Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Macri al desnudo

| 14

El Macri que todos vieron el domingo en el primer debate presidencial, fue el de siempre pero sin la cobertura de medios y periodistas que en un exceso de obsecuencia han llegado a compararlo con Mandela o con Gandhi.

La foto de Mauricio Macri abúlico en la previa del debate es la que mejor lo describe. Se lo ve hueco como lo denuncia esa mirada. Deambula, no sabe si acercarse al pelotón de candidatos. Los demás ni le dan bola. Lo ignoran. Están reunidos en el otro extremo de la sala, alrededor de Alberto Fernández, inclusive los horrendos de José Luis Espert y José Gómez Centurión. Se decide tarde, tiende una mano indecisa que no llega a destino. Es otro Presidente de la Nación perdido en la neblina.

De todos los presidentes y vices, y más allá de otras virtudes y defectos, Raúl Alfonsín era un hombre inteligente, Chacho Álvarez también, Néstor y Cristina igual, como también lo es Alberto Fernández. Carlos Menem es un personaje aparte. No destacó por su inteligencia, pero tenía mucha astucia.

Fernando de la Rúa y este señor tienen un perfil parecido entre sí, como muñecos a cuerda. Fuera de su entorno se los ha visto aturdidos, confusos. Solamente se mueven con seguridad entre adulones y adoradores del poder.

El Macri que todos vieron el domingo estaba al desnudo. Pero era el de siempre, con la diferencia de que las otras veces, desde que está en la política, contó con la cubierta protectora de medios y periodistas que en un exceso de obsecuencia y servilismo han llegado a compararlo con Mandela, o con Gandhi.

No se percibe gran inteligencia en el sujeto. No se percibe interés por los temas de la política. No se capta detrás de sus respuestas una búsqueda inquieta, la preocupación por entender mecanismos, el tipo que buscó y leyó para entender. Repite frases hechas. Parece que tomara a la política como un capricho de niño rico.

Su fuerte, en todo caso, reside en la confianza de que el poder otorga superioridad, el poder en un sentido económico, la idea de que el pensamiento que pesa siempre es el del amo y no importa si los demás son más inteligentes o no. Y el que cree eso, desprecia el valor de la explicación y del entendimiento.

Con su derechismo acendrado, la actitud de José Luis Espert expresa que sabe más que Macri. En un sentido, Macri se parece más a Gómez Centurión con su formación militar cuadrada, rígida, incapaz de fluir, de aprender para refutar. La razón del amo tiene un parentesco con la razón religiosa. “Soy más inteligente porque mando”. Detrás de la palabra limitada y burda habría una inteligencia oculta, insondable, poderosa y divina.

En el debate del domingo quedaron muy expuestas las limitaciones de Macri. Y también su carga de maldad reprimida cuando explotó y habló de la “narcocapacitación” que iba a realizar Axel Kicillof. La misma maldad que ellos ocultaron con mucho cuidado a lo largo de estos años cuando la derivaban a través de los medios oficialistas que difamaron y atacaron, con acusaciones falsas también sobre narcotráfico y corrupción, a Cristina Kirchner y ex funcionarios del gobierno anterior, incluso a sus familiares, como Florencia Kirchner.

Raúl Alfonsín y Chacho Álvarez entraban en el formato civilizado que encaja con las capas medias que son las calificadoras de estos valores. Néstor ocultaba la inteligencia debajo de la astucia del caudillo. Discurría por ahí. A Cristina se la negaron principalmente por ser mujer. En el acto macrista de Barrancas de Belgrano, la señora copetuda decía que no creía en la inteligencia de Cristina, porque en realidad “recibe órdenes de Cuba y ya sabe quién”.

Gran parte de la sociedad no vio esas limitaciones por el blindaje mediático. Es la única explicación, pero no está completa porque ese blindaje tiene que tener receptores predispuestos, amigables a esa versión inteligente y buena de lo que no es ninguna de esas dos cosas.

El antiperonismo como cultura tiene esos receptores, incluso cuando es de izquierda. Actúan como sensores dormidos hasta que reciben el estímulo indicado. Hasta ese momento, muchas veces son personas amables y hasta solidarias, y después se transforman y adoptan una actitud parecida a la mujer copetuda de Barrancas de Belgrano.

El antiperonismo puede tener argumentos razonables. Pero está basado en gran parte en prejuicios discriminatorios hacia los pobres, sobre todo hacia los pobres en actitud de pueblo. Esos prejuicios convierten automáticamente al portador en derechista, lo lleva a ser funcional a cualquier proyecto de las clases dominantes.

Y esos prejuicios lo llevan indefectiblemente a comprar buzones. Para los demás siempre fueron buzones, pero ese prejuicio antiperonista, antipopular, le hará ver en el buzón un gran negocio y terminará convencido de la inteligencia del burro. Ojo, dentro del peronismo también hay antiperonistas. A través de las corporaciones de medios, el discurso hegemónico es un sembrador de prejuicios porque los prejuicios consolidan en el plano de la cultura y la política, la hegemonía de los poderosos en el plano de la economía.

(Tomado de La Tecl@ Ñ)

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Este es un articulo muy bueno, pero muy dificil de seguir para quienes no tienen una elevado conocimiento de la realidad argentina. El postulado principal acerca de que Macri esta "reventado" politicamente y exhausto intelectualmente, es totalmente correcto. El resto lo considero excesivamente enfocado a las individualidades de lideres politicos del pasado (Alfonsin, de la Rua, Chacho Álvarez, Menem, Nestor K.) o del presente (Espert, Gómez Centurión, curiosamente no menciona a Roberto Lavagna o Nicolás del Caño) . No es que Macri sea bruto (en la Universidad de Columnia donde hizo los estudios de post – grado dicen lo contrario, el es representante del ultraderechismo neoliberal, fracasado estruendosamente a pesar de los 57,100 millones de USD que le dio el FMI.
    Lo mas importante es como se llegó a esta debate. La brillante táctica de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) de presentarse como candidata vice –presidencial de una fórmula con Alberto Fernández contra un Macri bastante desplumado ha cambiado el panorama electoral argentino para las elecciones del 27 de octubre y el debate de marras asi lo confirma. El programa ha sido derrotar a Macri y al neo - liberalismo. La candidatura A. Fernández – CFK, ha subrayado que Macri no habla ni de la pobreza, ni del crecimiento económico, ni del empleo, ni de la educación, ni de la inseguridad, ni de una imprescindible renegociación de la enorme deuda externa (incluyendo con el FMI de 57,100 millones de USD). Argentina deberá hacer frente a unos pagos de casi 35.000 millones de dólares en el 2020, o tomar decisiones valientes y de efecto telúrico al respecto.
    Si se actúa con decisión, el binomio Fernández – CFK puede lograr la unidad necesaria para derrotar a Macri, si no en primera vuelta (lo que es bien posible), ciertamente en el balotaje. Incluso órganos de la derecha como El Clarín reconoce la inviabilidad de la re-elección de Macri. Sin un golpe de estado parlamentario (muy improbable) o un inmensamente pútrido acto de Lawfare, no pienso que haya forma para Macri ser re-electo, incluso si milagrosamente llega la segunda vuelta que tendría lugar el domingo 24 de noviembre. Su imagen, está en caída libre, y los resultados de las primarias fueron concluyentes, en este debate, como dice el autor, Macri parecía un zombie.
    Es muy importante, sin embargo tratar de ganar en la primera vuelta y tres factores deben ser evitados por conspirar con esa tarea de inmenso valor estratégico:
    1. El tradicional sectarismo/caudillismo dentro del Partido Justicialista (Peronista) que lamentablemente siempre está presente, lo que se observa palmariamente en el presente articulo.
    2. La división de la izquierda y la centro izquierda argentina, donde vemos que el ultraizquierdista Nicolás del Caño y el centro –izquierdista (por darle un titulo) Roberto Lavagna, se enfrentan mas con Alberto Fernández que con el mismo Macri, no entienden la perentoria necesidad de ir unidos a defender los intereses del pueblo..
    3. El pensar que “todo está ganado”, un triunfalismo prematuro que no es aceptable en unas elecciones donde el pueblo argentino se enfrenta a una poderosa oligarquía nacional, al FMI y a las fuerzas reaccionarias a nivel mundial con énfasis en los gobiernos de Trump y Bolsonaro. Y que al parecer permea un poco a la ultraizquierda y a la centro –izquierda no – peronista.
    Todos los líderes de centro - izquierda e izquierda tienen el deber cívico de apoyar decididamente a la candidatura progresista y anti – neoliberal e ir unidos en una segunda vuelta, si fuera necesaria, en esta colosal contienda. Creo probable una tremenda victoria el mismo 27 de octubre, de una importancia difícil de exagerar.

    • Lujan dijo:

      El punto 2 que referís es exacto José Oro. No se entiende como no se colocan en la misma vereda contra este salvaje sistema neoliberal, lo cual no significa que sigan pudiendo levantando sus banderas e ideas; Tal como el caso de la Izquierda. No lo comprenden lamentablemente.

    • Jose R. Oro dijo:

      Perdon una lamentable errata, quise decir la Universidad de Columbia en Harlem, New York, donde Macri hizo estudios de post - grado.

    • Quiroga dijo:

      El nivel de algunos comentarios en Cubadebate, como este de Jose R Oro, es pasmoso, me enorgullezco de mis hermanos cubanos, que seriedad y dominio de la realidad de Argentina. Por la victoria el domingo 27! Arriba Alberto + Cristina!

    • alexander dijo:

      El artículo está bueno, pero mejor me parece el análisis del querido compatriota José R Oro. Ha tocado el punto neurálgico del problema de la izquierda en todo el continente y diría que del mundo. Hay una fragmentación innecesaria e inconveniente, por los tiempos que estamos viviendo, que por eso no se afianza en el poder. No logra aunar al pueblo, ni educarlos politicamente para alcanzar la meta de una vida mejor.
      El único peligro en realidad que yo le veo a las elecciones en Argentina es la misma izquierda. Puede llegar al punto de que no se gane por la dispersión de criterios y las pugnas por ubicar el único- pensamiento dentro de las filas o el simplemente alcanzar el poder. Se permite la izquierda discutir nimiedades dentro del contexto histórico que no permiten aunar a todos en lo que sucede en el hoy. Es como si no aprendieran del pasado tan reciente y los errores cometidos.
      Es casi, salvando muchas distancias, ¿Serán muchas?, lo mismo que sucede en España. Una izquierda fragmentada y tratando de llegar a arreglos con una derecha disfrazada de izquierda. ¿Se habrán dado cuenta en PODEMOS que Pedro Sánchez es derecha también? Tienen un montón de partiditos con nombres hasta de colores, que quieren cambiar las cosas. Pero no acaban de darse cuenta que única forma de cambiar es cambiar el sistema y eso sólo se logra con la unidad y educación política de los más humildes, los trabajadores, los jóvenes y la vanguardia que es el partido que aúne a todos.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Alexander, muchas gracias por su consideración. El problema de la unidad (o mejor dicho la falta de ella) de la izquierda a nivel mundial es quizás una de las razones (entre otras) por las que el capitalismo se mantiene a flote. El gran Jose Luis Centella dijo que la unidad de izquierda es necesaria si queremos derrotar al capitalismo, o incluso para evitar que el capitalismo nos derrote. Piñera ganó el balotaje en Chile, entre otras cosas porque el Frente Amplio, la Democracia Cristiana y la Izquierda Radical no hicieron el esfuerzo necesario apoyando a Alejandro Guillier de “Nueva Mayoría”. Las vanguardias para merecer ese nombre tienen que estar al servicio del pueblo y no como algunos de sus líderes imaginan, al revés.
        En el caso argentino, grupos seguidores de Nicolás del Caño, me aseguraron personalmente (vía Facebook) cuando los exhorté a apoyar a Alberto y a Cristina, de que "El Peronismo es el peor enemigo de la clase obrera argentina". En la Alemania de 1932, estaban los que sostenían que la “revisionista y oportunista” Socialdemocracia “era el peor enemigo del pueblo alemán” y que no debían aliarse con ellos contra los Nazis. O que por razones aun ignoradas, asesinaron a Maurice Bishop y a Roque Dalton, usando retórica de izquierda. En mucho menor escala los hay que en medio del más brutal Bloqueo en Cuba se dedican a demonizar cuentapropistas, mostrando a especuladores y aprendices de mafiosos, como arquetipos de la economía no estatal. Todos ellos le disparan al gato y no al tigre. Por supuesto, a veces el tigre los devora.
        La unidad contra el enemigo fundamental de la humanidad que es hoy en capitalismo neo-liberal es una razón sine qua non de supervivencia de la civilización y del progreso humano y Argentina no es excepción. A pesar de todo, el domingo 27 el neoliberalismo, el FMI y los enemigos de los pueblos van a sufrir una aplastante e histórica derrota en la patria de San Martin y Sarmiento. Un fuerte abrazo cubano para usted.

    • Claudio Oscar dijo:

      Muy bueno su comentario Dr. Oro. El debate fue una victoria contundente de Alberto Fernández, quien demostró luz propia y que no es un figurón de CFK, ni mucho menos. Al contrario Argentina va a disfrutar de un binomio de gobierno en que ambos tienen calidad presidencial, ¡un lujo! El domingo 27 se elegirá en forma directa a quien logre al menos el 45% de los sufragios o alcance el 40% y una diferencia mayor a 10 puntos porcentuales sobre el segundo candidato más votado.
      Un poco la situación que muestran las primeras estimaciones es que ha mejorado la posición de la oposición de los Fernández, y del peronismo en general. Puede estar en un 51%, me atrevería a decir después del debate. Y la razón es que el Gobierno de Macri luce desconcentrado, autocontradictorio, sosteniendo y adoptando frases y propuestas en las cuales evidentemente no cree. Por ejemplo, no creyó nunca en el congelamiento de precios, congelamiento del combustible, por ejemplos. No le salieron bien esas medidas. Macri tomo decisiones adoptadas sin convicción, y sin fuerza, para satisfacer al FMI. Quienes lo apoyaban de hecho han bajado los brazos. Por otra parte, el Gobierno de Macri ha hecho cosas regulares, otras malas y otras muy malas. Pero las muy buenas y las buenas no se han visto para nada. Macri ha preferido una política de adversarios, de crispación, de crítica a la "herencia recibida", y de hecho se ha enemistado con el pueblo argentino.
      Dr. Oro, estas van a ser unas elecciones sin mucha alegría, aunque el apoyo a Alberto y Cristina es casi tan grande como el rechazo a Macri. Pero van a ser sin alegría porque todos saben que por bien que gobiernen Alberto y Cristina, vienen tiempos económicamente difíciles, porque el quilombo que está dejando Macri es de una escala desconocida, en este país tan habituado a quilombos. Solo un estrecho trabajo de gobierno y pueblo en conjunto sacarán a la Argentina adelante.
      Un gran saludo desde Buenos Aires.

  • informada dijo:

    Perdón? Eso es ofender a Mandela o Gandhi. Se le ve ojeroso....perdió la pose? Creo que él sabe que asiste al principio de su propio fin.

  • frodo dijo:

    si pudiera decirme si existe el debate completo en texto.
    tengo una buena amiga en argentina y estoy al tanto de ellos y de estos debates.
    saludos y abrazos

  • Playazul dijo:

    La verdadera cara del demacrado (de Macri y demacrado) ahora el llantico cuando destruyó un país entero, lo que los Fernandez si salen que es lo más probable le haga lo mismo que le hicieron a Cristina. Es hora del pago de la historia

  • Lujan dijo:

    Sí. Es así tal como lo describe el cronista. El tema pasa por un trastorno severo de personalidad del Presidente Macri. Para quienes conocen desde su orígen familiar, su formación en ese entorno que lideró un padre con negocios ilícitos, un contratista del estado argentino donde en su tiempo encontró tierra fértil entre dirigencias políticas y poder judicial... Todo esto no exime al actual Presidente de los actos cometidos hasta hoy contra el pueblo de trabajo de Argentina.

  • CIMARRON dijo:

    Macri no tiene honor, solo entiende de HORROR.

    Debe pagar por todo el HORROR y su falta de honor.

  • Idania Rosa dijo:

    La comparación a macri con nelson mandela y Ghandi es una cosa sin sentido, como pueden haber personas tan falta de cerebro, dios mio no saben lo que dicen, perdonalos.

  • Dr. Morales dijo:

    Me impresiona el cambio a la izquierdac que esta dando nuevamente latinoamerica, pense que los Macris estarian mas tiempo, pero quemaron la ventaja. que a Bolsonaro le pase lo mismo.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Bruschtein

Luis Bruschtein

Periodista argentino. Pertenece a la redacción del diario Página 12.

Vea también