Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Fin de año a golpe de reguetón

| 162

regueton-cavernicolaDesde hace unas semanas, unos vecinos están ensayando lo que seguramente será el ambiente sonoro de sus fiestas de fin de año. Y no uso el plural por descuido: estoy convencido de que será más de una fiesta, o sea, se convertirá en algo que durará más de un día, con muchas horas en cada ocasión. Porque ya se sabe que, pese a las dificultades, somos un pueblo esencialmente alegre, extrovertido, gregario y nos encantan las fiestas.

Incluso si no tenemos motivos para hacerlas. Pero, sobre todo, nos gustan muchísimo si las personas que viven en nuestro entorno se enteran de que estamos en jolgorio. Y no hay mejor método para conseguir ese conocimiento que atronar a esas personas (a las que nunca se les pregunta si quieren "participar" de la "actividad") con música. Y la música festiva en la Cuba contemporánea no puede ser otra que el reguetón. ¡Así que vamos a divertirnos a ritmo de reguetón!

Justo alrededor del reguetón y de la diversión buscada a toda costa, se han producido al menos dos acontecimientos significativos en las últimas semanas. Uno terminó con sangre, cuando un grupo de jóvenes adictos a ese género musical, al parecer descontentos con la música que se le ofrecía por parte de unos trasnochados trovadores, exigieron de tal modo el cambio de melodía que las cosas escaparon de control y hubo peleas y heridos que terminaron siendo atendidos en un hospital.

El otro, según he leído, es un video que circula por el país con la actuación de dos reguetoneros famosos, de los más seguidos y escuchados en Cuba, que como parte de su multitudinaria actuación, suben al escenario a una joven discapacitada y practican con ella un juego erótico en pleno escenario, mientras repiten: "Tu sabes que estamos locos, tú sabes que estamos mal"..., siempre según la versión que he leído y que me atrevo a creer.

Estos dos botones de muestra de los extremos a los cuales llega el ambiente que se puede crear alrededor del reguetón y el hecho de que en muchos barrios de La Habana, aunque no estemos interesados en oírlo, tenemos que oír reguetón, hablan del arraigo, persistencia y los modos en que se puede revelar la preferencia por el referido género, dicen que musical.

Pero no nos llamemos a error. El reguetón en sí no es el culpable de lo que ocurre a su alrededor, pues ni siquiera se le puede culpar de que por su capacidad musical haya calado, del modo en que lo ha hecho, en el gusto de jóvenes -y no tan jóvenes- moradores de la Cuba de hoy. Porque el reguetón, en sentido estricto, no es una causa, sino una consecuencia. Y cuando se le analiza, en tanto fenómeno social, muy poco se habla de las verdaderas razones que lo aúpan y provocan las emanaciones, incluso violentas y lascivas, que se producen en su cercanía.

Como cualquier manifestación artística de gran alcance en el gusto de un colectivo, el reguetón es la expresión de una coyuntura social, política y económica de la cual germina y a la cual, digámoslo así, le da rostro y voz. Más o menos lo mismo que ocurrió hace veinticinco siglos con el teatro entre los griegos, o hace cuatro en la Inglaterra isabelina de Shakespeare y compañía, o, para no ir más lejos, hace apenas media centuria con la beatlemanía. El gran éxito de público de estas manifestaciones artísticas respondió a necesidades espirituales y circunstancias sociales que encontraron en determinadas formas de quehacer cultural una forma de encausar sus expectativas y su entendimiento del mundo al cual sus consumidores y creadores pertenecían y expresaban.

Como mismo los "narco-corridos" mexicanos son frutos de la realidad del narco tráfico, el reguetón cubano es el hijo menor de la crisis económica y social, que se convertiría en una crisis de valores, que explota en la Cuba de la década de 1990 y por varios años redujo las expectativas del país y de la gente a la más dramática y elemental lucha por la supervivencia. La generación que nace y crece en esos años, tiene una primera comprensión del mundo en ese ambiente oscuro, caluroso, empobrecido, del que nunca hemos vuelto a salir del todo. Son los años en que se disparan las ansias migratorias de cubanos y cubanas- luego del período de calma que siguió a la tempestad de El Mariel, 1980-, que se concretan por las más diversas vías y que engloban a todas las generaciones; los años en que se rompe el equilibrio entre salario y economía doméstica; en que se quiebra la pretendida estructura monolítica e igualitaria de una sociedad y comienza a producirse un distanciamiento de posibilidades, con personas que, no solo por su trabajo -o casi nunca por su trabajo- consiguen tener otras satisfacciones para sus necesidades; en la que los discursos y la realidad también se distancian; los años en que resurge la prostitución como empeño económico y en los que, por cierto, algunos timberos imprimieron sabor a sus actuaciones prometiendo recompensas en metálico... y unos jóvenes, hijos de todos esos y otros muchos traumas, comienzan a manifestarse de manera natural y propia. Una manera que, en lo económico y lo social, se mueve hacia la fatuidad y lo visible -formas de vestirse, de agredir el cuerpo con piercings, tatuajes y el consumo de drogas, con el uso de celulares cuyo funcionamiento supera las posibilidades reales (que no sé a estas alturas cuáles son) de casi todos los cubanos, con la exhibición de símbolos religiosos durante años estigmatizados y, por tanto, ocultados, etc.- y en lo espiritual y lo cultural hacia lo agresivo, lo discordante, lo que niega algo: y en ese territorio vino a caer, como semilla propicia, el ritmo del reguetón y su poética -si pudiera calificarse así.

Se me podrá argumentar -y con razón- que no toda la juventud cubana de estos tiempos se expresa y siente de esa manera. Pero no es posible negar que muchos jóvenes sí lo hacen y que ya hoy esas actitudes son (o deberían ser) una preocupación, más que social o artística, definitivamente política. Porque lo que encarna y se manifiesta a través de expresiones como el reguetón y otras cercanas a él, en su espíritu e intenciones, no representa solo un deseo generacional de distinguirse y encontrar su espacio en el mundo: constituye, por sus connotaciones, un síntoma de descomposición.

Cuando se clama por soluciones drásticas, como el control de lo que se difunde y promueve por los medios -recuerden la historia del "Chupi-chupi", revitalizada por los sucesos violentos de hace unas semanas-, apenas se está tratando de atajar una consecuencia -y creo que sin demasiado éxito. Resulta para mí evidente que la mirada debería dirigirse más hacia las causas, que están aferradas a un estado social y económico que no ha conseguido devolver una lógica a las relaciones entre los individuos y a sus vías de expresión y realización.

Las que suelen llamarse "indisciplinas sociales" -entre las que casi nunca, por cierto, se incluyen manifestaciones como ese espíritu festivo que a algunos ciudadanos nos está agrediendo con toda su intensidad en este fin de año- solo son brotes de una inadaptación social provocada por la ruptura de ciertos equilibrios.

Recuperar esos equilibrios no será fácil, pues no se logrará solo con decretos, sino que se necesitan acciones que acerquen más a la política y a la realidad, a la economía y a la vida, porque de lo contrario la realidad y la vida seguirán moviéndose por sus caminos, que a veces pueden ser turbulentos, bulliciosos y discordantes... bueno, como un reguetón reproducido a todo volumen a las dos de la madrugada.

(Tomado de IPS)

Se han publicado 162 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Los cubanos somos ritmicos dijo:

    SILVIO DIJO...

    Comentario tomado del blog Segunda Cita

    Kinka, creo alguna vez he dicho que el reguetón (el hijo más vapuleado de la cultura del hip-hop) es resultado, entre otras cosas, de la masificación de la tecnología. Este tipo de música es posible por la proliferación de programas de hacer ritmo y melodías, y por la posibilidad de, después, registrar y reproducir cierto "producto musical" con las también muy asequibles grabadoras, quemadores de CD y DVD, etc. La expansión que menciono ha sido como poner "la industria" en manos de a los que no les quedaba más remedio que ser consumidores. Y otro tanto ha pasado con la fotografía…

    Pero la incomodidad manifiesta del Premio Nacional de Literatura 2012 sospecho que está más motivada por la invasión de su espacio privado sonoro que por el género musical en sí mismo. Y en tal caso la verdad es que no tendría más remedio que darle la razón. Porque no hay que vivir en Mantilla para que cualquier mañana, tarde, noche o madrugada lleguen hasta tu cama o rincón de trabajo sonidos indeseados y francamente perturbadores.

    Es una fea costumbre que hemos ido adquiriendo los cubanos, poco a poco, porque me consta que cuando yo era chiquito no era así. Y es un asunto que se ha denunciado a veces en nuestra prensa, pretendiendo encontrarle soluciones, pero cuando el 95% de una población hace una cosa y sólo el 5% prefiere otra, ese grupúsculo que somos el 5% venimos a ser menos que nada. Mucho más si a los que pueden legislar y cambiar las cosas no les pasa, o no les importa.

  • Ana Carla dijo:

    Buen y presumible presumible articulo, como joven a mis 23 años siento que la vida es toda mágica y la música suele ser un umbral donde habilitamos conexiones entre sentimientos, un vehículo para el socializar, ganar nuevos amigos con motivos comunes y mucho mas. Me siento en la obligación de compartir con todos , que en Cienfuegos hay un chico ( Yoni Alma ) que hace una muisca instrumental celestial, va transitando con vigorosidad y frescura géneros desde lo más clásico hasta lo mas actual y se apoya en pianos, ordenadores y imagines a través de una pantalla proyectando audio visuales, que el mismo crea bajo su autoría. En este Link: http://www.perlavision.icrt.cu/index.php/cultura/73-cultura/8642-musicalizan-leyendas-de-cienfuegos-
    Pueden apreciar lo que hace y que con gran orgullo de cubano natural 100 por ciento, el defendiendo nuestra identidad cultural, nuestros valores, nuestras raíces. Para ser mas autentico y cubanos…

  • @ny dijo:

    …El reguetón, en sentido estricto, no es una causa, sino una consecuencia…
    Muy buen artículo, MAGNIFICO, y TOTALMENTE DE ACUERDO con el autor; de hecho, en mi tesis de diploma también reflejo estas conclusiones, una de ellas: “La implicaciones de este género no corresponden solamente al campo musical, sino que su éxito y rasgos están profundamente conectados con valores emergentes en la sociedad cubana, expresión de la continuidad de una crisis que tiene relación no sólo con problemas económicos y educacionales sino también con un cambio cultural que está ocurriendo en los modos de vivir el sentido de lo social.”

  • Zugor Seg. dijo:

    Esto dice un comentario, que lo dijo Silvio. Tanto si es el legendario trovador Silvio Rodriguez, como si es otro Silvio, mis respetos, peroooo...

    No es mentira alguna que el regueton, el hijo más vapuleado de la cultura del hip-hop, independientemente de "la expansión que ... ha sido como poner “la industria” en manos de a los que no les quedaba más remedio que ser consumidores", esta ahora siendo vapuleado, vilipendiado y ultrajado por una claque de "arribistas", vividores, egocéntricos, prepotentes impotentes, y todo ello permitido, es cierto, por otra claque de funcionarios que por las causas que aduzcan, son cómplices de tal atrocidad que se vive no solo con este tipo de musica, sino de los videos clipeses, y otros etcéteras, no menos atroces.

    Hace rato no se utiliza la frase de penetración cultural, ¡y sin embargo es lo que esta ocurriendo en ese segmento de nuestra Cultura! El esnobismo, la banalidad, la jactancia de lo que "ellos tienen" y otros no, restregándoselo en la cara mediante la televisión a los demas, el exhibicionismo impúdico en TV y donde se les ocurra, en fin la estupidez, aunque bien retribuida.

    El regueton es un exponente fiel de ello. Ejemplos: la proliferación de "magníficos" que son unos bodrios, "voces" que no lo son, "chacales" que son simples coprófagos (comem...das, para que lo entiendan bien), "dictadoras" que dan asco y pena. Y todos, y cito de una información dada por Cuba noticias sobre la suspensión del “chacal” que debió ser hace rato, “en el apogeo de su carrera y se encuentran entre los cantantes más solicitados por la juventud cubana”. ¡Mentira, pura mentira justificadora de los que saben que se les fue de las manos por incapaces y débiles, y mentira conveniente echada a rodar por quienes viven de esos “fenómenos lastimosos” que dañan al regueton, la cultura cubana, la tranquilidad ciudadana, y hasta le “arrastran el ala” al enemigo mediante la promoción de la desobediencia civil disfrazada de “•estilos de ¿artistas?”, excentricidades de la farándula, queriéndose poner por encima de las leyes y la sociedad!

    Mentira que son los más solicitados por la juventud! Son solicitados por una parte de la juventud, permeada por la chabacanería y el facilismo, por falta de educación adecuada de sus padres, la escuela y los medios de difusion y quienes los dirigen (¿hacia adonde, con esos “truenos”?).

    Remitirse al articulo de Oni Acosta Llerena, muy acertado y correctamente expuesto.

    Si es incomodidad de Padura, tambien es legitima y no resta en nada su analisis hecho del fenomeno.

  • No más restregón dijo:

    Felicidades Leonardo Padura Fuentes, pocas veces se ve un tema tan alabado y agradecido por los lectores…
    Albert: buena solución… para que entiendan que existen gustos diferentes y sientan en carne propia cuanto molesta oír su “música” preferida fuera de su espacio particular…

    Al parecer solo los ignorantes, ciegos seguidores de este género piensas que son el 90% pues en este debate no hacen ni el 1%... y en el mundo (planeta tierra) menos del 1% y digo ignorantes no por ofender sino por definir, pues para gustarle una canción que diga “quimba pa’ que suene ssssssss haaaaaaaaa”… (Estuve obligado en a tragármela en la guagua) tiene que ser algo cercano a retrasado mental solo es comparable con poner una película pornográfica en público…

    No se trata de quemar los discos o patearlos (que no estaría mal) se trata de lo que es razonable: prohibido ponerse para menores de edad, escuelas primarias, ómnibus, medios de difusión masiva, hacer una campaña de censurar pues si COMERCIALIZAR Y LUCRAR con pornografía está prohibido vender discos de ciertas letras debe estarlo también. Pues somos una sociedad que se llama culta y al paso que vamos, seremos una sociedad tan corrupta como el peor de los países de América latina…

    Estas letras no solo son molestas a los oídos, antieducativas y deplorables, ESTÁN FORMANDO A UNA GENERACIÓN que ve natural que las mujeres sean objetos, que trabaja una semana para gastárselo en una noche, que ve relevante y natural ser delincuente o prostituta.

    Si la generación que se formó con SIRVIÓ RODRÍGUEZ, PABLITO MILANÉS, LOS VAN VAN Y OTROS MUCHOS mantuvieron y progresaron el sistema de gobierno de Cuba (LA REVOLUCIÓN) los que escuchan ciertas letras de reggaetón… LO QUE QUIEREN ES UNA SOCIEDAD DE CONSUMO Y SIN VALORES MORALES en sentido contrario a los países progresistas de nuestro continente (muchos ni se dan cuenta para donde van y otros lo hacen a propósito).

  • GRETA GARBO dijo:

    fELICIDADES PADURA POR ESE MARIO CONDE QUE NOS HAS DADO TU Y DANIEL CHAVARRIA SON MIS PREFERIDOS .
    AHORA ABAJO EL REGGETON NO TANTO EL GENERO SINO AQUELLOS QUE HACEN DE EL LO MAS CHABACANO Y SUCIO

  • osvaldo dijo:

    Zugor Seg tiene toda la razón, por eso es que en los conciertos de los reguetoneros no va nadie, no invente que a la mayoría de la juventud si le gusta el regueton, no ver eso es meter la cabeza en un hueco, por cierto que edad usted tiene, sale con grupos de jóvenes los sabados por la noche, se sienta en los parques para oir su opinión, digo, sino como saca esas conclusiones arbitrarias y ciegas.

  • Alexander Santos dijo:

    Yo tengo mi opinion acerca de las letras de las canciones de regueton y porque son tan obsenas y es que los jovenes que tienen estudios, los univesitarios, los trabajan etc no son los que asisten a los lugares donde se presentan estos grupos. No son los que tienen el dinero para costear una entrada a los espectaculos de esta musica.
    A esos eventos quienes van? jineteras, proxenetas gente de calle que para llegarles a ellos hay que hacer una musica que haga alusion a su mundo y salen to los temas barbaros esos del Chacal y Yakarta, de Osmani garcia, y de muchos otros reguetoneros que quieren relucir y pegarse a costa de letras burdas y en gran medida groseras.
    otra cosa hoy cualquiera es DJ cualquiera llega con ¨Dinero¨ y compra unos equipos de Musica y en un local de recreacion empieza a poner musica sin saber de los que esta haciendo porque creen que poner musica en una Disco es pochar cualquier tema y decir cuatro coros obseno por el microfono. Cuando lo primero que tiene que hacer un DJ es conocer de musica saber mezclar generos.
    El Arte de poner musica aqui en nuestro pais esta en pañales y es algo que tambien atenta contra la buena musica y que tiene a favor el ya muy gastado regueton.
    Salu2

  • ACB dijo:

    Muy bueno el comentario de Oscar, que es de los primeros que leo que tiene sentido y que me lleva a escribir aquí para apoyarlo, pues la mayoría de los que leo son simples criticas sin fundamentos o soluciones, como estamos acostumbrados los cubanos, criticamos, machacamos, pero no damos soluciones, no esas que se ocupe otro de resolverlas, porque como bien dice Oscar, algunos de los críticos que hablan aquí saben cuánto cuesta un concierto en la casa de la música de una orquesta popular bailable y cuánto cuesta un concierto de un reguetonero de los famosos? por ejemplo una orquesta de salsa en la casa de la música no baja de 25 Cuc por persona, sin embargo todos los fines de semana te puedes encontrar ofertas de conciertos de reggaetón por solo 5 Cuc, a donde piensan que van a ir los jóvenes? hasta cuando cantan en la tropical que es en MN las orquesta de salsa siempre son más caras que las agrupaciones de reggaetón, además todos hablan de quitar, de abolir y bueno, cuando se acabe el reggaetón y cierren todos los centros nocturnos con que se va a divertir la juventud? porque el reggaetón simplemente lo que vino a cubrir un déficit que ya existía de antes de empezar de lugares recreativos donde la juventud pudiera irse a divertir, simplemente se aprovechó de esa ausencia, porque si, para los eruditos la vida puede ser muy buena encerrados en la casa, leyendo libros y escuchando música clásica, pero como ya a esta altura está probado de que no todos somos iguales, ni de pensamiento, ni económicamente, no puedes esperar que una persona que se pasa todo el día luchando en el trabajo, después en una guagua, quiera sacarse toda esa energía negativa leyendo un libro o escuchando una ópera o como decían por ahí una canción de Decemer bueno , Erick Sánchez ,Frank Delgado, Silvio ,Pablo ,Varela, abra algunos que sí, pero como dije no todos somos iguales y cada cual debe respetar su espacio, a que haya personas que no lo respeten, no por eso vamos a meter a todo el mundo en el saco, porque si no habría que decir lo mismo de esas otras personas cultas, porque me he topado con casos de personas con música de la década a todo volumen y hasta tantísimas horas de la noche, por no decir los amantes del bolero que después que te ponen un recital hasta las tantas, entonces después vienen los gritos de cotorra cuando se ponen a descargar a las 2 de la mañana con una guitarra, así que la indisciplina social es de todas partes, en cuanto a lo que dicen que el baile del reggaetón es pornográfico, bueno, es el mismo baile que se bailaba con las orquestas de salsa, porque si recuerdan bien algunos olvidadizos como se bailaba la salsa cuando no se bailaba una rueda de casino y se bailaba con una muchacha sueltos, verán que es el mismo baile del reggaetón, así que estamos bailando pornográficamente desde hace años antes del reggaetón, las letras de las canciones, eso es como en todas las músicas, estoy seguro que a todos esos que se sienten ofendidos con algunas letras y piden la vindicación de la mujer, no se ofendieron cuando el tosco canto lo de que tú eres una bruja, una loca sin sentimiento, o cuando la charanga canto, búscate un temba que te mantenga y si sigo por ahí hasta a algún bolerista le saco su letrica, al final es simple cosa de la moda y del momento difícil que se está viviendo, así le paso al rock que si era música del enemigo, que si eran unos hombres de las cavernas los que las escuchaban, después el rap, que si todos eran ladrones, asaltantes y ahora el reggaetón, que simplemente nos gusta estigmatizar a todos y sentirnos los más limpios y decentes, de que no se debe tapar el sol con un dedo es verdad, porque hay muchas canciones de reggaetón que dan grima y son un bodrio y para que vean precisamente las más bodrio no son las que salen en la radio o en la televisión, sí que son las que andan de celular en celular de cada muchacho, así que de nada vale que las prohíban en la radio y en la televisión y en todos lados, porque el reggaetón nació en la calle y se difumino en la calle, gracias a las tecnologías de hoy en día, quieren hacer algo, hacer la diferencia, no critiquen más para hacerse los santos y den soluciones, harban una casa de la música de la trova, hagan que los grupo de salsa no cobren esos cover abusivos, creen más lugares donde los muchachos se puedan reunir a conversar de sus temas y sus inquietudes, la represión nunca resolvió nada, sino que aumento el problema, cuando los Beatles estuvieron prohibidos estoy seguro que muchos de los que ahora se quejan los escucharon aun así, piensen y recuerden de cuando sus padres o abuelos les decían que la música que ustedes escuchaban, rock, rap o salsa era un bodrio que la de su tiempo si era poética el caso que ustedes les hacían, así se lo harán sus hijos si entran con prohibiciones y no con propuestas interesantes que les atraigan y al final el reggaetón pasara, cuando salga otro ritmo, como paso todo género, así que hasta la próxima generación que nos traerá algo diferente, lo que hay que ver si mejor o peor y no todos los grupos de reggaetón son malos, si no miren a Gente de Zona que es uno de los grupos que ha puesto en grande la música cubana en el mundo, Kola Loka con sus letras de doble sentido y campechanas, William el magnífico que creo que tiene una propuesta bien diferente y excelente de lo que es el reggaetón actual, como todo, hay siempre alguna pifia, pero como dicen nadie es perfecto y el que se crea lo crea es el primero con grandes problemas.

  • Jorge Leandro dijo:

    Luis Guillermo:

    ¿Prohibir el reguetón? No sé si lo harán, creo que será un error como los taaantos que ya se han cometido.
    Deberían leer la entrevista que se le hizo a Israel Rojas, director de Buena Fé, a continuación cito un fragmento :
    "La poética urbana ha cambiado, es poco sabio tirarle a eso un rasero literario cual si estuviéramos en el siglo pasado. No creo que los ritmos tengan la culpa, el reguetón no es ni bueno ni malo: es un ritmo, una manera de hacer bulla que puede, en algún momento, llegar a ser música si los creadores que están detrás se lo toman en serio."
    La guerra no se puede emprender contra un género solo porque no nos guste o porque sus representantes dejen muchísimo que desear en sus letras, eso es poco estratégico.

  • Yasniel Cruz dijo:

    Creo que no se puede satanizar al genero, pasaría como con la Ley seca en EUA, a mi me gusta Cola Loca y su Cachito. algunas canciones de Gente de Zona, al final para descargar en una fiesta está bien. Pero si creo que se podría formar un cuerpo de INSPECTORES MUSICALES, que pasen por la calle y le pongan una multa al que este poniendo obsenidades a un volumen que supere las barreras de su privacidad, yo veo ese tipo de reggeton como la pornografía. Ahora esos inspectores tendrían que empezar por los carnavales, por las fiestas de muchos organismos, escuelas, organizaciones de masas. A veces he oido esa música en lugares donde hay dirigentes de este país, o es que ciertos dirigentes tienen un nivel cultural aproximado a los reggetoneros.
    Todo el proceso de revolución cultural, de batalla de ideas, de universalización, donde se queda.

  • eaev dijo:

    lo insoportable del regueton no son las malas palabras, ni la falta de poesía, pues en unas puede haber (¿por qué no?) de la otra. Lo insoportable del reguetón es la obviedad, la falta de espíritu -aunque sea espíritu diabólico- y de inteligencia, naturalmente.

  • TECATE dijo:

    Esta para echarlo todo al restragón en el fogón no sirve ni para limpiar con el betún inventao por favor,mediten deformas todo alrededor,naufraga en el pantano de la mediocridad,es inculturoso detractor,respecten a los niños,y demás personas que oyen a menudo sus mensajes sin sentido por favor no estoy atacando su invensiones pero reflexionemos para que se den cuentan de lo que estamos haciendo

  • mirthad1 dijo:

    Recuerden que el requisito fundamental para ser reguetonero es tener - MENOS DOCE GRADO..

  • A dijo:

    Un texto muy lúcido. Mucho más que el que la Dra. María publicó en Granma (o Granma le publicó a la Dra. María), en que desde una perspectiva muy 'teórica' se trataba de hacer un llamado a la cordura musical y a la consciencia de los individuos, cuando la cuestión era la 'dignidad humana'. Padura - como buen escritor - dijo lo que era evidente, pero nadie parecía volcar en palabras: el reguetón es fruto de una ÉPOCA (era si se quiere) y que, como mismo dice, no es de las más edificantes.

    Ahora, por qué, si el reguetón es casi de una industria paralela, de un super-y-todopoderoso-mercado-negro, se hacen fiestas como la de hace varios domingos en el Parque Mariana Grajales (¡nada menos que ahí!).

    Las paredes de los edificios circundantes literalmente RETUMBABAN ante los megatones de potencia de las vocinas (para otras cosas no habrá, pero para reguetón sí). Dos días seguidos. Hasta las 12 de la noche (empezando desde las 3 y pico a 'probar audio'). Edificios recién reparados. No hay que tener un doctorado en física, para saber que las reverberaciones sonoras inciden negativamente en las estructuras.

    No sé francamente dónde terminan las fronteras entre el interés individual y colectivo (que sería la supuesta necesidad mayortiraria de diversión), porque como reza un principio jurídico: donde empieza mi derecho, termina el tuyo (moraleja, si yo no soy consumidor de reguetón, no deberían obligarme a consumirlo, incluso por una 'mayoría', pues las libertades no se deben ejercer, lesivamente, en perjuicio de los demás...)

    Obviamente la solución no es 'prohibir', porque al final, a ellos no les hacen falta los mecanismos oficiales para producir, pues ellos se desarrollaron, justamente, por no hacer uso de esos mecanismos. ¿Pero qué queda entonces...? ¿Hacer cruzadas desde medios que ellos - los reguetoneros y sus fans - no solamente no leen, sino que les importan tres pepinos?

    El otro día el presidente del ICRT declaró enfático que no se daría cabida a reguetones que incidieran en la dignidad femenina, pero la pregunta es... ¿Y QUÉ? ¿Acaso necesitan del ICRT para difundirlo?

  • osvaldo dijo:

    ACB cuidate eres un cuerdo entre muchooooooooooooos locos.
    Por cierto abordando en lo que dice ABC, el tango es un baile mil veces más físico y senxual que el reguetón y halla en Argentina es todo un fenomeno y cuenta con gran fama internacional.

  • isx dijo:

    NO ESTOY DE ACUERDO, del todo, CON PADURA...
    NO pienso que la 'culpa' (esa que NUNCA cae al piso) la lleve solo la situación económica del país, así de simple y en strike... de ser así, los haitianos y africanos harían los PEORES regetones del mundo.
    Igual, excepto ‘cerro cerrao’, la inmensa mayoría de los videos de los reguetoneros, lo que dejan ver es la fastuosidad, el billetaje, los carros inmensos... NO LA SITUACION ECONOMICA DESFAVORECIDA por la que están pasando.
    Que durante el periodo especial las valores hayan 'emigrado' a posiciones inferiores en los cubanos, es una de las causas... pero NI SE PERDIERON, NI DESPARECIERON... solo que otros valores más fatuos y de supervivencia ascendieron… y acá, 20 años después, están los resultados.
    Pienso que el problema pudo estar en la PERDIDA DE LOS CONTROLES DE CALIDAD (HUMANA, quiero decir) a la hora de hacer las cosas.
    Se permitió, apertrechándose en el periodo especial, que cosas groseras funcionaran y se establecieran... y PAH!, cuando nos dimos cuenta, ¡hasta un GRAN premio Lucas tenía una de las mayores groserías en todos los timepos...!
    Pobre control, mala selección, mal procedimiento, complacencia, permitir= mal resultado.
    Recuerden que pertenecemos a una sociedad organizada… o que , al menos, pretende y se esfuerza por serlo. NO PODEMOS permitir que gente sin una razón convincente nos las descuajeringue por aparentar lo que no somos.
    Mi hijo no se hará delincuente de un día para otro: solo si le quito la vista de arriba, si lo abandono, si no lo oriento, si no lo acompaño, si no modulo sus necesidades... en 20 años (o menos), será otro de los que forman parte de la población penal de cualquier país.
    No ‘estoy’ pata complacerlo… ESTOY para educarlo.
    A los reguetoneros?... bueno... no hay que exagerar, que quienes peinen canas se acuerdan cuando se atacaba al chachachá, y al mambo... y a Silvio... y a los Beatles: son cosas normales.
    Quienes 'llevan' la sociedad son la gente menos joven, y la juventud siempre trata de imponerse, como modas y modos: con música.
    Pero VAMOS: que tampoco hay que hacer mártires a los reguetoneros!!! No hay que exagerar.
    Lo UNICO que hay que decirles, orientarles, guiarles, EXPLICARLES es que es de muy mal gusto DECIR y HACER las cosas que se ajustan a NUESTRA sociedad.
    A mi hijo le digo: 'papito, ¿te gusta ese video? ¿y esa letra?... y cuando me dice que si, medio, en ascuas... le digo: ah!, bien... entonces ponle la cara de tu mamá, hermana o abuela a esas muchachas que se contornean y enseñan más de medio mundo... entonces: ¿TE GUSTA?... y me responde (rápidamente): ‘NO!... si fueran ellas no’.
    ENTONCES:... el tema va, porque a nadie con sentido común y mínimo de decencia le gusta ver a SU FAMILIA en ese 'trance'... pero… SI a las demás...
    Si esa es la moral (más bien, la doble moral) que vamos aceptando... bueeee... estamos bien jodidos.
    No es la música, reguetoneros.
    No ciojan el rabano por el fertilizante que tal vez vayan a usar. ES la LETRA…. O mas bien, podríamos decir, LA ANTILETRA lo que se les señala.
    Hagan buenos textos (que no tiene por qué ser en latín antiguo y, ni siquiera, revolucionarios, aunque SI bien actuales), póngale el ritmo contagioso del reggaetón... y estaremos bailando hasta que salga el sol...
    No es tan difícil nada... NO SE POR QUE LO QUIEREN HACER TAN DIFICIL.

  • isx dijo:

    MAS que perder el tiempo en buscar 'culpas', dedíquenlo en encontrar las soluciones... y eso es un trabajo de CULTURA, no de las leyes.
    Eso si: PROHIBIR PONER REGUETON... NO.
    Prohibir una cultura NUNCA es LA solución.
    EDUCAR, si lo es. Moderarla, también.
    Que los reguetoneros decidan NO hacer letras e imágenes antisociales o no acordes a nuestra sociedad, de la cual TAMBIEN son parte... que se lleguen a avergonzar de lo que hicieron, que al final de los finales, ELLOS también son cubanos y gente decente, aunque quieran hacerse los que no lo son... y LOS EMPRESARIOS se aprovechen de ese desliz.
    Enséñenle a los reguetoneros que TAMBIEN se puede hacer un regueton del cual podamos enorgullecernos.

  • isx dijo:

    y no es que tengan que estudiar lirica académica los reguetoneros... no hay que ‘universalizarlos’… no hay que exagerar!
    Ni creo que Ibsen vaya a resolver el problema. La cultura va mas allá y tiene suficientes aristas como para que todos seamos cultos, en diferentes medidas, aunque no sepamos lo mismo.
    Al paso que vamos, quien no sea universitario, no es culto. A quien no le guste Beethoven, ni se precie de tener cultura… Instrucción es una cosa. Cultura, otra.
    En cualquier momento se dice que los yoruba no tienen cultura por no hablar de Medea…
    Tiene que quedar claro que el regueton es un ritmo suburbano, hecho por personas generalmente de pocos estudios artísticos, aunque si es una expresión de la cultura. Es un producto HECHO PARA BAILAR y mover el esqueleto... TAMPOCO tiene que tener una letra inteligente, filosófica y supercomplicada de entender, pues le mataría la esencia al ritmo… y dejaría de ser, precisamente, regueton.
    VIVA EL REGUETON!... claro que si, pero en armonía con todos: a los que le gustan y a los que no nos gusta.
    Pero, PLIS, hagan su ritmo bien hecho... pónganle una letra fácil, sencilla y no muy rebuscada para que me haga bailar y divertirme sin pensar tanto... que tenga estribillos agradables y picanticos que me hagan sonreír y hasta pegarme mas a mi pareja... todo vale.
    en definitiva, lo que quiero es mover mi esqueleto. Pa' pensar, busco a Buena Fe y demás.
    Es muy cierto que la música bailable, NO tiene por qué ser de una lirica fastuosa... ta... pero, tampoco tiene porque ser TAN chabacana (y noten que pongo 'TAN'... pues, una dosis aceptable de chabacanería... ¿a quién daña?) y que linde con la falta de respeto a los demás, generando criticas y agresiones: la música es para alegrar el alma, no para discutir. ¿Por qué los reguetoneros se empeñan en hacerla desagradable, criticable, deplorable?
    Pienso que este tipo de debate SI es muy útil, y lo único mas malo que tiene es lo poco inclusivo que es: solo lo tenemos quienes tenemos pc, modem, teléfono e internet... pero, aun así, es muy útil y hace falta: vemos como pensamos... corregimos el tiro... ganamos argumentos... rebatimos otros.
    SI, aunque limitado, es valido debatir de estas cosas.
    A los que les gusta el género no les estamos regulando nada, solo les estamos diciendo que TAMBIÉN se pueden hacer las cosas de diferente forma. De la forma que ellos se diviertan y que nosotros también aceptemos. Vivir y dejar vivir: nosotros a ustedes y ustedes a nosotros.
    No es imponerse, es solo convivir en paz y armonía, AUN con nuestras diferencias de gustos y preferencias.

  • osvaldo dijo:

    ^Por que los que hablan V/s regueton no citan canciones como diciembre del Chacal que nada tiene que envidiarle a ninguna de cantantes como buenaF?.??
    por que siempre dicen es de madre el regueton hasta las 4 de las mañanas, cuando hasta cantándole al Sol molesta si uno tiene sueño y te lo suenan a esta hora, es que no han oído gente con ACDC o hasta Silvio a esa hora?.??
    Por que critican tantos a los carros de los reguetoneros, o es que no han visto el de Haila o el de su marido?.??
    Y por cierto no se escuden más en el socialismo que el que critica el modo de vida de personas que se ganan el dinero honradamente, es por pura envidia.

  • Ariadna dijo:

    Ya el mal está hecho y como dijo una persona inteligente: el SIDA de la música cubana es el Regueton. Ahora esperar que al menos los padres que sepan las consecuencias que esta plaga trae consigo, alejen a sus hijos de ella.
    OSVALDO, EL CHACAL es el actor principal en esta película, ¿o desconoces que el ultrajó el nombre de José Martí en un concierto y se hizo llamar a sí mismo como el APÖSTOL?
    Por favor....
    Punto y basta

  • RHG dijo:

    creo que se ha ido bastante de la mano y que todavia exista algunos actistas si se les puede llamar asi. haciendo este tipò de musica que contrasta con nuestros valores y con lo hemos apredido.

  • osvaldo dijo:

    Ariana:el SIDA de la música cubana es el Regueton, apretaste.

    Y si habia oido eso pero creia que era un invento, bueno eso estuvo muy mal pero recuerda que uno de los Batles dijo que este grupo era más famoso que Jesucristo, solo que el no estaba drogado como el Chacal, nada que esta gente si puede escribir buenas letras lo que pasa es que si los apartamos no le damos la oportunidad de redimirse.

  • Pp73 dijo:

    El tango será un baile más físico y sensual que el reguetón, pero las parejas no se ponen como dos perritos a mirar quien viene. En los tiempos de mayor auge sus letras, al menos las conocidas acá en Cuba (de las películas que se vieron en la TV Cubana y se oían en la radio, que ese es un fenómeno muy anterior a mi nacimiento), nunca llegaron a ser tan groseras y desfachatadas, medidas por el rasero de lo que es educado y bien visto en su momento. ¿Quieren unos textos más chispeantes que los del Guayabero, que nunca dijo una "mala palabra" en sus actuaciones públicas y sin embargo las ponía en la mente de toda la audiencia? De algo de eso se trata, pero es que además de las carencias y la permisividad, la jerga callejera en Cuba cada vez está más deteriorada. El reguetón más común y menos edulcorado es la expresión pautada y amplificada de ese ambiente. Muy pocos, contadísimos autores escapan a esa tendencia putrefacta en sus letras.

  • Ariadna dijo:

    OSVALDO, lo de Lennon fue una frase chistosa mal interpretada por los paparazzis y no me compares ese tronco de músico con el tristemente célebre Chacal y te digo tristemente porque su popularidad germina en personas ingenuas (aquí incluyo a los niños) y en los chabacanos y marginales.
    ¿Pueden hacer letras buenas? ¿Tu crees eso?
    Por FAVORRRRRRRRRR!!!!!!!!, ¿eso es un chiste verdad?. Para hacer buenas letras se necesita TALENTO y desgraciadamente ese no se compra con billetes, como lo hacen con los videos clip.
    Punto y basta

  • Raquel dijo:

    Ariadna estoy de acuerdo contigo plenamente, hay musicos y musicosssss, y entre ellos no se puede ni tan siguiera nombrar al Chacal donde se conoce unicamente aqui en cuba, saquenlo fuera que eb buen cubano es..... es chivo muerto en la carretera.
    Y eso porque los que hemos tenido la oportunidad de ver los videos que no ponen en la tv sino que se pasan de memoria en memoria pues hay algunos por no mencionar nombres que dan pena realmente, y lo más lindo es que ellos se creen superiores a todos, sin darse cuenta que son tannnn pobres.
    Asi son las cosas quienes más se creen que tienen...menos llevan por dentro.
    Y no es porque sean analfabetos, sino miren al Benny que componia su musica sin haberla estudiado, pero es contagiosa, limpia, con ritmo, es otro género si, pero sin agredir a nadie y sobre todo a la mujer cubana. Y el Benny llegó a rincones del mundo.
    Hay reguetoneros que con su música se puede bailar, a veces es hasta graciosa, pero hay cada uno....que el que tiene dos deditos de frente se plantea que como han podido publicar su música si son tan mentes de pollo a la hora de componer. En fin....
    Lleva mucho comentario pero lo más importante creo que es cuidar el género y hacer buena música.

  • Albert dijo:

    isx y OSVALDO:

    puede que ustedes no entiendan los comentarios, pero esta clarito clarito...los musicos del regueton han pagado por publicidad y han opacado ferozmente la verdadera musica cubana, lo lograron por unos cuantos directivos y empresarios interesados en dinero y no en la verdadera cultura sana y de aporte intelectual musical...en el granma del viernes 21 se publico un comentario de una persona que pasaba por una escuela cuando vio a unos niños reunidos en especie de coro y el tema que creaban era TIMBA P Q SUENE...no quisiera ver a mi hijo con esa profesora, de verdad ella no esta enseñando nada bueno...los niños deberian estar cantandole al SOL...

    a las 3 am cualquier musica molesta, pero lo del regueton es para molestar y fastidiar a los vecinos... son pocas las canciones del regueton cubano que le encuentro valor musical y no soy musico...creo que la idea no es borrarlo sino darle el espacio a la musica de calidad y autentica cubana

  • osvaldo dijo:

    Ariana yo no soy un niño, así que debo quedar % los chabacanos y marginales según lo que tú me dices, bueno prefiero eso mil veces que seguirle el juego a los que quieren censurar. Por cierto vuelvo a Lenon y lo que dijo y nadie le quito ni le puso, y para colmo luego en su canción Inmagina le tira con todo a la religión, "...un mundo sin religiones" yo no soy ateo pero tampoco pertenezco a ninguna religión, sin embargo creo (y en mi modesta opinión) que decir eso es tan o más grabe que decir la estupidez que dijo el Chacal, eso si te convido a que oigas la canción de este músico sobre las madres o la que ya había citado antes, nada que este músico tiene de todo en su repertorio, por suerte o desgracia.

  • Pucha dijo:

    Causa o consecuencia… es igual
    Apareció en Cubadebate, el 18 de diciembre, un artículo de Leonardo Padura titulado “Fin de año a golpe de reguetón”, que Segunda cita reprodujo un día después. Celebro a los dos blogs cubanos el divulgar problemas actuales que pudieran parecer superfluos, aunque no lo sean. Vale completar la significativa lectura del artículo con los comentarios subsiguientes de los lectores; ellos llenan algunos intersticios del asunto, y a ellos me sumo.
    Comienzo aceptando que Padura narra hechos ciertos cuando presenta una preocupante disyuntiva social en la isla (con independencia de que en otros sitios del mundo se produzca, de forma idéntica o diferente) que consiste tanto en el abuso de la grosería en palabras y acciones a partir de un tipo de “melodía” de moda, hecho agravado porque los integrantes fundamentales de tal movida constituyen un sector nada pequeño de la juventud. Y acepto también la calificación dada por el articulista, al hablar de síntomas de descomposición.
    Esta manifestación “musical” basada en la indecencia pronunciada en voz alta, es consecuencia de muchos factores (que Padura resume muy bien en su extenso octavo párrafo) pero también -quizás por el movimiento espiral del desarrollo de cualquier sociedad- pasa enseguida a ser causa de otros fenómenos, para enlazarse a una cadena infinita de indelicadezas, desabrimientos y mala educación .
    Nunca puede esperarse elegancia y urbanidad de un individuo que cultive y disfrute la vulgaridad, aunque esté amañada como producto cultural. Por más que se pretenda ponerle barniz -dándole matiz político u otro- ella no cambia su sentido bárbaro. A ello se suma el volumen sonoro en que se saborea este producto (lo cual transfiere el suceso de escuchar, desde el acto individual y optativo al de colectivo y obligatorio).
    Todo esto lo alerta Padura, en su artículo, referido a su zona de vivienda; sin embargo, he tenido igual experiencia en mi natal ciudad, un territorio alejado de La Habana. He dicho, en ruego amable, unas palabras a un joven para que baje el volumen de su equipo de sonido cuando toca esa música y recibido la siguiente respuesta, en tono bozal: “no compré un equipo tan caro para oírlo bajito”.
    Si a la falta de respeto al otro le sumamos que se sabe (por el vecindario en cuestión) que ni la familia ni aquel muchacho tienen poder adquisitivo para la compra de tal equipo, si se constata que se está ante todo eso que Padura llama, con justicia, crisis de valores, ruptura de equilibrio entre lo legal e ilegal, etc., etc., etc. uno, común hijo de vecino, se coloca de frente a una pared y se pregunta “¿qué hago?”.

  • Ariadna dijo:

    No,NO y No!!!!. OSVALDO no me vas a convencer, y no te incluí en el segundo grupo del porciento. No creía que una persona que pueda debatir sobre buen Rock y sobre músicos de calidad pudiera defender con tanta pasión una cosa que nada tiene que ver con la cultura, así que si te incluyes tú solito, bueno estás aceptando ser de ese porciento, pero por favor te invito a que leas a PUCHA que escribió antes que yo,
    y a ALEXANDER SANTOS entre otros a ver si reaccionas hermano, sino que pena, a mi me gustaba debatir de música contigo. !Ah! el que Lennon no fuera religioso y que pensara que el mundo debía existir sin religiones para nada ofende a nadie con eso, esa era su idiosincracia y por favor no me censures la canción de Lennon que es un himno para todos, y recuerda algo muy importante y es que a los GENIOS se les da licencia para que sean irreverentes.
    Punto y basta

Se han publicado 162 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leonardo Padura Fuentes

Leonardo Padura Fuentes

Escritor y periodista cubano. Su última obra se titula ‘El hombre que amaba a los perros’.

Vea también