Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Fidel nos mira aun después de muerto

Publicado en: Homenaje a Fidel
En este artículo: Cuba, Fidel Castro Ruz, Homenaje, obituario
| 14
Rosas blancas para Fidel en el Memorial José Martí. Foto: Ramón Espinosa/ AP

Rosas blancas para Fidel en el Memorial José Martí. Foto: Ramón Espinosa/ AP

Fidel nos mira aun después de muerto, no porque yo piense que haya vida después de la muerte. Tampoco se trata de un recurso literario para adornar la tristeza, ni para descargar esta tormenta emocional que me sigue oprimiendo el pecho y la garganta; esto último solo el tiempo lo resolverá. Voy a tratar de explicar este título aparentemente de ficción.

Me encontraba escribiendo la respuesta al acertijo de turno en Cubadebate, necesitaba concentración y apagué el televisor. A las 00:51 horas del sábado 26 de noviembre, recibí una llamada en el celular que tenía a mi lado. Era mi querido compañero Melchor, que me preguntó si me había despertado; al comprobar que no sabía la noticia me dijo: “Murió Fidel”; sin pensar le pregunté la fuente de esa noticia tantas veces falseadas. Cuando me explicó lo de la alocución de Raúl, no hubo margen a la esperanza.

Invitados por la Unión de Informáticos de Cuba (UIC) y de Matanzas, estuvimos Melchor Gil, Pepe Fernández, Popi Olivera, Miguel Katrib, Jorge Barrera y yo todo el día 24 de noviembre en Matanzas, rememorando la historia de la computación en Cuba, y en particular nuestras vivencias de la participación de Fidel. La proeza de la producción de la primera computadora cubana; la introducción creciente de la informática en la economía y la sociedad; el papel de la Escuela Vocacional Lenin; los Joven Club; la fundación de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI); estuvieron entre los temas principales.

El auditorio de todas las edades, pero principalmente de jóvenes., que oyeron hablar de 45 años atrás. La mayoría tenían menos de esa edad.

También nos acompañaron María Esther y Tatiana, vicepresidentas de la UIC, y Fidel Pancorbo, el anfitrión y presidente de la UIC en Matanzas.

Hubo muchas anécdotas de lo dicho y lo hecho por Fidel en estos temas ya mencionados.

Ninguno de los allí presentes imaginábamos que nos separaban poco más de 24 horas de la muerte de Fidel. Fue una especie de homenaje póstumo adelantado y fortuito.

Cuando digo que Fidel nos mira aun después de muerto, es porque seremos nosotros mismos los que nos miraremos con las enseñanzas de Fidel; como dijo el Che, identificados con sus maneras de apreciar los principios y los peligros; con sus lecciones frente a éxitos y fracasos, frente a victorias y reveses. Ya no podremos contar con sus opiniones en tiempo real ante sucesos nuevos; tampoco debemos pretender componer recetas a partir de sus discursos y sus reflexiones, eso sería faltar a su esencial definición del concepto de Revolución.

Martí murió hace más de 120 años, pero fue y seguirá siendo autor intelectual de proezas revolucionarias y ojalá que de sencillas obras en el cumplimiento del deber de cada día. Con Fidel somos nosotros los encargados de que suceda lo mismo. Sus restos mortales descansaran a pocos metros de distancia, en la heroica ciudad de Santiago de Cuba.

No sé si Fidel habrá dejado escrita una reflexión póstuma; ya su leal hermano Raúl, nuestro entrañable Raúl, seguramente nos dirá lo necesario y suficiente en el acto anunciado en la Plaza de la Revolución, el próximo 29 de noviembre.

Quiero terminar estas breves palabras entregando mis sinceras condolencias a Dalia, a Fidelito, Jorge Ángel, Alexis, Alex, Alejandro, Antonio y Ángel.

¡Hasta la victoria siempre!

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry. dijo:

    Es como si sus cenizas fueran abonando la tierra cubana para que siga germinando la revolución cubana

  • Papo dijo:

    Nestor del Prado: El profe.
    Sí, nos mira.
    La sapiencia de usted nos lleva junto a él. Y es que la perspectiva en que se mira, está impregnada de su pensamiento.
    Nos regaló infinitos pensamientos e interpretaciones durante todos estos años.
    Hay un mínimo común múltiplo: FIDEL.

    • Papo dijo:

      Literalmente:
      Un Máximo Comun UNIFICADOR…
      ¡¡¡ F I D E L !!!

      • Néstor del Prado Arza dijo:

        Papo, excelente expresión matemática-revolucionaria. La Unidad seguirá siendo la principal divisa de la victoria.

  • alexander dijo:

    Ni la muerte cree que se apoderó de ti, porque estas aqui con los cubanos eterno Comandante.Te queremos siempre estarás en nuestros corazones.Hasta la victoria siempre. Viva Fidel.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Esas palabras las escribí sin imaginar que tendría el privilegio de estar presente en la concentración más grandiosa en la Plaza de la Revolución José Martí. Estuve en la despedida al Che con el poema memorable de Guillén y el discurso histórico de Fidel. Estuve en la despedida del duelo a los Mártires de Brabados, cuando el llanto de un pueblo enérgico y viril hizo temblar a la injusticia.
    Ya el día anterior mis huesos sexagenarios comenzaron a pedirme tregua; pero yo sabía que resistiría al día siguiente y resistí hasta el final, acercándome cada vez más a la tribuna. Estos pies planos que llevo desde la infancia intentaron derribarme, pero cada vez que me asediaban, miraba las imágenes de Fidel, la del Che y la de Camilo y seguí de pié, orgulloso del pueblo que tenemos y del Comandante en Jefe que no por estar ausente dejará de estar presente.
    Mis energías crecieron hasta el infinito, cada vez que veía a un rostro juvenil con el nombre de Fidel en sus mejillas, o en la frente infantil, como aquella niña que dijo que lo escribió ahí, porque no podía abrirse el pecho para escribirlo en su corazón.
    Imaginé una Tribuna Abierta interminable en la que cada cubano hubiese sido capaz de cantar sus tristezas, sus esperanzas y sus convicciones.
    En cada ocasión en que repetí: Yo soy Fidel, me sentí pretencioso; pero de inmediato supe que era la mejor manera de honrarlo y de asegurar que sus ideales y su obra siga creciendo con todos y para el bien de todos.

    • lisbet dijo:

      PROFE, UNA VEZ MAS SUS PALABRAS CALAN EN MI MENTE, POR ESO ME SENTI TAN SEGURA A SU LADO CUANDO FUIMOS JUNTOS A LA PLAZA A RENDIRLE TRIBUTO. A FIDEL NO LE DECIMOS ADIOS, LE DECIMOS HASTA SIEMPRE, ESTAMOS CONTIGO… Y PARAFRASEANDO A GUILLEN EN SUS VERSOS AL CHE REPETIMOS… ESPERANOS, PARTIREMOS CONTIGO…

  • HECTOR Y EL HERMANO dijo:

    Coincido con el profesor Néstor que Fidel nos mira. Cuando un gigante como el parte, las emociones gobiernan, las emociones en estos días nos han unido, el pueblo cubano ha llegado como nunca al tope de los sentimientos, todo tiene un sello de dolor y de vacío que no podemos llenar con consignas e ideales, el cerebro no está apto para razonar.
    Haciendo un intento de razonar sobre esta nueva acción de Fidel, y convencido de que como estratega siempre él nos sorprende, concluí que este 25 de noviembre fue otra estrategia más de combate, él sabía que la patria necesitaba otro Granma y otro Moncada para unir más todas las generaciones por nuestro socialismo, y lo hizo de nuevo con sabiduría y nuevas armas: su propia vida. Fidel lo logro, volvió unir como nunca al pueblo enérgico y viril, y lo hará con nuevos Granma y nuevos Mocadas cada vez que la revolución este amenazada y lo necesite. Fidel nos seguirá mirando porque lo tenemos en nuestra conciencia y en nuestros sentimientos.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Gracias Héctor y el Hermano por enriquecer mi modesto trabajo. Concuerdo plenamente con lo que has escrito.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Varias personas me han preguntado por qué no expresé mis condolencias a Raúl. Les aseguro que no se trató de un olvido. Escribí un renglón y luego lo borré, no encontré las palabras que pudieran expresar lo que yo quería decir. Todavía no las encuentro, y no sé si alguna vez podré encontrarla. Raúl Catro Ruz es uno de los revolucionarios más extraordinarios que he tenido la dicha de conocer. No olvidemos que Fidel no vaciló en proponerlo para sucederlo, y que en la intervención que hizo en la clausura del Congeso del Partido, reconoció especialmente su titánico esfuerzo. Creo que no habrá palabras para una condolencia digna de esa hermandad superior; tal vez sea preferible una mirada limpia y un fuerte abrazo, que desde aquí le mando.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Perdonen la omisión de dos letras en palabras de gran significación
      la s en Castro y la r en Congreso

  • EddySS dijo:

    En cada obra estará presente. No lo dude nadie, Nos estará mirando desde el horizonte de futuro que nos señaló para Cuba y para el mundo.

    A él vamos para recibir su beneplácito saludo en nuestras conciencias con la satisfacción del deber cumplido.

    Otro camino es negar la luz de su ejemplo y querer morir en las tinieblas del olvido.

  • Tati dijo:

    Nos mira y nos mirará siempre pues sus preceptos estarán vigentes, son eternos, es un hombre muy grande, tan grande que la muerte no lo separará nunca de nuestros corazones, está aquí con nosostros, con los agradecidoS que hoy lloramos su partida física, pero nos queda su legado, su ejemplo imperecedero, su imagen en nuestra memoria.. qué tristeza siento. GRACIAS FIDEL.

  • Randy Perdomo García dijo:

    Gracias amigo por estas palabras
    Un abrazo profundo

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también