Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

SOS

| 12
Protesta frente a la Torre Tromp en la Quinta Avenida de Nueva York, ayer, por quinto día consecutivo, contra el triunfo del multimillonario que ocupará la Casa Blanca a partir del próximo 20 de enero. Foto: AFP

Protesta frente a la Torre Tromp en la Quinta Avenida de Nueva York, ayer, por quinto día consecutivo, contra el triunfo del multimillonario que ocupará la Casa Blanca a partir del próximo 20 de enero. Foto: AFP

Algunos dicen que es el fin de un Estados Unidos semicivilizado, otros dicen que aquí tronó el viejo sistema político bipartidista, otros creen que acaba de aparecer el diablo –gusto en conocerte, espero que hayas adivinado mi nombre, lo que te está confundiendo es la naturaleza de mi juego– y otros creen que no pasará nada con esta cosa fea resultado de la contienda más asquerosa en la historia moderna (dixit la gran mayoría del electorado), ya que todos –incluso el peligroso bufón anaranjado– acabarán siendo sujetados por el gobierno permanente y obligados a portarse más o menos bien.

Todos están sorprendidos. No funcionaron sus modelos, ni sus programas ni los infinitos datos con que alimentaban sus computadoras. Los expertos –politilógos, veteranos de campañas, los que entienden matemáticas y estadísticas, viejos lobos de la política y casi todo periodista– ofrecían sus espléndidos análisis de cómo era esa extraña cosa llamada pueblo o electorado, de cómo se comportaba y cómo reaccionaba ante los gritos, engaños y manipulaciones de diversos irritantes llamados candidatos. Los científicos entendían casi todo hasta que el pasado martes se mostró que no entendían casi nada.

Ahora los expertos profesionales argumentan que este es un país muy dividido, y muestran ese mapa tramposo donde ilustran dónde están los de azul (demócratas) y los de rojo (republicanos). Esa es ahora la narrativa oficial que se desea imponer por los maestros del juego político y mediatico.

Pero la división no es entre colores, de un lado y del otro, horizontal a lo largo de un mapa, sino vertical: lo que caracterizó esta contienda desde un inicio hace casi dos años es que la división es entre los de arriba y los de abajo. Esta fue una contienda de insurgencias contra las cúpulas azul y roja. La opinión pública reprobó a ambos partidos, casi todos los candidatos, y cuando pudieron votaron contra la élite política y económica tanto en las primarias como ahora en la elección general.

Al anular la opción progresista para la expresión de esa insurgencia, con Clinton y sus aliados haciendo todo lo posible para descarrilar la amenaza del socialista democrático Bernie Sanders (quien durante su campaña, y posiblemente aun ahora, es el político con el mayor índice de popularidad en este país), sólo dejaron la opción de un demagogo derechista y los infinitos adjetivos que se merece. Siempre ha existido una corriente racista y hasta fascista en este, como en casi todo país, y la campaña y ahora elección de Trump ha desatado estas corrientes como veneno por todo el país, y esto apenas empieza. Pero aún más importante es entender que no todos, y tal vez sólo una minoría de los 60 millones de los que votaron por él, forman parte de esa corriente. De hecho, muchos de ellos eran sindicalistas y demócratas y habían votado dos veces por un presidente afroestadunidense.

Por lo que sí votaron todos estos fue para derrocar lo que ambos candidatos insurgentes llamaron un sistema amañado al servicio de una oligarquía.

El problema, obviamente, es que el resultado expresado por Trump y su gente pone a todo el planeta en riesgo, y a los más vulnerables dentro de este país en peligro inmediato.

Los políticos y los expertos –incluidos los encargados de la campaña demócrata– aparentemente nunca apagaron sus computadoras y sus modelos para tomarse una cerveza o un whisky en una cantina y platicar con los que estaban por sacudir al mundo al expresar su hartazgo, su ira y su temor.

Matt Taibbi escribe en Rolling Stone que la “elección de Trump fue una verdadera rebelión dirigida a todos los que eran percibidos como parte del establishment… incluyendo dirigentes políticos, banqueros, industriales, académicos, actores de Hollywood, y, por supuesto, los medios. Y todos cerramos los ojos a lo que no deseábamos ver… El casi universal fracaso entre los profesionales políticos en pronosticar la victoria de Trump… reveló una ceguera cultural asombrosa”. Ahora, dice, ya es demasiado tarde, y en parte esto es consecuencia de que para los periodistas, “igual que los políticos, nuestra chamba era escuchar, pero nos la pasamos hablando… El mundo tal vez nunca nos perdone por no ver lo que se venía”.

Ahora ese resentimiento, la ira y desesperación que hay abajo, sobre todo de la clase trabajadora blanca urbana y rural, gente que sentía que había perdido todo, incluso a su propio país, ha llevado a una crisis, y la cúpula está buscando cómo manejarla. Es la cosecha en gran parte de tres décadas de un consenso cupular bipartidista de políticas neoliberales que se aplicaron al país más rico del mundo.

Las advertencias sobre las consecuencias de esto aquí se expresaron desde el gran debate trinacional sobre el libre comercio a finales de los 80, en el movimiento altermundista a finales de los 90, recientemente con Ocupa Wall Street y después en la gran insurgencia progresista sin precedente de Sanders.

Pero lo más trágico es que en lugar de una vuelta progresista, por lo menos liberal, esto ahora ha llevado –en gran parte por la arrogancia de los liberales y la falta incomprensible de una respuesta masiva de no pasará durante el ultimo año a esta amenaza venenosa– a una expresión de tintes fascistas. De hecho, algunas de las pancartas en las protestas en las calles llaman a una resistencia al fascismo en Estados Unidos.

“Adiós, America” se titula el artículo del autor y académico liberal Neal Gabler en el portal de Moyers & Company. “Estados Unidos murió el 8 de noviembre del 2016… por su propia mano, vía el suicidio electoral. El pueblo optó por un hombre que ha deshecho nuestros valores, nuestra moralidad, nuestra compasión, tolerancia, decencia, sentido de propósito común… Ya no podemos simular que somos excepcionales o buenos o progresistas o unidos. No somos nada de esas cosas”.

Tal vez es hora de que los pueblos del mundo que han expresado su horror ante lo ocurrido aquí empiecen a preparar brigadas internacionales de solidaridad para apoyar la resistencia que ahora nace en estas calles contra la sombra que oscurece a este país.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • suspicacia dijo:

    Hillary disfrutó perversamente el cruel asesinato a Kaddafi. La que promovió las guerras en Medio Oriente. La que ha estado dispuesta a una nueva escalada de “guerra fría” con consecuencias impredecibles. La que apoyó junto a su esposo Bill la Ley Helms Burton contra Cuba. La que estuvo tras los golpes de estado gestados contra países de Latinoamérica, como ocurrió en Honduras. La “halcona a la derecha de Obama”. La que la propaganda pretende ahora presentar como una palomita…. y los pobres inocentes apoyándola. Trump no ha tenido aún oportunidad de equivocarse , y aunque no es santo , lo que sí es sospechoso es que con apoyo de la oligarquía se ha abierto una verdadera cruzada mediática contra Trump y por eso es que de quien realmente desconfío ahora es de Hillary, y no de Trump, que no es el más malo de esta película , precisamente porque eso es lo que están tratando de hacer creer los propios medios del imperio que tal vez le quieren dar ahora un “golpe suave” a Trump…en los propios Estados Unidos de América…y si no es la tercermundización de USA… coincido con el autor, es que algo ahí verdaderamente no anda nada bien, es más, algo tenebroso se trama, y nosotros los vecinos del Caribe tenemos que andar bien preocupados. El establishment y las transnacionales de la información están criticando más a Trump, que lo que hubieran hecho contra Bush, Ted Cruz y Marco Rubio, ¡a quienes Trump hizo polvo! y están haciendo mucha más guerra a Trump, que cuando se debatieron los resultados electorales entre Bush y Gore…Hay que preguntarse si no valdrá la pena desconfiar, no vaya a ser que pequemos de ingenuos y estemos siendo objetos de otro grupo de mentiras y manipulaciones que desconocemos de ciertos círculos económicos y financieros y la gran prensa norteamericana y el propio partido republicano que quiere expulsar a Trump, pagando manifestaciones contra él, promoviendo el impeachment, recogiendo firmas contra él…vaya…. me pregunto si no habrá de pronto decir buena suerte que no salió electa Hillary esa republicano-demócrata, “ese fiero halcón a la derecha de Obama”.

    • esceptico dijo:

      Trump el bueno?? El pobrecito?? El inocente al que le quieren dar un golpe de estado?? Todo el mundo le esta haciendo la guerra al pobre infeliz? Mire, me disculpa, pero eso es una ingenuidad total de su parte! Por favor! Lea las declaraciones de Trump durante su campana electoral y percibira racismo, xenofobia, conservadurismo, complejo de Mesias, y muchas cosas mas. Tiene billones de dolares y no se los gano haciendo obras de caridad. Si cualquier persona inteligente y que se esfuerze llegase a tener billones de dolares, no cabrian los billonarios en este mundo! No sea ingenuo! Tiene billones porque ha seguido muy bien el juego del establishment norteamericano. Y si algo tiene bien claro es que todavia no le alcanza lo que tiene y va por mas, para eso ha sido todo el esfuerzo en hacerse presidente. A Hillary no la tienes que describir, todos la conocemos perfectamente, halcon entre los halcones, representante del establishment norteamericano desde siempre, nada bueno se debe esperar de ella. Pero de ahi a pretender que Trump es un pobre infeliz va un gran trecho,

  • Tony22 dijo:

    El pueblo hablo’.

    • ElCastigador dijo:

      el pueblo hablo, lindo comentario, cual pueblo?, no existe mentira mas grande en el mundo que las elecciones de estados unidos, fue el mas votado? NO, fue el que mas votos electorales ganó, no importa de que raza sea el perro, el collar siempre será el mismo: El Complejo Militar Industrial, asi que no es realmente importante como se llame el nuevo Presidente, cara nueva, nuevos metodos, misma finalidad, continuarán las guerras de rapiña, continuarán las intromisiones en America Latina y el resto del mundo, aumentará la xenofobia y la violencia, entre otras cosas, ojala y este ¨Presidente¨ no sea el 3er Anticristo del que habla Nostradamus en sus centurias!!! muchas gracias

    • pedro dijo:

      Pues de lo peor de dos salió LO MEJOR. El tiempo lo dirá; nos quitamos una Guerra Mundial de encima con la Clinton, hay que estar agradecidos al pueblo norteamericano, que si se sabe la verdad, y veran como el mundo y Cuba salen ganando, con un senor menos guerrerista (varias veces afirmo que los EU no debian llevar la democracia a otros paises con las armas y la guerra y acuso a la Clinton por la crisis en el Medio Oriente). Desde cuando los medios de comunicación mundiales han estado DEL LADO DE LA VERDAD Y LA JUSTICIA, por lo que veo todos los periodistas progresistas se los comio la propaganda venenosa al estilo Goebbels, repetidas una y mil veces cosas NUNCA DICHAS POR Trump le hicieron y continúan haciendo una guerra sin comparación alguna, están peor que contra Venezuela. Cuando la guerra contra el Kaddafi muchisimos progresistas se comieron el melon y se tragaron TODAS LAS MENTIRAS de la prensa y la TV y en sus conciencias debe estar ser partícipes de esa masacre contra un pueblo pacífico; los llevaron a la Edad de Piedra. Yo personalmente por regla tengo, que la vida y la práctica me han enseñado que cuanto TODA LA PRENSA MUNDIAL ataca a alguien, es porque algo está haciendo MUY REQUETE QUE BIEN.

      • esceptico dijo:

        Cosas nunca dichas por Trump??? Trump pacifista??? Trump nos salvo de una guerra mundial??? Por favor!! Hasta donde puede llegar la ingenuidad en este planeta? Trump dijo publicamente, en discursos de campana casi todo lo que la prensa publico, por ejemplo que todos los inmigrantes mexicanos son violadores y drogadictos, que va expulsar a todoos los inmigrantes ilegales de los EEUU, que va a construir un muro bien grande para garantizar que los mexicanos no pasen por la frontera y que ese muro lo va a pagar el gobierno de Mexico, que no va a permitir la entrada de arabes en los EEUU, acepto que el KKK apoyara su candidatura electoral, hay un video grabado que esta disponible donde se expresa de forma despectiva sobre las mujeres, etc, etc,
        Y por si fuera poco, basta ver las nominaciones a los cargos de su gobierno, Bannon que es supremacista blanco como Jefe de Despacho, Sessions que es un ultraconservador reconocido y con declaraciones racistas bien polemicas como Fiscal General, Michael Flynn Militar que fue sustituido e el gobierno de Obama por oponerse a los acuerdos con Iran para limitar la produccion nuclear irani como Director de la CIA. De hecho Flynn ha declarado que lo que hay que hacer es volar el programa irani por los aires…Mucha paz, como no! Como dice el dicho, Dime con quien andas y te dire quien eres…Trump ha hablado mucha m…. y muchos se han creido, ha vendido una imagen antiestablishment y los ingenuos (millones) votaron por el, pero de lo que pueden estar seguro es de que con
        semejantes personjes en el gobierno esta garantizado tener un gobierno que va a defender el establishment ultraconservador norteamericano. Y con eso ni hay paz, ni tranquilidad, ni progreso, ni igualdad social, ni ninguna de las ilusiones que se han fabricado millones de personas. Habra guerra, habra incremento de la xenofobia, del racismo, de la politica de los canones…el tiempo dira

  • breve dijo:

    Chica/chico si tanto quieres a Trump como presidente cásate con él, a ver si puedes

  • Evaristo Pascual dijo:

    Es el populismo de derecha y no son los Estado Unidos la única víctima de esa manera irresponsable de hacer política que consiste en prometer lo que la gente quiere oír,sin pensar mucho en cumplir con las promesas. Populista es también Bernie Sanders, pero de izquierda, y obviamente un “mal menor” si lo comparas con Trump, pero un mal a largo plazo.La etiqueta de “progresista” esta bastante desteñida últimamente.Que cosa es hoy ser “progresista”? El termino ha sido acaparado por la izquierda en el ultimo siglo,definiendose así a todo aquel, persona o sistema, cercano a las ideas de la izquierda: mientras mas cercanos a esas ideas, mas “progresista” resulta. Pero el campo socialista ya no existe y la izquierda, como alternativa, tiene éxitos moderados y retrocesos en muchas partes del mundo, mientras que el Progreso , que se entiende al final de la cadena como el mejoramiento de las condiciones de vidas de los ciudadanos, viene a veces también de la derecha. Por eso es la alternancia y no una ideología definitiva lo que predomina hoy. Porque si no es el mejoramiento de la vida de los ciudadanos, que es ser “progresista”? Por ultimo, no hay que profundizar tanto en el fenómeno Trump: Obama recibió un país en profunda crisis economica,que se extendió a todo mundo, y ha logrado sacarlo. Pero eso ha tenido un costo. La gente ha votado contra un sistema que ha puesto en crisis sus vidas, y Trump les dijo lo que querían oír. Pero la luna de miel durara poco, porque muchas promesas no son mas que eso, no van mas allá.

  • Inmortal dijo:

    Evaristo, esos análisis simplistas a vecs incomodan, nadie duda de que gobiernos de derecha pueden traer prosperidad por algún motivo a su pueblo, pero no puede compararse con el objetivo fundamental de los gobiernos de izquierda; ahora bien, cuando la izquierda toma el poder en un país, toda la fuerza de derecha del mundo, más el aspecto cultural logico de los años de dominio y prevalencia del capitalismos mundial y los sistemas anteriores basados en el mismo principio, atacan con toda su fuerza a lo nuevo que surge y afectan considerablemente el posible progreso y prosperidad de ese pueblo.

    • Evaristo dijo:

      “Inmortal”, descalificar a alguien que opina diferente es el recurso manido de quien no tiene argumentos validos. Por supuesto que mi comentario es simple, que no “simplista” como dices tu, primero porque no era mi intención profundizar en el tema, y además porque no se puede ocultar la verdad con un dedo, como intentas hacer tu. Lo que digo yo, de manera “simplista” es la verdad objetiva; lo que dices tu de manera aún mas escueta, no son mas que teorías que no han resistido la prueba del tiempo ni el ejercicio de la práctica. Yo sigo pensando que el socialismo es posible e inevitable, pero no de la manera que crees tu, tea incendiaria de por medio.

  • Sandra dijo:

    Tenemos que esperar y muy atentos, es todo.

  • Rey Segundo Guerrero-Proenza dijo:

    Como reza por acá un refrán, tratando de salir de “Guatemala, caes en Guatepeor”. El hastío por la situación de muchos ha llevado en la Historia a la desesperación y a escoger cualquier alternativa. Y si quieren ejemplos, pregúntenle al pueblo alemán.

    De todas formas, creo que lo más característico de Trump ha sido su “impredictibilidad” (válgame). Por eso, a pesar que su probable Gabinete parece estar aclarando tendencias, hay que esperar como se desenvuelven los acontecimientos cuando esté ya en el Salon Oval, dirigiendo una nación y no un negocio, presionado por los grupos de poder, que siempre le recordarán que no tendrían ningún problema en llevarlo a una visita por Dallas…

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también