Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

El tiempo de la vergüenza

| 11

Imagen tomada de javiervite.wordpress.com

Digamos las cosas como son: es una vergüenza el rol miserable que los medios de comunicación están jugando en la guerra sicológica que EE.UU. libra contra Venezuela.

Esta situación enloda el honor del periodismo y de los propios periodistas utilizados como instrumentos para derrocar por cualquier medio, incluyendo la intervención armada, a un gobierno legítimo y democrático.

Los propietarios de los medios de información han puesto sus poderosas máquinas modeladoras de opinión pública al servicio de una campaña ruin que dirige la batuta norteamericana.

El periodismo se ha convertido en cómplice de una operación de guerra que intenta sumir al pueblo venezolano en el caos y desesperación. La guerra sicológica ha creado el umbral necesario para la intervención armada con que Trump y su pandilla amenaza a diario a Venezuela.

Sin duda hay periodistas que participan en esta siniestra labor con plena conciencia de lo que están haciendo. Ellos son escuderos ideológicos del sistema que los empresarios de la información utilizan para que se encarguen de la tarea sucia. En esta sentina del periodismo –oculta para el público- se amasan las opiniones editoriales y los “reportajes” unilaterales que esquivan la verdad y omiten aspectos esenciales de la realidad. El mensaje –multiplicado por mil canales- que a diario recibe la opinión pública es un amasijo que viola los fundamentos y la ética del periodismo. El pueblo es sometido al bombardeo de la guerra sicológica que se guía por métodos muy diferentes a los del periodismo.

Sin embargo aún estamos a tiempo de rescatar la honra del periodismo. Aunque -por ahora- sea imposible torcer la dictadura de los propietarios de los medios, cuyos intereses están firmemente uncidos a los de las elites nacionales y del imperio, los periodistas que amamos y respetamos nuestra profesión debemos protestar contra esta situación que nos convierte en sumisos esclavos de la mentira.

No se trata que los periodistas defiendan a la revolución bolivariana –que en mi caso sí lo hago-, sino que defiendan los fueros del periodismo. Esto es, el respeto de la verdad como norma inviolable de la profesión. El periodista tiene el deber de investigar la verdad y el derecho de difundir sin mutilaciones el fruto de su trabajo profesional.

El periodismo tiene una función social muy importante que no puede quedar subordinada a los intereses de los empresarios y de los anunciantes de los medios. El código ético del periodismo se guía por principios humanistas y no por intereses mercantiles. Su deber por lo tanto es presentar toda la verdad para que sirva de base a la formación de las grandes corrientes de opinión.

En tal sentido el coraje de Venezuela para enfrentarse al mastodonte norteamericano bien merece el homenaje de la verdad. Y hacerlo tiene que ver con el honor del periodismo.

(Tomado de Punto Final)

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jorge L dijo:

    Lo felicito por tan buen trabajo que rinde honor a los buenos periodistas y llama por su nombre a los mentirosos lacayos de un imperio huérfano de todos los principios éticos y morales.

  • Leandro dijo:

    Comprendo al autor al observar el nefasto papel que están desempeñando sus colegas periodistas, pero en mi criterio, para que el periodismo pueda cumplir plenamente su función social, los medios tienen que cambiar de propietarios, para lo cual las sociedades en su conjunto deben cambiar. El periodismo es uno de los instrumentos fundamentales de la guerra cultural a que nos somete el imperio en un mundo globalizado en que predomina el pensamiento neoliberal. En este complejo contexto, se necesita de medios de izquierda donde la vanguardia de izquierda del periodismo pueda expresar sus verdades y posiciones.

  • Orland dijo:

    Copio:

    Esquivan la verdad y omiten aspectos esenciales de la realidad de Venezuela, dice el articulo, pero no pone ejemplos

    • Compatriota dijo:

      Y a Usted todavía le hacen falta ejemplos para la falta de objetividad, las mentiras y las medias verdades que sobre Venezuela no se cansan de publicar los «sacrosantos» medios como NYT, Washington Post, Miami Herald, El País y otros? O no se ha percatado que replican y replican sin cesar todas esas falacias? El más reciente, por ejemplo, la noticia que circuló diciendo que Guaidó estaba en la base aérea. Hacia atrás en el tiempo, los hechos del intento de penetrar con la supuesta «ayuda humanitaria». Por último, para no abusar de la paciencia de los lectores, decir que el apagón en Venezuela fue por mala gestión y déficit de mantenimiento de los generadores, cuando se demostró el sabotaje. Nada señor, que al parecer a Usted le viene bien el refrán: …»no hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiera oír»…

  • Ivan dijo:

    Los periodistas privados son la voz de sus amos, que no conocen la filantropía y que echan mano a la pistola cuando oyen la palabra «democracia» o «cultura» más allá de su contexto habitual, en que se utilizan para disfrazar la realidad. Y puesto que no existe el periodismo independiente en las grandes agencias y medios de comunicación, se convierte en una necesidad inaplazable garantizar el derecho a una información veraz. Poco importa quién apriete el gatillo, si un drone o el sistema muscular de un depravado. En un mundo hipócrita y desalmado, que necesita mentir y confundir para lograr la impunidad de los crímenes más adyectos, lo que importa es la autoría intelectual, y no cabe duda de que los periodistas (de carrera o amateur) son los principales responsables de los mayores crímenes en serie y genocidios de las últimas décadas. El día 30 de Abril pudimos presenciar cómo los medios privados y públicos capitalistas manipularon las imágenes y comentarios para que Guaidó se presentara ante la opinión pública como el legítimo representante de la Constitución venezolana, que contaba con el apoyo mayoritario del pueblo y del ejército. Se había creado la tormenta perfecta para una genocida invasión militar yanqui, de imprevisibles consecuencias, pero que no distarían mucho de lo acontecido a los libios, iraquíes, afganos. No podemos permitir que esos medios, propiedad de la oligarquía más casposa y criminal o bajo el control de sus peones políticos, sean los que determinen los reflejos condicionados de la gente y sus creencias. Cada clase social debe tener sus instrumentos de clase mediáticos para que la oligarquía no siga incrementando sus privilegios y cometiendo los más abominables crímenes en sus naciones y en el mudo con la ayuda de una clase mercenaria, que no puede apelar a la obediencia debida para eximir su responsabilidad como autores intelectuales de que Venezuela y Cuba sufran crímenes de lesa humanidad que nadie puede ignorar o de que la mayor parte de las sociedades planetarias sean víctimas de unas políticas neoliberales sin alternativa posible en su imaginario colectivo. Mentir es una necesidad cuando sólo representas el 5% del censo electoral y vives en modelos de sufragio universal, pero, para el 95% restante, ya no es necesario mentir para ganar en las urnas, de ahí que en Venezuela y en Cuba los medios públicos acostumbren a decir la verdad objetiva mientras en el mundo capitalista las fakes news son absolutamente necesarias para recortar derechos a la gente, bajar los impuestos a los ricos o saquear naciones que no aceptan el yugo imperial.

  • Benito Perez Maza dijo:

    Un llamado a los periodistas y una adervetencia a los lectores. Muchísimos son los habituados a la lectura diara de la prensa, a ver los noticieros en TV, a oírlos en la radio, pero muy escasos los que lo hacen con el saber del sentido crítico. Desde la infancia hasta la vejez las mismas lecturas, de la misma prensa, esclavizan sus mentes y les encarcela el razonamiento. Los periodistas, como el auntor de este artículo, se buscan, se unen y conforma medios para sus publicaciones, pudiera disminuirse esa esclavitud y reducirse ese encarcelamiento….

  • Compatriota dijo:

    Ojalá y se pueda ver «periodismo objetivo y veraz» en estos tiempos. La verdad está siendo sepultada por el dinero y el poder. Se requiere constancia, dedicación, entrega, lucha, enfrentamiento y otras cosas más. Por eso se agradece tanto a la emisora TeleSur y otras que balancean sus noticias y se apegan a la objetividad. Lamentablemente son las menos. Muy bueno el articulo.

  • Carlos de New York City dijo:

    No El periodismo si no los PERIODISTAS Asquerosos, REPUGNANTES , INcencibles con la humanidad y la Verdad < este Grupo de periodistas terroristas se CONVIERTEN en asalariados de el Poder ECONOMICO , POLITICO y MILITAR .
    No se Puede Leer la PRENSA hoy dia , solo Noticias SANGRIENTAS , Muerte y Drogas como las NOTICIAS contra los GOBIERNOS de Cuba , VENEZUELA, NICARAGUA , IRAN
    korea Norte Noticias DISTORSIONADAS , DESINFORMATIVAS, Todo lo contraruio en MEXICO " que por decir la Verdad y denunciar MATAN a los PERIODISTAS " Mientras que en estos PAISES como España sobre Todo , con el Pais,ABC en Miami el Nuevo herald , diario la americas, Por Decir mentiras , calumnias y Desiformar les PAGAN a sus Editores y Dueños Jugosos CHEQUES y a sus periodistas les ASEGURAN sus salarios , premios y la en la Plantilla su silla , escritorio y computadora. asi aseguran sus TRABAJOS , todo es una CADENA. " Lo mas Triste de este TIPo de PERIODISMO es la TOTAL RESPETO a la INTEGRIDAD , EDUCASION, Inteligencia , Cultura y educasion en que SE CREEN ellos que todos los Lectores somos ignorantes y que caremos de los mismos Principios Humanos, que caremos de la Dignidad humana y el respeto a uno mismo como si Fueramos Iguales que ellos que escriben mentiras al mundo y asi mismo Viven en sus Casas ante sus mismas FAMILIAS , sin valores ni Moral, " Ellos dicen , el caso es llevar mi salario para pagarme las DEUDAS y el alquiler donde vivo , pagar si no la HIPOTECA" Porque Nadie es dueño de nada , Solo el Poder economico de los BANK y el Dinero , el dinero es el dueño de estos miserables Periodistas.
    " Porque Ellos tienen que PAGAR a demas de sus DEUDAS las deudas de sus ESTUDIOS cuando TUBIERON que PAGAR sus estudios y UNIVERSIDAD, ahi esta el problema, El dinero y donde No hay Dinero sobran las MENTIRAS y calumnias , DESAPARECEN las Condiciones Humanas.

  • R PONS dijo:

    BD: ESTA BATALLA POR LA VERDAD DEBE SER DE FORMA INTELIGENTE PARA PODER CONTRARRESTAR LAS MENTIRAS DE ESTOS MERCENARIOS DE LA NOTICIAS, DESACREDITARLOS CON LA VERDAD CADA VEZ QUE PUBLIQUEN UNA SOLA DE SUS MENTIRAS, NO DEJARLOS EN PAZ, NI DEJAR PASAR UNA SOLA NOTICIA FALSA SIN CONTRARESTARLA, UTILIZAR TODOS LOS MEDIOS A NUESTRO ALCANSE Y QUE LE LLEGE AL MAYOR NUMERO DE PERSONAS EN EL MUNDO CON UN MENSAJE MUY IMPORTANTE, «NO CREAS TODO LO QUE DICE EL IMPERIALISMO»… GRACIAS

  • Isabel dijo:

    No es nuevo que en esta guerra ideólogica, los medios de información se convieran en medios de desinformación, al servicio de los peores intereses. Desde el momento en que se ha llevado al reconocimiento internacional a un supuesto presidente que no fue electo por votación popular y se desconoce al legítimo presidente de Venezuela, es evidente que existe una altísima responsabilidad paras los que difunden estas noticias, parecen estar por encima del bien y del mal. Los medios alternativos de información, ajenos a estos grandes medios, deben tener mayor apoyo para difundir esta verdad.

  • Orland dijo:

    Copio

    El periodismo se ha convertido en cómplice de una operación de guerra que intenta sumir al pueblo venezolano en el caos y desesperación


    La hiperinflacion en niveles historicos, escasez generalizada, infraestructura colapsada y masiva emigracion son hechos que vienen ocurriendo durante largos años.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel Cabieses Donoso

Manuel Cabieses Donoso

Chileno. Director de la revista Punto Final.

Vea también