Inicio » Opinión  »

Televisión en Cuba: Obligada a combatir desde la diferencia

18 septiembre 2011 | 98

Televisión cubanaNo existe un lugar en este país en el que el tema televisivo no devenga asunto de discusión o por lo menos de conversación. Serios problemas en el transporte, bajos niveles adquisitivos como para hacer vida nocturna, y el envejecimiento de la población, entre otros factores, son a mi juicio los que determinan que la pequeña pantalla haya venido a ser el principal medio de entretenimiento, aunque algunas veces no cumpla con esa función.

Y si se debate acerca de la calidad de programas humorísticos, de orientación social o incluso deportivos, son los dramatizados los que generalmente despiertan una mayor polémica.

Para algunos la hora de la telenovela es sagrada; y con los ingredientes puros del género: un triángulo amoroso, un grupo de malvados, otro de personas buenas, un poco de humor y unos escenarios bonitos para recrear la vista, elementos que en una “suerte de batidora” se mezclan, y al final los buenos son felices y los malos pagan por su actitud.

Es la hora de “relajarse” según no pocas personas, aunque la palabra que pega es enajenarse o quizás entretenerse para “olvidar” la cotidianidad. Esas reglas han sido respetadas por casi todas las televisoras, especialmente las latinoamericanas, porque tienen un público seguro y los anunciantes aprovechan esos espacios para “vender” sus mercancías más caras.

Por la manera de producir los espacios y por sus contenidos, la Televisión Cubana no se parece a ninguna de este continente y, en sentido general, es mejor que todas ellas. El que lo dude que pregunte a personas que viajan mucho; y si lo hacen ustedes, pues enganchen los televisores de los hoteles y comprueben. Aunque, igualmente, en cualquier barrio cubano encontrará hoy a grupos, incluidos los de menores, viendo los famosos Casos cerrados o telenovelas como Gotica de gente. Si se les pregunta no dicen que son buenos, sino que con esos programas se pasa un buen rato.

Ahora bien, cuando se trata de historias cubanas, en las encuestas realizadas a la población y en conversaciones, más que pedir se exige ver nuestra realidad en la pequeña pantalla. Lo increíble es que cuando sucede, entonces comienzan las llamadas histéricas a la televisión con la cantaleta de que hay muchas palabras obscenas, o que se han puesto de moda los homosexuales, o que los desnudos no deben verlos los niños (¿y qué hacen levantados a esa hora?) y mil quejas más. Pero, ¿quiénes llaman? Por investigaciones tan viejas como los medios de difusión, se sabe que un alto por ciento de las personas que se dirigen a estos, sólo tienen poco que hacer y les encanta “chocar” con “el vidrio” aunque sea dando una opinión.

Otro termómetro interesante son los debates en las web. Por ejemplo, en Cubadebate donde he publicado comentarios o entrevistas acerca de los espacios dramatizados, las opiniones a favor o en contra se balancean, pero generalmente son mayoritarias aquellas que defienden la inclusión de temas punzantes en las propuestas televisivas. Mas todos sabemos que si bien Cubadebate es el sitio cubano más visitado, no todo el mundo tiene acceso a él porque no hay computadoras y mucho menos acceso a Internet para los miles de solicitantes, debido aún a la capacidad de navegación existente (la cual podría aumentar sólo cuando se realicen las inversiones necesarias para utilizar el famoso cable de fibra óptica traído desde Venezuela).

Soy de las que pienso que nuestra realidad tiene que estar en la pantalla y no sólo en los dramatizados, aunque especialmente en ellos por el impacto que tienen en la población.

Bajo el mismo sol, la serie que no es una telenovela clásica, escrita por Freddy Domínguez, actualmente en pantalla, despertó una algarabía que fue bajando su nivel en la medida que la “inaceptable lesbiana” se convirtió a los ojos del televidente en lo que es: una muchacha con una opción sexual diferente a los heterosexuales. Claro, quien hizo a ese personaje creíble es el escritor, para mí uno de los mejores guionistas de la actualidad.

A propósito, le pregunté por qué su interés en temas del hoy y me dijo: “No tengo nada contra las novelas de época. Al contrario, soy de los que piensan que es necesario conocer el pasado para comprender el presente y enfrentar el futuro, pero únicamente si el punto de vista, la dramaturgia y la puesta en escena la acercan a la realidad actual. Del mismo modo que con frecuencia vemos telenovelas y radionovelas ubicadas en el contexto actual, pero con un punto de vista bastante añejo, que poco aportan al receptor al que van dirigidas. Por otra parte, vivo en esta sociedad, me tocan muy de cerca, como a todo cubano, sus bondades y sus defectos, por tanto me siento comprometido a trabajar para mis contemporáneos, desde una óptica contemporánea y a través de conflictos que nos son comunes a la mayoría”.

Comparto totalmente esa opinión. Entrando en la segunda década del siglo XXI, renunciar en nuestra televisión al reflejo de los problemas y alegrías de quienes decidimos quedarnos en esta Isla, sería dar no dos, sino diez pasos atrás en las propuestas televisivas.

Porque no nos llamemos a engaño: el facilismo y el deseo de copiar modelos que pueden funcionar en otros países con formas de producción comerciales, está latente en una u otra intervención que hemos escuchado durante años. Que si O Globo de Brasil trabaja de tal manera, o Televisa en México lo hace de forma “más económica”.

El lío es que en Cuba no existen los dineros con que cuenta O Globo y con lo que ellos le dedican a una telenovela, nosotros podríamos hacer dos o tres con calidad. La televisión cubana no puede competir con esas televisoras sobre la base de la imitación, debe confrontarlas desde la diferencia, haciendo historias bien escritas y que le digan algo interesante al televidente. Porque cuando se intenta caer en los recursos manidos -y ejemplos recientes tenemos-, se pierde la posibilidad de captar un público que ya tiene en DVD cualquier cantidad de historias cursis y poco creíbles aunque con la atracción de lo comercial.

Con los programas unitarios, la televisión cubana dio serios pasos en búsqueda de que lo propuesto para que llegue a cada hogar, además de una historia, lleve una estética que le haga crecer. Esos espacios han propiciado en los últimos años que, sentados en sus casas, cubanas y cubanos puedan ver, por ejemplo, Santa Cecilia, una obra de Abilio Estévez llevada al teatro por Carlos Díaz y de la que Tomás Piard hizo una versión televisiva extraordinaria. O han disfrutado del filme para televisión La vida en rosade Ernesto Daranas o del polémico Los aretes que le faltan a la luna, dirigido por Charlie Medina.

Pero en los últimos tiempos, hay dos factores que han lacerado la propuesta de los programas unitarios: primero, no todos los guiones seleccionados han sido los mejores, ni su puesta en pantalla ha resultado de altos valores; y segundo, han sido programados en un horario muy tarde, los domingos, cuando los trabajadores generalmente se acuestan temprano para enfrentarse al otro día en la mañana a la tortura de tomar un ómnibus. Si a esta desafortunada decisión se une que el apenas reciben promoción, una se pregunta para qué se invirtió el dinero en esas obras.

Estas entregas que abarcan cuentos y teatros, permiten una experimentación que también debe tener su espacio en la televisión. Incluso, pienso en la utilidad de que se puedan comprar propuestas televisivas realizadas de forma independiente por los directores o que se les suministre a ellos un presupuesto determinado con el que hacer un unitario o una serie, para romper esquemas que muchas veces entorpecen el trabajo. El país está cambiando ¿por qué no puede diversificar la TV su manera de realizar sus programas, especialmente aquellos que necesitan grabarse, editarse y tener una post producción?

Una vez más escribo en estas páginas que niñas y niños deben ir a la cama temprano y que no se puede hacer una televisión para menores después de las ocho de la noche. Los adultos y no la televisión son los responsables de que los más pequeños vean escenas violentas o eróticas. Además ¿qué sucede en casa con los DVD?, ¿acaso no es común que en la sala o los cuartos se vean escenas de pura violencia y otras con alto componente sexual, mientras los niños entran y salen o se ponen a “disfrutar” de la TV?

Bajo el mismo sol es un excelente ejemplo de cómo se puede competir con la propuesta extranjera. Cada personaje de esta entrega le ha resultado mucho más interesante al televidente que “la santita” o “el hijo del diablo” de Ciudad Paraíso, clara muestra de cómo se puede dilapidar una buena cantidad de dinero en historias insulsas, alargadas como chicles, pero que tienen detrás una buena inversión. Y hablando de inversión, ¿fue una compra o un regalo? Porque quien la adquirió, si pagó por ella, parece no tener idea que nuestros programas se filman a un alto costo humano porque apenas existen recursos para el rodaje y todo lo demás que lleva un espacio.

Espero que los unitarios recuperen aquel aplauso de la crítica y la mayoría del publico de hace unos años y que las teleseries que se hagan sean capaces de ganarle por su cubanía en lo que dicen a las telenovelas extranjeras que, sin dudas, con atracción para algunos públicos, dejan mucho que desear en cuanto a aportes estéticos.

La televisión es industria y debe producir, pero si aspira a ser el octavo arte entonces no puede renunciar a buscar maneras de decir que brillen por su estética y por su ética.

(Tomado de El Caimán Barbudo)

Se han publicado 98 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Ortega dijo:

    Paquita, usted es una privilegiada, pues sus crónicas se las publican, nosotros nos tenemos que conformar con los comentarios, este artículo suyo es soez, por no llamarlo mediocre e insubstancial, usted nos sud valora.
    ¿De dónde sacó que a muchos de los cubanos les gustó “Ciudad Paraíso “o “La Favorita”?
    Usted como siempre errática en lo que escribe, muchas personas no vieron nada de esas porquerías, aquí los cubanos fuimos desde hace muchos años preparados para valorar lo bueno y lo malo, y en este país se han hecho series de actualidad memorables.
    Ejemplos sobran:
    -Los llamados Horizontes en su época.
    -La cara oculta de la Luna.
    -Blanco y Negro no.
    -Un bolero para Eduardo.
    -La 7ma Familia.
    -Los tele-play de estos tiempos que muchos de ellos incluso, son pequeñas joyita que nos preguntamos porque no fueron llevados a la pantalla grande si meritos tenían, como aquel que trataba de la muchacha que leía novelas por encargos y barría las calles en la Habana Vieja.
    Usted se equivoca Paquita con eso de los vendedores y los productos caros y los anunciantes y las telenovelas y los recursos, nosotros sabemos donde están los productos caros e inalcanzables por sus precios, no necesitamos de anunciantes, o a lo mejor, SI, si al final tenemos que por necesidad imperiosa comprar el producto, así que bueno sería que contribuyeran los que nos lo venden a hacer una televisión mejor aportando económicamente.
    Ej: CUBACEL.
    Los que vemos telenovelas o seriales sabemos cómo está el mundo hoy ,que en nada se parece a lo que se ve en pantalla y no le hablo del caso de mi hermana que todavía se piensa que “Tiburón Sangriento” se va a salir de la pantalla ,la pobre ,y mira que se lo explico, pero nada .
    El caso es que existen los puritanos, entre comillas exagerados como todo cubano, que se quejan de la homosexualidad en la TV, a esos hay que tomarles miedo en cualquier esfera de la vida, porque detrás de un extremista, ya sobran palabras para decir lo que hay, pero usted se ha empeñado en defender a capa y espada, esta novelita de 4ta, que se está pasando y que todavía no he escuchado un alago por parte de alguien en los metrobuces, en las consultas, en las escuelas.
    Yo no puedo llegar a mi casa muerto de cansancio y sentarme a ver a gente en pleno siglo XXI hablando de diablos y santitas, pero tampoco puedo sentarme ver a la pobre actriz Tamara Castellanos, con una llave puesta en el cuello halándola por toda una sala, eso no lo veo porque no me da la gana.
    Si la moda es la marginalidad y la violencia para decir que eso es Cuba y nuestra realidad, pues yo no estoy a la moda, que me llamen anticuado, pero le advierto esa no es toda Cuba, en este país hay centros de trabajo, donde va gente no tan traumada, gente simpática, dicharacheros como todo buen cubano, donde pasan cosas buenas y malas, pero no todo el tiempo malas.
    Mi familia no es de las mejores ni de las peores, somos cubanos de a pie, revolucionarios, no tenemos delincuentes, ni prostitutas, una sobrina estudia medicina y el otro en el pre, si alguno de los dos se declarara públicamente homosexual o lesbiana ,los aceptaríamos sin prejuicios pues tienen muy buenos sentimientos y eso es lo que vale, no lo que le guste hacer en la intimidad en la cama ,pidiéndoles que respeten a los demás así como los demás los respetaríamos a ellos, ve Paquita que hay familias no tan marginales, que no es la generalidad.
    Respete a las personas para las que escribe ,Cuba no es una piedra monolítica ,ni usted tiene el derecho de llamar inconformes a los que no están de acuerdo con sus crónicas tan insulsas, nosotros tenemos el derecho de decir lo contrario.

  • Vani Campos dijo:

    en Brasil la tele estatal es buena – es la única buena.

  • yosjan dijo:

    Cuando comencé a leer este artículo pensé que el tema sería el de la modernización tecnológica en nuestro ICRT, pero ahora que termino de leerlo no puedo quedarme sin comentarlo, aunque solo he comentado en dos ocasiones para este sitio, no por falta de visitas sino porque casi ninguno de los otros artículos me habían promovido la necesidad de expresar lo que estoy pensando.
    Es cierto que la televisión cubana ha mejorado su contenido en algunos temas de los que presenta, en varias ocasiones he comentado sobre eso con mis amigos y hemos coincidido en que desde que se proyectó ¨La cara oculta de la Luna¨ las mejoras en las telenovelas se han hecho evidentes. También considero que es mejor la proyección de contenidos actuales, en lugar de las novelas de época, máxime cuando nos tienen acostumbrados ya tanto a ellas (como es el caso de ¨Tierra Brava¨, que sinceramente creo que esta es ya la tercera o cuarta vez que se proyecta en los 20 años de mi vida). Por otra parte considero que el tema de las telenovelas extranjeras es un asunto sobre el que también se comenta bastante, pero estoy en total desacuerdo con el/la autor/a de este artículo porque si algo se sobra en esos productos es la calidad. Dudo mucho que verdaderamente cualquier cubano se identificara más con los personajes de ¨Bajo el mismo Sol¨ que con la santita o el hijo del diablo, porque la experiencia por esos días me demostraba que hasta los varones se sentaban como noveleros de antaño frente al televisor para disfrutar de esa telenovela. Lo que si considero excesivo es el largo que se les da a las telenovelas proyectadas por el canal Multivisión, recuerdo que la que lo inauguró (Nano) estuvo demasiado tiempo en pantalla como para que reescribiéramos cada día la misma historia, y después de esa todas las que hasta hoy se han excedido en capítulos.
    Creo que si de algo se presume mucho o se presumía en algún momento era de que ¨Cubavisión transmitirá 24 horas¨, pero sinceramente, para qué gastar tantos recursos como cuestiona quien escribió esté artículo en ese tiempo de transmisiones si al final después de las 12 de la noche casi todo lo que se proyecta es retransmitido, y ya hasta la tercera película del sábado es alguna proyectada en el trayecto de la semana.
    Algo se si vi muy positivo fue la inserción de las series juveniles, con ese ¨Mucho Ruido¨ que todavía suena como eco en nuestros oídos, claro que para bien, y alguna que otra que después de ella vino a tocare los talones aunque no la alcancen aún. En mi criterio estamos mejorando, pero hay demasiados espacios que llevan el mismo corte, demasiados canales para poca programación, demasiados críticos y aveces poca calidad. No me parece idóneo, al menos por el momento, la renuncia a lo que nos ofrecen los programas de producción extranjera, sí creo necesaria una mayor diversidad porque es cierto que ya solo se ponen novelas cubanas unos días y las brasileñas los demás, con tantas productoras que existen de calidad como son las mexicanas y las colombianas.
    Quizás me falten algunas cosas por decir, pero creo que ya es tiempo de terminar, también es mi deseo que mejore la televisión a pesar de que últimamente no le dedique tanto tiempo, pero para nada podemos sentirnos conformes, porque verdaderamente lo que tenemos hoy no es tanto como se especula diciendo que tenemos la mejor televisión del mundo. En lo que si estoy totalmente de acuerdo es en el tema de los niños, señores si usted no quiere que su hijo vea esos programas, sencillamente que duerma con la Calabazita o el Doddy de Multivisión. Gracias.

  • ismael dijo:

    MUY BUENO ESTE EXTENSO COMENTARIO…PERO NO SE ACERCA EN LO MAS MINIMO A LAS VERDADERAS OPINIONES QUE HAY EN LA CALLE…LAS REPETICIONES SON EL CLAVO QUE MAS LE DUELE AL NUESTROS TELEVIDENTES…PORQUE SE REPITEN Y SE REPITEN LAS MISMAS NOVELAS, HABIENDO OTRAS QUE NUNCA SE HAN PUESTO NI POR SEGUNDA VEZ, NO VOY A PONER EJEMPLOS..LOS HUMORISTICOS, NO DEBERIAN TENER ESE NOMBRE, PUES DE ESO NO TIENEN NADA…QUE LES QUEDA A LOS QUE SE QUEDAN EN CASA DESPUES DE NOVELAS Y HUMORISTICOS..LOS SERIALES , ESOS SON LO QUE ESTAN DEFENDIENDO A CAPA Y ESPADA , NUESTRA TELEVISION, SOBRE TODO LOS SERIALES DE FACTURA EXTRANJERA, LOS POLICIACOS, ETC…YA DE LOS INFORMATIVOS HABLE EN UNA OCASION, SOBRE LAS MISMAS NOTICIAS Y LOS MISMOS VIDEOS DESDE BUENOS DIAS , HASTA EL NOTICIERO DEL CIERRE…Y A VECES POR NO DECIR A CADA RATO, SE REPITEN VIDEOS HASTA YA VIEJOS…TELESUR CON SU RECORTADA VERSION DE LO MEJOR DE TELESUR, ES UN VERDADERO INFORMATIVO..AUNQUE EL PROGRAMA DOSSIER LO DAN DEL DIA ANTERIOR, NO SE PORQUE…EN FIN, NUESTR TELEVISION TIENE QUE DAR UN VUELCO COMPLETO Y PARA ESO NO TIENE QUE PARECERSE A NINGUNA, AUNQUE MIRAR HACIA TELESUR Y OTRAS TELEVISORAS VENEZOLANAS PARTIDARIAS DEL GOBIERNO DEL PRESIDENTE HUGO CHAVEZ FRIAS…ES BUENO SACAR EXPERIENCIAS DE OTRAS Y TOMAS LO MEJOR DE CADA UNO Y AGREGARLE NUESTR IDIOSINCRACIA..SIN CAER EN EL CUBANISMO EXGERADO…OTRA COSA QUE EL CUBANO LLENO DE TANTAS DIFICULTADES COTIDIANA, NO QUIERE VER REFLEJADA EN SU HORA DE DISTRACCION , ESAS MISMAS DIFICULTADES…DENLE OTRO ASPECTO Y TODOS SALDREMOS GANANDO…SALUDOS REVOLUCIONARIOS.DR.ISMAEL GONZALEZ.

  • yass dijo:

    Me encantó (al 100%) su artículo.Buenísimo y verídico.

  • orestes dijo:

    ME PASO LO MISMO QUE A MIS PREDECESORES EN EL COMENTARIO, CUANDO EMPECE A LEER EL MATERIAL DE LA AMIGA ARMAS FONSECA, PENSE QUE LEERIAMOS ALGO MAS ABARCADOR. TODO LO QUE DICE ES CIERTO PERO ES SOLO UNA DECIMA PARTE DE LO QUE EN REALIDAD OCURRE.
    ES CIERTO TAMBIEN QUE EN GENERAL LAS TELEVIDORAS LOCALES DE LA MAYORIA DE LOS PAISES DEL MUNDO SON DENSAS, ABURRIDISIMAS Y FALTOS DE CONTENIDO EDUCATIVO Y DE ENTRETENIMIENTO REAL.
    PERO NO NOS COMPAREMOS MAS CON OTRAS TELEVISORAS, NO CAIGAMOS MAS EN EL TRIUNFALISMO DE CONFORMARNOS CON LO QUE TENEMOS PORQUE NO ES COMO LAS OTRAS COSAS MALAS.
    COINCIDO QUE NUESTRA TELEVISION TIENE QUE DAR UN VUELCO COMPLETO.
    SON UN HORROR LOS INFORMATIVOS, NO SOLO FALTOS DE REALISMO, SINO CON POCAS OPCIONES DE ANALISIS DE LA REALIDAD CUBANA Y DE OPINIONES SOBRE TEMAS DE LA REALIDAD NUESTRA Y DE OTROS LARES.
    NO QUISIERA SER PEYORATIVO, PERO CIERTAMENTE CADA VEZ QUE ME LEVANTO Y SINTONIZO TANTO EL INFORMATIVO DE LA MANANA, COMO EL DEL MEDIODIA, COMO EL ESTELAR, COMO EL DEL CIERRE Y SI ADEMAS ESCUCHO LOS NOTICIARIOS DE NUESTRA EMISORAS DE RADIO, RECUERDO UN VERSO DE UNA DE AS CANCIONES DE “BUENA FE” QUE REZA ALGO COMO QUE LOS MEDIOS “FUNDAN EL MUSEO DEL ESTRIBILLO”. LAS NOTICIAS SE REPITEN DE UN ESPACIO A OTRO Y SIN “SAZON”. CREO QUE HAY SUFICIENTE TALENTO PARA HACER UNA REVOLCUION DENTRO DE LA TELEVISION Y DE LA RADIO EN TERMINOS DE INFORMATIVOS.
    MENCIONAN TELESUR, Y ES CIERTO PORQUE LA NOTICIA ESTA ALLI EN EL MOMENTO, Y SI NO TENEMOS RECURSOS, BUENO PUES TAMBIEN SOMOS DUEÑOS DE TELESUR….POR QUE NO LO TENEMOS EN VIVO? ESO NUNCA SE HA EXPLICADO.
    SI ESO SE HACE, Y SI ADEMAS A LOS OTROS MEDIOS QUE TRASMITEN INFORMATIVOS SE LES PONE UN “RATING” (INSTRUMENTO DEL CAPITALISMO QUE BIEN UTILIZADO DA RESULTADOS), Y POR ESE RATING SE TRABAJA, YA VEREMOS SI AVANZAMOS O NO.
    OTRA COSA SON LAS OPCIONES. NO HAY NADA MEJOR EN EL MUNDO QUE TENER DOS CANALES EDUCATIVOS….VIVO ORGULLOSO DE ELLO. TUVE LA OPORTUNIDAD DESDE DONDE ESTUVE HACE UNOS AÑPS CUMPLIENDO MISION DE ENVIAR PARA CUBA DECENAS DE MATERIALES HECHOS POR OTRAS TELEVISORAS ALTERNATIVAS QUE LUEGO VI CON FELICIDAD EN NUESTROS CANALES EDUCATIVOS.
    ESO ES DIVERSIDAD.
    LOS ANALISIS DE TEMAS DE ACTUALIDAD SON OTRO PUNTO. NUESTRA MESA REDONDA, DIGAN LO QUE DIGAN ES INSUSTITUIBLE, PERO REQUIERE TAMBIEN QUE ABORDE TEMAS DUROS, NUESTROS, DESDE LA RESPONSABILIDAD NO DESDE EL CIRCO QUE UNO VE POR EL MUNDO, PERO QUE LOS ABORDE, NUESTROS CONFLICTOS LOS NUESTROS SIN SONROJOS.
    LA GENTE SIGUE ENTERANDOSE PRIMERO DE LO QUE PASA EN CUALQUIER RINCON DE CUBA POR EL HERALD QUE POR NOSOTROS, ESO TIENE QUE DEJAR DE PASAR, POR EL BIEN DE CUBA.
    SOY DE LOS QUE PIENSA QUE LA BATALLA DE LA INFORMACION Y SU METABOLIZACION ES UNA DE LAS MAS NECESARIAS, PERO TIENE QUE HACERSE YA, PORQUE EN ELLA COMO EN OTRAS COMO DIJO RAUL NO DEBEMOS PERDER TIEMPO.

  • Clemente Martinez dijo:

    La TV en cada país del mundo tiene sus características diferentes en relación a su poblaciones; sus objetivo son: construir o destruir y al final es orientar a sus videntes. Hay muchos tipos de programas como de información, humor, cultural, educativo cualquier otro mas; pero en si todo esto es relativo al país donde se produce cualquiera de uno de los programas a presentar, por que depende del nivel cultural a que quieran llevar a la población y todo esto cuesta, ya que la televisión es un medio caro de presentación que llega a la población; y acomodarse al gusto de la población que le gUsta y que no le gusta esto es muy variado. Le aseguro que si se abre un canal pornográfico un porcentaje de la población dirá : esta buenisimo, otro dirá eso esta muy malo; si ven violencia, así mismo va opinar uno y otro bando. Si ven humor tambien.etc.etc.etc. Cada país tiene su cultura de programación televisiva y como se presentan en la pantalla chica. Así es su población. Este tema es bastante complejo por que hay que tener una correlación e intercambios culturales como pases existen en el mundos la actualidad mucha basuras estamos viendo por lAs TV mundiales menos educativas. Que estamos aprendiendo de las programaciones televisar en los países del consumismo capitalista Sexo, Droga y violencias.

  • Luis Alberto Rubio Naranjo dijo:

    Excelente artìculo, hoy me encuentro cumpliendo misiòn en Bolivia y desde aquì he visto canales de TV Chilenos y Argentinos y en cualquiera de los tres paìses se hace realmente insoportable ver una pelìcula, un evento deportivo, un programa musical o noticioso, cuando màs embullado estàs te cortan el programa por minutos o segundos para hacer varios comerciales, si vez una pelea de boxeo, entre raunds en vez de poner en càmara lenta las mejores imagenes del combate, te sueltan un comercial que no tiene nada que ver con el deporte que ves.
    Es cierto que para mejorar la TV cubana hay que mejorar mucho los guiones y la imaginaciòn de los guionistas, pero se ha avanzado algo, no obstante considero que hay que seguir tocando a fondo temas actuales, temas polèmicos, temas de la vida real.

    En Cuba hay miles de estudiantes y trabajadores que por su esfuerzo, su osadìa y su espìritu de sacrifio merecen que momentos estelares de su vida sean llevados a una telenovela o un serial, hay pasajes de nuestras vidas llenas de dramàtismo y acciones cotidianas y heroicas.
    Creo que la TVC debe realizar concursos de obras o guiones que salgan de la poblaciòn, que salgan desde la base, desde el surco, desde la fàbrica, desde lo màs intimo de nuestros sentimientos y estoy seguro que esas obras en manos de buenos directores y productores daràn su fruto al pueblo cubano y se podràn mejorar las puestas en escena.

    Estoy seguro que si se busca, se encuentra, solo falta que exista voluntad para mejorar un poco màs Por eso podemos decir con franqueza… Si cada loco pone su tema, se haran muchas locuras y de ellas algunas aportaran la calidad necesaria para disfrutar buenos programas televisivos.

  • SONIA dijo:

    se han preguntado las razones por las cuales muchas personas compran o alquilan seriales de otros países, películas –muchas de ellas de pésima calidad–, musicales y cuánta oferta haya para llenar sus ratos libres?

    la respuesta es sencila y la solución un tanto compleja: la TV nuestra acumula aciertos en su programación y reúne cientos de desaciertos.

    como han expuesto otras personas, los espacios informativos son de una mediocridad pasmosa. no existe prácticamente ejercicio del criterio. no se abordan los problemas nacionales, los que cada día enfrentamos y nos agobian, con profundidad, objtividad, claridad, transparencia. en realidad casi nunca se tocan, y es cierto que se reiteran las mismas informaciones, sin tener en cuenta la trascendecia de la mismas, una y otra vez, hasta el cansancio.

    es cierto que telesur es un modelo a seguir. tampoco entiendo que deba ver el resumen que alguien hace de lo que se expone en la programación de ese canal, ni que dossier sea el del día anterior,

    los programas humorísticos son, en sentido general, unos bodrios. que me perdonen los aficionados a los mismos.

    en fin, sería un largo comentario dar criterios sobre cada uno de los programas que nos ofrece el medio de distracción por excelencia de la población cubana. lo que sí considero es que urge cambiar todo lo que tenga que ser cambiado en la tv nacional.

  • jonas dijo:

    Olvidaba decir que el NTV parece ser de hace veinte años atras. Imagenes que nada tiene que ver con la noticia que se esta dando y que repiten una y otra vez, noticiero tras noticiero para ambientar ciertas noticias e.g. las noticias de economia no se cansan de repetir la misma imagen de las maquinas imprimiendo dinero. No hay seguimiento en las noticias y pueden un dia dar un titular de que habra elecciones en un pais y enterarte una semana despues de quien gano o acaso nunca te lo reportan.

    Las noticias no tiene contexto. Si nos hablan, por ejemplo, de que la produccion de un producto agropecuario fue de tantas toneladas, no nos dicen en cuanto se calcula la demanda nacional, cuanto representa eso de la demanda, como se compara con periodos anteriores, cual es la media internacional de toneladas de ese producto por hectarea, cual es el costo de produccion por tonelada, es competitivo. Todo eso solo toma unos segundos en una infografia y hace que una noticia trascienda lo anecdotico.

    Cuantas veces, si nos estan leyendo una editorial del Granma, o una reflexion de Fidel, o una nota oficial, u otro escrito nos ponen en pantalla el texto corriendose y uno sabe para que, pues tampoco se pùede leer ni la television se hace para que se lea un texto en pantalla. No saben ambientar este tipo informacion.

    Ni hablar cuando les da por correr por la pantalla una pagina web tomada de un monitor y alguien original y creativo entonces mueve el mouse y marca algunas lineas del texto, realmente para reir o llorar.

    Falta de sensibilidad en algunas noticias, como poner como titular la visita de un dirigente a los accidentados en un hospital y no el estado de los accidentados como el lead de la noticia.

    La realizacion donde los locutores se alternan es de de cuando mi abuelita, y si a eso le sumamos las emociones ficticias y las entonaciones artificilaes que algunos de nuestros locutores ponen estamos hechos (Creo, sin embargo, que la mayoria de nuestros locutores de la NTV son muy buenos y profesionales tan buenos o mas que como los locutores “estrellas” de canales de noticias transnacionales)

    Los comentaristas y analistas politicos nacional o internacional nos leen un texto frio y aburrido donde nos bajan una muela impersonal sobre un tema, igualito a como se hacia hace veinte años. Dimas como se te extraña !

    Lo de las noticias deportivas es ya patetico. La factura es tan terrible que desconcierta. No aprendemos de ver las noticias deportivas de otros lares. La superficialidad y el facilismo es espantoso. El Noticiero Nacionla Deportivo deben ponerlo de ejemplo, en la escuela de television, de como no se debe hacer un noticiero deportivo.

    Nuestros narradores deportivos, salvo algunas excepciones, ni se esfuerzan en saber de lo que narran, la superficialidad aterra y a eso hay que agregar el abuso sistematico del español donde parece que no hay asesor linguistico alguno. Reducen su trabajo a decirnos lo que estamos viendo en la pantalla, sin aportar informacion nueva (asi se narraba hace cincuenta años) y muchas veces, cuando estan narrando un evento internacional, ni se saben el nombre de los jugadores, ni su desempeño, ni quienes son, ni nada (la gente del football con Reinier a la cabeza son una excepcion). Algunos narradores parecen que tiene como mision educar al publico, pues se pasan el evento hablando de como se comporta el publico y si les gusta o no la actitud del mismo. Otros (o los mismos), aportan los mismos elementos tecnicos que Pepe el socio de la esquina el barrio, que siempre esta discutiendo de deporte. Y la mayoria son incapaces de tocar al INDER ni con el petalo de una rosa, parecen portavoces del INDER.

  • reynaldo dijo:

    Realmente yo tambien crei que se iban a tocar otros puntos sobre la tv..pero hasta ahi llego!.
    No opino sobre las novelas porque no las veo,pero no es menos cierto que es casi es el unico plato digerible que ponen,y sobre los programas unitarios, le asiste la razon a la autora cuando dice que casi todos duermen cuando los ponen.
    Pero creo que nuestra television se ha quedado varada en el pasado siglo..y voy a hablar de los programas informativos que son los que mas me interesan,el NTV parece hecho en la decada del 70..el mismo set desde hace como 10 años y el mismo sentido informativo y aburrido de decadas pasadas, a veces las noticias y reportajes son de varios dias anteriores, ni hablar de las repeticiones de noticias y muchos hechos importantes que ocurren dentro de nuestro pais..ni el sol les da…voy a resumir mi opinion sobre el NTV con una estrofa de una cancion: “Todos quieren vivir en el noticiero, ahi no falta nada,no hace falta dinero”
    Ejemplos sobran de la palidez y aburridas notas que ponen en este mal llamado NTV
    Varias preguntas: Porque tenemos que ver Dossier con 24 horas de retraso?
    Es que tenemos acciones o no en Telesur?
    Porque no existe un programa en la TV Nacional como Acuse de Recibo?
    El pueblo pide a gritos un espacio como ese para denunciar y poner en las pantallas a los burocratas y oportunistas.
    Podria alguien de la TV leer estas opiniones y responder estas preguntas?
    No lo creo….Con su silencio me daran la razon..

  • yandi dijo:

    Muy bueno este articulo, me gusta la realidad de el mismo, la sinceridad y por sobre toda las cosas que habla y se refiere a inquietudes cotidianas, pienso que como todo la televisión debe ser cada ves mas para el el pueblo y de el pueblo, pero de todo el pueblo, que no se queden ideas y comentario afuera.

    A la persona que redacto este articulo mis respetos y felicitaciones, siga adelante se necesitan periodistas como usted.

  • Anielkis dijo:

    me parece muy bueno e interesante el artículo

    Además debemos recordar que Cuba fue el primer país latinoamericano en tener televisión y además el primero en hacer telenovelas y muy buenas que se hacían.. es cierto que eran otros tiempos, pero.. ¿no se supone que debemos rescatar o mantener las cosas buenas? no podemos achacarle los errores a no tener recursos(como acostumbramos algunas veces), sino que debemos invertir bien los que tenemos

    En nuestra TV es cierto que ha disminuido la novedad de los programas, sé que no es fácil mantener una programación “interesante” en varios canales y algunos de 24 horas cuando no se crean tantos nuevos programas.. pero algunos los han repetido más de 4 veces!!

    Velemos porque nuestra TV cubana siga siendo de las mejores.. nunca he resistido la propaganda en las televisoras en otros países y es cierto que varios(sólo varios?) de sus programas son “vacíos” o basan su popularidad en mostrar o burlarse de la vida o problemas de los demás
    Salu2,

  • Carlos Ortega dijo:

    Por suerte no eliminé lo que escribí, pues últimamente me están como “censurando” algunas cositas, me sale el cartelito de “su comentario ha sido recibido” vamos a ver qué pasa con este ,si por un asomo de casualidad me imagino que me están censurando ,voy a borrar la dirección de CUBADEBATE y a otra cosa mariposa, vamos a ver.
    ……………………………………………………………………………………
    Paquita, usted es una privilegiada, pues sus crónicas se las publican, nosotros nos tenemos que conformar con los comentarios, este artículo suyo es soez, por no llamarlo mediocre e insubstancial, usted nos sud valora.
    ¿De dónde sacó que a muchos de los cubanos les gustó “Ciudad Paraíso “o “La Favorita”?
    Usted como siempre errática en lo que escribe, muchas personas no vieron nada de esas porquerías, aquí los cubanos fuimos desde hace muchos años preparados para valorar lo bueno y lo malo, y en este país se han hecho series de actualidad memorables.
    Ejemplos sobran:
    -Los llamados Horizontes en su época.
    -La cara oculta de la Luna.
    -Blanco y Negro no.
    -Un bolero para Eduardo.
    -Día y Noche.
    -Su propia guerra
    -La 7ma Familia.
    -En silencio a tenido que ser.
    -En otros tiempos sin muchos recursos, en blanco y negro y en vivo memorables adaptaciones de la literatura universal.
    ¡Hay María Bach, porque te moriste sin dejar el maravilloso secreto de tus adaptaciones!
    Se conoce que en ocasiones la cifra de rating por los materiales cubanos ha dejado muy lejos a los materiales extranjeros.
    -Los tele-play de estos tiempos que muchos de ellos incluso, son pequeñas joyita que nos preguntamos porque no fueron llevados a la pantalla grande si meritos tenían, como aquel que trataba de la muchacha que leía novelas por encargos y barría las calles en la Habana Vieja.
    Pocas novelas se han dedicado en este país al tema de la esclavitud, creo que donde ultimo la esclavitud dejo de existir, y tenemos que soportar que vengan los brasileños con una muy buena “Niña Moza” a tocar el tema del que tanto tendríamos que hablar, porque el sufrimiento e inhumanidad al que fueron sometidos los esclavos se debe recordar siempre, para que no se vuelva a repetir, en este mundo loco nada se sabe.
    Usted se equivoca Paquita con eso de los vendedores y los productos caros y los anunciantes y las telenovelas y los recursos, nosotros sabemos donde están los productos caros e inalcanzables por sus precios, no necesitamos de anunciantes, o a lo mejor, SI, si al final tenemos que por necesidad imperiosa comprar el producto, así que bueno sería que contribuyeran los que nos lo venden a hacer una televisión mejor aportando económicamente.
    Ej: CUBACEL.
    Los que vemos telenovelas o seriales sabemos cómo está el mundo hoy ,que en nada se parece a lo que se ve en pantalla y no le hablo del caso de mi hermana que todavía se piensa que “Tiburón Sangriento” se va a salir de la pantalla ,la pobre ,y mira que se lo explico, pero nada .
    El caso es que existen los puritanos, entre comillas exagerados como todo cubano, que se quejan de la homosexualidad en la TV, a esos hay que tomarles miedo en cualquier esfera de la vida, porque detrás de un extremista, ya sobran palabras para decir lo que hay, pero usted se ha empeñado en defender a capa y espada, esta novelita de 4ta, que se está pasando y que todavía no he escuchado un alago por parte de alguien en los metrobuces, en las consultas, en las escuelas.
    Yo no puedo llegar a mi casa muerto de cansancio y sentarme a ver a gente en pleno siglo XXI hablando de diablos y santitas, pero tampoco puedo sentarme a ver a la pobre actriz Tamara Castellanos, con una llave puesta en el cuello halándola por toda una sala, eso no lo veo porque no me da la gana.
    Si la moda es la marginalidad y la violencia para decir que eso es Cuba y nuestra realidad, pues yo no estoy a la moda, que me llamen anticuado, pero le advierto esa no es toda Cuba, en este país hay centros de trabajo, donde va gente no tan traumada, gente simpática, dicharacheros como todo buen cubano, donde pasan cosas buenas y malas, pero no todo el tiempo malas.
    Mi familia no es de las mejores ni de las peores, somos cubanos de a pie, revolucionarios, no tenemos delincuentes, ni prostitutas, ni ex presidiarios, una sobrina estudia medicina y el otro en el pre, si alguno de los dos se declarara públicamente homosexual o lesbiana ,los aceptaríamos sin prejuicios pues tienen muy buenos sentimientos y eso es lo que vale, no lo que le guste hacer en la intimidad en la cama ,pidiéndoles que respeten a los demás así como los demás los respetaríamos a ellos, ve Paquita que hay familias no tan marginales, que no es la generalidad.
    Respete a las personas para las que escribe, Cuba no es una piedra monolítica, ni usted tiene el derecho de llamar inconformes a los que no están de acuerdo con sus crónicas tan insulsas, nosotros tenemos el derecho de decidir y opinar sobre lo que queremos ver.

  • RAFAEL MONTEJO dijo:

    NUESTRA TELEVISIÓN TIENE QUE CAMBIAR. ACTUALMENTE SON POCOS LOS PROGRAMAS DE FACTURA NACIONAL QUE LOGRAN GRAN ACEPTACIÓN EN EL PÚBLICO.
    DURANTE LA PASADA PROGRAMACIÓN DE VERANO FUE UN VERDADERO CAOS, ESCUCHÉ MAS DE UN COEMNTARIO ALEGANDO QUE LO QUE SE ESTABA HACIENDO EN EL ICRT ERA CONTRARREVOLUCIÓN POR LO MALA Y LO POCO REFRESCANTE QUE ESTUBO LA PROGRAMACIÓN.
    PIENSO QUE DENTRO DE LAS POSIBILIDADES ES NECESARIO AMPLIAR EL NÚMERO DE CANALES PARA PODER PONER UNA PROGRAMACIÓN ESPECIALIZADA POR CANAL, ES DECIR EL QUE QUIERA VER DEPORTE QUE VEA TELEREBELDE EL CUAL TENDRÁ DEPORTE LAS 24 HORAS ESTOS ES UN EJEMPLO.
    NO SE PORQUE RAZÓN NO SE TRANSMITE TELESUR Y LO QUE SE PNE UN PICOTILLO DE LO QUE ALGUIEN DECIDIÓ QUE ERA LO MEJOR DE ESE CANAL. NO HE VISTO POR LO MEJOR DE TELESUR LAS ENTREVISTA REALIZADA A VARIOS ARTISTAS LATINOAMERICANOS.
    CON RESPECTO AL FINANCIAMIENTO DE LA TELEVISIÓN PIENSO QUE LA MISMA NO LO BUSCA PORQUE PERFECTAMENTE SE PUEDEN VENDER ALGUNOS PROGRAMAS QUE TUVIERON ACEPTACIÓN COMO POR EJEMPLO “JURA DECIR LA VERDAD”, “EL TAVO”, “EN SILENCIO”, ESTOS ÚLTIMOS AUNQUE VIEJOS LAS PERSONAS TODAVÍA LOS RECUERDAN. OTRO DE LOS PRODUCTOS QUE SE PUDIERA COMERCIALIZAR SON ALGUNAS TELENOVELAS O AVENTURAS.
    HABLANDO SOBRE LA PRODUCCIÓN CONSIDERO QUE SALDRÍAN MEJORES PRODUCTOS SI SE REALIZARAN REALMENTE POR TEMPORADAS, ME REFIERO A SACAR UN PAQUETE DE 12 CAPÍTULOS REALIZAR ENCUESTAS EN LA POBLACIÓN Y A PARTIR DE ALLÍ ELABORAR EL GUIÓN DE LOS CAPÍTULOS SIGUINETES. ESTO NOIS VA A PERMITIR NO DERROCHASR DINERO EN UN PRODUCTO QUE NO SABEMOS SI TIENEN TODA LA ACEPTACIÓN.

  • Miriel dijo:

    Hola a todos, primero que nada, el poco acceso de los cubanos a Cubadebate o cualquier otro sitio cubano .cu para nada tiene que ver con el dichoso cable de fibra óptica que nos conecta con Venezuela, eso es pura justificación. Simplemente tiene que ver con una pobre proyección del país al desarrollo de una red nacional.
    En cuanto a nuestra televisión, creo que nos hemos quedado estancados, simplemente queremos que todos los programas sean educativos y de tan educativos se vuelven aburridos y la gente necesita tener programas que también los entretengan y los hagan olvidar un poco los problemas del día, es por eso que los programas extranjeros tienen tantos seguidores. Por poner solo un ejemplo, pequeños gigantes, un programa infantil mexicano, hizo locura en el país. ¿Será tan costoso para Cuba hacer algo por el estilo? La mesa redonda, una excelente idea, pero creo que está bueno ya de seguir mirando lo que pasa en el mundo y empezar a ver lo que pasa dentro de Cuba desde una mira crítica y especializada, es verdad que hay algunos intentos con algunos temas, pero siempre se quedan más en lo informativo y no en el debate, nunca hay una contraparte que diga lo real o falso de lo que se dice. Los noticieros, ni comentarlos, los únicos análisis críticos son sobre problemáticas extranjeras, sobre la realidad cubana solo resultados y casi nunca polémica. El resto de los programas son más de los mismo y poco tienen que aportar, con sus excepciones claro.

  • carlos e. bischoff dijo:

    Estimados compañeros: Desde luego no puedo opinar sobre la tele cubana, vivo en España hace años. Ocasionalmente veo Telesur por internet, y muy ocasionalmente tele de aquí, de modo que cualquiera puede preguntarse con razón a que viene este comentario.
    1) Saludo con efusividad que estas cosas se discutan publicamente. Es bueno verlo, porque la “imágen” que se trasmite de Cuba por los medios de los países a sí mismos llamados democráticos, es la de que allí ni se piensa ni se viven estas cosas. Y tener esta discusión pública, permite que uno pueda indicar a tales sabios “andá, mirá y después hablá”.
    2) Sin valorar lo que sucede en Cuba, algunas intervenciones, el articulo y sus comentarios, me hacen pensar que hoy hay dos elementos fundamentales en la educación y la formación, al márgen de los sistemáticos -escuelas, colegios, universidad, etc.-, y son internet y la tele. Todos los medios, obvio, libros, etc., pero internet y la tele son centrales.
    3) Cuando hablo de educación y formación, no me estoy refiriendo en lo más mínimo a “canales culturales”, que por lo demás -son algunos de los que miro en ocasiones-, bien que podrían ser más entretenidos. Recuerdo cuando era joven, mi padre era profesor de una materia en el colegio, y llegaba al aula y decía “saquen una hoja, y escriban la lección del día”, y se iba, regresaba al final de la hora a recoger las hojas. Luego en casa yo le decía “todo el mundo ha copìado”, y el viejo contestaba: “ya lo sé. Pero mientras copiaban, con todas las antenas desplegadas, no te imaginás lo que han aprendido”.
    4) Quiero significar con este ejemplo, que los métodos muchas veces conspiran para estimular la comprensión de los contenidos, o para adormecerlos. Tenía un profesor en la secundaria, con el que era atractivo hasta estudiar las dicotiledoneas, lo que ya es decir. El humor incluso,no el chabacano y pasatista sino el usado como método cómplice de compresión de los fenómenos, incluso los más complejos, puede ser un auxiliar imprescindible en los procedimientos educativos.
    5) A veces se me ocurre que la desfiguración de la realidad, no el ocultamiento sino su desfiguración, es el mejor procedimiento que tienen las llamadas “democracias” así llamadas, para calar en el fondo de las personas. Pongo un ejemplo: sostienen asiduamente que el socialismo contrapone el individuo a “la masa”. Como pienso que dificilmente pueda haber una forma más adecuada de realización individual que el socialismo, me rio. Otros que piensan similar, entran en fragorosas disquisiciones que, en última instancia, aburren a los que con facilidad asumen la verdad sostenida por los medios a disposición de tales “demócratas”. Creo que la batalla de las ideas, es algo permanente. Y no se en Cuba, repito, no lo conozco, pero por lo poco que leo, me da la impresión que estas cosas quedan reservadas a ciertos cenáculos, cuando en realidad deberían estar al alcance de la mano de cualquiera. Con métodos adecuados, sin la soberbia intelectualosa que aburre hasta a los caracoles.
    6) En fin, no quiero cansar. Me alegra mucho poder leer que estas y muchas otras cosas se proponen a debate, se discuten y se opina, se critica y se intenta salir adelante. Sé que muchas cosas a veces se hacen difíciles por falta de medios económicos, y cada cosa tiene su tiempo. Pero sé también -o mejor, creo-, que las grandes cosas tienen necesariamente que tener un reflejo en las de todos los días, las que nos da o no la tele pero que inevitablemente son las que vive el común, el hombre de la calle, el de a pié, bah, el que construye.
    Perdón por las extensión, y chau

  • Victor Manuel dijo:

    La cosa yo creo que sobretodo esta en los noticieros y en las mesas redondas, hay que tratar con mayor esmero y dedicación los temas que interesan mas de verdad, aunque todos los temas tienen sus televidentes, pero el país avanza a un ritmo y la televisión parece que a otro, no entiendo porque se quedan algunos en ese inmovilismo si es el primero Raúl el que lo ataca porque nos retiene los pasos.

    Ojo también se hacen cosas muy bien, las retransmisiones de grandes actos públicos, de los 26, del 1 de Mayo y otros programas musicales de gran calidad, que hay que decir todo lo bueno y lo malo, pero creo que la gente se centra sobretodo en la información especialmente.

  • Peter dijo:

    De acuerdo con Jonas.

    Yo quisiera agregar que nuestra TV está plagada de facilismo, pues los salarios son un poco mejores que los del resto de los trabajadores de otros sectores del país por lo que los ha llevado a ser los defensores fundamentales de la teoría del “corta y clava”.

    Lo fundamental en cualquier programa de TV o de Radio es el guión y en este país es lo que menos se paga, por eso estamos llenos de programas vanales que repiten y repiten las mismas cosas.

    Nuestra prensa es horrible, si fuera por el noticiero y el 90% de sus informaciones nacionales, este país ni se sintiera el bloqueo. Me canso de ver los resúmenes de las Asambleas de Balance del PCC en las provincias, se recalca a los primeros secretarios y nuestros vicepresidentes haciendo autocríticas, pero son las mismas todos los años y nada cambia.

    En resumen, nuestra televisión está cuesta abajo y en estos años imagino que se deba hacer un cambio completo en lo que a tecnología se refiere, dígase al cambio de análoga a digital y si aparejado a esto seguimos con los programas miserables que hacemos salvo alguno que otro, a donde vamos a llegar?

    Saludos a todos

  • Arián dijo:

    En el artículo se hace un buen análisis sobre la televisión cubana, pero nadie tiene toda la verdad. Los comentarios que aquí han aportado dan una salsa mucho más cercana a la realidad popular de esos que luego de enfrentar las mil batallas de la cotidianidad se sientan ante la TV. Realmente coincido con casi todo lo arriba expuesto, por lo que no quiero ser tan reiterativo como los informativos de la TV Cubana donde se sabe mucho más de la gente de “a fuera” que de lo que aquí se hace y deshace.

    Lo más triste que veo en todo esto es quien escoge la programación y los horarios. “Remember El Internado” y su horario estelar a la hora que los más pequeños están ante la tele. No pasó un día por error. Un periodista de mi ciudad, Cienfuegos, resaltaba en el semanario provincial la calidad de algunas series extranjeras que inevitablemente se pasan en la TV al filo de la medianoche e incluso, casi al infinito y más allá, donde la gente buena que trabaja no puede verlos. ¿Alguien se ha detenido a analizar la programación de los fines de semana cuando la mayor parte de la familia está en casa? Es para llorar, puedes pasarte por todos los canales que realmente estás en una misión imposible.

    Quiero resaltar además la infografía “infantil” que muestran muchos programas nacionales, incluyendo transmisiones deportivas. ¿Será que solo Canal Habana tiene recursos y personal? Increíble que un telecentro (aunque mejor en muchos aspectos que la TV “nacional”) tenga más recursos que lo que es para todos.

  • Mostrando 20 de 98 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 98 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Paquita Armas Fonseca

Paquita Armas Fonseca

Periodista cubana especializada en temas culturales. Colabora sistemáticamente con el diario digital La Jiribilla.

Vea también