lo peor que le puede pasar a Honduras es quedarse con esa oligarquía infame, con esa degradación en el tejido social que crea la derecha. El dolor de los hijos muertos durante la represión ya no se lo podrán quitar nunca, pero si luchan al menos podrán vivir en un mundo libre y las muertes habrán servido para algo.

¿Resistir qué significa para ustedes?

Jesusa: Nosotras creemos que es indispensable buscar formas de lucha no violentas, porque la violencia sabemos muy bien de qué lado está y como la ha ejercido la derecha en Honduras, Colombia, México… Sabemos lo que es la derecha en el mundo entero: es pura violencia. Y ellos nos matan de muchas formas, también a través del miedo. Pero nuestra apuesta no es la arrogancia de decir “mátennos, no tenemos miedo”. No. No queremos morir, ni que maten a nadie. El concepto que yo quisiera destacar se lo escuché a los padres de 49 bebés que, por negligencia, murieron quemados en una guardería en Hermosillo. Los verdaderos culpables siguen impunes. Una de las consignas de las marchas de estos padres que claman justicia, es “la indiferencia también es delincuencia”. En este momento en el mundo ser indiferente es ser parte de la violencia y del crimen.

Liliana: Y tienen otra consigna con la imagen de dos zapatitos de uno de los bebés: “La lucha no es una locura; la impunidad enloquece”.

¿Podría esto inspirar otra canción juntas?

Jesusa: Hemos pensado en eso. “La indeferencia también es delincuencia” es una síntesis extraordinaria para hacer un llamado a la gente que se dice apolítica, que es ser indiferente, y que debe entender que esa actitud hace una especial contribución a la violencia generalizada, al crimen y a la degradación de nuestros países.

¿No sienten miedo cuando se expresan de esta manera en su arte, tanto en la música como en el teatro?

Jesusa: Hemos pasado por momentos muy difíciles. Nos amenazaron de muerte en 1988, cuando hicimos una obra que tiene más de cien años de escrita, “El concilio de amor” (de Panizza). Ahí conocimos la intolerancia y éramos muy jóvenes, y sí, teníamos miedo que de pronto un fanático católico nos matara, sin saber exactamente por qué. Pero ya tenemos más edad y hace 30 años que vivimos juntas Liliana y yo, y hemos sido tan felices, que ya a estas alturas de la vida dices “me juego todo por el mundo que a mí me gustaría vivir”. Tampoco somos suicidas ni nos exponemos a la violencia. Pero lo que no queremos es vivir atemorizadas o indiferentes. Si te callas una vez frente a la intolerancia, te callas para siempre.

Liliana: La palabra es organizarnos. La educación en nuestros países está destrozada justamente para que nuestra gente no se una, para hacer personas poco sensibles. Hay que sensibilizar a cada una de las partes que está luchando y hacer un todo un poco más fuerte.

La llamada canción protesta tiene muy mala prensa. Se asocia al panfleto y a la música de ocasión, condenada al olvido. ¿Ustedes que creen?

Jesusa: Yo tengo la impresión de que el arte comprometido es cada vez más el único arte posible. La abstracción, la nada en el arte, es cada vez menos interesante. Por ejemplo, los artistas plásticos más atractivos hoy son aquellos que están cuestionando con fuerza la sociedad en que viven y transgreden las formas de la plástica. Los que están fuera de la realidad protagonizan, en cierto modo, actos de masturbación. ¿Y a quién le importa tu preocupación muy personal allá en tu castillo de marfil?  

El otro extremo, el arte comprometido, es  el que te exige mayor creatividad, porque necesitas inventar nuevas maneras que te permitan sacar el ánimo de la gente. En el Movimiento de Resistencia, por ejemplo, ahorita acabamos de sacar una canción nueva que se llama “Como se pueda”, y que retoma la frase de Benito Juárez que dice: “vamos a rescatar a México como se pueda, con lo que se pueda y hasta donde se pueda”. Es una frase maravillosa que convoca a hacer, pero implica también seguir escuchando a la gente y mantener esa relación viva y renovada, como el periódico, día a día.

Liliana, cantaste “Nos tienen miedo”  en Argentina, en el sitio donde estuvo la tenebrosa Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA),  el más célebre de los campos de tortura y asesinatos de la dictadura argentina. ¿Qué pasó por tu cabeza mientras cantabas allí?

Liliana: El dolor no te lo puedes quitar, pero pensaba que allí murió una generación que predijo lo que estamos viviendo. Gente que tenía los más altos ideales. Respeto muchísimo lo que hicieron, creo que estaban en lo correcto y de haber logrado lo que ellos pretendían, no habríamos vivido estos gobiernos neoliberales inmundos, asesinos, hambreadotes. No estaríamos viviendo esto.

Lo de la ESMA fue muy fuerte, un sitio muy terrible, pero también me hizo bien que me eligieran para cantar en la inauguración, en ese lugar, de un Centro sobre Derechos Humanos.

¿Qué están haciendo ahora?

Liliana: Una canción que dice “Me dijeron herética y yo entendí erótica/ Me dijeron católica y yo entendí alcohólica…” (Se ríen) Bueno, canciones… Van a salir en la revista Debate feminista  40 canciones que estuvimos entregando a esa publicación durante 20 años, cada semestre. Algunas no estaban grabadas y ahora ya lo van a estar en un disco doble, cuyo título es “¿Que 20 años no es nada?”. Y estoy como clavada en un esfuerzo en un curso que permitirá ser la ingeniera de sonido de mis propias canciones, grabar mis propias canciones… Entre las dos, en estos 30 años, hemos compuesto juntas unas 400 canciones.

Jesusa: Es muy liberada (se ríe)…  En pareja te apoyas mucho más, pero el verdadero manantial es ella, porque lo que realmente se necesita es alguien que tenga una muy buena formación musical, para que las canciones no sean una repetición de lo mismo, como ocurre con muchos compositores. Liliana puede hacer canciones muy diversas y la mayoría de los temas son preocupaciones de Lily, o cosas que han surgido del teatro de cabaret, donde la música es el agua y las palabras son los peces. Para mí ella ha sido una fuente de inspiración.

¿Hasta dónde quieren llegar con el arte?

Liliana: Quiero seguir haciendo canciones para la Resistencia Civil Pacífica, y que ojalá le siga sirviendo a la gente.

Jesusa: Hacer canciones con Lily se ha convertido en una manera de vivir. Más que ir a alguna parte, hacer canciones es el camino. El camino es lo que nos hace caminar. Su música me  hace respirar en un México irrespirable, desesperadamente degradado, sofocante. ¿De dónde tomar aire? Pues de la resistencia, del lado de la gente más necesitada que inspira la música y la poesía. Sin ellos ya no resistiríamos vivir.

NOS TIENEN MIEDO
Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos
porque no tenemos
porque no tenemos miedo.

Están atrás
van para atrás,
piensan atrás,
son el atrás,
están detrás de su armadura militar.

Nos ven reír,
nos ven luchar,
nos ven amar,
nos ven jugar,
nos ven detrás de su armadura militar.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.

Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos miedo.
Nos tienen miedo porque no tenemos
porque no tenemos
porque no tenemos miedo.

¡NO TENEMOS MIEDO!
¡NO TENEMOS MIEDO!
¡NO TENEMOS MIEDO!
¡NO TENEMOS MIEDO!
¡NO TENEMOS MIEDO!

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Olimpio Rodriguez Santos dijo:

    Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe con su canción NOS TIENEN MIEDO, han hecho más que muchos discursos juntos de políticos del mundo reunidos en asamblea. Han llevado su himno a las calles repitiendo NOS TIENEN MIEDO PORQUE NO TENEMOS MIEDO.
    Son los himnos en momentos de violencia algo trascendental que enaltece a las masas y pone a temblar a los criminales.
    Recordamos la MARCHA DEL 26 “marchando vamos hacia un ideal…” y también al propio Himno nacional que nació en Bayamo: “al combate corred bayameses, que la patria os contempla orgullosa, no temáis una muerte gloriosa, que morir por la patria es vivir…”
    Un criminal no se imagina que desde un pueblo sin armas salga una canción cuando ellos esperan la estampida de los que le tienen miedo. Se apoyan en el miedo para golpear y matar. Son como las fieras que si te lanzas a correr te atrapan y muerden.
    Siempre las dictaduras se han aprovechado del miedo y este himno rompe el umbral del miedo, porque es una canción que pueden repetir en melodía todos los sectores en la calle. Los gorilas de Honduras son como los fantasmas de la historia del miedo: máscaras en las tinieblas. HAY QUE ARRANCARLE LAS MASCARAS.
    Cantemos todos NOS TIENEN MIEDO PORQUE NO TENEMOS MIEDO.
    NO CAYEMOS MAS ANTE TANTA INJUSTICIA EN LA QUE VIVE EL MUNDO

    Olimpio Rodríguez Santos
    Médico de Camagüey Cuba
    olimpiors@finlay.cmw.sld.cu

  • liuber dijo:

    Hay veces que no queda mas remedio que callar, y dejar que la corriente haga de ti su victima, sino pasa igual a como bien dice el compannero de manaca, “el que me haga sombra…”

  • ana dijo:

    Me gustaría saber como contactarme con Liliana Felipe para solicitarle los derechos de la canción en un documental para la Resistencia…gracias
    Kolectivofilmico@gmail.com

  • Elena dijo:

    CALLAR JAMAS ! las cosas pasan por callar, y a eso a no callar y decir siemrpe la verdad con moral y ejemplo nos enseno siemrpe nuestro Comandante y nuestra revolucion !

    Apoyo 100% al dr Olimpo y a todos los que creemos en un mundo mejor
    NO PODEMOS TOLERAR LAS INJUSTICIAS DE ESTE MUNDO, PORQUE SERIA PERMITIRLAS
    TODOS JUNTOS PODEMOS Y CON CUBA COMO REFRENTE MUNDIAL DE PAZ Y LIBERTAD DESDE 1959 SEGURO QUE ES POSIBLE !

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también