Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

El porqué de las cosas

| 12

Empresa «Héroes del 26 de Julio» Foto: Presidencia Cuba.

Al despertar ante un mundo desconocido, en cuanto empiezan a tener conciencia de sí y a adquirir un rudimentario dominio del idioma, las criaturas interrogan a sus familiares inmediatos acerca del porqué de las cosas. Tan pertinaces son en su indagatoria que, a veces, resultan exasperantes. De esa curiosidad espontánea dimana la fuente original de todo conocimiento, de la aspiración a transformar la realidad, del talento innovador y de la creatividad que, a través de los milenios, nos han convertido en lo que somos.

El engranaje de la rutina, en muchos casos, suele ir limando poco a poco esas cualidades innatas. Entre nosotros, las repercusiones de un bloqueo de más de medio siglo contribuyeron a impulsar, en el plano de la práctica concreta, una inventiva sorprendente, gracias a la cual siguieron funcionando equipos obsoletos carentes de piezas de repuesto. Un arquitecto de obra muy reconocida llegó a emplear claras de huevo para evitar la peligrosa pérdida de agua en el motor de su auto. Conocedor de este panorama, el Che respaldó el desarrollo del movimiento de innovadores.

En la actualidad, atravesamos circunstancias más complejas que las de entonces. Los desafíos económicos son gigantescos y la confrontación ideológica se manifiesta a través de todas las formas de comunicación, por las vías tradicionales y por las que ofrecen las nuevas tecnologías, sustentadas todas ellas en sofisticadas formas de manipulación de las  conciencias. Como nunca antes, tenemos que extraer mayor provecho de los recursos disponibles y conceder atención primordial a las reservas humanas que subyacen sumergidas en el heterogéneo conjunto de la sociedad.

El Presidente Miguel Díaz-Canel no cesa de enfatizar el necesario vínculo de las instituciones y las empresas con las universidades. Recuerdo el muestrario de resultados experimentales que el rector Miyar exhibía con orgullo, porque la Reforma Universitaria había establecido como uno de sus principios básicos el nexo entre docencia e investigación. Se sustituía así una enseñanza reproductiva, apuntalada en verdades irrebatibles, por una pedagogía que estimulaba la creatividad en niños y jóvenes, entrenados para formular las preguntas que abrían nuevos caminos en el conocimiento de la realidad.

El trabajo coordinado de equipos de estudiantes y profesores puede contribuir a la búsqueda de soluciones para las demandas concretas de las empresas, con el propósito de acelerar el crecimiento económico del país y de movilizar un saber acumulado durante mucho tiempo. Corresponde también a la Educación Superior fomentar, con fines docentes y de desarrollo, sus propios proyectos, centrados en las ciencias sociales y en las humanidades. Los resultados de este empeño no ofrecerán soluciones tangibles inmediatas. Constituyen, sin embargo, una inversión rentable a mediano plazo, de indiscutible utilidad en medio de los peligros que nos acechan en el mundo actual, tienen sus rebotes entre nosotros y forman parte de la responsabilidad contraída por la Revolución Cubana con el pensamiento de izquierda desde el triunfo de 1959.

Situados como archipiélago en las fronteras del imperio, sabíamos desde entonces que nuestra batalla tendría que librarse también en el terreno de las ideas y que, ante una realidad en movimiento, ningún manual podía ofrecer las soluciones requeridas. Así era cuando se elaboró una plataforma emancipadora, tercermundista  y antidogmática. En un panorama complejo, signado por las consecuencias de la desaparición del socialismo en Europa, por el dominio del capital financiero transnacionalizado, por la implementación de un implacable pensamiento neoliberal y el empleo de los nuevos y viejos medios de comunicación, así como el uso de las técnicas de marketing para la manipulación de las conciencias, el diagnóstico de la realidad no puede limitarse a fórmulas simplistas, como tampoco habrán de serlo las respuestas programáticas que vayamos construyendo en el camino.

Nos corresponde eludir, de acuerdo con la obra intelectual de Fidel y el Che, fórmulas mecanicistas que tienden a descartar la relación interactiva entre los llamados factores objetivos y subjetivos, del mismo modo en que no pueden descuidarse los nexos siempre creativos entre teoría y práctica. Esa perspectiva dialéctica esencial ha regido el pensar de los fundadores de nuestra Revolución.

Nunca he olvidado la reflexión ejemplar de Fidel en una entrevista concedida a principios de los 80 del pasado siglo. Evocando a Heráclito, el filósofo griego, afirmaba el Comandante que el hombre no puede bañarse dos veces en el mismo río, no solo por el hecho de que las aguas no son las mismas, sino porque el hombre tampoco lo es.

No pecamos de inmodestia al afirmar que la Revolución Cubana ha realizado una contribución importante al desarrollo de las ideas socialistas. Las fuentes del conocimiento están en los libros, en la experiencia práctica, en el análisis crítico de los errores y en el estímulo a la creatividad a través de un debate enriquecedor.

En medio de un trabajo abrumador, cuando cortaba caña y comprobaba el funcionamiento de las alzadoras, cuando procedía al rescate de fábricas en crisis, atendía asuntos políticos, a la formación de militantes de la Juventud y el Partido sin descuidar las demandas acuciantes de la defensa del país y robaba horas al sueño para estudiar matemáticas aplicadas a la economía, el Che promovió intensos debates sobre la construcción del socialismo con la participación de destacados interlocutores cubanos y de otros países. Esos intercambios encontraron espacio público en revistas especializadas. Siempre aquellos debates se mantuvieron atenidos al respeto mutuo, a la observancia de principios éticos sin que la controversia subvirtiera la transparente búsqueda de la verdad con el socavamiento de las relaciones personales, apuntaladas en la fraternidad de quienes están comprometidos en la lucha por el mejoramiento humano.

De esa altura de miras, la reciente publicación del epistolario del Comandante Ernesto Che Guevara ofrece un conmovedor testimonio. Hubo diferencias de puntos de vista entre el Che y el reconocido intelectual comunista Carlos Rafael Rodríguez. En el apresuramiento de los preparativos para marchar a cumplir su destino en otras tierras, el Guerrillero encontró tiempo para despedirse del amistoso contradictor. Con un abrazo al final escribía: «En el estribo de Rocinante me cuadro y te saludo. Otros soles alumbrarán mis teorías y estarán cómodas, pero tengo la impresión de que sentirán que algo falta cuando no haya con quién discutir. Para despedirme como siempre: Sí tengo razón, sí se puede ganar una guerra como esta (y la ganaremos)».

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OCM dijo:

    Interesante artículo.
    Cada día tenemos y permitimos mas debate, lo que sin duda alguna aprovechado por los lideres ayudará al bienestar.

    • VICTOR KOZASKI dijo:

      DEBATE ES NECESARIO PERO PRODUCTIVO CON METAS DE MEJORAR Y PROGRESAR , NO DESTRUCTIVO GRACIAS

  • Daniel Mejias Obregón dijo:

    Querido compañeros,
    Quiero tener la forma de enviar un correo electrónico al compañero presidente de mi país por que tengo una situación difícil de resolver y necesito ayuda inmediata.
    Este es mí correo electrónico. daniel8204@nauta.cu

    • ALEXIS dijo:

      Estimado,

      Si no lo logras, trata de encontrarlo en Twiter o escribe a la sección Acuse de Recibo, que ha devenido defensora del pueblo…

  • jose dijo:

    Duro golpe al imperio

  • Daniel Elias R dijo:

    Hola, voy directo al asunto. De nada nos sirve formar miles de profesionales de las ciencias si estos no se sienten recompensados monetaria o material por sus grandes aportes al progreso, con el tiempo se van perdiendo las motivaciones hasta que llega el momento de que no se haga nada al respecto, por ejemplo:
    – un autor de invención de la ciudad de Holguin que a trabajado por más de 20 años en inventivas para el aprovechamiento de fuentes renovables de energía como son las olas y corrientes en el mar con capacidad para generar varias veces la capacidad generadora que tiene el país actualmente ( por ser persona natural cuenta propia el estado no encuentra mecanismos para beneficiar ó recompensar por sus aportes y establecer un intercambio entre creador y estado ó gobierno ).
    – en la misma provincia de Holguin hace el hallazgo de un gran depósito del mineral llamado coltan ( mineral muy estrategico para el desarrollo tecnológico ) una persona natural cuenta propia también pero no da ubicación del depósito pues el estado no tiene forma de recompensar ó beneficiar a esta persona.
    Podríamos citar muchos más ejemplos, es hora de cambiar todo lo que deba ser cambiado, luego será muy tarde. La sociedad cubana esta formada por individuos, si estos crecen económicamente la sociedad cubana también crecerá económicamente.
    Saludos cordiales Daniel Elias Rodríguez desde Holguin Cuba.

    • PEDRO dijo:

      Daniel Elïas R: Tu contribución -que aporta razones evidentes a tener en cuenta- es al mismo tiempo una muestra fehaciente de CUAN DISTINTO es el tiempo presente (con gente que desea trabajar solamente cuando hay una remuneración que les propicie su vida cotidiana; sin una «retaguardia» como lo fue el llamado ¨campo socialista´de Europa del Este»; con generaciones activas que NO vivieron aquellos gloriosos años de rescate de nuestras riquezas y desafïos a los poderosos nacionales y extranjeros; con generaciones que SI vivieron aquellos tiempos -y no miraban donde se vivïa mejor, sino dónde esraba el deber (José Martí)- pero que ya no están o van «en retirada»; con nuevas tecnologías que le ponen la información subversIva en la pantalla de su celular a medio mundo y a lo(a)s que desean dividirnos acá, sin que muchas veces se pueda evitar; esa mentalidad de «fortaleza sitiada» que tanto daño nos hace; pues aunque estamos en verdad «sitiados» (bloqueados), somos esa FORTALEZA que mucho pude hacer con su fuerza. Y no escribo estas líneas para discrepar de las tuyas; sino para evidenciar cuán difícil es el momento actual…

      • Revenge dijo:

        Pedro. En esa epoca gloriosa -sin ironias- la satisfaccion de las necesidades esenciales del individuo y su famiia no entraban en contradiccion con sostener valores como la etica y la honestidad. Nuestros padres, por dignidad y principios, renunciaban a lujos y determinados refinamientos de la existencia, como seguir la moda o disfrutar los ultimos adelantos de la tecnologia; no a alimentarse, calzar o vestir. Usted formaba su familia en su patria porque tenia condiciones para ello, y solo se apartaba de ella para ir alfabetizar en Nicaragua o pelear a Angola; no para poder pensar en construir un hogar, o proporcionar a este lo mas indispensable. No ha cambiado la valentia, espiritu de sacrificio y calidad humana de los cubanos, sino como usted dice, la situacion esta muy dura, y las prioridades son mas estrechas.

  • Daniel Elias R dijo:

    Si Pedro y Revenge, los tiempos y circunstancias son otros, veamos un ejemplo que decide estabilidad e independencia energética.
    Tema: Hidroeléctrica del río Toa, en aquella época década de los 80 el proyecto entendía una hidroeléctrica con capacidad de generar cerca de 600 megawatts, suficiente energía para la zona oriental e iva a abarcar 100 kilómetros cuadrados pero como teníamos suficiente suministro de combustible de parte del campo socialista se decidió mantener la reserva biológica como banco de germosplasma pero hoy en día las circunstancias son otras ó generamos energía para el país ó mantenemos el banco de germosplasma de 100 kilómetros cuadrados de los 900 kilómetros cuadrados que tiene la reserva biológica, es como decidir entre alimentar a nuestra familia o mantener el jardín de nuestra casa, claro que tiene prioridad suministro de energía a la nación pues sin energía no se mueve nada, pero como fulano ó fulana dijo en aquella época que debíamos mantener el banco de germosplasma se mantiene invariable la situación , tenemos que cambiar, transformar lo que sea necesario para sobrevivir a las nuevas circunstancias. ¿ Me hago entender estimados compañeros del debate ?

  • ALEXIS dijo:

    Sobre el epistolario del Comandante Ernesto Che Guevara…me llamó la atención la carta que escribió al Comandante en Jefe en 1965, sobre todo porque le plantea problemas que se han cometido en los primeros cinco años de la revolución, pero tal parece que esa carta fue escrita hace pocos días…En verdad desconocía la misma y no sé si fue publicada en algún momento, les invito a que la lean.

  • cubano dijo:

    El Modelo económico embudo (o de un solo comprador para todos los pollitos)
    Nunca será eficiente, nunca llevara esplendor ni florecimiento económico, ni 60 años ni 100 lo van a demostrar. TODOS LOS CUBANOS TENEMOS QUE SER PROTAGONISTAS NO SOLO EL ESTADO.

    Es una herramienta ideológica que no resuelve las necesidades del pueblo, que no levanta a ninguna nación de la pobreza, solo hipoteca generaciones completas enterrando su potencial y años de estudios. Si se conjugara la economía socialista y la economía de mercado sería una gran explosión económica que irrumpiría la nación, como en la época del renacimiento europeo así florecería Cuba, con un diapasón de oportunidades.
    China es el mejor ejemplo de una economía que no se detiene.
    El papel del estado es muy importante para aquellos que no pueden valerse por sí solos, los que no tienen potencial o les falta creatividad, los están enfermos, los ancianos y discapacitados.

    Pero y los otros que han estudiado que tiene ideas, no las pueden
    Desarrollar porque no pueden ser actores ni acceder al mercado mundial, se debe dar lugar a la creatividad a la empresa privada. El esplendor económico de una nación no está solamente en manos de un gobierno está en manos de todo un pueblo. Eso tiene que cambiar para salir de la pobreza y de la escases. Poder disfrutar del comercio electrónico,
    Solo dejando el mercado libre con china seria espectacular.
    Cuba reúne todos los requisitos para vivir en una sociedad, tranquila con todos los derechos, solo nos hace falta un cambio de mentalidad y el libre comercio.

    • dream dijo:

      Estoy hasta cierto punto de acuerdo, pero seguir el ejemplo de China sería quizás bueno, claro, no tenemos las mismas condiciones ni los EEUU nos quiere a nosotros como «potencia enemiga». Para obtener el desarrollo de China hay que ser «potencia enemiga» de los EEUU. El Capital puso todo su esfuerzo en China para que sea lo que hoy es, eso en Cuba no va a suceder, somos demasiado pequeños para suponer una amenaza para los EEUU.
      Si EEUU se cae, se cae China por todo lo que dependen una de la otra. Si China cae, EEUU se lo siente pero no caerá, crearán otro «enemigo» para seguir subsistiendo, claro, ese «enemigo» será un enemigo controlado, vaya, la famosa disidencia controlada muy usada en las agencias de inteligencia y que mucho provecho le sacan.
      ¿Usar libre mercado? Bueno, ¿no te has fijado que el libre mercado y ell libre comercio NO EXISTEN? Hace años que no existen, son sólo una ilusión que nos quieren hacer creer que existe para que caigamos en la trampa. El Capital no deja nada «libre», lo tiene todo muy bien controlado ¿o es que alguien se cree que el Capital (que es el poder) nos dará las herramientas para que lo destruyamos? Llevamos 60 años tratando y …NADA y pasaran 100, 1000, 10000 y no podremos ¿por qué crees que el Capital ha durado tanto tiempo? ¿Crees que van a dejar que nos enriquezcamos? El Capital usa a China para mover su capital (valga la redundancia) que necesita expandirse, eso es todo, el día que eso cambie, China se va abajo. ¿crees que al Capital le importan los EEUU? Si EEUU cae…se mudan para China, si esta sobrevive y que por supuesto, la harán sobrevivir para poder mudarse o se mudarán para otro lado cualquiera.
      Ahora, ¿qué podemos hacer nosotros? Esa es una pregunta que se me hace difícil de responder. No hay dudas que tenemos potencialidades que hemos desaprovechado, malgastado, derrochado y obviado. Quizás si dejamos de hacer lo anterior, avancemos alguito, no creo que mucho pero sí algo. Habría que estudiar cómo insertarse en el mundo sin muchos sobresaltos y no ir contracorriente, no sé, te soy sincero, no sé. Pero de que no va a haber explosión de riquezas, eso casi que te lo puedo garantizar (a menos que cambien las condiciones y Cuba sea vista como otra cosa y no como es vista hoy y asi y todo lo dudo).
      ¿»Libre mercado» con «Socialismo»? Eso sin dinero no se puede hacer, necesitaríamos una inyección de dinero como pasó en China y arreglárnolas con la correspondiente dependencia, de lo contrario..CERO. Lo que le llaman «libre mercado» no soluciona nada, deja a muchos fuera, además de que no existe, y el socialismo…bueno ¿Y qué es por fin el socialismo?
      Creo que el problema está en que algo en construcción enfrentado a algo construido y consolidado, el que está en construcción lleva todas las de perder, creo yo, no soy especialista ni tengo estudios en la materia, pero esa es la impresión que me da.
      Disculpa si fui algo incoherente es que son muchas ideas y poco espacio.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Graziella Pogolotti

Graziella Pogolotti

Crítica de arte, ensayista e intelectual cubana. Premio Nacional de Literatura (2005). Presidenta del Consejo Asesor del Ministro de Cultura, vicepresidenta de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, miembro de la Academia Cubana de la Lengua y presidenta de la Fundación Alejo Carpentier.

Vea también