Inicio » Opinión  »

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP): El terrorismo mediático patronal

4 mayo 2011 | 4

censura

El manejo de la información como factor básico de control de los pueblos en el mundo es uno los más avanzados elementos de la contrainsurgencia trazada en las oficinas de inteligencia de Estados Unidos, como un modelo de “guerra psicológica”.

Desinformación y manipulación se entretejen un una antigua trama desde los tiempos del colonialismo y como un ejemplo está lo sucedido durante el nazismo en Europa. La estructura “goebeliana” del control de los medios, para dominar a una sociedad como en la Alemania de Adolf Hitler, no fue un invento del nazismo. Fue heredado de  los usos y necesidades de las  imposiciones coloniales, – de esto tiene mucho que aprenderse de los servicios de inteligencia británicos en su pasado imperial- remozado por Joseph Goebbels y llevado a su máxima y terrorífica  expresión.

El uso de la información como un arma de dominio y de guerras, que viene de  colonialismos diversos y otros  se planteó prácticamente desde la misma creación de  la Central de Inteligencia de Estados Unidos(CIA) en  1947, que un año después de su aparición operaba ya con mas de mil  500 millones de dólares de presupuesto  abierto, porque existía otra “caja” para operaciones secretas, espionaje y contraespionaje y acciones y  encubiertas (clandestinas), calculado en otro 800 millones [1]. Todo esto en función de la “guerra fría” que abarcaría más de medio siglo.

De ese presupuesto, un 30 por ciento estaba dirigido a acciones encubiertas y en este caso  a proyectos de medios de comunicación y propaganda. A eso hay que agregar una  población “flotante” de agentes  locales en diversos países donde trabajaban.

En el rubro destinado a propaganda se calculaban millones de dólares  enviados para la producción de artículos, fotografías y reportajes dirigidos a influir en los medios con una capacidad “que sobrepase todos los mayores servicios de noticias de todo el mundo”[2]

La CIA comenzó a filtrarse en el campo de los medios masivos inmediatamente después de su creación cuando salió de la Oficina de Servicios Estratégicos (Office of Strategic Service) después de la Segunda Guerra Mundial.

En esos primeros tiempos, su acción prioritaria se dirigió  a los países de Europa. Entre los subsidiados en aquellos años estuvo “la prestigiosa revista francesa “Paris Match” [3]

Por esos tiempos eran violentas las campañas antisoviéticas que aparecían en todos los medios europeos e influían en el resto del mundo. De acuerdo al periodista Carl Berstein el mayor esfuerzo de captación y formación de medios lo hizo el ex director de la CIA AllenDulles en 1953.[4]

Una cantidad de directores de medios fueron convocados por Dulles para unirse a la causa contra el comunismo global, iniciando la CIA cursos de entrenamiento periodístico para sus agentes, tratando de  colocarlos en las más grandes  organizaciones noticiosas.

También instaló la práctica de solicitar información a los corresponsales acreditados en zonas de interés para la CIA. Era y es común la reunión de estos periodistas con personal de la CIA.

Se aseguraba que este tipo de contacto -que no sólo  continúa hasta estos días, sino que se incrementó en forma notable con las  Doctrinas de Seguridad Nacional y luego las “seguridades hemisféricas -se dio con decenas de organizaciones periodísticas. Incluso en los años 50 la mayoría de periodistas estadounidenses que regresaban a su país tenían contactos con  la CIA.

En las investigaciones de The New York Times en 1977 al menos 22 organizaciones periodistícas  de  EE.UU habían tenido contacto con la CIA incluyendo las empresas ABC y CBC. La revista TIME, LIFE y NEWSWEEK los diarios The New York Times y The News Herald Tribune, United Press INtenational (UPI), American Press International (APE). Otros periódicos como la Cadena Scripps – Howard y TheCristian Sciense Monitor, The Wall Street Journal y otros, incluyendo Fodor’s editora de guía para turistas. Hubo otros importantes comoBusiness Internacional, Mc London Broadcasting Organazation, Film Daily y otros.[5]

Pero en todo ese entramado Estados Unidos había ido construyendo una de sus más importantes organizaciones de control mundial de la prensa, que hoy está en su mayor esplendor, especialmente desde los años 80, y con  el avance de la “globalización” en los 90, hasta manejar en estos tiempos- mediante las nuevas tecnologías- el 95 por ciento de las noticias que circulan por el mundo, desinformando, manipulando y ocultando la verdad, como otra forma de control.

La Sociedad Interamericana de Prensa(SIP)  nació de esas necesidades de control. Mucho se ha escrito sobre el papel de la SIP en todos los golpes de Estado, invasiones y acciones ilegales de guerra, lo que la convierte en cómplice de los crímenes cometidos, a lo largo del siglo pasado y lo que va de este en el mundo.

En realidad la SIP había nacido como una idea de unidad en otras etapas dentro de los viejos esquemas del panamericanismo y en tiempos de enfrentar al nazismo. Como reseña el periodista canadiense  Jean-Guy Allard la inicial SIP fue cooptada por la inteligencia de Estados Unidos.[6]

Nacida como una organización panamericana en 1943 en La Habana , Cuba, después de su virtual aprobación en México en 1942, fue “pirateada” por la CIA en una reunión en Nueva York en 1950, donde se la convirtió en un “cártel” de los dueños de empresasperidodísticas.

Esta operación  estuvo bajo control de “oficiales de los servicios estadounidenses de inteligencia, Jules Dubois   y Joshua Powers, lo que convirtió virtualmente a  la organización en filial de la CIA”[7].

El periodista cubano Ernesto Vera, uno de los fundadores de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) investigó detalladamente “el complot” por medio del cuál, la CIA se apropió de la SIP , cuyo nacimiento en 1943 reunió a una buena parte del periodismo antifascista.

“En esos momentos no se podía excluir a la prensa progresista del  continente, pero con el comienzo de la Guerra Fría , empezaron las conspiraciones”  como surge de la investigación de Vera.

En la reunión de la SIP de 1946, que se desarrolló en Quito, Ecuador a la que asistieron tres representantes estadunidenses : el coronel Jules Dubois, el agente Joshua Powers y Tom Wallace, un alto funcionario del Departamento de Estado, estos maniobraron para que  se aceptara el nuevo encuentro en Nueva York en 1950.

“Un informe de Wallace al Departamento de Estado, desclasificado más   tarde, detalla el plan secreto que iba a realizarse luego en territorio imperial” lo que suceduó en la conferencia en Nueva York, donde se confirmó el complot que permitió a los grandes magnates de la prensa continental apropiarse de la SIP.

Para lograr esto no invitaron a los medios progresistas, no les dieron visa a muchos de los representantes  e incluso retuvieron a Carlos Rafael Rodríguez, quien no sólo representaba al periódico cubano Noticias de Hoy “sino que también era el propio tesorero de la organización. Era un cargo ejecutivo, pero aún así no lo dejaron entrar”.

De esta manera los poderosos propietarios dirigidos por Estados Unidos cambiaron los Estatutos y a partir de ese momento la SIP tomaría otro camino. “En ese congreso neoyorquino, los magnates  de la prensa del continente se convirtieron en los secuestradores de la libertad de prensa”.[8]

Con el paso del tiempo la SIP convertida en una asociación de poderosos dueños de medios intervino en la         UNESCO para defender el control de la información por parte de la empresa   privada y participó en todas las acciones e intervenciones decididas por Estados Unidos en distintos países.

Recién estrenada debieron salir a apagar los fuegos de la Revolución liderada por el Movimiento Nacionalista Revolucionario, en 1952 en Bolivia, uno de los acontecimientos más importantes de la historia de América Latina.
Se movilizaron rápidamente para cooptar a dueños de medios en ese país  y periodistas y para lanzar una fuerte propaganda en Estados Unidos y el mundo en su intento de detener, desviar o desnaturalizar esa revolución, lo que  lograron, como parte de una campaña donde también se utilizaron otros elementos, económicos, político e incluso de acuerdos militares.

En realidad “la historia de la SIP es la historia de los golpes de estado contra los gobiernos constitucionales en los que estuvo involucrada. Se la presenta como la “junta calificadora” de la libertad de expresión en el continente, cuando su papel real era y es destruir todo intento de rebelión contra los intereses coloniales y neocoloniales de Estados Unidos. En todos los documentos desclasificados sobre las dictaduras de América Latina surge la complicidad y el apoyo de la SIP a los dictadores y los ataques y maniobras contra  los gobiernos populares y democráticos.

Es clave recordar la reunión de la  Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Montevideo en 1951. En ese momento el escritor Miguel Otero Silva director de El Nacional de Caracas de Venezuela – en su tiempo  considerado un medio democrático y ahora desvirtuado como tal- enfrentó a sus pares que en sus alegatos defendían dictaduras como la de Anastasio Somoza, sin pudor alguno.

Otero Silva  se rebeló cuando se leyó el texto de la SIP donde entre otros figuraban como defensores de la libertad de expresión dictadores como Anastasio Somoza en Nicaragua y se reproducían grandes alabanzas para el chileno  González Videla y  los dictadores bolivianos de esos momentos.

Otero Silva también admitió que le “daba vergüenza ver en aquella asamblea de Montevideo a los esbirros intelectuales de Rafael Leónidas Trujillo bramando en la tribuna para decir que Perón (Juan Domingo) era un tirano y que en su país, en cambio, se disfrutaba de una absoluta libertad de pensar”,como cita  Gregorio Selser, uno de los periodistas más importantes de Argentina y América Latina, y fuerte luchador contra la política de Estados Unidos contra la región.

La SIP no sólo apoyó a la dictadura del primer Anastasio Somoza (1937 1956), el asesino del héroe nacional nicaragüense Augusto César Sandino,  sino que  sostuvo y defendió hasta el final a la dictadura del segundo Anastasio Somoza Debayle hasta su derrocamiento por la revolución sandinista en 1979.

Entonces la SIP se convirtió por mano de la CIA , en el aparato de persecución al sandinismo y de complicidad con la guerra encubierta de Estados Unidos contra ese país., convirtiendo en “héroes” en sus medios  a los   asesinos mercenarios de la “Contra” nicaragüense. A estos añadieron  los “asesores argentinos” enviados por la dictadura militar que asoló a este país  entre 1976 y 1983.

Esa guerra cruel dejó miles de víctimas en Nicaragua y también en Honduras, ocupada militarmente por Estados Unidos desde los años 30, ocupación que se consolidó en los años 80 cuando se convirtió a ese país en una rampa de ataque contra el territorio nicaragüense. Todo esto con el aval de la SIP.

Pero quizás los dos ejemplos más conocidos a nivel mundial sean sus trabajos a favor del derrocamiento del presidente Jacobo Arbenz Guzmán en Guatemala  y su apoyo a la invasión brutal de Estados Unidos contra ese país en 1954, que partió desde Honduras, con ayuda del dictador nicaragüense.

Los documentos desclasificados en 1999 son una prueba impactante sobre aquellos trabajo de la SIP. El caso “Guatemala” fue clave para conocer a fondo la documentación que luego haría posible hacer un seguimiento de lo actuado por la CIA y  su organismo “estrella” la SIP , contra Cuba y en la intervención contra ese país que nunca ha cesado.

La SIP es también responsable de todo lo actuado contra Cuba y las miles de víctimas que el terrorismo estadunidense, utilizando a los mercenarios cubano- americanos de Miami.  produjo en ese país. Es parte actuante en el bloqueo de casi medio siglo, que es un acto de guerra de Estados Unidos contra Cuba.

El otro caso testigo fuerte contra la SIP es su actuación en Chile (ver nota de Steileger), cuando en 1973 tomó un papel activo en la oposición al gobierno socialista de Salvador Allende

La SIP avaló a todos los golpistas y violadores de la Constitución.
Han constituido verdaderos manuales de injerencia sus actuaciones contra el primero y segundo gobierno del general Juan Domingo Perón en Argentina
También fue clave en la defensa de las  dictaduras del Cono Sur entre los años 60 y 70. Mientras en 1974 emprendía una feroz campaña de desinformación considerando como una dictadura al gobierno popular del general Juan Velasco Alvarado mientras silenciaba los crímenes de  las dictaduras de Chile, Brasil, Bolivia, no sólo contra la persecución a  la prensa sino en las matanzas que hasta hoy se están juzgando.

Los grandes propietarios de los medios, hoy en realidad abiertamente servidores del poder mundial, no han mostrado jamás ni pudor ni arrepentimiento por su complicidad abierta en los crímenes de lesa humanidad cometidos en las pasadas dictaduras. Yen las actuales como lo sucedido en Honduras en los últimos tiempos, y su defensa del terrorismo de Estado disfrazado de Seguridad democrática que deja miles de víctimas cada mes en Colombia, país hoy abiertamente ocupado militarmente por Estados Unidos .


[1] Garcurecich Juan , “A golpe de titulares Cia y periodismo  en América” ,editado  por Videoporess, Praga, Checoslovaquia, 1981, reproducido en Lima, Perú 1991- 2001

[2] Ibid Gargurevich pag 47

[3] The New York Time 26-12-1977, pag.37

[4] Berstein Carl, “The CIA and the Media”.. En “Rolling Stone” 1977.

[5]Ibid  Gargurevich

[6] Jean-Guy-Allard, “Reunión de la mafia de la desinformación en Madrid, 8-9-2008 publicado por la agencia Argenpress de Argentina (www.argenpres.inf)

[7] Ibid Guy Allard

[8] Ibid Allarad

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • derovir dijo:

    aca en brasil tienes un jornal el estado de san pablo que estas en censura porque hay un ex-presidente llamado dom José Sarney donatario de la capitania del estado del marañon que entrou en la justicia brasileña porque ele escribiu algunas cosas contra el presidente. que pais es este llamado brasil que hay censura en el medio de comunicacion..rivored@bol.com.br

  • José Molina Vidal dijo:

    Considero muy importante escribir sobre el “control de los medios de comunicación”, por parte de los poderes económicos. Pero no se puede omitir la forma en que lo hacen, para que la parte del pueblo que nos interesa que conozcan de ésto tengan argumentos.-
    Que yo sepa se puede no dar una noticia…bueno: un hecho de por sí mismo no es noticia, solo es noticia cuando se divulga y….comenta.-
    Se puede manipular la noticia de las siguientes formas, a saber: por omisión u olvido, dándola fuera de contexto y tergiversándola.
    Creo que es necesario exponer que la noticia siempre , siempre estará a favor o en contra, sencillamente porque está englobada dentro de algo que se denomina ideología…ideología. De la cual nadie escapa y puede ser motor impulsor del desarrollo o todo lo contrario, freno y mantenimiento del “Estatus Quo”.-
    Pero tambien debíamos difundir los intereses altruístas, digamos, de los medios. (o como debían ser)
    A saber, pues soy un lego, los medios deben cumplir las siguientes funciones: informar, orientar, educar y entretener. Pero colaterelmente créan, ¡y de qué forma!, estado de opinión, y aquí encaja lo anteriormente escrito. (En ésto influye directamente el sistema de educación y formación para la vida que promueve el sistema social imperante y por ende la clase dominante)
    Gracias Molina

  • aldeanoglobal dijo:

    ¿LO COLECTIVO DEJO DE SER UN VALOR?

    La cultura dominante ha impuesto entre los trabajadores la noción de que lo único valido son las acciones individuales para tener éxito. ¿Que se considera parte del éxito en la vida? ¬Pasar a tener: Dinero, escalar en la toma de decisiones, tener gente que trabaje para mi, una empresa, ser propietario de algo que de status social: casa, auto, lo último de la tecnología, etc.
    Desde mi percepción de trabajador, lo que se me invita es a pasar del otro lado del mostrador en forma permanente. Se quiere que se perciba con cierta vergüenza el ser un simple trabajador, mediante este mecanismo se me distrae constantemente de lo que debiera ser mis verdaderos motivos de preocupación, tener una buena calidad de vida junto a mis seres queridos. ¿Que hay detrás de esa confusión aparente? PORQUE EN EL FONDO CADA TRABAJADOR SABE QUE SOLO TRABAJANDO NO VA A ACCEDER A ESE MODELO DE ÉXITO. Lo que hay detrás es una intención deliberada desde el poder, de dejar matrizada en mi cabeza que eso no va a cambiar, que siempre fue así, que sólo unos pocos exitosos llegan y esos son cooptados por quienes ¨dirigen¨.
    A veces nos sucede en el seno de las organizaciones sociales, que predicamos la desconfianza entre los pares, porque nos cuesta más admitir e incorporar una idea que en desacuerdo con mi percepción pueda ayudar a avanzar el colectivo. Es más importante quien toma las decisiones que los mismos contenidos de lo que proponemos, esto se hace como reflejo (cuando es sin intención) inconciente de las estructuras de poder. Cuando esto comienza a suceder estamos en problemas, porque perdemos la esencia de la causa de los trabajadores, que no admite la menor demora: a cada cual según sus necesidades y de cada quien según sus posibilidades.
    Llegar a aproximarnos a esta transformación de la realidad en un sentido revolucionario, exige abandonar el individualismo exacerbado por estos tiempos post modernos, exige tener certezas de que los caminos o son colectivos o no son caminos para los trabajadores.
    La única manera que el trabajador tiene para contrarrestar todo lo que se presenta en formato mediático, es el ser un multiplicador con sus pares de las ideas mas avanzadas de la humanidad, que se argumentan en valores simples: la solidaridad de clase y la fraternidad necesaria para ejercerla.
    Por esto hay que ser un celoso vigilante de las decisiones tomadas en organismos colectivos y defenderlas aunque cuando se tomaron yo no estuviera de acuerdo. Porque en definitiva la sabiduría colectiva es más certera que la individual, y si el colectivo se equivoca, debo lamentarlo y hacer para corregir errores desde un aprendizaje y si el equivocado fui yo, entonces el colectivo avanzó a pesar mío, y eso no es ninguna disminución de mis capacidades, si no me vuelvo un omnipotente, eso me permite ser un revolucionario.
    DEBEMOS TRABAJAR DURO PARA RESCATAR PARA LA SOCIEDAD EN SU CONJUNTO QUE EL TRABAJO EN EQUIPO DEBE SER UN VALOR A MANTENER EN NUESTRA GENERACION PARA ASI PODERLO PROMOCIONAR EN NUESTROS RELEVOS GENERACIONALES.

  • João Cândido Cunha dijo:

    De Brasil:
    Inflei-me de coragem para ler esta matéria que trata de assunto tão
    repugnante, o faço pela Sra.Stella Calloni e seu rigor ético. Esclareço
    que por conta de cardiopatias não posso assistir Tv que à dez anos já
    não tenho, os impressos são das mesmas empresas e o radio só a boa músi
    ca da Radio da Univercidade Federal, porém quando entra o programa dos
    gurís da Comunicação Social dizendo disparates, meu coração parece que
    vai sair pela boca. Careço de informação, os jornais de Cuba e Venezue
    la quase me satisfazem, digo quase porquê passam dias sem trazer nada
    sobre a Líbia, aí o fazem colocando a foto de um soldado da OTAN e o
    texto que parece foi redigido pela mesma mais os “rebeldes” tudo contra
    Gadaffi e Líbia, um texto que não precisa mudar nada, promto para ser
    lido às 20:00 Hrs para mais de CEM milhões de brasileiros pelos tipos
    mais reaçionarios da Tv bras ainda acressentariam “Publicado no Cubade
    bate” perdemos a chance de marcar e ainda fizemos gol contra.
    Noticias sobre a Líbia há em profusão e atualizadas em outros sites.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Stella Calloni

Stella Calloni

Periodista argentina y corresponsal en su país del diario La Jornada. Es autora de “Los años del Cóndor”.

Vea también