Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Bebo es de Cuba

| 40

Foto: El Confidencial

Ramón Emilio Valdés Amaro es de Cuba. Ni las décadas en que habitó bien lejos, en Suecia primero y más tarde en España, dejó de ser nuestro ni de promover la música cubana. A cien años de su nacimiento el 9 de octubre de 1918 en Quivicán, Bebo Valdés es de Cuba.

No puede ser de otro modo para quien desempeñó un papel de primerísimo orden en la cristalización del estilo orquestal con que la música vernácula alcanzó su más depurada expresión hacia la medianía del siglo pasado y, a la vez, aportó valores sustanciales al desarrollo de la descarga cubana, la variante más imaginativa y entrañable de la criollización del jazz.

Entre Dámaso Pérez Prado, Chico O’ Farrill y Armando Romeu, más el genio de Benny Moré como electrón libre y único que sin formación académica amoldó una banda a la medida de sus deseos, Bebo ocupa un lugar al que una y otra vez habrá que volver para hallar las claves de la altura alcanzada por la música insular y su proyección continental en los años 50.

La marca de Bebo fue la orquesta Sabor de Cuba, con la que trabajó en el cabaré Tropicana, alternando con la de Armando Romeu, entre 1949 y 1957  y grabó sesiones memorables, amén de acompañar a primeras figuras cubanas y extranjeras, entre ellas Rita Montaner y Nat King Cole.

En 1952 creó el ritmo batanga, cuyos planteos renovadores no fueron descifrados por la industria del disco y el espectáculo, pero cuyas huellas se convirtieron en una referencia de mucho de lo que ha sucedido después tanto en la evolución del jazz cubano como de la timba. Por cierto, en las grabaciones iniciales del nuevo ritmo figuró Benny Moré, quien acababa de regresar de México y todavía no había armado su portentosa banda gigante.

A México fue a parar en 1960, donde colaboró un tiempo con el chileno Lucho Gatica, a quien conocía de La Habana. Luego se instaló en Europa. Dejó atrás a su familia y fundó otra en Suecia. Nunca entendió los cambios que tuvieron lugar en su país natal. Pero ni en los días de ganarse la vida en restaurantes y boites suecas dejó de pensar la música en términos cubanos. Tanto fue así que a los 76 años de edad, como alguien dijo, se reinventó a sí mismo cuando lo llamaron a grabar en Nueva York.

Ese es el Bebo que comienza a cabalgar de nuevo, a los aires del jazz latino, discos como Bebo rides again, y películas como Calle 54, su fabulosa unión al cantaor Diego el Cigala y el reencuentro con su hijo Chucho Valdés en el álbum Juntos para siempre.

Pero me apunto a lo que ha expresado la investigadora Rosa Marquetti: “Sería un error capital reducir la importancia de Bebo Valdés en la música cubana, al boom internacional que alcanzó su revival con el disco Lágrimas negras. En todo caso, el reconocimiento mundial alcanzado en la última década del siglo XX fue merecidísimo colofón de una carrera que atraviesa transversal y exitosamente toda una centuria y más en la música cubana.

Tiene su propio y destacado sitio entre los mejores directores de orquestas, compositores  y pianistas de trascendencia, y milita entre los más creativos arreglistas en toda la historia de nuestra música”.

Ese es el Bebo que en su centenario me gustaría fuese recordado, y que, sin lugar a dudas, por encima de lo anecdótico, legítimamente nos pertenece.

En video,  “Tres palabras” por Bebo y Chucho

(Tomado de Granma)

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Chikungunya dijo:

    Buen artículo y merecido el homenaje al padre de uno de los más grandes músicos cubanos, Chucho Valdés.

    • Tito Alemán dijo:

      Es de notar que no regreso nunca a Cuba porque parece que lo machacaron bastante para que se viera forzado a salir de Cuba. Lastima que ahora es que se piensa en homenajes.

      • Eduardo González S. dijo:

        Tito Alemán: Su afirmación final es a partir de una suposición (“porque parece que…”). Lo insto a que trate de ser más objetivo. Además, justicia tardía es igualmente justicia, que es lo importante.

      • Lourdes dijo:

        Eduardo: “Justicia tardia es igualmente justicia”……nos dice usted. Yo digo: “No tenia que haberse cometido esa injusticia”. Saludos.

  • Rafael Rodríguez Alamguer dijo:

    Es uan bendición que nuestra querida Cuba, cuante en el sector de la cultura con tantas estrellas y diversidad de posibilidades en diferentes ramas de esa sector, pero tambien lastima, que a pesar de la situación económica que vive el país, la indolencia, la falta de sentido de pertenecia, el no querer aprender y reconocer, matenga una intalación de la magnitud arquitectónica del Centro Cultural de Velasco, Gibara, Holguín, en el estado de deterioro y anticultura, con que se encuentra en los momentos actuales, a los 40 años de la instauración del Mivimiento de Casa de Cultura, Velasco es un pueblo, olvidado, desatendido, con pérdidas de una cultura que fue reconocida en el país, desorden, nadie explica, ni enfrenta las indisciplinas, algo tan peligroso e impulsado por la ideología del capitalismo y los enemigos de la revolución, ya he escrito varias veces sobre ello, pero Velasco sigue abandonado, cine parque, calles… etc. Esperemos un día.

    • George dijo:

      Asi que: “las indisciplinas, algo tan peligroso e impulsado por la ideologia del capitalismo”………………..perdone usted pero, no parece ser el caso por aca por Alemania, pais donde resido hace casi tres decadas.
      Saludos desde Berlin!

  • Irene dijo:

    Es así, como muchos otros artistas cubanos, que pensaron diferente y marcharon a otros países fueron censurados e incluso aún en Cuba, excluidos del panorama cultural, por lo que sus composiciones , interpretaciones o literatura no pudieron escucharse ni leerse en Cuba, hay generaciones que no lo los conocieron, Lo interesante es que fueron embajadores de nuestra música y literatura , el mundo conoció a través de ellos de nuestro país. Un homenaje a ellos, por su dedicación y amor a nuestras raíces.

    • Andrés dijo:

      Ciertamente Irene. Me ocurrió al salir de Cuba. Empecé entonces, y todavía hoy, a atar cabos y a entender montones de cosas. Ha quedado un vacío tristísimo en la historia de la cultura cubana. Ojalá que, más temprano que tarde, nos reencontremos con todo eso.

  • El buril dijo:

    Criollización del jazz dice usted?, no me va el término. Es evidente, natural, real y legítimo que Bebo es de Cuba, a nadie se le puede ocurrir otra cosa.

  • IPA dijo:

    Bebo es de Cuba, claro !!!, solo q yo me vine a enterar de q Bebo existia cuando casi estaba a punto de fallecer y como yo la gran mayoria de los cubanos, q pena ehhh ??? jamas yo escuche a Bebo en al radio, ni lo vi por TV…

  • Atila dijo:

    Bebo es de Cuba, como mismo lo es Celia Cruz y la Sonora Matancera. Todos ellos grandes exponentes de la cultura cubana aunque no vivieran en Cuba.

  • Hugo Andres Govin Diaz dijo:

    Bueno, habrá que ver también sin apasionamiento de ningun tipo, la posición política que asumieron muchos de esas “glorias” que ahora queremos presentar como “martires” de la intolerancia. Muchos de ellos alinearon sus famas y fortunas al lado de los invasores de Girón, de los integrantes de grupos en el Escambray, de los que quemaron “El Encanto” y otras muchísimas etcétras.
    No he visto disculpas publicas al respecto.
    Los hay que siempre antepusieron su honor y profesionalidad, a pesar de las diferencias políticas.
    Al paso que vamos, ?leeremos artículos exigiendo a la Revolución pedir disculpas publicas por derrocar la dictadura?
    Si esto es Cubadebate, bienvenida la polémica. Esa es mi opinión. Respeto las demás y pido humildemente que se respete.

    • Sergio dijo:

      HUGO

      Lo que no se puede es CAMBIAR LA HISTORIA, porque no se puede. Y todos esos, con su posicion POLITICA, son tan cubano como usted y como yo.

      Es simple, después si se desea, se pudieran acotar cosas.

      Saludos, y que VIVA el DEBATE HONESTO y FRANCO.

    • Hector dijo:

      Grande bebo , tarde pero recordado

    • Andrés dijo:

      Hugo, cada uno de ellos tomó la posición política que estimó correcta. Ciertamente los diferendos ideológicos y los intereses particulares instrumentalizaron todo esto ad nauseam. Esto ocurrió a ambos lados del estrecho de la Florida. No creo que se necesita una adecuada contextualización. Estos dilemas terrenales los atraparon en medio de su arte, es todo. De cualquier modo, no creo que ninguno de nuestros artistas emigrados haya pretendido alguna vez deshonrar a la tierra en que nacieron. Todo lo contrario. Allende los mares continuaron cantándole a Cuba en “cubano” nítido.

      Rescatar estos nombres y su contribución no solamente es una deuda con la historia de nuestra cultura sino que es una asignatura obligada para las nuevas generaciones; de modo que sepan de dónde vienen. Hagamos un sondeo breve en la sociedad cubana y descubriremos que las lagunas en este sentido son obvias y lamentables. Un buen par de cosas vamos a descubrir cuando empecemos a empatar el rompecabezas, y nos van a hacer sentir orgullo. Créame.

      Por otro lado, debemos poner todo en contexto. Muchos músicos cubanos emigraban constantemente desde antes de 1959. Sitios como Nueva York o Ciudad México eran plazas naturales para muchos de ellos, además de centros de mercadeo musical. Buscaban, como todo espíritu bohemio, ambientes propicios para su forma de vida, incluyendo, claro está, mejores oportunidades, incluidas las económicas. Arsenio Rodriguez, por ejemplo, decidió instalarse permanentemente en Nueva York desde 1952. Otros iban de gira por allá y decidían quedarse. Era algo muy común. Los vínculos entre los dos países eran fluidos y además las posibilidades de viajar a los Estados Unidos, y a otros países, existían. Machito vivió en Nueva York desde 1937 hasta su muerte en los 1980s. Miguelito Valdés emigró para la misma ciudad en 1940, y nunca regresó. Chano Pozo emigró para allá en 1947 hasta su trágica y temprana muerte. Mongo Santamaría fue a parar allá en 1950 hasta su fallecimiento en el 2003. La lista, junto con sus respectivas contribuciones, es larga y gloriosa.

      No creo que debamos ponerlos como mártires de la intolerancia, pero muchos de estos espíritus bohemios no habrían cabido dentro de la marcialidad moral que la hostilidad imperialista impuso al socialismo cubano. Pero además, reconozcamos que la efervescencia moral que trajo la revolución en sí misma tenía todos los visos de una revolución cultural… y lo fue, con sus grandes aciertos y desaciertos. Fue un periodo complejo, de hermosas redenciones pero también de asfixiantes moralismos, de descalificaciones y de marginación por motivos ideológicos, sexuales, etc ¿Se imagina a alguno de estos grandes creadores en medio de la purificación ideológica y la lucha oficial contra los diversionismos durante los 1960s? ¿Se los imagina en medio del quinquenio gris y de la “parametración” durante los 1970s? ¿Se los imagina en medio de los prejuicios de que fueron objeto géneros como el jazz, tildado de música decadente, siendo muchos de ellos jazzistas natos? Muchos de ellos quizás intuyeron todo esto, como Celia Cruz y Bebo, y decidieron ir a otro lado. Esto no quiere decir que todo les haya ido perfecto. Sufrieron discriminación y carencias, además de la soledad del emigrado, pero en todo caso, a juzgar por lo ya mencionado, sus decisiones no fueron del todo descabelladas, al menos desde sus puntos de vista.

      Necesitamos poner todas estas historias en contexto.

  • beatriz dijo:

    cuantos años para reconocer a Bebo como cubano ¿¿¿

  • Víctor Angel Fernández dijo:

    Estimado Pedro de la Hoz: Por las razones que fuera, Bebo decidió romper con Cuba, incluso llego a hace declaraciones públicas donde negaba la posibilidad de que hiciera un viaje hacia acá por el abierto desacuerdo que tenía con la forma de nuestro proyecto social. Incluso cuando se hace Calle 54, o cuando se hace Lágrimas Negras, que ya era obvio que las condiciones habían cambiado, él no quiso venir a Cuba. Se deben hablar de todas las aristas del problema y evitar las confusiones.
    En cuanto a los que nombra otros artistas, como el caso de Celia Cruz, sin dejar de reconocer su calidad, en muchísimas ocasiones, ella hizo un gran negocio público y reconocido, de su oposición a nuestra forma de gobierno. También de esa parte del charco hay que hablar.

  • Fredy dijo:

    También es de Cuba Celia Cruz, una cubana genuina que llevó con orgullo la música por el mundo entero. La más internacional de las cantantes de este país. Todavía en Colombia en un fenómeno cultural. Vivan donde vivan son cubanos, nadie podrá quitar eso.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Pido permiso al Editor.
    Oiga Lourdes: Realmente no soy el más indicado para decir esas cosas, porque de eso se encargaron casi todos esos personajes y algún otro que no es mencionado. Solamente la reto a Ud a buscar las declaraciones públicas de muchos de esos personajes a través de los medios en Miami. Después me cuenta. La “industria anticubana” en Miami tiene muchos empleados y muchiiiisimos oportunistas!!!! Si Ud. Se dedicara a buscar esos detalles, cambiaría también de opinión acerca de algunos de los internacionales que menciona.
    Sergio: Volví a revisar mi opinión y no veo referencia alguna a que haya expresado deseos de “cambiar la historia”.
    Irma Ramez: De acuerdo totalmente con Ud., pero, ¿alguna Ley revolucionaria afectó el desempeño artístico de esa persona para que cambiara tan radicalmente su forma de actuar y de expresarse? Me callo ante los terratenientes, personas afectadas directamente por las nacionalizaciones (que se sumaron a la comparsa yanqui de no aceptar indemnizaciones), dueños de centrales azucareros, edificios públicos, etc.
    Pero esa Sra. Solamente era una excelente intérprete de la música cubana, querida y respetada por el pueblo. Me incluyo, porque era una Diosa para mis padres. Laíto Sureda fue tan grande como ella y jamás alzó su voz para denigrar de los cambios revolucionarios. Se mantuvo cantando, dando lo mejor de su talento en muchos países sin vincularse con la política. Barbarito Diez, otro tanto. Jamás se involucró en nada de política. No he escuchado una sola canción de esos grandes en los que se mencione la palabra Revolución o nombres de sus líderes. Se presentaron en varios países con la misma humildad con la que vivieron aquí. No se sumaron a comparsa anticubana alguna para buscarse unos dólares más.
    De acuerdo totalmente con el forista Guille.

    • Carlos dijo:

      Compatriota Hugo:
      Su posicion debe ser respetada pero desgraciadamente expone ideas que pertenecen al pasado los nacidos en esta tierra sea cual fuere su credo politico son y seran siempre cubanos al menos esa era la idea del más universal entre nosotros cuando contó con los brazos de todos viniesen de donde viniesen para fundar una nacion lo que dejó plasmado en su mitica frase “Con todos y para el bien de todos”.

    • Darvis Dorvigny, un Comunista dijo:

      Estimado Hugo. Luego de leído el artículo original, y sus comentarios, le expreso mi solidaridad con sus ideas. Me suscribo a cada uno de sus planteamientos.
      Yo soy un joven de 33 años, de San Nicolás de Bari. Soy un ferviente seguidor de la obra de Chucho, y sí, conozco en profundidad la obra de Bebo.
      De mi abuelo conocí la historia de todos esos grandes músicos, de los de ayer, y de otros más recientes, que lamentablemente, no solo expresaron su desacuerdo con el Socialismo en Cuba (en su legítimo derecho, hasta diría respetable) Ah, pero lo que yo como cubano critico y repudio, es que se colocaran del lado de esa cloaca miamera recalcitrante (me faltan adjetivos, y por favor, no me refiero a todos los cubanos que viven en Miami ni nada similar) que han promovido todo tipo de agresiones contra nuestros líderes y contra NUESTRO PUEBLO. Porque una bomba en un hotel, en un establecimiento, introducir plagas y enfermedades (y muchos etc.), no tumba gobierno, afecta a seres humanos (¡cómo negarlo!).
      Sin alejarme de la esencia del artículo, agradezco que Pedro de la Oz trajera a Bebo a la prensa cubana nuevamente, quizás demasiado matizado, pero sí, bien que se diga claro que fue una gloria musical cubana.
      Lo otro, es un asunto que lleva mucho más debate en Cuba. Creo que la Revolución Cubana ha sido sincera y autocrítica cuando por cuestiones humanas se han cometido errores, pero … es que del otro lado JAMÁS ha habido un acto de reconocimiento de errores, horrores ni atrocidades. Y me preocupa que mañana tengamos que, como usted dice, pedir disculpas por haber hecho esta Revolución que, entre otras cosas, permitió que este negro hijo de San Nicolás hoy sea un profesor universitario.

  • Luis Nuñez dijo:

    Nadie puede negar el talento y la cubania enorme de Celia Cruz como artista, pero llevo su posicion politica a limites realmente groseros , a tal punto que se dedico a boicotear a musicos y orquestas cubanas en el exterior, escuche una vez que lo hizo con la orquesta Rumbahabana en Mexico, negandose a cantar donde lo hacian ellos, y por otra parte tambien boicoteaba a los artistas que venian a Cuba, fue la artifice del la verdadera guerra que se el hizo a Oscar de Leon en el 83, el cantante venezolano afirma que hasta lo dejo de tratar por un tiempo, con Andy Montañes tiene una historia parecida.
    Realmente por ello , la desprecio .

  • Sigfredo Ariel dijo:

    Montones de veces, durante muchos años, fue tachado su nombre de mis guiones para radio, y eliminada toda referencia, incluso aquellas que lo vinculaban con Benny Moré. Después que había reaparecido con El Cigala en televisión cubana, aún en la radio su música y su nombre estaban proscritos. No hablo de un pasado remoto.

    • Oni Acosta Llerena dijo:

      Así mismo fue querido amigo, yo sufrí mucho también por cuestiones de guiones tachados. Me sorprende mucho el fervor de todo esto, no por Bebo que se lo merece sin dudas, sino por querer hacer ver que todo es (o fue) color de rosa. Saludos para tí

  • vivian dijo:

    Pedro siempre habla muy bien del padre de su amigo Chucho , pero nunca hace referencia a los planteamientos politicos de BEBO , EL CUAL SIEMPRE DIJO Q HASTA Q NO SE CAMBIARA EL REGIMEN EN cUBA NO VOLVIA A SU PAIS ..Porque se habla de el y no de Celia la cual siempre tuvo el mismo criterio errado

  • Berto dijo:

    Será de Cuba, pero lo tuvieron largamente silenciado….

  • FLORA dijo:

    NO ENTIENDO NADA HOMENAJE Y RECONOCIMIENTO A BEBO VALDES SI ESTA GENERACION COMO YO Q SOBREPASA LOS 70 NUNCA LO VIMOS NI POR CASUALIDAD UN ARTISTA O CUALQUIER PERSONA Q SE VA AL TRIUNFO DE LA REVOLUCION ABANDONA A SU FAMILIA E HIJOS PEQUEÑOS PORQUE NO QUIERE A ESE PROCESO SOCIAL Q SE EMPEZABA A DESARROLLAR, POR QUE LE TENEMOS Q HACER HOMENAJE, POR MI PARTE NO LO ACEPTO, ASI HAY MILES DE ARTISTAS EN EL MUNDO Q SIGUEN HACIENDO MUSICA CUBANA Y NO LO RECORDAMOS, AH PORQUE ES EL PADRE DE CHUCHO VALDES, OIGAN LO Q DECLARO CHUCHO EN QUIVICAN Q SE REENCONTRO CON TIOS Q HACIA MUCHOS AÑOS Q NO VEIA, AY QUIVICAN ESTA AHI MISMO NO HAY Q IR E AVION COMO A NEW YORK, POR FAVOR HONORES A QUIEN HONORES MERECEN, EL HECHO DE SER CUBANO NO ME DICE NADA, SI NO RECONOCIO ESTE PROCESO Y NUNCA VIAJO A ESTA ISLA PRECIOSA, NO ME DIGAN Q POR MUY TALENTOSO Q FUERA ERA POBRE Y NEGRO, ESO NO DEJABA A VECES TRIUNFAR EN OTROS PAISES, POR QUE SE FUE A SUECIA??? Y NO A EEUU DIRECTAMENTE.NO ENTIENDO NADA.DISCUPEN ES DIFICIL DE DIGERIR.

  • joseBayam dijo:

    Ese es el punto, quien dijo que alguien por no estar de acuerdo con nuestro sistema debe ser marginado??? quien dijo que alguien por pensar diferente tiene que ser condenado al ostracismo y despojado de su tierra y privar a los suyos de disfrutar de su arte , al final la vida pone todo en su lugar los que ayer los censuraron ahora vienen reclamando su Cubania.

  • jorge dijo:

    Lo único que ha hecho De la Hoz es reconocer su clase musical, su talento, él separa el grano de la paja, y lo hace bien, también “Granma” que es la fuente inicial del artículo, por lo tanto el periodista y el medio están a gran altura.
    Bebo puede haber pensado como quiera, ese es su problema, bueno y el de nosotros también porque esas posiciones de algunos célebres artistas nuestros contra nuestro país le sirvieron, y de que manera, a esa industria anticubana, anticubana, ojo no anticastrista como se autotitulan.
    Oigan pero que síndrome este el de la victimización de algunos foristas, ¿estarán enfermos? En todas partes hay problemas, gente que no está de acuerdo con algo, aquí es donde siempre estamos en la misma bobería y mira que hay problemas que resolver de ahora mismo.

  • Fredy dijo:

    Lo más importante, ellos fueron cubanos, nacieron en Cuba y eso nadie se los puede quitar, la historia podrá cada cosa en su luugar y vendrá el momento en que esos que pusieron el nombre de nuestro país muy en alto por la claidad y autenticidad de su arte tendrán que ser reconocidos, guste a quien le guste. Nedie tiene derecho a decidir en nobre de los demás. Eso es respeto.

  • Andrés dijo:

    “Entre Dámaso Pérez Prado, Chico O’ Farrill y Armando Romeu, más el genio de Benny Moré como electrón libre y único que sin formación académica amoldó una banda a la medida de sus deseos, Bebo ocupa un lugar al que una y otra vez habrá que volver para hallar las claves de la altura alcanzada por la música insular y su proyección continental en los años 50”.

    Pedro, puede sonar algo pomposo, pero creo que en esta lista, además del Beny, hay que mencionar a Arsenio Rodriguez, aunque se te queden otros fuera.

Se han publicado 40 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Pedro de la Hoz

Pedro de la Hoz

Periodista cubano, jefe de la página cultural del diario Granma.

Vea también