Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La naturaleza del imperio

| 12

Pocos regímenes en la historia se le comparan en crueldad, ninguno en el número de guerras, menos aún en el cinismo de su actuar. El imperio estadounidense ha iniciado el 2020 mostrando con crudeza su despiadada naturaleza.

Mientras el pueblo y las autoridades chinas batallan con energías contra la amenazante expansión del coronavirus de Wuhan, que ha infectado a miles y provocado cientos de muertes, y el mundo se declara en emergencia sanitaria por la posible expansión de la enfermedad, el Secretario de Comercio de Estados Unidos , Wilbur Ross, dijo el pasado jueves que la epidemia, que ha desatado temores mundiales, podría crear empleos en su país.

Ross dijo que el virus es "muy desafortunado" pero es también un "factor de riesgo" que los negocios consideran para operar o no en China. "No quiero hablar de hacer una vuelta de la victoria respecto a una enfermedad muy desafortunada y maligna, pero el hecho es que da a los negocios otro asunto a tener en cuenta", dijo al canal de noticias Fox Business.

"Entonces creo que ayudará a acelerar el retorno de empleos a América del Norte, algunos a Estados Unidos y probablemente a México también", dijo fría y calculadoramente el alto funcionario estadounidense.

Estas declaraciones generaron críticas como las del congresista demócrata Don Beyer, quien tuiteó que la reacción de Wilbur Ross a una epidemia que ya ha matado a cientos de personas es "hablar de cómo ganar dinero con esto" y valoró que sus rivales políticos "siempre encuentran un modo de ser peores".

Por su parte, China criticó los "comentarios poco amigables de Estados Unidos" y dijo que lo hecho por la parte estadounidense "ciertamente no es un gesto de buena voluntad".

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, señaló: "En la adversidad se conoce a los amigos. Muchos países han ofrecido apoyo a China a través de diferentes medios. En contraste, las palabras y acciones de ciertos funcionarios estadounidenses ni corresponden a los hechos ni son apropiadas".

También los palestinos han probado una vez más una cucharada del cinismo imperial. El anunciado Acuerdo del Siglo de Donald Trump no es más que una bofetada a las legítimas aspiraciones de ese aguerrido pueblo. La propuesta del inquilino actual de la Casa Blanca impone condiciones inaceptables para los palestinos, como la declaración de Jerusalén como capital exclusiva de Israel, y da vía libre a la anexión de los asentamientos judíos y del estratégico valle del Jordán (más de un 30% de Cisjordania).

El Presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas se negó a conversar telefónicamente con Trump y a recibir su propuesta. “El plan de paz nos deja a los palestinos apenas el 11% del territorio histórico (el de mandato británico hasta 1948)”, aseguró Abbas en El Cairo. “Hemos aceptado las fronteras de 1967 (Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este), que representan el 22%”. “Nunca aceptaré este plan”, enfatizó el líder palestino. “No quiero pasar a la historia como quien vendió Jerusalén”.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe rechazaron de plano el plan del presidente estadounidense y reafirmaron el derecho de los palestinos a contar con un Estado propio dentro de las fronteras anteriores a la guerra de 1967, cuando Israel conquistó los territorios ocupados, y con capital en la parte oriental de Jerusalén.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, este sábado en una rueda de prensa en El Cairo. Foto: KHALED DESOUKI AFP

El pueblo cubano sabe de esas esencias de la naturaleza imperial. Ya son más de seis décadas en las que han tratado de rendirlo por hambre y enfermedades, por presiones y amenazas. En el colmo de la perversidad le vetan hasta el combustible para cocinar los alimentos. La obcecada persecución y las medidas contra las compañías cubanas que importan los combustibles que necesita el país (unido a la cacería contra barcos, compañías navieras y aseguradoras que participan en su traslado) han provocado serias afectaciones al suministro de gas licuado del petróleo a las familias cubanas para la cocción.

Más de un millón 700 mil clientes (hogares, centros de trabajo, negocios particulares) se han visto afectadas por este nuevo despropósito imperial. Las sanciones de Washington contra la Corporación Panamericana SA, y antes contra CubaMetales, han ahuyentado a los suministradores habituales del combustible de cocina (que se negaron a realizar las entregas planificadas para finales de diciembre e inicios de enero por temor a las sanciones) y a probables nuevos proveedores. Poco le importa a Trump cómo cocinan los cubanos.

Menos aún le interesa a Marco Rubio, el bitongo senador de La Florida que en el verano pasado se encabritó contra las autoridades de Trinidad Tobago por haber realizado suministros de gas licuado a Cuba. Desde su cuenta de Twitter, Rubio amenazó cínicamente a las autoridades trinitarias.

El imperio tiene fiebre de poder y la cura con grandes dosis de cinismo. Son altísimas sus cuotas de desprecio por el resto del mundo. Su cuerpo anda putrefacto y riega inhumanidad por donde pasa.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose A.Garcia dijo:

    Ya José Marti lo había advertido: viví en el moustro y conozco sus entrañas.... La naturaleza cruel e inhumana del imperio yamki no ha cambiado nada.

    • Jose R. Oro dijo:

      Estimado Jose A. García, este es un gran artículo del destacado periodista y político cubano Randy Alonso Falcón. Pero creo que su afirmación " La naturaleza cruel e inhumana del imperio yanqui no ha cambiado nada" es por decirlo de alguna manera, inexacta. El gobierno de Donald Trump si ha cambiado, empeorando mucho, muchísimo, el accionar imperialista. Creo que es precisamente lo que dice el artículo. La ofensa a la RPCh es simplemente inmunda, que lo diga un funcionario de un gobierno y que no sea destituido inmediatamente es inconcebible, ese funcionario lo hace porque sabe que tal despropósito le gusta a su jefe Trump. Si un oficial del gobierno de Obama hubiera dicho públicamente que el Ebola ayudaba a crear empleos en los Estados Unidos, se hubiera visto obligado a renunciar en menos de 60 minutos.
      Con respecto a Palestina, la oferta de Trump es un mayúsculo fraude, como todo lo que él hace. Los gobiernos pasados en los EE.UU. han apoyado injusta e invariablemente a Israel, pero ninguno llevo la embajada a Jerusalén, escupiendo en la cara del mundo islámico o presento una propuesta tan mendaz y abusiva que como dice Trump "es la propuesta del siglo" pero le faltó decir que "la peor por mucha ventaja, de este siglo y el anterior".
      La naturaleza del imperialismo es "cruel e inhumana" como usted afirma correctamente, pero si está sujeta a cambios. El mundo no es en blanco y negro, fatal simplificación, sino en una miríada de matices y tonos. No existe solo lo bueno y lo malo, también esta lo menos malo, lo peor y otros pasos intermedios.
      Para Cuba, decir que "no ha cambiado nada" es particularmente erróneo, a mi juicio. De un timorato por palpable acercamiento en tiempo de Obama, se ha pasado a un brutal recrudecimiento del Bloqueo, muy principalmente en su carácter extra-territorial, y en múltiples acciones dirigidas directamente contra el pueblo cubano. La gente no puede obtener una visa en La Habana, y deben hacer gastos impresionantes para ir a un tercer país, a ver si la obtienen. ¿Cuantos niños cubanos han fallecido por falta de una medicina especializada que Trump nos impide comprar? Nuestro gran Canciller Bruno Rodríguez lo explico con gran detalle y seriedad. Así podríamos seguir poniendo ejemplos por mucho tiempo.
      Por todo lo cual de la manera más comedida y respetuosa, le ruego que piense, que trascienda consignas y clichés antes de afirmar que nada ha cambiado, lo que es de hecho no denunciar a Trump.
      Este es un gran y vibrante artículo de Randy Alonso Falcón a quien con humildad, pero de todo corazón, felicito. A usted Jose A. García, le envío un fuerte abrazo cubano.

      • Cienfueguero 100% dijo:

        Jose R Oro muy Bueno su comentário ! Saludos .

      • Leandro dijo:

        Estimado Oro, comprendo lo que Ud. dice, pero no creo que haya contradicción entre sus consideraciones y las de Randy.
        Una de las definiciones que otorga la RAE a naturaleza es, instinto, propensión o inclinación de las cosas, con que pretenden su conservación y aumento. Por tanto, en mi criterio, ese instinto cruel del imperio, esa propiedad intrínseca a su sistema, dirigida a su conservación y fortalecimiento, no ha cambiado en nada; lo que sí cambian son sus manifestaciones para lograr su conservación en correspondencia con las condiciones y circunstancias.
        Pero si de crueldad se trata, Truman fue extremadamente cruel cuando autorizó el lanzamiento de las bombas atómicas sobre dos ciudades japonesas y quizás para los habitantes de esas ciudades, Truman es más cruel que Trump. Para los vietnamitas los antecesores de Trump que iniciaron y mantuvieron la guerra que devastó su país han de ser más crueles que Trump; para los libios, pienso que Obama debe ser considerado más cruel que Trump y si de asesinatos extrajudiciales se trata, pienso que Obama tiene más sobre sus espaldas que Trump, aunque este haya tenido el atrevimiento de asesinar a un líder paradigmático iraní. Por tanto, en mi criterio, esa naturaleza cruel del imperio se mantiene intacta y lo que sucede es que en estos momentos en que ese imperio atraviesa por una crisis sistémica y ve amenazado su poderío, esa naturaleza cruel se manifiesta de manera despiadada para conservarlo mediante una corriente neofascista extremadamente peligrosa para el propio pueblo estadounidense, para el mundo y para nuestro país. Pero con Trump o sin Trump la naturaleza cruel del imperio se mantiene intacta, aunque sus manifestaciones tengan tonalidades que puedan beneficiarnos.

      • Jose R. Oro dijo:

        Estimado Leandro, ninguna contradicción con lo expresado por Randy, ninguna, de hecho escribo que " este es un gran artículo del destacado periodista y político cubano Randy Alonso Falcón" y al final subrayo que "Este es un gran y vibrante artículo de Randy Alonso Falcón a quien con humildad, pero de todo corazón, felicito" Mi comentario es acerca de la expresión del forista Jose A. García donde dice que: "La naturaleza cruel e inhumana del imperio yanqui no ha cambiado nada" lo cual es incorrecto a mi juicio. Todo cambia, constantemente.
        Ningún interés en querer justificar al imperialismo yanqui o no yanqui, sería faltar completamente a la verdad. El imperialismo es el portador de la "filosofía del despojo". Pero es que tenemos una tendencia muy mala a la simplificación, en decir que las cosas son o absolutamente buenas o absolutamente malas e incambiables. No solo existe lo bueno o lo malo, también hay muchos puntos intermedios, en la vida real, que es mucho más compleja que el pensamiento teórico.
        Acerca de las bombas atómicas de Truman, coincido con usted que fue un gran crimen. Creo sinceramente que Gran Bretaña las hubiera usado de haberlas tenido contra la Alemania hitleriana. O Japón contra los Estados Unidos. No mencionemos a Hitler contra la Unión Soviética, o esta ultima contra Hitler en los momentos en que los generales hitlerianos miraban al Kremlin con sus binoculares. El hecho criminal es haberlas usado cuando el Japón estaba completamente derrotado. Los analistas del Pentagono le informaron a Truman que invadir las cuatro islas metropolitanas de Japón costaría un cuarto de millón de bajas estadounidenses y varios millones de bajas japonesas. La Unión Soviética estaba al borde de ocupar Manchuria después de derrotar al poderoso ejército de Kwantung. Este bombardeo atómico tuvo fines geopolíticos y hegemónicos, de dejar en claro quién era el más fuerte, con absoluta crueldad, quien tenía entonces no solo el monopolio de esas armas devastadoras, sino también la voluntad terrible de usarlas.
        Trump es hoy día el mayor peligro para el mundo. Obama, muy lejos de ser puro y bueno (no lo propongo para canonización ni mucho menos), fue para Cuba un avance importante aunque timorato, nos daríamos hoy con un canto en el pecho en estar en el punto donde Obama dejo las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos.
        Por eso creo firmemente que decir que desde la época de nuestro Apóstol: "La naturaleza cruel e inhumana del imperio yanqui no ha cambiado nada" es una simplificación extrema y perjudicial.
        Aprovecho estas líneas para exhortar a todos los que quieren a Cuba y a la humanidad para votar contra Trump en noviembre. Siempre dentro de lo malo, hay algo "menos malo" y algo "peor". Trump es lo peor y puede llevar a la destrucción del mundo. Un fuerte abrazo para usted

  • aapc dijo:

    Randy muy buen artículo, y en estos momentos más, cuando la ofensiva de los vendepatrias de Miami, que están engorgonados con las medidas implementadas por trum. Piensan que la patria se reblandecera. El imperio no nos perdona, no nunca lo hará. Por tanto orientar, esclarecer y llevar el mensaje de victoria a nuestro pueblo y de que si se pudo, se puede y podrá con la unidad y decisión de mantener nuestras conquistas.

  • Leandro dijo:

    Es la naturaleza del imperio, ahora en su decadencia. Es la fiera herida, cuyos ataques resultan más peligrosos. Ganada por ese Imperio la Guerra Fría creyeron tener el dominio del mundo, pero poderes emergentes, entre los que destacan China y Rusia demuestran que el unipolarismo es inexistente. Hasta Europa, sumisa aún, pero humillada una y otra vez, hace sus pininos por enfrentar al coloso. Hay quienes creen que solo basta con derrotar a Trump en las futuras elecciones. Derrotar a Trump es la más importante tarea que tiene ante sí el pueblo estadounidense por su propio bien, por el bien de la Humaninad, y por supuesto, por el bien de Cuba, pues Trump representa una peligrosa corriente neofascita en el poder; pero ello no significa que quien le suceda no seguirá intentando dominar el mundo y a nuestro país: las vías es muy probable que sean otras, pero el objetivo seguirá siendo el mismo. Es la naturaleza del Imperio.

  • Alexander dijo:

    Excelente artículo !!!!

  • Ben dijo:

    ¿Qué otra cosa esperar de ese gobierno obtuso? Q se cree q gobierna el mundo también para usarlo afin a sus propios intereses. El señorito Rubio, como siempre, con sus rabietas y pataletas para q le den su lechita y le hagan palmitas.

  • pedro dijo:

    Segun vi ayer en un noticiero el Consejo de Salud de E.U. dice que de gripe pulmonar en este invierno habian muerto de 10 000-25 000 norteamericanos y que la gran diferencia se debe a que es dificil de apreciar las causas por cuestiones del control estadistico; sim embargo no hay tremenda publicidad mundial al respecto; ya que los medios masivos pertenecen al capital norteamericano y si analizamos pues la diferencia es abismal en comparacion de los muertos por coronavirus que no llegan ni siquiera a 1000. El problema es afectar a la economia China creando un mostruo de enfermedad e insuflandolo en la prensa.

  • RG dijo:

    es muy casual que el coronavirus explotara en la casa del mayor competidor comercial de los EUA, afectando los intereses de quienes quieren invertir con China, últimamente hay muchas CASUALIDADES en la política, salud, etc., ahora también se denomina al coronavirus "peligro amarillo", evidentemente detrás está el componente racista, pero muy CASUAL el nombre que le han puesto a la alerta; así todo el que no coincide con la política expansionista y se doblega a la repartición del mundo donde todo es para EUA y EUA es el dueño de todos, pues le aparecen CASUALMENTE, protestas, acusaciones de ilegalidades en las elecciones, acusaciones de terroristas, etc., etc., etc., de alma esto.

    • ycastillo dijo:

      RG estoy muy de acuerdo con usted.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Randy Alonso Falcón

Randy Alonso Falcón

Periodista cubano, Director del portal web Cubadebate, el sitio Fidel Soldado de las Ideas y del programa de la Televisión Cubana "Mesa Redonda". Dirigió otras publicaciones cubanas como Somos Jóvenes, Alma Mater y Juventud Técnica. Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez en TV en 2018. Ha ganado diversos premios en el Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio. Correo: director@cubadebate.cu En Twitter: @RandyAlonsoFalc

Vea también