Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Elogio de Lázaro Barredo

| 78

Lázaro Barredo en la Mesa Redonda

Sufro de alergias a Internet por intolerancia a las malas noticias y los morbos que despiertan. Es algo que empezó con la muerte de Eusebio, dolorosa como no creía que fuera por estar al tanto de sus quebrantos de salud, pero que me dejó sin ganas de navegar por las redes.

Después de leer hasta la fatiga lo que dijeron otros colegas y de sentir agradecida, que muchos hablaban por mí, choqué con ofensas y vanidades tan absurdas e inaceptables, que me invadió un deseo enfermizo de desconectarme y enmudecer. Y hasta donde pude me alejé.

Pero no dura mucho el reposo cuando se tiene este oficio. Y las malas noticias no piden permiso para suceder. Primero fue el golpe de las imágenes de Beirut, estremecida por dos explosiones que arrasaban con una extensa área de la ciudad donde viven la entrañable Wafica Ibrahim, su familia, colegas y amigos comunes. Sabiéndolos a salvo a todos, creí vencer las penas al final del día, pero el alivio duró pocos minutos.

Una llamada de Randy Alonso iba a traer otra mala e inesperada noticia: la muerte de Lázaro Barredo Medina, a quien tanto quería y a quien debo mucho de lo que he intentado ser y soy como periodista.

Era subdirector de Juventud Rebelde cuando entré al diario en 1982. Como había sido miembro prominente del grupo de muchachos de todas las provincias y los más disímiles oficios que en los años 70 se formaron en la mítica Escuela de corresponsales - ubicada en la casona de la calle 25, que luego fue casa de los inmigrantes del resto del país- nos trataba con la deferencia de quien alguna vez estuvo en nuestro pellejo y visitaba con frecuencia nuestras corresponsalías, un apoyo indispensable frente a las autoridades locales, siempre empeñadas en controlar lo que se publica en los medios nacionales. Sin enemistarse con nadie, defendía la autonomía del periódico y del periodista.

No era un jefe de oficina. Solía escribir de grandes temas y de temas sencillos. Del país y del mundo. De lo universal y de lo doméstico. Arriesgó tesis duras sobre la corrupción y la burocracia tanto como sobre el terrorismo y la mafia de origen cubano asentada en la Florida. Y fue de los primeros en hacer, desde el quirófano, la crónica de los infartos que sufrió su corazón, muy joven aún y siempre enamorado, pero también bajo el permanente stress que genera el periodismo.

Cuando asumió la vicepresidencia de la UPEC junto al gran Julio García Luis, fue promotor de cambios importantes y también polémicos. Él mismo vivió siempre en el centro de fuertes discusiones que jamás rehuía. Le costaba ceder en los debates, pero sabía aceptar los argumentos de los otros.

En la Asamblea Nacional brilló como diputado, integrando por muchos años su prestigiosa Comisión de Relaciones internacionales y promoviendo junto a Tubal Páez la estructura comunicacional de nuestro parlamento.

Compartimos escaños allí y en todas las tribunas que la Revolución abrió en 1999, especialmente la Mesa Redonda, de la que nos honró siempre ser fundadores y panelistas habituales por más de 20 años.

Nuestro reportaje a cuatro manos "El camaján" y Cubadebate nos unieron aún más en los peores días de enfrentamiento a las amenazas de intervención contra Cuba, impulsadas por falaces campañas contra la Revolución.

Coincidíamos y también discrepábamos en los modos de decir, pero no en las esencias. Y cuando nos tocó pelear en otras geografías, ante escenarios hostiles, siempre se comportó como un caballero: primero las mujeres. No recuerdo haber cargado un equipaje cada vez que viajamos juntos.

Fue director de Granma y enviado especial y único de más de un viaje del General de Ejército, Raúl Castro al exterior y antes contó con la confianza de Fidel para analizar los temas más complejos de las difíciles relaciones de Cuba y los Estados Unidos. En vivo y en directo, en horas muy críticas para el país, Lázaro y Taladrid, como Randy, Polanco o Dimas, fueron voces firmes de la Revolución de las que siempre estaremos orgullosos sus colegas de la Mesa Redonda.

Por eso tiene más valor el modo ejemplarmente humilde en que volvió a ser periodista de filas de Trabajadores o de Bohemia y en que esperaba los llamados a la Mesa, sin preguntar por qué cuando no ocurría. Y todo, después de largos años dirigiendo, y recibiendo reconocimientos y distinciones únicos.

Sigo con crisis de alergia a las redes y a las malas noticias, pero necesitaba darle un último abrazo a quien tanto quiero y debo. A un hombre que dedicó su vida y su oficio a defender a la Revolución de frente, sin antifaces ni eufemismos, nunca le faltaron detractores. Que no le falten tampoco los justos elogios que merece.

Se han publicado 78 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ysma dijo:

    Me declaro una total antisocial de algunas redes digitales.
    Pero lo que no puede callarse, hay que decirlo.
    Así que comparto tan merecido elogio para Lázaro y por supuesto, me sumo a el.

  • Uno dijo:

    Mis condolencias. Me interesaban las publicaciones e intervenciones de Lázaro. Arleen la emitiendo que haga rechaxo

  • Uno dijo:

    Fuerza Arleen, la Revolución te necesita, muchos apreciamos y nos gusta tú manera de hacer periodismo. No leas esas mier....

  • E.Valdes. dijo:

    Muy bueno Arlin lo comparto ciento por ciento.

  • williamsf dijo:

    Al decir de Eusebio los arboles mas grandes son los que mas sombras proyectan.. ese es el caso de Barredo, con su criterio oportuno y propio siempre.. muy pausado y ecuánime..en particular lo admiro y conservo en mi formación política la semilla que el sembró con sus comentarios brillantes... EPD amigo!!!! (Desde Holguín, Tierra de Generales y del Comandante)

  • Katiuska dijo:

    Justo y hermoso homenaje, desbordamiento del alma, a quien merece un abrazo grande en la despedida. Lo envío a familiares y amigos.

  • EZE dijo:

    Muy sentido este elogio de Arleen a un periodista con el que humildemente siempre coincidí y que me nutrío de criterios y puntos de vista a la hora de debatir con mis amigos u otra gente común sobre las relaciones CUBA -EEUU ,fundamentalmente en lo referido a la contrarrevolución y los anticubanos de la mafia de Miami.
    De Lazaro Barrero destaco el libro que junto a Reinaldo Taladrid escribiera ,titulado El CHAIRMAN SOY YO ,que describe la ejecutoria de Jorge Mas Canosa uno de los mas tenebrosamente encumbrados e influyentes en las administraciones norteamericanas en el sentido de destruir la Revolución cubana y que en la actualidad tiene total vigencia.
    A sus familiares y amigos doy mi mas sicero pésame sabiendo que además lo hago a nombre de muchos que lo admiramos.

  • Santiago George Tamayo Liranza dijo:

    Seguidor de la Mesa Redonda admiré el trabajo de Lázaro, su profesionalidad y elocuencia, se va un gran revolucionario, ejemplo para los periodistas de hoy y del mañana, defensor de sus criterios, los que siempre estuvieron de parte de la razón. Se le extrañará en ese espacio televisivo.

  • capitalinadeapie dijo:

    Bellas y sentidas palabras, gracias!! Honrar, honra!!!

  • Cubasi dijo:

    Muy buen periodista, gracias Arleen por darnos a conocer sus grandes cualidades como persona y como periodista. Gloria eterna.

  • Elp. Valdes. dijo:

    Comentario compartido al cien por ciento con Arlin

  • Lorenzo dijo:

    Gran pérdida la de Lázaro Barredo. Representante ilustre de nuestro Periodismo, sin dudas.

  • Isa-pinar dijo:

    Bravo Arleen, honor a quien honor merece.

  • jorge dijo:

    Honor a este hombre. Lamentamos su muerte.

  • Vladimir dijo:

    Muy bonitas palabras, estoy contigo. Siempre he admirado a Lázaro por su forma de enfocar los diferentes temas a tratar, muy sinceras y honradas, es posible que algunas personas no les hayan gustado esa forma, pero al final siguió ahí, en sus mesas redondas de las que fue fundador. Gracias. Te admiro Arleen.

  • Lazaro dijo:

    Muy bien Arleen.....Honor a quien honor merece. EPD querido Lazaro, excelente periodista y revolucionario a toda prueba. Mis condolencias a familiares y amigos.

  • Iraida dijo:

    Gracias Arleen por darnos a conocer parte de la historia de este grande, justos elogios a
    uno de nuestros defensores honestos y talentoso de la obra de la revolución, para su fmilia, amigos y compañeros mis condolencias, otro más que pasa a la historia, su descanso es sólo por un tiempo, su ejemplo perdura por siempre. Y para usted mis respeto, soy seguidora de tu excelente conducción, bendiciones.

  • Ulises dijo:

    Lamentable noticia. Este es un año de muy dolorosas desgracias, llevándose a eminentes intelectuales y personalidades también. Mi pésame para sus familiares y seres queridos.
    Dios quiera que la muerte se tome unas vacaciones, porque se está ensañando con la humanidad de forma abusiva.

  • Dra. María Serrano dijo:

    Gracias Arleen por tan linda crónica y sentido sentimiento de amistad a un Revolucionario consecuente que hoy Descansa en Paz.

  • GSM dijo:

    Preciosas y conmovedoras palabras ...gracias Arleen.

  • Ernesto Limia Díaz dijo:

    Sentidas y hermosas palabras. Lázaro estuvo siempre en la trinchera y no temió asumir la responsabilidad por sus actos. Fue leal a la Revolución y Fidel, a nuestro pueblo. "Honrar, honra". Constituye una sensible pérdida, no veo otra manera de extender su presencia que convertir su amplísima obra en sabía para nuestros jóvenes periodistas. Constituye un desafío para quienes directa o indirectamente tienen en sus manos la formación de las nuevas generaciones de hombres y mujeres que trabajarán en los medios. Julio García Luis, Guillermo Cabrera Álvarez y Lázaro Barredo, entre otros, tienen mucho que aportar. Por sus valores humanos, su cultura y profesionalidad constituyen referentes del mayor significado.

  • jorge luis nuviola valdes dijo:

    Honrar, honra como dijo el maestro, fue consecuente hasta el final y eso merece respeto, condolencias para familiares y amigos.

  • Eloísa Valdés dijo:

    Gracias, Arleen, por esta semblanza que se ve que sale de corazón y que tanto merece este querido revolucionario que tan tempranamente se nos fue. Yo también detesto tanta banalidad, crueldad y estupideces en las redes, pero hoy, por eso mismo, son un escenario que tenemos que usar para decir nuestras verdades.

  • ER dijo:

    Bellas, sinceras y emocionantes palabras.
    Comparto tu alergia y creo voy de retirada pues no recuerdo haber vivido en mis 55 años,un período tan largo de malos momentos!! No pensé vivirlos jamás, que es lo peor.Me atrevo a asegurar que le debo a mi almanaque,tal sujestion ante el dolor ajeno.
    QPD tu querido compañero y nuestro siempre bien recibido y respetado Periodista honorable,Lázaro Barredo.

  • Rodolfo Dávalos dijo:

    Arleen: ¡Bello! y merecido elogio para el amigo sincero, el amigo que se va…Y, como describes, deja un espacio vacío… queda un tizón encendido... Un abrazo.

  • José E. Hernández Paz dijo:

    Impactado por la muerte de Lázaro Barredo Medina. Los que lo conocimos sabemos de sus altos valores profesionales y humanos y de su entrega a las tareas y misiones que le asignaron. Fue y seguirá siendo un ejemplo para los profesionales de la información en general.

  • eddy dijo:

    Excelente escrito a quien tanto lo merece, gracias Arleen.

  • Master Fer dijo:

    Ante todo, envío mis condolencias reiteradas a amigos, familiares y compañeros de nuestro periodista Barredo, los agradecidos, le honramos y recordamos eternamente, no fue en vano su entrega a la causa de la revolución cubana. La mesa redonda no es sólo un local informativo, es el aula de los revolucionarios cubanos que nos nutrimos de muchas enseñanzas y fortalecemos nuestra convicción revolucionaria: Para ud. Arleen, decirle que le comprendo perfectamente su sentir por los criterios apátridas de los enemigos de la Revolución, que no agradecen que la sangre derramada fue para que tengamos esta Patria libre, bloqueada pero firme en sus convicciones y con el orgullo de no haber jamás dado un paso atrás ni haber cedido al chantaje imperialista ni al férreo bloqueo, yo me siento agradecido por la seriedad de la mesa redonda, por la entrega de todos sus integrantes y en especial un agradecimiento infinito a su persona, gracias.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Bello homenaje Arleen. Excelente periodista, directivo, diputado, debatiente, orador de clases magistrales en cada intervención. EPD. Mi pésame al resto de familiares y amigos. Otro matancero ilustre que nos deja.

  • José Alberto Ponce dijo:

    Firme UD a otros como la firmó.Barredo a UD y así no se detendrá la marcha de la historia de la Revolución cubana.

Se han publicado 78 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Arleen Rodríguez Derivet

Arleen Rodríguez Derivet

Periodista cubana y conductora del programa de la televisión cubana "Mesa Redonda", que transmite una emisión especial para Telesur. Es coautora del libro "El Camaján".

Vea también