Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

Yo Voto Sí libremente con la Ciencia Cubana

| 18

Esta constitución nos garantiza la máxima libertad de creación y acción en una sociedad con el solo límite de no afectar la de los demás, que es la única justa. Foto: Getty Images.

“La actividad creadora e investigativa en la ciencia es libre”, según expresa textualmente el artículo 32, inciso f) de la constitución que también libremente aprobaremos los cubanos el próximo 24 de febrero. Además, expresa que nuestra República prioriza el apoyo a todo lo del conocimiento, sea ciencia, tecnología e innovación que nos beneficie directamente o indirectamente.

La libertad y todas sus acepciones ha sido motivo de torrentes de meditaciones, grandes luchas e incontables sacrificios. El concepto es sumamente atractivo y provocador para todos los seres humanos y en particular para los de nuestros tiempos. No es este el instante para intentar motivar nuevos caminos de pensamiento acerca de ella.

Sin embargo, resulta imprescindible que provoquemos nuestro aval de conceptos personales con esta expresión constitucional. Su reinclusión en el texto definitivo ha salido del proceso democrático de su discusión con todo el pueblo y en particular con los propios científicos cubanos, que son nuestros creadores de nuevos conocimientos por antonomasia. Desde el Artículo 21 aparece una declaración contundente: “El Estado promueve el avance de la ciencia, la tecnología y la innovación como elementos imprescindibles para el desarrollo económico y social.”

¿Se trata solo de una hermosa declaración? ¿Es necesaria?

Una de las razones de existir de cualquier texto constitucional moderno es precisamente encauzar y hacer efectiva la libertad. Para tener una libertad personal volitiva sin límites, hasta el punto en el que se pudiera construir la propia a costas de la de los demás, no hace falta una constitución. Se trataría de un caso extremo de “sálvese el que pueda”, donde las libertades de muchos serían violadas sistemáticamente por la de los más poderosos. Así lamentablemente ocurre en muchos países que se ufanan de libres. De alguna manera, el llamado neoliberalismo enarbola los pendones de la libertad de mercado por encima de cualquier otra precisamente para garantizarla a las minorías que lo gestionan. Así son libres de controlar la de las mayorías.

Esta constitución nos garantiza la máxima libertad de creación y acción en una sociedad con el solo límite de no afectar la de los demás, que es la única justa. La ciencia necesita de esta libertad para crear conocimientos. La sociedad también necesita que sus integrantes se culturicen, aprendan, y puedan crear nuevos conocimientos que la enriquezcan sin limitación alguna. Y esto se hace justamente con la ciencia. Ella enriquece a los pueblos tanto creando un nuevo material para la industria que produzca bienestar e ingresos económicos, como desarrollando una nueva teoría básica acerca del crecimiento de las células cancerosas, aunque esta no venda en el futuro inmediato ningún nuevo medicamento, o estudiando la química interestelar, para saber más acerca de nosotros mismos. La ciencia nos enriquece tanto material como espiritualmente.

La nueva constitución establece en el artículo 19 que la función esencial de la planificación es proyectar y conducir el desarrollo estratégico. La iniciativa y la innovación son intrínsecas del progreso, aunque no sean ni deban ser previsibles. Por eso necesitamos de una planificación que promueva todo aquello, aunque sea espontáneo y riesgoso, que pueda significar adelanto y felicidad para los integrantes de una sociedad que verdaderamente quiera denominarse como socialista. Un plan que establezca límites para el avance humano y la creación de lo no previsto es antisocialista. Debe planificarse el máximo apoyo para alcanzar todo lo bueno que aún no se conozca. Esa es la inversión de recursos en hacer ciencia, desarrollar nuevas tecnologías y promover innovación en todos los escenarios económicos y sociales posibles. Es también una buena forma de demostrar que el socialismo es efectivo para el progreso en todas las facetas de nuestras vidas.

Nuestra nueva constitución contiene muchos conceptos avanzados en el campo de la ciencia y la tecnología. Pero, sobre todo, tiene lo más importante, que es el establecimiento de un marco legal muy constructivo en el que podemos usar la sabiduría para hacer efectiva y libremente todo lo que conduzca al bien de la sociedad y de todos y cada uno de sus integrantes. Por eso yo voto SÍ.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge Ignacio Diaz dijo:

    Sí es mi mayor deseo que se siga desarrollando la ciencia y el conocimiento, que se aplique el método científico y se abandonen las pseudociencias y las pseudoterapias en nuestro medio #YoVotoSí

  • Sinforiano dijo:

    Montero, de acuerdo en que tal y como se manifiesta en la nueva constitucion es como debe ser. Se vota SI por eso. No obstante, la nueva constitucion es una cosa y las leyes, directivas, reglamentos, enmiendas, etc, etc que vienen despues son las que, aun siendo constitucionales, pueden afectar el normal desarrollo de la poca ciencia que queda en Cuba. Eso es lo que me preocupa. Y esas leyes, normativas, reglamentos, disposiciones, enmiendas, etc, etc NO SON VOTADAS O APROBADAS POR EL PUEBLO, NI POR LOS TRABAJADORES DE LA CIENCIA

  • mary.hernánd. dijo:

    YO VOTO SÍ, CLARO QUE VOTO , VOTO POR MÍ, POR USTED, POR TODOS LOS QUE PARTICIPAN SISTEMÁTICAMENTE DE ESTE ESXPACIO INSTRUCTIVO EDUCATIVO, POR LOS QUE LO FACILITAN,PORTANTO AMOR A MI VIDA ESA PRIMERA SABIDURÍA LA DE AMAR AMAR A TODO LOS QUE SUPIERON MUY TEMPRANANMENTE INCULCARME ESE SENTIMIENTO EL DE AMAR, EL QUE RESPETO NO DICIENDO QUE AQUEL O AQUELLA NO SABE AMAR, CREO MUCHO EN EL AMOR Y POR LOS CUBANOS, POR LOS CUBANOS QUE ESTÁN EN CUBA Y FUERA DE ESTA QUE SON RAÍZ CUBA, NO ME CABE DUDAS QUE TODOS SABEN AMAR, AMAR SÍ SOBRE TODO A LO QUE MERECE AMOR, POR TODO ELLO UN DÍA COMO HOY 14 DE FEBRERO SÓLO PENSEMOS EN AMOR, TRASMITAMOS AS TODOS AMOR, NO DEJEMOS QUE ENTREN A NUESTRAS MENTES NADA MÁS QUE AMOR, A NUESTROS HERMANOS EN EL MUNDO QUE SE CONECTAN A CUBADEBATE Y LO HAGAN HOY DE ANTEMANO NO CABE DUDAS QUE ESTÁN LLENOS DE AMOR, NO CABE ESPACIO HOY PARA LO QUE NO SEA AMOR, FELICIDADES A TODOS Y CLARO VOTAMOS SÍ YO VOTO SÍ CON LA CIENCIA CUBANA, HE LEIDO DETENÍDAMENTE Y CON AMOR EL ARTÍCULO QUE ENCABEZA ESTA PÁGINA DE OPINIONES Y CLARO QUE LA CIENCIA CUBANA SÍ, AMOR PARA ELLA SÍ.

  • robert dijo:

    Y el salario de los científicos y profesionales… estimado autor?
    Sin ese estímulo, que es el que realmente vale al final, el éxodo de médicos, ingenieros, científicos, etc., seguirá sin parar.
    NO es un robo de cerebros, es una fuga!

  • GALA dijo:

    Yo tambien voto si por Cuba la Constitución, por Cuba y por la Ciencia.

  • Jose R. Oro dijo:

    Apoyo completamente lo dicho por el destacado científico y pensador cubano Dr. Luis A. Montero Cabrera. El necesario desarrollo acelerado de Cuba no puede ocurrir sin un equivalente desarrollo rápido y socialmente estimulado de la ciencia. La libertad de la expresión científica debe ser un acto balanceado. No a una “planificación” ultra centralizada y ficticia, ni tampoco un “sálvese quien pueda”. La nueva constitución que será votada por el pueblo el día 24 de febrero, implica un sustancial avance en ese balance entre sociedad y ciencia, entre pueblo y científicos. Una ciencia basado en conceptos neo – liberales siempre será desvirtuada y postiza. No se pueden dejar que se repitan los Lysenko, los Vavilov deben existir e investigar en libertad. No nos creamos ingenuamente que no existen hoy personas deseosas de ser Lysenko, los hay en la ciencia y en casi cualquier campo de la vida. Por ello la nueva Constitución y las leyes que se deriven de ella son de trascendental importancia para la ciencia y para todo, son el “Contrato Social” de ese camino a lo ignoto que es la construcción del Socialismo en Cuba y por doquier. En tan superior propósito no será solo necesario introducir muchísimas nuevas ideas, sino quitar no pocas que se han acumulado en el pasado y que hoy constituyen un lastre para el socialismo. Hay muchos temas y cosas persistentes aunque se hayan probado disfuncionales, que hay que demoler y reiniciar de forma realmente socialista, para el bien de todos.
    Reitero mi admiración por este característicamente excelente y muy oportuno articulo del Dr. Luis A. Montero Cabrera, y de la forma más comedida, creo que votar ¡Si! Por la Constitución es un acto de importancia suprema para todo el pueblo cubano.

    • Preocupao dijo:

      Mmm… Lisenko. Qué personaje. Conocí de él a través de Sputnik, la revista soviética. Pero estimado, Lisenko no existió por sí mismo, sino fruto de las circunstancias que se crearon en la URSS en los años 30. Al estar arropado por el manto protector de Stalin, Lisenko era intocable, por muy demostrados que estuviesen los argumentos en su contra. El hombre venía como anillo al dedo si tenemos en cuenta la pretensión voluntarista de someter la ciencia a los designidos de la política (y si la ciencia no se somete, pues peor para la ciencia, y sobre todo, para los científicos). Ello, unido al poder omnímodo de Stalin y sus secuaces, creó el fermento perfecto para esa reedición eslava de la Inquisición y los autos de fe. No en vano, nunca en la URSS permitieron los que cortaban el bacalao en el Politburó que ningún otro Secretario General concentrara tanto poder en sus manos como lo tuvo Iósif.
      Tiene usted razón en prevenirse de individuos como ése, pero también debemos estar alertas, como dijo Fucik, ante el reverdecer de los entornos que les suministran oxígeno. Ya con un quinquenio gris es suficiente, ¿no?

      • Jose R. Oro dijo:

        Ni tampoco Trump o Bolton o nadie existe por sí mismo, estimado preocupao, como usted bien dice “sino fruto de las circunstancias”, del contexto social de formas extremas de satisfacer (no estoy seguro que esa sea la palabra correcta), los requerimiento de éxito social. Por supuesto que en Cuba no existen ni remotamente los estándares de la época estalinista en la URSS, pero el país está sometido a un feroz Bloqueo, a múltiples agresiones que durante el gobierno de Trump se vienen escalando e incrementando, destruyendo lo poquito que se había avanzado con Obama. En esas situaciones extremas es que surgen los extremistas, valga la redundancia. La ciencia es un campo donde los “extremistas”, “ultra secretistas”, “enemigos de la ciencia burguesa”, “supe planificadores” etc. (casi siempre las mismas personas que cambian de gorra, según se necesite) pueden surgir y medrar.
        Lo muy bueno de la Constitución que será votada por el pueblo de Cuba el día 24, es precisamente que garantiza que estos extremos no ocurran y muchas otras cosas positivas, como bien explica el formidable artículo del Dr. Luis A. Montero Cabrera,

  • Tomas Linares dijo:

    Pues yo voto NO.

    Lo he comentado varias veces y no me publican . Es que acaso el NO esta eliminado de la boleta?

    • YTV dijo:

      Este es un ejercicio de democracia plena, una Constitución construida con el pueblo y para el pueblo, y tenemos muchas razones para votar por si, y yo voto si por la seguridad de nuestros hijos, la salud, la educación, la ciencia, por la dignidad plena del hombre y por infinitas razones. Por la Ciencias SI

  • VAE75 dijo:

    Les recuerdo que Cuba tiene constitucion desde el 1976, esta solo modificara en algunos aspectos esta, si Cuba no tubiece esta bien la polarizacion realizada.
    Si se aprueba, gana el si y tenemos una nueva.
    Si no se aprueba gana el no y se tiene que realizar nueva consulta y nueva propuesta para someter nuevamente a votacion, no pasara mas nada, no usar el miedo para lograr lo deceado.
    Si se hubiese respetado los planteamientos del pueblo, se hubiese dado democraticamente oportunidad para dialogar no en los CDR si no en los medios de comunicasion, y se huviese valorado mas, sin necesidad de realizar politica alguna se sabria que el si ganaria.
    Posible no lo publiquen como no han publicado los otros que escribi, pero sepan que si amo el socialismo y a mi pais, la autodeterminacion del pueblo, pero mucho mas la democrasia y el respeto de los criterios.

  • Luis Pichardo dijo:

    De acuerdo profesor

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Excelente articulo profesor Montero. El desarrollo, la búsqueda de lo nuevo no puede tener topes, limites, solo requiere de causes, vías para canalizar esa potencialidad como bien usted expresa, solo es necesario articularlo como un sistema dentro de un marco de orden e institucionalidad, para que ese ingenio humano se traduzca en desarrollo y beneficio de la sociedad, cada nuevo momento de desarrollo exigirá un nuevo marco o cauce de orden institucional acorde al nuevo estadio de desarrollo creado, un proceso de desarrollo dialectico. La constitución que hoy aprobaremos es parte de ese marco institucional que se necesita para poder soltar libremente la creatividad y encaminar el desarrollo del país, potenciando al máximo el capital humano que poseen las fuerzas vivas de nuestra sociedad.
    Un sistema para lograr el éxito en al actual modernidad, bien en una persona, una entidad, institución o país, un 50% de ese éxito depende de la disciplina, el orden, y el otro 50%, es todo lo contrario, de un caos de creatividad, que estimula y desborda sin frenos el ingenio, las iniciativas, esa combinación dialéctica dentro de un sistema, disciplina y orden vs. caos de creatividad, es la fórmula clave que en la actual modernidad los grandes y globales sistemas articulan como la búsqueda de lo nuevo, de lo inimaginable. Pero para que se pueda expresar libremente esa potencialidad de creación, soltando las fuerzas vivas de la sociedad, lo primero, como requisito obligatorio al intentar abrir la puerta del éxito, es contar con el orden, con la disciplina, una vez que se tiene orden y disciplina, se tienen resultados, se expresa la creatividad, no al contrario, lo primero en un sistema es el orden y la disciplina, sin lo cual no habría innovación, y por lo tanto no existiría desarrollo. Ordenar, institucionalizar y disciplinar las entidades, las instituciones y el país en general es lo primero, como magistralmente usted comenta profesor, porque sin un marco de orden y disciplina en un sistema, no se puede expresar y desarrollar al máximo la creatividad, es decir la ciencia.
    El que nos toca es un proceso complejo, aún persisten unido a nuestros errores, las secuelas que nos dejó el periodo especial e materia de disciplina y orden, recordemos la insistencia que en todo momento ha manifestado Raúl sobre la necesidad de ordenar y disciplinar el país, porque sin disciplina y orden no puede haber desarrollo, la ciencia no se puede expresar a su máxima potencialidad, porque todo funciona como un sistema, nada es aislado, sepáralos para su análisis, desconociendo su interrelación en sistema donde orgánicamente funcionan, sería un grave error. Por eso profesor coincido totalmente con usted, para hablar de ciencia en nuestro país, hay que hablar primero de orden y disciplina, la carta magna que aprobaremos es un primer e importante paso en búsqueda de orden necesario. (Continuara)

  • Mimi dijo:

    Yo voto porque nadie me diga como debo votar

    • pedro dijo:

      El sr. Montero dice = yo voto Si, en ningun momento a dicho nosotros; es decir es su criterio. Yo soy cubano y vivo en el extranjero las 2/3 partes de mi vida y le puedo decir que la nueva Constitucion de Cuba es una de las mas avanzadas y democraticas del Mundo, EN NINGUN PAIS, SE LO AFIRMO, NUNCA se ha discutido ninguna constitucion como se ha hecho en Cuba, inclusive con grandes cambios en el proyecto original; SOLO ESO MERECE RESPETO; pero desgraciadamente el mundo es como es, siempre hay personas que nada les gusta; pues por favor vote como se le antoje, pero sea honrado y reconozca que como en Cuba en ningun pais OCCIDENTAL NUNCA ocurrira un proceso para analizar la futura constitucion como ocurio en Cuba Bella!!!!!!

      • Jose R. Oro dijo:

        Coincido con su opinión, estimado Pedro, creo que usted lo ha expresado de una forma brillante

  • cantalapiedra dijo:

    Pedro lo ha expresado con claridad, tenemos el derecho de expresar nuestro sentir, hagamos firme ese derecho acudiendo a las urnas el 24 de febrero, lo que suceda en ese momento es libertad.
    Para nuestro apóstol libertad es el derecho de cada hombre a ser honrado nadie puede decirlo mejor, escuchemos al maestro.
    En la ciencia el investigador es libre,o sea lo hace o no lo hace, nadie le obliga,no es esclavo de nadie, solo que debe regirse por leyes, normas, metodologías, prioridades,presupuestos.
    Cuba cambia, se transforma para bien, cambiemos con ella, seamos responsables de lo que nos corresponde hacer, yo voto si

  • Ventura Carballido Pupo dijo:

    Por la ciencia cubana. pero tambien: YO VOTO SI: Los que votaremos por el sí, lo haremos en primer lugar por la familia: por los hijos, nietos, hermanos, sobrinos primos, abuelo, padres, tíos, cuñados; para que nuestra progenie que es lo que más queremos, tenga los amplios derechos que sustancia esa carta magna; para que la familia tenga tranquilidad ciudadana, servicios de salud, educación, gratuitos, y para que nada nocivo del sistema neoliberal tenga presencia en nuestra cuba bella. El si es por Fidel y Raúl que lo han dado todo por este pueblo; por el Che que entregó su vida a favor de las causas de los pueblos; el si es para nuestro Presidente Continuador Miguel Diaz-Canel, incansable, laboriosos, entregado a su pueblo, atento a todo lo que pueda beneficiar al soberano; es el si por la vida, por la patria, por la mejor opción que es el Socialismo. Los que van por el no, es para todo lo contrario; por la desgracia para este pueblo. Los de no son los que quieren que el neoliberalismo triunfe, que se privatice todo, que se instaure el crimen organizado, los asesinatos, la vida cruel. La salvaje explotación.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis A. Montero Cabrera

Luis A. Montero Cabrera

“Es Doctor en Ciencias. Preside el Consejo Científico de la Universidad de La Habana. Miembro de mérito y coordinador de ciencias naturales y exactas de la Academia de Ciencias de Cuba.”

Vea también