Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La hipocresía del establishment mediático: El tratamiento a Churchill versus Trump

| 32

 

Las declaraciones del presidente Trump de EEUU en relación con el tema de inmigración, de una naturaleza claramente racista, rodeadas de una agresividad y grosería insultante hacia aquellos inmigrantes de origen no europeo, han causado un escándalo a nivel nacional e internacional que ha llegado incluso a inquietar al establishment político-mediático del gobierno federal de EEUU. El Departamento de Estado (el Ministerio de Asuntos Exteriores de EEUU) se ha movilizado para intentar paliar el daño causado a la reputación de EEUU que han creado las declaraciones de Trump sobre los inmigrantes y los continentes de donde derivan (excepto Europa), sea América Latina, Asia o África. Constantemente se pueden leer artículos en los mayores medios de comunicación (como el New York Times) horrorizados con la imagen tan negativa que el presidente Trump está dando de la presidencia de EEUU.

Aplaudo esta denuncia que se está haciendo de las declaraciones de Trump sobre la inmigración, tan ofensivas y groseras para millones de seres humanos en el mundo. Ahora bien, encuentro de una enorme hipocresía que a la vez que se denuncia a Trump por tal comportamiento, se esté promoviendo por el mismo establishment mediático occidental una película que es un canto a Winston Churchill, presentado como el gran defensor de los valores del mismo mundo occidental (que se definen acríticamente como la libertad y la democracia) frente al comunismo, cuando en realidad dicho personaje fue mucho más racista (si cabe) y más vil y maligno para la comunidad humana que el Sr. Trump.

El ignorado y ocultado Winston Churchill

Winston Churchill fue la máxima expresión del imperialismo británico y de su racismo. Declarado ferviente seguidor del darwinismo humano, consideró que su objetivo, como dirigente del imperio británico, era mantener la pureza de lo que el definió como la raza británica, diseminando toda una serie de propuestas para –según él- mejorar la raza británica, llegando incluso a establecer campos de concentración en la Gran Bretaña para personas con discapacidades, incluidas discapacidades mentales, prohibiendo su casamiento y forzando su esterilización. Alertó frecuentemente del gran deterioro que significaba para la Gran Bretaña el que se permitiera la existencia y reproducción de tales individuos, promoviendo su aislamiento con el objetivo de proteger el declive de la raza británica. A nivel internacional, defendió el derecho de lo que consideraba las razas superiores a dominar a las razas inferiores. Defendió por ello el genocidio que tuvo lugar en EEUU en contra de los indios nativos de aquel país. También defendió la subyugación del pueblo palestino, refiriéndose a tal pueblo como “hordas bárbaras comedoras de mierda de camello”.

Opuesto a la independencia de la India, indicó que odiaba a los indios, considerándolos no como humanos sino como “bestias (beastly people) con una religión para animales”. Defendió el uso de todo tipo de armas contra los oponentes al Imperio Británico, incluyendo el uso de armas químicas, indicando que no entendía las dudas sobre utilizar el uso de gas en la guerra: “Estoy a favor del uso de gas tóxico contra tribus incivilizadas… difundiría un terror vivaz”, declaraciones que hizo cuando los kurdos se rebelaron frente al Imperio británico en 1920, en el noreste de Irak.

Nada de esto aparece se muestra en la película El instante más oscuro (Darkest Hour), donde el personaje Churchill aparece como el gran defensor de la democracia y del mundo libre primero frente al fascismo y luego frente al comunismo, lo cual tampoco fue cierto en el caso del fascismo. No solo mostró clara simpatía hacia el golpismo fascista liderado por el General Franco (que se sublevó en contra de un régimen democrático, la II República, en 1936, que triunfó gracias a la ayuda militar provista por Hitler y Mussolini), sino que escribió en términos muy laudatorios acerca de Mussolini y de su persona (“¡qué hombre más extraordinario!”) y también de su régimen (“El fascismo ha prestado un gran servicio al mundo… Si yo fuera italiano, habría estado a tu lado [de Mussolini] completamente”). Y en 1935, escribió sobre Hitler, en términos igualmente laudatorios. Su agradecimiento a Franco, a Hitler y a Mussolini era primordialmente haber parado el comunismo. Se convirtió más tarde al antifascismo, cuando vio que el expansionismo de la Alemania nazi entraba en conflicto con los intereses del Imperio Británico.

De nuevo, de todo esto no aparece nada en una película que, sin lugar a dudas, recibirá todo tipo de premios. En realidad, el establishment mediático y cinematográfico estadounidense (Hollywood) que se horroriza de los insultos de Trump a los inmigrantes, le acaba de escoger como candidato a un Oscar.

Su éxito, de nuevo, es un indicador más de la enorme derechización que el mundo occidental está sufriendo, por la que mensajes extremos como el del imperialista Churchill aparecen como normales. Hay que agradecer que personas como Callum Alexandre Scott hayan publicado todos estos datos, de los que extraigo el material que utilizo en este artículo, en el excelente artículo What ‘Darkest Hour’ doesn’t tell you about Winston Churchill en Morning Star(12.01.18). Se agradecería que, en aras del objetivo de denunciar la idealización del racismo y del imperialismo, el lector distribuyera este artículo: aún mejor el original del cual extraigo los datos.

(Tomado de Público)

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • El buril dijo:

    No concuerdo con el artículo o con quien lo redactó, Winston Churchill cuenta con tantas distinciones… premio CarlosMagno, premio Nobel en literatura, su oratoria está clasificada como brillante, precisamente en la defensa de los valores humanos …

    • Alejandro dijo:

      El Buril, lo que el autor está brindando son hechos históricos, comprobados y comprobables, por tanto, no creo que sea cuestión de concordar o discordar, así fue Churchill. Los hechos están ahí para mostrarlo. Eso no quita que haya sido un excelente orador, un buen escritor, etc., pero a la par, fue un racista y un supremacista blanco.

    • Fidel dijo:

      No has leido el artículo, ¿en ningún caso se niega lo que dices?

    • Rojo, Azul y blanco dijo:

      Burril, tu y tus comentarios TAN INTELIGENTES jajajaja.

      • El buril dijo:

        Rojo, azul y blanco: Por lo menos expreso mi criterio y al parecer le gusta a usted leerme, usted casi no comenta y cuando lo hace es la repetición de algún loro ya cansado, de algo que le han enseñado de forma percistente, espero además que hayas leído otros comentarios interesantes al tema que nos ocupa, pero le repito no concuerdo con el artículo, y según veo y leo no estoy solo. Gracias tricolor por su lectura. Profundiza en tus lecturas y verás, vas a desgarrar el disfráz.

  • Radical dijo:

    Esto suena a una competencia de injusticias por todos lados. “No estamos de acuerdo con las mentiras de Trump pero vamos a promover otra mentira q se parezca más a la verdad absoluta”. Los medios también responden a intereses crudos, no se trata simplemente de dar noticias, NO!

  • Eduardo González S. dijo:

    Cuando Winston Spencer Churchill participó en nuestra guerra de independencia contra España en 1895, se llevó dos recuerdos: resultó “contuso”, como decían entonces, en una carga mambisa y arrastró de por vida una luxación del hombro izquierdo. La otra fue su adquirida afición a fumar habanos que tanta fama le dieron a su estampa entonces y a los que fue fiel prácticamente hasta el final de sus días. Fue un tanto crítico en una carta a su madre, evaluando su actuación en Cuba. Pero en lo demás, nunca dejó de ser un producto del sistema que defendió a ultranza.

  • Adrián dijo:

    Podrás no concordar, pero es la realidad. Churchill fue un campeón del imperialismo inglés. Y tan pronto como cesó la 2 GM, llamó a la guerra contra la Unión Soviética.

  • Raisa dijo:

    Puede decir lo mismo de cualquier figura. Fidel Castro, Ernesto Che Guevara ambos también tienen muchísimos detractores. Todo es relativo…

    • Alejandro dijo:

      Raisa, me disculpe, pero el racismo, la xenofobia, el desprecio por seres humanos que no sean blancos, anglosajones, etc., la creencia de que son superiores a otros, no tiene nada de relativo. Quien se identifica con esa ideologia y la promueve debe ser condenado en cualquier parte del mundo.

      • JRM dijo:

        Me ahorraste una respuesta, gracias

  • Julio Cesar Garrido Alvarez dijo:

    …estimado Vincenc Navarro…si ese es el Churchill que cita usted…yo le propongo a usted y a los cubadebatientes otras citas pero no del desestimado y vilipendiado Churchill (que,bien que se lo merece),sino en este caso de una figura historica universal,que nos toca y nos compete mas de cerca,a nosotros los Latinoamericanos…me refiero a Simon Bolivar y Palacios…y por favor perdon,ya que me salgo un poco del tema en cuestion…pero me resulta de inmediata discusion lo que voy a citar…dijo Bolivar,entre otras cosas…”Somos el vil retoño del español predador,que vino a America para sangrarla hasta tornarla blanca y para reproducirse con sus victimas.Mas tarde,la descendencia ilegitima de estas uniones se junto con los descendientes de los esclavos traidos desde Africa.Con semejante mezcla racial y tales antecedentes morales,¿podemos acaso permitirnos poner las leyes por encima de los lideres y a los principios por encima de los hombres”…voy con otra…”En tanto que nuestros compatriotas no adquieran los talentos y las virtudes politicas que distinguen a nuestros hermanos del Norte,los sistemas enteramente populares,lejos de sernos favorables,temo mucho que vengan a ser nuestra ruina.Desgraciadamente,estas cualidades parecen estar muy cerca de nosotros en el grado que se requiere;y poe el contrario,estamos dominados de los vicios que se contraen bajo la direccion de una nacion como la española,que solo ha sobresalido en fiereza,ambicion,venganza y codicia”…y esta otra…”Yo os recomiendo esta Constitucion (refiriendose a la Constitucion Britanica),como la mas digna de servir de modelo a cuantos aspiran al goce de los derechos del hombre y a toda la felicidad politica que es compatible con nuestra fragil naturaleza (refiriendose a las recien fundadas,debiles y corruptas, instituciones latinoamericanas)…no dire nada mas creo que eso es suficiente para entablar un fructifero analisis y debate del pensamiento politico – social del “Libertador de cinco Naciones”…

  • Homero dijo:

    Buril: Kipling era racista también y por eso no dejamos de reconocerle como escritor.

    Jorge Luis Borges era reaccionario pero un escritor genial.

    Vargas Llosa representa a la derecha más brutal y, de todas maneras, es un gran escritor.

    No sé por qué solo debemos ver lo bueno de Churchil.

    Significó la supervivencia del Reino Unido y dirigió el imperio en su declive, brillantemente, pero eso no significa que no sepamos que era un anticomunista rabioso y un racista y elitista empedernido.

    • Andrés dijo:

      El asunto es que nada de esto sale en la película. Parece un intento deliberado de “descafeinar” la imagen de Churchill.

    • El buril dijo:

      Homero: Muy sencillo, pues se trata de la razón.

  • Luis dijo:

    Frases de Churchill:
    “El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de la riqueza; la virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria”
    “El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia.”

    • Raisa dijo:

      Muy vigentes esas frases, más verdad no puede ser

    • JRM dijo:

      Suficiente esas frases para dar toda la razón del mundo a Vicenç Navarro.

      • Lourdes dijo:

        O a Winston Churchill……………recuerde que, como dijo otro forista, todo es relativo!

      • JRM dijo:

        Es verdad Lourdes, todo es relativo, cómo llego Hitler hacer tanto daño a la humanidad.
        Porque habia millones que creyeron en ¨su verdad¨ y ya sabemos el costo para la humanidad

    • RANDOL dijo:

      Qué bien, Luis, que trae Ud. esas dos frases de Churchill. Siempre me han parecido tan desafortunadas viniendo de un tipo, sin dudas, inteligente. Lamentablemente se equivocó desde todos los ángulos, porque fue extremadamente superficial en sus análisis y no se esforzó mucho en llegar al fondo.
      1
      Que el “vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de la riqueza” lo pudo comprobar en vida (y resulta muy cínica su postura imperial sabiendo eso), pero, no fue capaz de prever que el capitalismo podía simular ser humanista (o bien por presión, o bien por conveniencia). La larga lucha de la izquierda en el siglo XX (sobre todo la que tuvo lugar en el seno mismo de las potencias occidentales: léase movimientos obreros, para citar un ejemplo) obligó a ese capitalismo brutal que conoció Churchill a aceptar que quienes mantenían económicamente los privilegios de las élites, los que se partían el lomo trabajando de verdad tenían que acceder a algunos beneficios. No a todos, obviamente. Tampoco ese capitalismo iba a aceptar que le viraran la tortilla. Pero sí tuvo que ceder muchísimo, probablemente más de lo que hubiera querido. Y si bien el hecho de haber dado un poquito más los de abajo (que repartir riquezas es otra cosa) terminó por crear la ilusión de “posibilidades para todos”, esa ilusión que acompaña hasta hoy al sistema, no hay dudas de que en varios países se ha llegado a un nivel de vida que nada tiene que envidiar a lo que soáron los fundadores del marxismo, al menos para la etapa nombrada socialismo. Ahí están los países nórdicos para corroborarlo.
      2
      Eso de que la “la virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria” tampoco fue muy feliz. En primer lugar, lo que él conoció (y también lo que nosotros conocimos) fue la prostitución de un proyecto noble y humanista. Ni en la URSS, ni en la Europa del Este, ni en China, el socialismo se implantó como sugería el marxismo clásico. Podemos entender que fue imposible: estuvo rodeado de principio a fin por poderosos intereses externos e internos que desvirtuaron su camino. Pero lo cierto es que socialismo, como tal, nunca existió. El estalinismo o el maoísmo, por ejemplo, además de partir de sociedades nada democráticas (monarquía o autocracia), fue incapaz de defender con inteligencia los dos frentes que contenía esa lucha: mantener a raya a los enemigos y garantizar la felicidad de sus compatriotas. El socialismo que Churchill criticó fue el defectuoso, el que no merece reproducirse nunca más.
      3
      Por último, que “El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia.” demuestra la falta de rigor en un señor que fue reconocido, entre otras cosas, por historiador. Basta un poco de análisis crítico verdadero para llegar a una mejor conclusión: por supuesto que la precariedad, entre otros males, genera la envidia. Pero la envidia es, primero que todo, producto directo de la injusticia. Cuando un campesino se mata trabajando en el campo, soportando la lluvia y el sol, o un obrero se cocina en los hornos de una fábrica, y luego ven como el banquero practica la usura desde su cómoda oficina; cuando ese campesino o ese obrero sufre porque sus hijos no pueden vestir ni alimentarse adecuadamente, y luego ven a los hijos de ese banquero disfrutando una fortuna amasada con indolencia, no tenga dudas de que las bajas pasiones afloraran. Y peor: se convierten en rencor, en rabia y hasta en venganza.
      Podrá usted decir que no todos los capitalistas son ladrones. Y es cierto. Pero también es una verdad a medias. Es imposible convertirse en millonario si antes no se estuvo dispuesto a explotar a otros. Que unos patrones sean menos desconsiderados que otros, de acuerdo; pero no existen dueños que ganen igual que sus empleados. No los hay. Y no puede haberlos. Porque entonces no sería capitalismo.
      Y no lo digo yo, lo dijo un ilustre francés del siglo XIX que sí sabía de lo que hablaba:
      “Detrás de toda gran fortuna siempre hay un crimen”
      Honoré de Balzac

      • Luis dijo:

        Una cosa son los hechos y otras las opiniones, todos tenemos opiniones de todo tipo y apreciamos las cosas de una forma u otra, pero los hechos, al menos hasta ahora, le han dado la razon a Churchil.

  • Sergio dijo:

    Menos mal, no recuerdo quien por poco me manda a la carcel (deja ver si lo busco) cuando en una noticia sobre la II GM dije que el único país que se había opuesto al NAZISMO, desde el mismo 1939 e incluso mucho antes, había sido INGLATERRA, el UNICO. Se metieron los 6 años “al pie del cañón”. Pero ya sabemos, por poco me comen cuando dije esto.

    Saludos,

    • George dijo:

      Si mal no recuerdo, fue en un articulo de Angel Guerra……..quien afirmaba que la derrota de Alemania fue la obra exclusiva de la Union Sovietica. Recuerdo tambien que el mencionado autor refuto airadamente mi intervencion en el debate. Saludos.

  • Andrés dijo:

    La película ha sido muy criticada por estas causas. La actuación de Gary Oldman es magnífica. Pero las críticas son muy a lugar.

  • Jose R Oro dijo:

    La película me gustó. Me atrevo a suponer que muchos opinantes no la han visto y opinan “en frio”. Creo que comparar a Trump con Winston Churchill le rinde al primero un innecesario homenaje, que no debemos obsequiarle.
    WS era miembro de una familia ducal (Marlborough, nombre que dio lugar a “Mambrú se fue a la guerra”), imperialista, y muchos otros negativos atributos. Si volviendo a la mencionada película el imperio británico hubiera capitulado ante Hitler en los dramáticos días del fin de la primavera de 1940, quizás el mundo no hubiera sido capaz de resistir la embestida nazi. WS jugó un papel decisivo en que eso no sucediera. Por cierto, en el filme de marras se le muestra también en sus facetas personales negativas, alcohólico, desequilibrado en conducta, abusador con sus asistentes. Pienso que debiéramos aprender de esta producción el mostrar a un ser humano como tal y no como una idealización o satanización del mismo. El mundo real no es Elpidio versus Resoplez, eso está bien para excelentes muñequitos, pero no mas allá.
    Hasta la fecha no he observado en Trump ninguna de las grandezas que tenia WS (junto a muchas cosas muy malas), me parece que al compararlos, el autor casi seguro sin proponérselo, le ofrenda un agasajo inmerecido al actual habitante de la Casa Blanca.

    • Alejandro dijo:

      Oro, ya vi el filme, que como produccion artistica es buena. Pero, ademas, ya habia leido varias biografias escritas sobre Churchill. Concuerdo con ud, que como politico no hay comparacion posible entre Trump y Churchill. Discrepo en que el articulo trate de satanizar a Churchill, creo que en realidad esta mostrando facetas que no se conocen mucho sobre el. Que Churchill fue racista, supremacista y xenofobo, son hechos historicos (no opiniones) comprobados y comprobables. Y en eso si hay semejanzas entre Trump y Churchill, a pesar de que a muchas personas pueda gustarles o no.

      Saludos

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Alejandro. Muchas gracias por su comentario. Le ruego que si le es posible lea de nuevo lo que escribí, porque yo no digo que se satanice a WSC, sino todo lo contrario, que en el filme se le presenta con pros y contras, que es como debe ser. En el artículo no encuentro (por más que busqué) un solo comentario positivo a su persona, para siquiera intentar algún mínimo balance. Ese es de manera continua e inequívoca el principal error de las personas con posiciones extremas.
        Me atrevo a expresarle mi opinión, por ver que usted es un comentarista avisado y bien informado, que:
        1. No se debe evaluar personalidades de la historia con paradigmas del presente. Sin lugar a dudas WSC era un racista, imperialista, un típico miembro de la más alta aristocracia británica, promotor incansable de los valores exclusivistas de la cultura y raza anglosajonas, todo ello constituye su tremendo lastre, muy a tono con la clase social y la época que le tocó vivir. Por otra parte se enfrentó corajudamente a Hitler, y a pesar de ser un enemigo jurado del comunismo, desde el mismo 22 de junio de 1941, ofreció su ayuda a la Unión Soviética agredida por la Alemania nazi, lo que era lo lógico y lo que había que hacer
        2. La película de que se habla, trata de unos pocos días de la historia y de la vida de WSC, desde la invasión a Francia, Bélgica y Holanda (el 10 de mayo de 1940) hasta la evacuación de Dunkerque (4 de junio de 1940) cuando 338,226 militares, principalmente británicos pero también franceses, belgas y polacos, fueron salvados de una inevitable destrucción. En ese momento, personalidades políticas de Gran Bretaña, como Lord Halifax, Lord Hamilton, el ex – rey Duque de Windsor, con la connivencia del ex – primer Ministro N. Chamberlain (sustituido por WSC el propio 10 de mayo de 1940) estaban listos a organizar una paz (prácticamente una capitulación) con la Alemania nazi.
        3. Insisto en que es muy malo deificar o satanizar las personas en la historia, deben ser estudiadas y presentadas tal y como fueron, con sus puntos buenos y malos, sin flatulencias ideológicas que hacen árida y desinformante la lectura.
        Le reitero mi agradecimiento y como usted también expresa, recalco que comparar a Trump con WSC, le hace un inmerecido honor al primero. Esos errores se cometen cuando el odio se impone a la razón y el buen juicio.

  • wicho dijo:

    Asi son las cosas, Cesar casi un dios, Napoleon heroe para los franceses, y que se yo. el que gana califica a su gente asi sean asesinos como heroes.

    • Lourdes dijo:

      Alguien dijo: “La historia la escriben los vencedores”………..y esto se aplica a todos, de derecha, de izquierda y del centro tambien.

  • Miss morfina dijo:

    Es cierto…pero Churchill tiene mucho mas swag..clase ante todo

  • ylt dijo:

    solamente hay que poner en una balanza por un lado el papel que jugo como primer ministro,lo que significo para Gran Bretaña y para el mundo este señor y en el otro sus defectos y veremos que pesa mas,defectos tenemos todos,lo que no tenemos todos es el privilegio de poder servir a tu pais en las condiciones mas adversas y hacerlo bien.

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vicenç Navarro

Vicenç Navarro

Vea también