Imprimir
Inicio » Opinión  »

Latidos compartidos: un acercamiento bien hecho a problemas actuales de Cuba

| 59 |
Telenovela Latidos compartidos. Foto: Cubahora.

Telenovela Latidos compartidos. Foto: Cubahora.

No voy a hablar de aciertos estéticos (que los tiene) en Latidos compartidos, sino de asuntos que se dramatizan, en mi opinión, con matices adecuados. Bajo la dirección de Consuelo Ramírez y Felo Ruiz, con un guion de Amilcar Salatti, Gabriela Reboredo Iglesias, y Yunior García Aguilera, la obra ha ganado televidentes y provoca debate.

Uno de los temas que miro detenidamente es el de la mujer testigo de Jehová (Magdalena, interpretada por Loreta Estévez Canto), que no tiene un tratamiento ni despectivo, ni irónico.

La creyente se sumerge contantemente en contradicciones, desde sus relaciones sexuales hasta su obsesión de bautizar a un hijo adolescente, que, enamorado, no quiere reaccionar al placer por un bautizo, para el que no ha sido preparado.

El marido (Martín, actuado por Jorge Luis Fernández Treto) insistente en su necesidad erótica, cambia la actitud cuando su esposa conoce que padece de cáncer. Las contradicciones en ese núcleo familiar no se que solución tendrán, porque, además, Martín es un ex -recluso tratado con toda naturalidad, tal y como se le pide a la población que interrelacione con hombres y mujeres que cometieron algún delito y ya “pagaron” su deuda.

Hace años una siquiatra a la que admiré mucho, ante actitudes homofóbicas me decía “la gente no se da cuenta que el homosexualismo no es ni bueno, ni malo, sencillamente es”. Creo que bajo esa premisa se trabajó el guion y la dramaturgia de Latidos… Rogelio (Alberto González Corona) y Fabián (Luis A. Batista Bruzón) son no un par de gays, son una familia, su comportamiento no se acerca para nada al amaneramiento caricaturesco.

Con buenas relaciones de amistad y respeto con sus amigos, la pareja se enfrenta a la homofobia raigal de Macario (Manuel Porto Sanchez, de nuevo una buena actuación), padre de Rogelio que duda, más que eso, teme decirle a su padre que Fabián es su pareja, no su amigo. Esta actitud de presentar a los jóvenes en una actitud ética, que se enfrentan al sufrimiento ocasionado por Macario, hará que cuando este reconozca (así lo espero) que debe no tolerar sino aceptar a su hijo, los televidentes –al no ser algún retrógrado- aplaudirán ese reencuentro humano.

Darío, defendido por Alejandro Cuervo Aguiar, es ¡al fin ¡ un médico de carne y hueso: se enamora de una paciente que tiene al marido en estado de coma, por un accidente en el que intervino el propio Darío. Generalmente, los médicos en la televisión cubana son impolutos, este actúa como lo que es: un hombre que sucumbe ante el amor.

Otro aspecto novedoso es que el guion abarca dos paladares Vereda y Tropical (ese era el titulo, pero no lo pudieron usar por derecho de autor) en las que se ve eso que se llama cuenta propismo, que no se rige por el modo estatal cubano y que hasta ahora en un alto por ciento da buenos resultados.

Las dueñas de los establecimientos Luz Marina (Ariana Álvarez) y Tamara Morales (Omayda) representan dos puntos de vista distintos de ver la vida, aunque las dos estén enamoradas del mismo hombre, el abogado Maikel Yunior (Leonardo Benítez), y en sus vidas amorosas una es “honrada” y otra “casquivana”. Pero las dos exigen por igual el cumplimiento de sus empleados, “luchan” los abastecimientos e incluso compiten con la contratación de músicos para amenizar los locales.

En la propia relación con Maikel en ningún momento se habla de que es un negro y Omaida es blanca. Como escribí en algún momento no hay mejor mensaje antirracista que las manos blancas, acariciando, arañando la fuerte musculatura negra del hombre que posee a la mujer.

Luz Marina es voluptuosa, libre en sus relaciones, rasgos que ofrece convincentemente Ariana Alvarez, y que tiene un misterio con su embarazo. Habrá que esperar si este personaje sigue siendo un cascabel o en algún momento Ariana enseñe el rostro de alguien que parece no poder parir.

Hay otros dos tipos que resultan no comunes: el delincuente de cuello blanco Pedro Pablo (Ulik Anello Sánchez) y el buscavidas Buey de oro (Jorge Martínez). El primero es proxeneta, mentiroso, abusador, irrespetuoso con su esposa, en fin, un Lucifer envuelto en una tez blanca y el segundo en verdad juega a la ilegalidad pero es un buen tío, buen jefe, caritativo y noble, a pesar de su lenguaje ambientoso.

En fin. creo que latidos que comparto (aunque no me gusta el título) es una buena entrega para ese espacio que se debe respetar en nuestra tv: el mensaje de Rogelio y Fabián es más efectivo que decenas de cuartillas que se escriban en pro de que se imponga la aceptación con los personas de diferentes opciones sexuales. Y bueno, volveré sobre Latidos… hay otros aspectos a tener en cuenta.

(Tomado de Portal de la televisión Cubana)

Se han publicado 59 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • menejías dijo:

    me gusta la telenovela, es atractiva , otro que se ha metido en el personaje aunque ha sido muy cambiante es el hijo de Omaida.

  • waholama dijo:

    Señora, será la novela un buen compendio de sicología representando casi todos los grupos sociales, pero nosotros ademas de percibir q estas conductas hay q enfrentarlas y muchas de ellas con naturalidad, el asunto no es COMPARTIR una clase de sicología televisiva , ademas necesitamos buens actuaciones ,que muchas , sin mencionar actores, dejan mucho que desear. algunos parecen criaturas escolares recitando en un matutino, personajes q quieren ser cómicos sin serlo, ambientaciones sin creatividad, situaciones ilógicas, insulsas, esteiotipadas, ¿me puede decir si usted conoce un anestesista q trabaje siempre fuera de un salon? ¿por que tuvo q ser anestesista precisamente? ademas un abogado como Michael Yunior q ES EL MEJOR ABOGADO como se dice en la novela , solo porque tiene un biotipo agradable….vamos Paquita, pense oir de usted un mejor análisis de la novela q dista de ser una buena opcion televisiva.

  • Culpenio Ampudia Enojoso dijo:

    Ayy, Paquita… no os dejeis provocar. Usted sabe, por los años que lleva arriba de la bola de la crítica, que está dejando fuera de su comentario un montón de virtudes de factura que arrastra esa telenovela cubana, de lo mejor que se ha presentado en muchos años. Excepto alguna que otra secuencia flojita en dos o tres actores, el conjunto es un rapartazo, excelente casting, con caracterizaciones muy por encima de la media latina de montones de novelones empaquetados que se consumen en el país, lo que denota además la mano segura de una dirección de actores sensible y obstinada al detalle, con intérpretes de todas las edades indudablemente motivados que se permiten, al parecer incluso, alguna que otra improvisación convincente. El guión obviamente sólido facilita esos visos contradictorios y humanísimos de cada personaje. Y para qué hablar de una dirección de arte que se revela elegantemente esmaltada desde el mismo spot de presentación, banda sonora incluida, con esas locaciones precisas donde cada familia convive en entornos muy característicos según el estatus económico y cultural de cada cual. ¿Sigo?

    • AVB dijo:

      Ayyy, yo no había visto esto: “El guión obviamente sólido facilita esos visos contradictorios y humanísimos de cada personaje” ¿CULPENIO, QUÉ NOVELA UD. ESTÁ VIENDO? ¿El Manantial? Porque mire que le brotan elogios.

  • eugenio perez dijo:

    Estas valoraciones están de truco. No parecen hechas por una crítica de arte. La redacción es pedestre, elemental. No hay valoración en realidad de nada, sino un cuenta cuenta de lo que todo el mundo ha visto en esta telenovela. Parece más bien un comentario de cola de la guagua.

  • argelio valle dijo:

    Dentro de poco, los que no tengamos un homosexual en la familia, nos vamos a sentir incomodos, fuera de moda, de contexto como dicen los intelectuales. todo es por moda.

    • YOARE dijo:

      POE DIOS EN QUE SIGLO VIVE USTED?? QUE COMENTARIO TAN RETRÓGRADO¡¡¡

    • Irai dijo:

      Holas, fijese Argelio q le doy razon en lo q piensa y escribe, q del unico tema q se hablo dos veces, fue ese, es de los m…, sdos

  • Patricia Gerkowski Oiz dijo:

    Para mí, la novela no hace nada nuevo al presentar el caso de la pareja gay. Creo que el tema incluso que ya se ha hecho hasta habitual. Y creo que no es el mejor caso que hemos visto en la televisión. La pareja interpretada por Lahera y Tomey en una novela de hace tiempo, aún no ha sido superada ni en actuación ni en conflicto por otra.
    Las paladares con cocinas impolutas donde los cocineros no sudan ni se apuran, sin una arruga en sus uniformes rosaditos y naranjas, son una postal.
    La pareja Omayda y Maykel Junior no me la creo.
    Tengo una opinión con respecto a la pelea entre Pedro Pablo y la hija de Omayda. Siempre he pensado que las peleas que aparecen en las novelas son una coreografía. Es la primera vez que yo veo una pelea de verdad, con la violencia que lleva, interpretada con la rabia y con el miedo que existen en situaciones como ésas. Se ve el trabajo previo de los actores, que se prepararon muy bien para esta escena, que fue auténtica.
    No se menciona al hijo de Omayda, que es un actorazo, que está jugando con su papel, que habla con los ojos. ¿Qué pasa que esas cosas no se ven?
    ¿Y qué decir de la pareja de guajiros jóvenes y emprendedores? Tremenda empatía entre los dos. Uno es el reflejo del otro. Sinceros en la actuación y capaces de asumir la comedia con momentos culminantes como la escena del arreglo del colchón.
    ¿No se ve lo bien que interpreta su personaje la actriz que interpreta a la jinetera enamorada de Pedro Pablo? ¿No es acaso un calco perfecto? ¿No se vio como aguantó el duelo en una conversación seria con el monstruo de la actuación Enrique Molina, sentada a una mesa de la paladar?
    Podría decir más cosas, pero no es mi trabajo. Simplemente, me alegro de lo bueno que veo.

  • esculapio dijo:

    las intensiones buenas, pero los resultados malos.
    no se lo q pasa con los directores que no perfilan ni perfeccionan las actuaciones .
    a veces tenemos buenos actores con actuaciones no creibles. por ejemplo, la esposa del personaje q hace Fdo Hechevarria (no recuerdo su nombre) más inexpresiva no puede ser y para q hablar de la abogada hija de Omaida q siempre tiene la misma cara en todas sus situaciones. creo q deben de aprovechar mas las locaciones de la Habana, tan bellas y con tantos lugares turisticos q servirian para promocionarla, como hacen los brasiñeños q no dejan de expponer constantemente su Rio de Janeiro ycon sus paisajes hermosos. eso es tambien novela y no encerrarnos solamente a los estrechos espacios caseros que dan la impresion de encerramiento. filmen el malecon, la plaza vieja, el capitolio entre escenas y escenas , eso refresca al televidente y promociona el hermoso paisaje habanero .

  • MANOLOGLEZ dijo:

    A veces me confundo,las actuaciones de esta telenovela con las con las del bufete colectivo del domingo en la noche.
    Sera que no hay mas actrices y actores?

  • ELPIDIO dijo:

    !a mi me pasa lo mismo compadre!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! y para colmo con los mismos peinados y atuendos !apretaron!!!! de bufete en bufete

  • Enry dijo:

    “…cuartillas que se escriban en pro de que se imponga la aceptación con los personas de diferentes opciones sexuales” (el final de lo que escribiò la cra. Paquita Armas).
    Què es esto?
    Conozco decenas de homosexuales responsables, educados, trabajadores y bien preparados en su oficio o profesiòn que son bien aceptados y respetados…
    Serà que lo que se quiere imponer es que yo me siente a besar en los labios a alguno de ellos….o que como dice uno de los comentarios que me sienta mal cuando un hijo o familiar allegado no lo sea. O llegar a la parte màs repugnante en ese sentido del Imperio Romano en la època de Calígula…?

  • Yariel dijo:

    a mi criterio es un estereotipo detrás de otro, banal, soso, seco, forzado, repetitivo, a mi juicio una más de la larga lista de creaciones que quedaran para el olvido, !hay tierra brava como te extraño!

  • javierjuventus dijo:

    El artículo está bastante bueno , ajustando su contenido al título. Gracias Paquita por hacernos ver cosas que no valoramos pero hay cosas que realmente no comparto de la novela..
    Lo primero es el título, nada qu ver me parece con lo qe sucede hasta ahora., segundo , la estructura dramática, hay muchas cosas muy importantes pero ninguna es hilo conductor, me falta la historia central, es como un filme con cientos de copratogonistas sin protagonista. tampoco observo esa “magia” que atrapa, la novela se puede ver como si fuera una serie de teleplays , falta el clímax, el suspense, la intriga telenovelesca (que no es solo el misterio oculto), tampoco es un producto “competitivo” de que hay que ver porque está buenísma, esa narrativa no cautiva a ritmo, es un ir y venir , como las olas del mar, pero no se aprecia en el horizonte ni un farallóm donde estrellarse ni una tranquila playa donde reposará…. Todos vivimos con un proyecto de vida, queremos ser alguien o algo… la telenovela solo es….
    Por último quiero referirme a Maikel Junior, una apostasía de lo que es el abogado cubano (mentiroso, chantajista.. etc), yo creo que por eso hubo que inventar la otya novela (la del Domingo).
    Por lo demás hasta ahora le adjudicaria 3 adjetivos a la telenovela,correcta, variada e intrascendente.
    Gracias Cubadebate por dejarme participar!!

  • Griselda dijo:

    No me gusta la novela, utiliza demasiados elementos en el guion casi imposibles de observar con tanta naturalidad en nuestra sociedad ejemplo el medico que se casa con una mujer embarazada de otro sin la menor importancia, la pareja de campesinos que se encuentra un dinero en un colchon, al final son mas ladrones que el
    * Buey de oro*, en fin es lamentable para mi la realizaciòn de esa novela que lo unico que me gusta es la presentacion inicial que es muy bonita por la musica y la escena de la pareja con un buen mensaje antiracista, por ciero no entiendo ¿porque se llama latidos compartidos?

  • Katniss dijo:

    Me gusta mas la del domingo…

  • Pedro dijo:

    Paquita: de verdad que me asombra que usted haya escrito este artículo, le falta coherencia y la redacción deja mucho que desear.

  • Habanera dijo:

    Mal título para la telenovela, cacofónico.
    No me gusta la novela, simplona, superficial, diálogos flojos, insulsos y las actuaciones de regular a mala. Recuerdo a Maikel en camilla por los pasillos de un hospital y al creer que moría clamaba porque le dijeran a su pareja cuánto él la amaba aunque por su tono y su cara parecía que pedía un pan con croqueta o algo así.
    Paquita, ¿un aspecto novedoso de la novela es abarcar dos paladares? ¿Un acierto que dos personajes reflejen dos puntos de vistas diferentes de ver la vida? ¿Un logro que un personaje refleje lo que es (el médico)? ¿Asuntos que se dramatizan con ¿Asuntos que se dramatizan con matices adecuados?
    Solo faltó decir que es una novela que se adelanta a su tiempo. Por favor!!!

  • lila dijo:

    a mi no me gusta

  • ??? dijo:

    ¿novela? !no!!!!!!!!!!!!!!! , es la caricatura de personas mal conformadas, alli no hay nadie real!!!!!
    Paquita , usted me puede decir cual es el personaje mas verídico de la novela? El ´´olvidadizo´´ malo q ahora es bueno, la ´´religiosa´´ q ahora q está enferma entiende a su familia, la embarazada q enseguida llevó al enamorado a su casa apenas sin conocerlo, la prostituta sin sentimientos positivos, la hija q no perdona al padre, los guajiros aprovechados sin gota de gratitud, nada, que no le veo el trabajo sicológico a nadie.

  • Griselda dijo:

    ??? estoy de acuerdo 100 % con su comentario

  • cocodrilo dijo:

    sinceramente no quiero COMPARTIR NINGUN LATIDO ´´flojo´´ de la telenovela.
    lo unico bueno….. el tema musical de entrada y salida.
    pero bueno, del lobo un pelo… no hay otra opcion al no ser el paquete.
    ¿alguien me puede explicar la actitud del hijo del gerente? ¿acaso complejo de Edipo? pido por favor le pregunte a su amiga siquiatrica para ver si me pueden explicar algunas conductas ´´forzadas´´ de estos personajes.

Se han publicado 59 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también