Inicio » Opinión, Política  »

Cuba- Argentina: Algo más que relaciones bilaterales (+ Fotos)

2 junio 2013 | 5

Por Santiago Masetti

Foto: Kaloian.

Foto: Kaloian.

Hace 40 años, el Gobierno argentino, de la mano del presidente Héctor José Cámpora, restableció las relaciones diplomáticas con Cuba, a pesar de las presiones de Estados Unidos para aislar a ese país caribeño. Del 25 de mayo de 1973 a la Década Ganada.

Las relaciones cubano-argentinas han atravesado etapas de altos y bajos en las últimas décadas, encontrando el mayor pico de confrontación durante los años noventa, cuando Argentina, como el conjunto de la región en términos generales, estaba bajo el imperio de apogeo neoliberal, y hacía el exterior se expresaba en “relaciones carnales” con Estados Unidos y la mayor de las Antillas se encontraba prácticamente sola, luego del derrumbe de la URSS.

En 1962, Argentina junto el resto del continente, con excepción de México, decidió romper relaciones bilaterales con La Habana, producto de un aislamiento internacional fogoneado por la derecha cubana instalada en Miami y por el propio Gobierno de Estados Unidos.

El 28 de marzo de 1973, el Gobierno argentino decidió normalizar las relaciones diplomáticas, consulares y económicas entre los gobiernos de Buenos Aires y La Habana. El acercamiento efectivo entre las autoridades de ambos países se dio durante la gestión del presidente Cámpora y se materializó con la presencia del presidente cubano, Osvaldo Dorticós, durante la ceremonia de asunción del candidato ganador por el peronismo en la formula que llevó el FREJULI y resulto triunfadora en marzo de ese año.

Fue significativa la participación de Dorticós en la conmemoración del cuarto aniversario del Cordobazo, el 29 de mayo. Desde la mañana, miles de personas desfilaron por las calles de esa ciudad en medio de una algarabia generalizada. En un escenario improvisado, los oradores principales fueron el gobernador de Córdoba, Atilio Lòpez; el referente del sindicalismo combativo, Agustín Tosco; representantes de las organizaciones políticas de la época y el primer mandatario cubano, quien, en una corta intervención se refirió a ciertos hechos históricos trascendentes, que hablan de la cercanía entre ambos países. “La vinculación de nuestro héroe nacional, José Martí con la Argentina. Y nos une además un ciudadano de Argentina y de Cuba, Ernesto Che Guevara“, dijo entonces Dorticós.

De la multitud se oía “Cuba y Perón, un solo corazón” o ”Cuba, del brazo de nuestro Cordobazo”, en clara sintonía con los festejos por la asunción de un nuevo gobierno y el final de largos años de dictadura.

Los lazos diplomáticos con Cuba se reanudaron, oficialmente, el 28 de mayo, a través de una declaración conjunta firmada por los cancilleres argentino y cubano, Juan Carlos Puig y Raúl Roa García.  De esta manera, Argentina se convertía en el tercer país latinoamericano en reasumir relaciones con la Isla; anteriormente lo habían hecho Chile, en 1970, luego de asumir Salvador Allende la presidencia, y Perú, en julio de 1972, durante el gobierno de Juan Velasco Alvarado.

El reconocimiento diplomático argentino al gobierno de Cuba era una decisión tomada  con el fin de concretar varios objetivos, entre ellos estaba presente la ruptura del bloqueo impuesto por Estados Unidos desde 1962, posicionando a la Argentina en la búsqueda de un liderazgo regional. Ambos países conformaron una sociedad comercial sin barreras ideológicas; y  avanzaron en la emisión de una especie de “póliza de seguros” mutua: el gobierno argentino se aseguraba una cobertura contra el riesgo de acciones guerrilleras, y el cubano contaba con el respaldo de las autoridades de Buenos Aires frente a nuevas sanciones de la OEA, o la continuidad de las existentes.

El 4 de agosto de 1973, durante la presidencia provisional de Lastiri, el ministro de Economía argentino José Ber Gelbard anunció el otorgamiento de un crédito de 200 millones de dólares a Cuba. Se trataba de un préstamo anual por el término de seis años, lo cual significaba un monto total de 1.200 millones de dólares, y permitía al Gobierno cubano adquirir maquinaria liviana, sobre todo del sector automotriz y agrícola, proveniente de empresas radicadas en la Argentina que no podían ser adquiridas por La Habana en otras plazas hegemonizadas por Estados Unidos, a causa del bloque.

Durante los gobiernos de Cámpora, Lastiri y Perón, Argentina reclamó en numerosas ocasiones la reincorporación de Cuba al sistema interamericano, a través de diversos vías multilaterales. En sus intervenciones en la Sexta Sesión Extraordinaria de la Asamblea General de la ONU en Nueva York y en la Tercera Asamblea General de la OEA en Washington, en abril de 1974, el canciller Alberto Vignes criticó las sanciones contra Cuba impulsadas en 1962, calificándolas de “rémora” para los países latinoamericanos, una situación anormal que no tenía sentido en un contexto mundial caracterizado por el pluralismo ideológico.

Con la muerte de Perón, en julio de 1974, y la renuncia de Gelbard en octubre de ese mismo año, el entonces secretario de Agricultura y Ganadería, Carlos Emery, decidió en noviembre interrumpir los envíos a la mayor de las Antillas, sin otorgar ninguna explicación respecto de las razones que impulsaron tal medida, cerrándose una nueva etapa bilateral que tardaría en llegar.

DICTADURA

Con la llegada a fuego y sangre de la dictadura cívico-militar, las relaciones bilaterales entre ambas naciones se mantuvieron congeladas y dentro de la “normalidad” protocolar.

El 9 de agosto de 1977, son secuestrados por una patota integrada por cuarenta miembros del ejército argentino, los funcionarios de la Embajada cubana, Jesús Cejas Arias y Crescencio Galañena Hernández,  junto a otros cuatro jóvenes argentinos,  a escasa distancia de la sede diplomática, la que fue víctima de varios atentados, incluyendo un intento de asesinato contra el embajador, operaciones inscriptas en el Plan Cóndor.

DEMOCRACIA

Con la llegada al gobierno de Raúl Ricardo Alfonsín en 1983, se abren una vez más los intercambios bilaterales con Cuba y durante toda la década del 80 los convenios de colaboración comercial sobrepasaron los 100 millones de dólares, marcando la época dorada de las relaciones bilaterales entre ambos países.

Con el arribo de los noventa, el fin de la historia y el neoliberalismo globalizador a escala mundial, las relaciones entre ambas naciones hermanas se vieron una vez más afectadas

La crisis económica que sufrió la nación sudamericana en la década del 90 provocó otra etapa de estancamiento de los lazos entre Cuba y Argentina en el plano económico, según cifras del INDEC, en 1995 el valor de las exportaciones argentinas a Cuba se redujo en casi un tercio con relación a 1989. De 187 millones de dólares en exportaciones en 1989, la cifra descendió a 65 en 1995, a pesar que Argentina aumentó (en casi 6 veces) el monto de sus importaciones desde la isla en igual período; especialmente en productos farmaceúticos y biotecnológicos.

El punto más conflictivo de las relaciones se dio cuando el canciller argentino del gobierno de la Alianza, Adalberto Rodrigeez Giavarini, votó contra Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de Ginebra en el años 2000, continuandocon la política de alineamiento automático con los Estados Unidos, que siguió el gobierno menemista, y contradiciendo los postulados programáticos de la Alianza que planteaban una política exterior independiente y otorgaban prioridad a la relación con el Mercosur.

El líder histórico de la Revolución cuabana, Fidel Castro, no tradó de tildar a aquella gestión de “lamebotas de los yankees”, ocasionando que la sede diplomatica argentina en la Habana quedase sin embajador hasta medidados del 2002.

LA DÉCADA GANADA

Con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia, el 25 de mayo de 2003, se abría una nueva etapa en las relaciones argentino-cubanas y otra vez ese mismo día un presidente cubano acudia a la ceremonia de asunción de un nuevo mandatario argentino.

Fidel Castro en un discurso que dio en las escalinatas de la Facultad de Derecho de la UBA, subrayó “ustedes han hundido en la fosa del Pacífico al símbolo del neoliberalismo”, en clara referencia a las pasadas elecciones presidenciales donde resultó ganador Kirchner y Carlos Menem decidió no presentarse a o sufragios.

En el discurso de asunción al cargo, Kirchner sentó las bases de su gobierno marcando las diferencias con las décadas pasadas “los ochenta exigen la preservación del estado de derecho por lo tanto se pone el acento en el mantenimiento de las reglas de la democracia, los noventa suma la obtención de avances en materia económica y su éxito se basa en las ganancias de los grupos más concentrados de la economía y la magnitud de las inversiones especulativas. Ahora es el Estado el que debe actuar como el gran reparador de las desigualdades sociales y viabilizar los derechos constitucionales siendo la integración latinoamericana un proyecto regional”, afirmaba.

El proyecto social interno y regional de Kirchner encontró su continuidad en la gestión de gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner quien ha manifestado, en materia de integración que “la independencia y el crecimiento de la región están fuertemente atados al proceso de integración y si eso antes fue un desafío, ahora es una necesidad estratégica”

En el 2006 se celebró en Córdoba la Cumbre del Mercosur de ese año, a partir del convenio denominado “Cuatro más Uno” que tienen Cuba y ese mecanismo de integración regional, que contó con la presencia por tercera vez, de manera oficial, del líder de la Revolución cubana.

Durante el mandato de Cristina, se realizaron dos visitas a La Habana, la primera en enero de 2009, cuando los cubanos conmemoraban el medio siglo de Revolución, y la segunda el pasado mes de enero, cuando se reunión en privado con el líder revolucionario Fidel Castro y con su homólogo Raúl Castro.

Cabe desatcar que en la mayor de las Antillas se han graduado más de 1200 estudiantes en Universidades cubanas y los programas “Yo sí puedo” alfabetizó a más de 24 mil argentinos y la  “Operación Milagro” le devolvió la visión a más de 300 personas.

Foto: Kaloian.

Foto: Kaloian.

_DSC1875

Foto: Kaloian.

Aniversario 203 concierto de revolución de mayo fotos Kaloian (35)

Foto: Kaloian.

_DSC9494

Foto: Kaloian.

Copia-de-DSC_1213

Foto: Kaloian.

Foto: Kaloian.

Foto: Kaloian.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Iknow dijo:

    Muy buenas fotografias, me interesaria ver mas obras tuyas… mi email es alexanderhavarro@gmail.com… si puedes escribirme nos ponemos en contacto, seria una buena experiencia

    saludos

  • llaura beatriz pola dijo:

    siempre digo lo mimsmo Argentina como otros países tienen un adeuda infinita,, porque Cuba tuvo y tiene que bancarse un bloqueo,, y aquii estuvieron todo,, cuando tuve las oportunidades de visitar Cuba,,me pareció algo,,, que no se puede decir: . un países solo pudiendo vivir solo de ellos ,, valientes cubanos

  • Aroldo dijo:

    Los trabajos de Kaloian siempre son muy buenos, gracias por todo amigo.

  • Rosa C. Báez La Polilla Cubana dijo:

    Un abrazo, Kalo, siempre genial para no variar… Oye, ese de la calle… ¿No es el Eladio, Toto, del Museo del Ché en BAires??

  • MAXI dijo:

    BUENAS! LES ESCRIBO DESDE ROSARIO, ARGENTINA. ADMIRO MUCHO A SU PUEBLO Y A SU HISTORIA. IDOLATRO TANTO A FIDEL COMO AL CHE. LLEVO UN TATUAJE CON SU NOMBRE. QUIERO ACLARARLES QUE EL GOBIERNO DE NUESTRO PAIS NO TIENE NADA QUE VER CON EL SUYO. ES UN GOBIERNO POPULISTA DE DERECHA DISFRAZADO DE POPULISTA DE IZQUIERDA. ESTE GOBIERNO ES EL MAS CORRUPTO DE LOS ULTIMOS AÑOS. SOSPECHADO DE LAVADO DE DINERO, TRATA DE PERSONA, CORRUPCION POR CADA RINCON QUE ELLOS OCUPAN. POR CULPA DE ESTOS MANDATARIOS LOS CHICOS MUEREN DE HAMBRE Y ENFERMOS. POR FAVOR NO ES LO QUE PARECE. NO ADMIRAN AL CHE, NI A FIDEL NI A MARTI, NI A CHAVEZ.
    LOS DESPIDIO CON UN ABRAZO REVOLUCIONARIO!

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera

Kaloian Santos Cabrera es fotorreportero, colaborador de Cubadebate. Trabaja en Juventud Rebelde.

Vea también