Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Lo insólito del amor en el colibrí (+ Fotos y Video)

En este artículo: Cuba, Cultura, Música, Silvio Rodríguez, Trova
| 22

Pocas canciones encierran tan elevado grado de lirismo como El Colibrí, canción anónima del siglo XIX cuya paternidad se atribuyen países como Cuba y México. En muy pocas canciones, se logra plasmar en versos la grandeza que implica el empeño por salvar un amor como lo hace este colibrí al intentar rescatar una flor de la corriente, riesgo que es asumido con el sacrificio de su propia vida, al caer agotado al agua y entonces afrontar un destino común para la eternidad.

En realidad, esta especie endémica de nuestro país, ha resultado emotiva inspiración no solo para músicos y pintores a través del tiempo sino que el propio José Martí, dedica profundas reflexiones (*) a partir de la esencia del diminuto pajarito e incluso se ha descrito la emoción del Apóstol cuando al poco tiempo de desembarcar por Playitas, se encuentra con un ejemplar de dicha ave y se queda absorto en su contemplación (**). Quien sabe, si una persona de aguda sensibilidad como la de nuestro Martí, tenía la premonición de que en esa vitalidad de la poética del colibrí, se encierran maravillas que apenas conocemos.

Decidido a comprobar la veracidad acerca de la leyenda de una pareja que tienen a los colibríes como mascotas, nos llegamos hasta casa de Alejandro y Diana para descubrir lo insólito. Por medio de la atractiva presencia de dos comederos diseñados comercialmente para alimentar a semejantes aves, conocí de colibríes de diferentes tamaños y sexos, con personalidades individualizadas, pero todos incapaces de rechazar la oferta del agua endulzada del comedero.

Sostener uno de estos comederos con un brazo en el aire y que estos animalitos se acerquen, después de “escanear” tus condiciones como ser viviente, para valorar si es peligroso o no estar junto a ti, es una experiencia de emotiva sutileza. Pero al conocer que cada uno de ellos tiene un nombre y que responden al llamado del mismo, la indiscutible emotividad de tenerlos tan cerca, se transforma en el cuestionamiento acerca de qué nos estamos perdiendo que no sabíamos. Sin embargo, lo más sorprendente, es que con mucha paciencia, dedicación y amor, el colibrí es capaz de alcanzar un nivel tal de comunicación con las personas, que no solo pueden llegar a habitar dentro de la vivienda sino que hasta son capaces de interactuar como cualquier otra mascota de las que conocemos de siempre.

Si esto que les narro, pudiera parecer ficticio a alguien, ahora mismo en la casa tenemos a Pancholo, pichón de colibrí de apenas semanas de nacido, que continuamente visita nuestro comedero y cada día que pasa, se muestra mucho más confiado y hasta come ya de la mano, con el consiguiente alboroto de toda mi familia.

Quizás el sacrificio de aquel colibrí por intentar salvar a la flor, no se limite a exaltar el verdadero amor entre la pareja, sino que a su vez expone la insoslayable necesidad de amar la existencia con el mismo nivel de entrega como lo demuestra dicha ave en su inédita capacidad para relacionarse con el ser humano.

Notas:

El Colibrí

(Anónima del siglo XIX)

Crecía una flor a orillas de una fuente,
más pura que la flor de la ilusión
y el huracán tronchola de repente
cayendo al agua la preciosa flor.

Un colibrí que en su enramaje estaba
corrió a salvarla solícito y veloz,
y cada vez que con el pico la tocaba
sumergíase en el agua con la flor.

El colibrí la persiguió constante
sin dejar de buscarla en su aflicción
y cayendo desmayado en la corriente
corrió la misma suerte que la flor.

Así hay en este mundo seres
que la vida les cuesta un tesoro,
yo soy el colibrí si tú me quieres,
mi pasión es el torrente y tú, la flor.

*”Hay un cúmulo de verdades esenciales que caben en el ala de un colibrí, y son, sin embargo, la clave de la paz publica, la elevación espiritual y la grandeza patria”. En: Martí, José. “Maestros Ambulantes”.  Tomo VIII, Pág. 288. Obras Completas

**“…se le paró adelante principiando a demorarse en las flores que chupaba, y le causó algo, parece, verlo sostenido sobre el aire sin causar vuelo para adelante. Se quedó esmorecido con aquello.” En Escobar, Froilan. Martí a flor de labios. Editorial Política. La Habana. 1991. pág. 75. Fragmento de la narración de Francisco Pineda al autor del libro acerca de su encuentro cuando era niño con Martí, días después de que este desembarcara por Playitas junto con Máximo Gómez y otros compatriotas.

chiquito

Chiquito. Foto: Guille Vilar

dos amigos

Dos amigos. Foto: Guille Vilar

el grito

El grito. Foto: Guille Vilar

excálibur

Excalibur. Foto: Guille Vilar.

En Video, “El colibrí y la flor”, interpretado por Silvio Rodríguez

(Tomado de Cubarte)

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jose t dijo:

    Excelente artículo.
    Yo alimento varios colibríes en mi casa, he enviado varias fotos para las tiras del lector pero al parecer no han clasificados.
    Este es un entretenimiento divertido y fácil.

  • Alex dijo:

    WOW!! Han domesticado a los Zunzunes?? Esto si no es récord es un buen average!!

  • Atenea dijo:

    Apretaste Guille, dime dóne se puede conseguir un comedero para ponerlo en mi terraza.
    Bellas fotos.

    • PALOMA dijo:

      Atenea, esos comederos se consiguen en el extranjero, sobre todo en argentina, yo traje uno de chile, todo un mes estuve buscándolo y solo di con el dos días antes de regresar, lo compré en el centro artesanal Los Dominicos, créeme que fue la mejor inversión que hice por allá, es un regalo del cielo ver a esos animalitos libando de esos comederos. La comida que se le pone es agua con azúcar pero preparada, se hierve 4 tazas de agua, cundo esta alcanza su punto de ebullición se baja el fuego y se le agrega una taza se azúcar, ahí se mezcla y se espera a que se refresque, esto hay que cambiarlo cada 3 días, no se puede hacer con miel porque la misma se fermenta y se enferman, estas eran las indicaciones que traía mi comedero. Lo tengo puesto en mi portal entre todas mis plantas y ellos lo visitan diariamente.

      • May dijo:

        Gracias Guille por este artículo es precioso, todos los días en la tardes a mi jardín visitan una parejita, les gusta mucho unas flores que sembré de Penta así las llaman en el vivero cercano donde las compré, es gratificante ver a estas pequeñas avecillas, me gusta mucho observarlas en su constate aleteo, saludos

  • Isabel Córdoba dijo:

    Felicitaciones sinceras por dar a conocer la especie endémica del colibrí cubano que ha sido inspirador de grandes hombres como José Martí. Me habían hablado de esta preciosidad de pajarito pero hasta ahora veo fotografías y poemas que son tradición del pueblo cubano

    • camarero dijo:

      isabel… el colibrí o zun zún no es endémico cubano, también vive en otras regiones de centroamérica… el que sí es endémico es el zunzuncito o pájaro mosca, que es un tipo de colibrí muy pequeño y es de hecho el ave más pequeña del mundo…

  • Reinaldo dijo:

    Excelente sensibilidad humana descrita mediante la palabra. Uhmmmm no deseo politizar este escrito, pero este es el verdadero zunzuneo de tan bella expresión de nuestra madre natura.
    Saludos Guille, soy un seguidor de tus escritos desde que por el año 84, todavía un adolescente de solo 12 años, me embriagaba con los acordes de bandas rocanroleras como QUEEN, Zeppelin, Purple, Beatles, The Doors, entre otras.

  • villaclareña dijo:

    Sencillamente maravillada !!

  • Mirta dijo:

    Felicidades Guille “qué demostración de sensibilidad”. Muy buenas fotos.
    Éxitos en el futuro

  • guinero-bayamés dijo:

    ME ALEGRO GUILLE QUE SIGAN APARECIENDO TUS COMENTARIOS AQUI EN CUBADEBATE, CUANDO ESCRIBISTE SOBRE FORMELL, ME ALEGRÓ MUCHO SABER DE TI, BONITO TRABAJO SOBRE ESTA PEQUEÑA AVECILLA CUBANA, SE DE UN COLIBRI´, QUE TODO LOS DIAS VISITA UNA PLANTA A LA MISMA HORA EN BUSCA DE SUS FLORES, ES UN DELEITE A LOS OJOS VERLA.

  • emma dijo:

    Bueno Guille nuestra experiencia es con un tomeguín del pinar que tenemos en la casa que se llama Cancaneo, que mi esposo abre la jaula y se deja acariciar la cabeza y se queda tranquilito y la cabecita se le van yendo de lado y como que se duerme, por otro lado todos los días cuando lo ponemos en la ventana del portal empieza a trinar hasta que vemos como van llegando los gorriones callejeros y empiezan a comer por la parte de afuera de su comedero. Nada que los humanos deberíamos aprender un poco de la sensibilidad y la solidaridad de estos animalitos, muy lindo su crónica. Un saludo afectuoso.

  • José Molina Vidal dijo:

    Sr. Guille Vilar;
    Sería tan amable de aclararme si el colibrí es el Zunzun. Gracias anticipadas, y gracias a Cubadebate, Molina

  • Animalia dijo:

    Barbaras las fotos, la fotografía de la naturaleza es espectacular idem a la macro fotografía, y el Zun Zun de película (ojala que el ambiente siga así de limpio para que no desaparezcan y proliferen más, en Playa se ven mucho más) Guille muy bueno tu trabajo (en general). Sobre el alimentador se puede hacer aquí en Cuba (que cosa no hacemos nosotros los cubanos, a lo mejor con un pomo de refresco de plástico y alguna adaptación se le puede dar el almibar ese a los bichos).

    Sí José, Colibrí = Zunzun

  • Animalia dijo:

    Guille, supongo que las fotos tengan tremenda resolución, porque no sacas (editado en photoshop o software similar), detalles del Zun Zun (plumas, ojos, alas, patas, cola). Pues me imagino si le haces el zoom a tus fotos que seguro están a 300 dpi se pueden ver muchos detales pocos vistos que la clásica imagen general del ave mosca.

  • Animalia dijo:

    Según Wikipedia el de la foto es este:

    Colibri coruscans

    Clasificación científica
    Reino: Animalia
    Filo: Chordata
    Clase: Aves
    Orden: Apodiformes
    Familia: Trochilidae
    Género: Colibri
    Especie: C. coruscans
    Nombre binomial
    Colibri coruscans
    (Gould, 1846)

    El colibrí rutilante[2] (Colibri coruscans) es una especie de ave apodiforme de la familia de los colibrís (Trochilidae). Se distribuye por buena parte del oeste y el norte de América del Sur. Es una especie nectarívora.

    Tiene descritas dos subespecies:[3]

    * C. c. germanus – Tepuys del sur de Venezuela, este de Guyana, y zona norte de Brasil adyacente a Guyana.
    * C. c. coruscans – Montañas de Colombia y Venezuela, hasta el noroeste de Argentina y Chile.

  • Cubanita dijo:

    Maravilloso artículo, bellas fotos, hermosos versos, cosas como estas mueven la sensibilidad de las personas, precioso artículo tan serca del día de las madres, sigan ofreciendonos cosas como estás, es necesario que todos apreciemos las grandes bellezas que nos ofrece la naturaleza. gracias.

  • pilonga dijo:

    !Qué maravilloso! me llena de regocijo cuando leo algo así,trato de hacerlo siempre procurándome textos que traten de la sencibilidad humana,de los valores,de lo bello que tiene la vida y siempre busco una oportunidad para leerlos a mis alumnos,porque es tan dura la realidad de la calle,como se agreden las personas en la mínima oportunidad,en un ómnibus,en los mercados,etc y no siempre son los jóvenes.Bravo por tí Gille,sigue deleitándonos con tu hacer.

  • pilonga dijo:

    !Qué maravilloso! me llena de regocijo cuando leo algo así,trato de hacerlo siempre procurándome textos que traten de la sensibilidad humana,de los valores,de lo bello que tiene la vida y siempre busco una oportunidad para leerlos a mis alumnos,porque es tan dura la realidad de la calle,como se agreden las personas en la mínima oportunidad,en un ómnibus,en los mercados,etc y no siempre son los jóvenes.Bravo por tí Gille,sigue deleitándonos con tu hacer.

  • Elena de Holguín dijo:

    Que bueno leerte amigo y saber de ti. A mi jardín acuden espontáneamente los colibríes, una de las ventajas de vivir “en el interior”, pero me gustaría hacerme de un comedero para poder interactuar más con ellos, voy a trabajar más en esto y poder realizarme como Señora de los Pájaros como un amigo común me nombró una vez. Lindo y tierno a un tiempo tu artículo, de vuelta a las raíces después de tanta sangre y barbarie que se lee continuamente en todos los confines del mundo. Dile a Pancholo que una amiga holguinera le manda un guiño. Ah! también muy bueno el artículo de Formell, conmovedor.

  • jose t dijo:

    Guille, si me lee mis respetos para usted, y para los lectores un saludo.
    El desconocimiento que tenemos los cubanos de nuetsra naturaleza nos lleva a cometer errores constantemente, no conocemos ni los nombres de nuestras aves más comunes.
    Esta que fotografió guille y que visita habiotualmente nuestros jardines es un Zun Zun, muy común en Cuba, vive en Cuba y Bahamas, por lo que no es endémico de nuestro país. El Pájaro mosca, el ave más pequeña del mundo, vive en Cuba también pero es más rara y está limitada a pequeás áreas boscosas como la ciénaga de Zapata y las Montañas de Guantánamo, esta sí vive sólo en Cuba. El colibró, propiamente dicho, es un ave de Norteamerica que visita Cuba en invierno como migratoria, pero es algo rara y sólo se ha visto en los bosques de Pinar del Río.
    Los zunzunes son ´relativamente fáciles de atraer a comederos artificiales, o sencillamente se pueden atraer a los jardines sembrando las plantas adecuadas.

  • Josefina Palma dijo:

    En mi casa tengo un bebedero para colibríes y todo el día están bebiendo agua, me ha salido caro estarles comprando agua, hasta este día que me metí al internet si había la posibilidad de uno mismo hacerles el agua endulzada, y sorpresa, que sí, pues de ahora en adelante yo se las preparare, aunque me he dado cuenta que buscan el color rojo y vienen algunas, hasta un nido ellas hicieron y como dos veces al año encuban sus crías, y allí estamos al pendiente, mi esposo les ha tomado algunas fotos, yo particularmente estoy enamoras de estos pequeños colibríes en ocasiones se meten en la casa y batallan para salirse.

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Guille Vilar

Guille Vilar

Reconocido comunicador de la prensa escrita, radial y televisiva cubanas. Fundador y director de A Capella, programa de televisión.

Vea también