Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Manual de instrucciones para construir (¿y sanar?) un ser humano

| 10
El nuevo método podría allanar el camino hacia desarrollos importantes en ciencias forenses, ecología e incluso en medicina. Foto: National Geographic.

El nuevo método podría allanar el camino hacia desarrollos importantes en ciencias forenses, ecología e incluso en medicina. Foto: National Geographic.

Uno de los más importantes avances de las ciencias básicas en el siglo XX fue el descubrimiento de la existencia del “manual de instrucciones” molecular de los seres vivos, su génesis, y por eso es conocido como código genético. Los organismos vivientes se pueden formar, existir, reproducir y fallecer, en toda la diversidad de individualidades que presenta la naturaleza actualmente gracias a esta información que se ha ido almacenando y modificando como genes desde hace unos 3700 millones de años. Se realiza en macromoléculas denominadas con las siglas ADN. Aunque todas tienen una estructura básica común, su disposición y distribución de solo cuatro posibles eslabones en largas cadenas es muy variable. Así, las sucesiones de combinaciones de tales eslabones se asocian con información de forma análoga a como una computadora lo hace en sus memorias. Tal información se traduce sirviendo como un “molde” molecular directo o indirecto para todas las demás especies químicas que permiten la existencia de los complejísimos sistemas vivos en absolutamente toda su variedad.

En 2001 y gracias a un importante esfuerzo internacional se logró conocer en lo esencial la estructura molecular asociada con el código genético de nuestra especie, los seres humanos, probándose así una vez más la identidad de una única raza humana. Gracias a otros esfuerzos científicos colaborativos acaba de aparecer 20 años después un borrador del reporte científico de la identificación completa de esta molécula de un individuo (1). El método de descifrar o secuenciar el código genético ha sido siempre la limitante, por lo costoso que puede ser elucidar en el laboratorio la estructura de moléculas que pueden tener cada una cerca de 20000 “genes” o combinaciones de fragmentos moleculares que sirven para codificar proteínas. Esta noticia ha estremecido los ambientes científicos internacionales al igual que el desarrollo de principios de siglo. Ya conocemos el manual completo de instrucciones de cómo se construye un individuo de nuestra especie y todo lo que de él puede extraerse para sanar y prolongar nuestra vida con bienestar.

Se ha demostrado que las pequeñas variaciones del genoma entre unos y otros individuos son las que determinan las peculiaridades, como pueden ser desde el color de la piel hasta la propensión al cáncer de colon. La propia existencia del cáncer y muchas afecciones cardiovasculares tienen su raíz en las singularidades de las estructuras del ADN de cada persona y en las mutaciones o intercambios de sus fragmentos moleculares que suelen ocurrir durante su vida.

La "secuenciación clínica" es el diagnóstico basado en la secuenciación individual para cada paciente y se está convirtiendo rápidamente en una práctica usual en muchos hospitales del mundo. Se ha logrado al aparecer técnicas que permiten secuenciaciones “rápidas” con diversos grados de precisión. Esto ha permitido iniciar la utilización multifacética de tecnologías de secuenciación también para estudios epidemiológicos de determinados organismos.

La investigación médica ha adoptado la tecnología y el campo de los estudios del cáncer está a la vanguardia de estos esfuerzos dados los aspectos genéticos de la enfermedad. Se están realizando esfuerzos a nivel mundial para catalogar mutaciones en múltiples tipos de cáncer y es probable que esto conduzca a nuevos descubrimientos que se traducirán en nuevos objetivos de diagnóstico, pronóstico y terapéutica.

Todo este esfuerzo se plantea en el contexto de los llamados macrodatos o “big data”. Se trata de un término que hace referencia a paquetes muy abundantes de datos que precisan de aplicaciones informáticas siempre novedosas para su gestión o “minería”. Los macrodatos disponibles en cada vez mayor cantidad y la investigación de estos hechos naturales ha dado lugar a nuevas ramas de la ciencia como la llamada “genómica”.

Se hace obvio que, si se puede hacer la “minería” de las informaciones de interés específico en grandes colecciones o bases de datos es posible llegar a conocer factores causa – efecto de enfermedades y estados de bienestar que no resultan evidentes de la simple observación, trascendiendo incluso la experiencia de los médicos y especialistas más expertos. Esto permite realizar la llamada MEDICINA PERSONALIZADA DE PRECISIÓN al conocer la individualidad de la genética de individuos y de poblaciones completas. Así se puede predecir propensiones a enfermedades y riesgos sanitarios, realizar diagnósticos y curaciones efectivas para cada persona, intervenir en los genes individuales con fines terapéuticos, reducir incidencias de ciertas dolencias, diseñar medicamentos y formas de intervención y tratamientos específicos para cada paciente y hasta adoptar formas alimentarias y de vida óptimas.

Entre los avances más revolucionarios que se emprenden hoy en el mundo están la creación del “Atlas del Genoma del Cancer”, el desarrollo de tecnologías de “edición” del genoma para prácticas clínicas, la identificación y tratamiento de enfermedades genéticas poco comunes, la creación de pruebas prenatales no invasivas para la detección y eventual solución de enfermedades genéticas antes del nacimiento, y el desarrollo de la “farmacogenomica” o medicamentos a la carta.

Los países más desarrollados en la ciencia lideran la investigación y aplicaciones de las bases de datos moleculares para la salud pública. Se han identificado decenas de proyectos genómicos que están activos en muchos países del mundo. Se concentran en las variaciones genómicas patológicas, las variaciones genómicas normales, la medicina personalizada y de precisión y la creación de infraestructura. De ellos solo 13 abarcan todos estos aspectos. China ya tiene datos del genoma del 32 % de su población y los EEUU del 8 %.

Un conocimiento adecuado del genoma de una población puede conducir a muchas acciones en bien de toda la sociedad. Este tipo de intervención científica necesariamente será de las que determinen la salud individual y pública en este siglo y los siguientes. Su estudio y sistematización puede aportar cambios revolucionarios para bien del sistema de la salud pública, incluyendo el diseño de medicamentos.

Cuba es un país con ventajas excepcionales para ser vanguardista en este campo. Un sistema de salud pública ubicuo, universal y gratuito, una penetración creciente de internet y la consiguiente interconectividad para toda la población, una red nacional de laboratorios de biología molecular que se ha debido instalar con motivo de la pandemia, bases de personal para la investigación científica en las universidades y centros de investigaciones con capacidades para estructurar bases de datos y aplicaciones para su minería, incluyendo las técnicas más avanzadas del llamado “aprendizaje automático”, y muchas otras ventajas que pocos tienen en este mundo. Sin dudas que nuestro sistema puede facilitar mucho más la implementación de muy efectivas aplicaciones del conocimiento del genoma de los cubanos que si los recursos estuvieran fragmentados y dependientes de intereses particulares y privados. Solo nos queda emprender la tarea más temprano que tarde, cuando las condiciones lo permitan.

Nota:

1.Nurk, S., et al., The complete sequence of a human genome. bioRxiv 2021, 2021.05.26.445798.

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Emilio Fonseca Amador dijo:

    Es muy alentadora la información de este artículo. Gracias a su autor por la habilidad que tiene para la divulgación científica.

  • Cubana dijo:

    Tremendo logro de los científicos y bueno si nuestro país puede aplicar estos avances sería una maravilla. Desde esta óptica, Cuántas enfermedades tendrán entonces explicación de sus causas: epilepsia por ejemplo. Un mar de investigaciones por hacer desde esta perspectiva, pienso.

  • Raul dijo:

    Alucinante tema, esta hecho para cubanos que con genes de Fidel nos gusta mirar al doblar de la esquina.
    Ojala tuviera 15 años y no 75, no para no morir, o por arrepentirme de lo vivido, si no, para dedicar mi vida a este hijo mayor de la biotecnologia la genómica para descubrir como lograr evitar calamidades, como actuar sobre la vida misma y como ayudar a hacerla eterna o lo más prolongada posible. Cuando esto se logre conquistara la humanidad el universo, pues una vida actual del hombre no alcanza para el conocimiento científico que se requiere para ello, el hombre moderno muere cuando sus capacidad prácticamente nacen.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Prometedor y sugestivo camino de la ciencia y la tecnología. Gracias profesor.

  • EL CRISTIANO dijo:

    Ahora que ven lo complejo que es el cuerpo humano y como está diseñado para dar información como bien dice el artículo tenemos un manual de instrucción me pregunto ¿TODAVÍA CREEN QUE SOMOS DESCENDIENTES DEL MONO, O SOMOS RESULTADOS DE CASUALIDADES EVOLUTIVAS?

    • asd dijo:

      Somos producto del azar y la necesidad

    • m&m dijo:

      cristi, no somos "descendientes del mono". quien ha dicho eso? y quines lo dicen es por ignorancia o basicmanete maldad (para colarselo a algunos).

      el ser humano es digamos "primo" de los "monos". ambos venimos de la rama evolutiva de los primates, nosotros no descendemos de ellos. Ambas especies descendemos de un antepasado comun.

  • Alois Arencibia Aruca dijo:

    Y qué hace falta para emprender la marcha?, voluntad poilítica, insumos del exterior, una ley, qué cosa?, porque una intervencion con estas caracteristicas redundaria en la mejora del sistema de de salud cubano, en general, con una terapia más personalizada cada encuentro con el paciente iria al mehoyo genético lo que redundaria en eficiencia, en prevención, en conciencia incluso de la misma persona, y por supuesto reduciria costos al sistema de salud. Pero estas terapias deben ser acompañada con otras menos moleculares y si más humanas, porque el tema no debe quedar en perfeccionar a la maquina, debe ir a la mejora de la calidad de vida de las personas que tienen cuerpo, mente, relaciones psicosociales y hasta etcétera. entonces el camino que se comiemce debe contar no solo con los laboratorios de biologia molecular, debe ser con un equipo que acompañe integrlamente a cada persona que se estudie y le proponga instrumentos y medios para la realización de un proyecto de vida mas saludable y pleno. Eso seria mucho más socialista.

  • José Luis García Cuevas dijo:

    Montero. Muy interesante. Ya hace un tiempo que se sabía que esto se podía hacer, pero el gran salto es que los avances más recientes lo hacen viable a costos altos, pero ya no inalcanzables, al menos para algunos. Por otra parte, se van encontrando acomodos a los conflictos éticos asociados a estos estudios. En fin, que bien manejado todo esto puede ser para bien.

  • Miguel dijo:

    Estimado Doctor: En el articulo de CUBADEBATE http://www.cubadebate.cu/noticias/2021/06/09/presentan-nuevas-contribuciones-de-las-ciencias-sociales-al-enfrentamiento-a-la-covid-19/
    aparece
    "En Cuba obra científica hay, pero a veces no nos organizamos bien para su publicación, reflexionó el Primer Secretario del Partido, quien indicó continuar los esfuerzos para generar nuevas publicaciones científicas, más allá de lo relacionado con la pandemia y hacia el futuro"

    En el numero 93-94 de 2018 de la revista TEMAS se publicaron entre otros interesantes articulos
    La ciencia y la tecnología en Cuba una década después / 4
    Luis A. Montero Cabrera
    y
    La ciencia cubana a través de sus publicaciones en revistas arbitradas / 11
    Lila Castellanos Serra, Carlos Rodríguez Castellanos,Pedro Valdés Sosa

    Seria interesante debatir en la actualidad el tema de las publicaciones a tono con la indicacion del Primer Secretario. Cubadebate puede ser un excelente foro para actualizar el asunto y valorar criterios e ideas de los participantes
    Gracias

Se han publicado 10 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

"Es Doctor en Ciencias. Preside el Consejo Científico de la Universidad de La Habana. Miembro de mérito y coordinador de ciencias naturales y exactas de la Academia de Ciencias de Cuba."

Vea también