Imprimir
Inicio » Opinión  »

Nos jugamos el futuro de la humanidad

| 8

El inicio de la actual crisis es a la vez, la manifestación de un conjunto de problemas profundos de la economía real que no se resolvieron al final de los 90 y que, hasta ahora, habían sido tapados durante décadas bajo un crecimiento de la deuda, y también es la expresión de una contracción financiera coyuntural entre economía productiva y economía especulativa de una gravedad desconocida desde la II Guerra Mundial.

Estos últimos años, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de EEUU ha sido el más bajo en comparación con cualquier otro período desde finales de los años 40, el desarrollo económico tampoco ha sido más fuerte de manera significativa en Europa occidental o Japón, para contrarrestar la debilidad de la demanda, los gobiernos, encabezados por el de EEUU, no han encontrado otra solución que comprometer volúmenes cada vez mayores de deuda, en formas cada vez mas variadas, para mantener la economía funcionando.

La economía capitalista muestra ahora sus debilidades o mejor dicho vemos como ahora queda al descubierto el carácter especulativo de la economía, como la banca ha ido dominando la economía productiva para ponerla también a su servicio, y el dinero parece que desaparecer de pronto, ya que los bancos que son sus depositarios vienen al Estado a pedir ayuda ante una crisis que ellos mismos han provocado y el pánico les lleva como hemos dicho a poner en cuestión el propio sistema capitalista del que han venido aprovechándose.

En este marco EEUU ha padecido en los últimos años, además una creciente pérdida de control político en América Latina y otras regiones del mundo, y el grave proble­ma de un enorme consumo de recurso energéticos (mas del 20% del total mundial), combinado con su escasa producción de ellos (poco mas del 2%).

Desde esta circunstancia el poder imperialista estadounidense intenta recuperar su dominio sobre los recursos naturales del planeta mediante su poderío bélico, y su fuerza mediática a fin de intentar pro­longar su dominio, y frenar su decadencia, para ello necesita reconquistar zonas de ex­traordinario valor estratégico y ricas en materias primas.

En el camino de conseguir estos objetivos toma especial importancia el denominado Consejo de Relaciones Ex­teriores de los EE.UU. (CRE), una organi­zación con bajo perfil público, pero con mucho poder y sobre todo mu­chísima efectividad, este CRE está integrado por los máximos directivos de las grandes em­presas financieras, industriales, comerciales, medios de co­municación, universidades, centros de investigación, insti­tuciones armadas, tecnocracia oficial, funcionarios de alto nivel, ex-presidentes y entidades culturales.

Los objetivos imperialistas han sido bien precisados por la CRE:

  • Creación de una especie de gobierno privado mundial por encima de los Estados
  • Erosión sistemática de las estructuras de los estados-na­ciones.
  • Colonización socio-cultural por los valores insolidarios e individualistas.
  • Imposición de un sistema financiero globalizado de ca­rácter especulativo usurario dirigido por el FMI o el BM.
  • Alineamiento de la opinión pública mediante una agresi­va acción desde los medios de comunicación en todo el planeta.
  • Creación de un clima de tensión permanente mediante la fabricación de enemigos permanentes.

El Consejo de Relaciones Exteriores es un verdadero centro de poder real, situado por encima del poder formal de los Estados, un poder que no se somete a ningún tipo de elecciones u otras formas de control democrático, y basa su dominio en cuestiones fundamentales de la estrategia de dominación estadounidense:

  • Un sistema de deuda externa que mantiene un colonialismo económico que obliga a seguir las directrices de políticas económicas que impone el FMI y el BM.
  • Las “áreas de libre comercio” posibilitan liquidar todos los mercados nacionales y garantizar que la “libre com­petencia” sirva exclusivamente a los monopolios y oli­gopolios.
  • Privatizaciones que permiten absorber a favor de las multinacionales las empresas públicas y los patrimonios naturales de las naciones neocolonizadas y que facilita también el dominio de todo lo social y colectivo para someterlo a los intereses neoliberales.
  • La guerra “antiterrorista” se convierte en un magnífico instrumento para dominar territorios ricos en gas, petróleo, uranio, agua, opio y ponerlas en manos de las multinacionales
  • Las desregulaciones de las relaciones laborales absolu­tiza facilita una mayor explotación del trabajo asalariado y un mayor beneficio por parte del capital.
  • La imposición de un sistema financiero especulativo, que multiplica las ganancias bancarias y posibilita apropiarse de grandes estructuras productivas, recursos na­turales y países enteros, sin necesidad de ocupación militar.
  • La imposición de una cultura uniforme, empleando los medios masivos de comunicación para alienar a gran parte de la sociedad.
  • En este marco no se puede descartar la preparación de una nueva guerra mundial, la exten­sión de la guerra que hay en Palestina, Irak y Afganistán a otros países y regiones (Irán, Colombia, Venezuela…).

Pero las cuentas no le salen al imperialismo y el avance del ALBA contra el ALCA, los cambios positivos en el MERCOSUR, el impulso de Petro-Caribe y Petro-América, el proyecto de gasoducto conti­nental, la nacionalización de lo hidrocarburos en Bolivia y el reforzamiento de la unidad entre Cuba, Venezuela, Boli­via y Nicaragua (núcleo duro del proyecto ALBA), los acuerdos energéticos entre Venezuela y Ecuador, y los avances de la lucha popular contra el TLC en ese país, junto al auge de las alternativas progresistas y de las luchas sociales en la región, incluida las crisis en México y en Perú, determinan que EEUU  eleve el perfil de sus planes militares y procure involucrar a la OTAN en la región.

Por ello finalmente el componente militar puede imponerse sobre otro tipo de componente en el entramado del gobierno de los EE.UU. y el imperialismo, ante el fracaso de las políticas económicas de dominio, empieza a valorar una respuesta militarista a la crisis del capitalismo de final de siglo XX y principios del XXI, y ha lanzado a la humani­dad a una crisis de existencia, a una crisis de la civilización humana.

En función de esta posibilidad los EEUU refuerzan su militarismo y de esta forma, el Comando Sur de las Fuerzas Militares de EEUU ha pre­valecido sobre el Comando Atlántico, asumiendo desde el Sur de México el control y la dirección de las “operaciones” para toda América Latinoamérica y el Caribe, empezando por lo que considera su patio trasero, en Colombia la vertiente militar del Plan Colombia-Ini­ciativa Andina tienes todas las características de una guerra de baja intensidad, allí se ha reforzado la inteligencia militar del Pentágono, la CIA y otras agencias estadounidenses.

De esta manera el Pentágono amplia en Colombia su dotación de helicóp­teros y aviones, así como su intervención en los entrena­mientos, la formación de batallones bajo su dirección y la conducción directa de determinados combates contra la in­surgencia, para dar el salto hacia  el acuerdo que le posibilita instalar siete bases en territorio colombiano, algunas de ellas cerca de las fronteras con Venezuela, al mismo tiempo ha reactivado su IV Flota, imprimiéndole una actitud amenazante a sus maniobras en los mares de la región.

Fuera de Latinoamérica se trata de aumentar la tensión reforzando la maldad de los enemigos del sistema y por eso se recrudece la ofensiva contra Irán acusándolo de pretender borrar del mapa a Israel,  de estar empeñado en la producción de armas nucleares, las excusas suben de tono y ni los evidentes fracasos militares en Irak y Afganistán, ni la creciente protesta interna contra la guerra, hace desistir a los halcones de Washington de su determinación de hacer global la guerra.

Surge además otro elemento que el imperialismo necesita controlar, es el extraordinario cre­cimiento económico de China y la India, crecimiento que si bien, al principio puede ofrecer a las multinacionales grandes beneficios, el capitalismo sabe que este crecimiento choca a largo plazo con sus intereses y puede crear una grave situación en cuanto a carencia de recursos energéti­cos y otras materias primas en el llamado primer mundo, ya que este necesita apropiarse del petróleo, uranio, agua, carbón del tercer mundo para mantener su nivel de crecimiento.

La  realidad es que China esta siendo rodeada de bases militares estadounidenses ubicadas en Corea del Sur, Tayikistán, Kirguizistán, Kazajstán, Pakistán, Indonesia y Filipinas, lo que parece indicar que en estos casos, y también en el de una Rusia que pueda pensar en ser cada vez independiente, los halcones del Pentágono no piensan en guerras directas, sino en la vía de conflictos de India y China con naciones apoyadas por ellos.

Nada de racionalidad hay que esperar los intereses económico-militares, con una moneda pierde fuerza como patrón mundial, unas fuerzas militares, a pesar de su poderío no alcanzan para enfrentar las resisten­cias en Irak o Afganistán y sobre todo una economía y una sociedad afectada por una crisis que no encuentra solución con medidas parciales, por lo que la respuesta a la crisis del gran capital puede dar un salto hacia otra crisis de dimensiones mas graves, una crisis civilizatoria que apunta hacia una salida de mas dominación del poder real que implante la dictadura del Capital como forma de dominio total del planeta sin control alguno.

Por ello no se puede descartar que en la actualidad la guerra global sea parte de la esencia misma de un imperialismo cada vez mas militarizado, ya que el complejo militar industrial y empresas anexas lo necesitan: General Electric, General Motors, Ford, Jersey Estándar, Royal Duch Shell, Chrysler, Unilaver, Movil Oil, Bethlehem Stella, Sear, Colgate-Palmolive, Harly Burton,.

Por todo ello cuando los recursos bajo su control, se agotan, hay que inventar nuevas guerras y nuevos pretextos para llevarlas a cabo, siempre pensando en las riquezas que contienen las nuevas zonas a atacar y creyendo que allí le podría resultar mas fácil que donde están fracasando.

Ante esa realidad tiene un especial valor el fortalecimiento de las posiciones revolucionarias en las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela, su pacto de defensa con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, la vuelta del sandinismo al poder en Nicaragua, la consolidación de los procesos de transformación social en Bolivia, Ecuador, etc., pero sobre todo es necesaria una respuesta, coordinada desde todas las organizaciones sociales, sindicales y políticas del planeta que planteen desenmascarar esta escalada de tensión prebélica, es necesario hacer un llamamiento a la defensa de una paz que permita a los pueblos alcanzar un desarrollo que parta, de poner los recursos naturales del planeta al servicio de la mayoría de las personas y que busque utilizar los avances de todo tipo, médicos, tecnológicos,… en la mejora de la calidad de vida de los seres humanos en su conjunto y no en el enriquecimiento de unos pocos.

Es el momento de hacer realidad estos planteamientos que mueven a tantas personas en todo el mundo y movilizar todos los recursos a nuestro alcance para generar un movimiento mundial que desde las organizaciones de base, de una forma muy abierta y participativa incluya en todos los encuentros regionales o mundiales un punto del orden del día con este tema: Acciones para consolidar un movimiento mundial en defensa de la paz y contra el militarismo, por la transformación de los presupuestos militares en gasto sociales.

Es el momento de situar al presidente de los EE.UU. ante su responsabilidad de evitar la mayor catástrofe de la historia de la humanidad y plantearle que se comprometa para que las NN.UU. y otros organismos internacionales asuman un papel en defensa de la paz por encima de las presiones imperialistas porque no es una exageración afirmar que nos estamos jugando el futuro de la humanidad, al menos tal y como la conocemos en la actualidad.

*José L. Centella Gómez es el Secretario General Partido Comunista de España.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • josé juan requena dijo:

    Contaminación Ambiental
    En El Día Finito De La Tierra
    Por: José Juan Requena.

    Apocalipsis o Armagedon.
    A propósito del cambio climático a escala global y la reciente reunión de la ONU, para tratar este tema. El deterioro del medio ambiente que hemos venido observando es muy grave. Es una amenaza real, el calentamiento global, y la destrucción de la capa de ozono, causada por las emisiones de los gases invernadero. Originados, por los países que derrochan su tecnología alterando un recurso que es de todos, el clima.

    Existe una tecnología que pocos la toman en serio, es la modificación del clima con fines estratégicos militares. Los cambios climáticos observados se deben en gran parte a esto. Sobre todo en los últimos diez años. Esto compete a los programas de defensa antimisiles, nuevas armas militares invisibles. Armas capaces de manipular el ambiente. Conocidas como armas geofísicas o Proyecto Haarp. Pueden leer más sobre proyecto Haarp buscando en la red en buscadores: Yahoo, o Google.
    Son armas electromagnéticas, capaces de cambiar los patrones climáticos del planeta. Esta tecnología ya está operativa. La tecnología es capaz de manejar el clima con precisión sobre regiones previstas y seleccionadas. Esto se logra con emisiones de ondas de altísima intensidad, que calientan la ionosfera como si fuera un horno de microondas gigantesco.
    Sus efectos en el campo militar son diversos, como es incidir en la agricultura y alimentación de la región afectada, además de crear caos y dificultar al enemigo sus movimientos. En el campo biológico y genético ya se está aplicando tecnología que modifican las características reproductivas de los genes de organismos vivientes, ingeniería genética y la técnica de la nanotenología biológicas, esto ya se está aplicando, con semillas genéticamente manipuladas, que luego no se reproducen si no se las compras nuevamente a su proveedor, uno de los más fuertes en este campo (Monsanto).
    La guerra bioquímica capaz de eliminar cultivos aplicada en Vietnam, y Colombia, y recientemente el Ecuador que ha sido victima de estos efectos altamente nocivos para la vida de toda especie viviente. Tanto que Ecuador, piensa demandar a Colombia, por los daños ocasionados.
    Se cuenta con la tecnología para la siembra de nubes para producir lluvias, y el desvió de algunos huracanes. Se asegura que la manipulación meteorológica del clima tiene para fines bélicos efectos más destructivos que el de la bomba atómica, amén de pasar inadvertidos, pues pasan camuflados como fenómenos del clima.
    Como ejemplo de esto tenemos documentos como la llamada Operación Popeye que implican la práctica de estas acciones en países como Laos-Vietnam-Camboya. Como dato interesante, cada viaje de los transbordadores espaciales de USA, inyecta desde sus cohetes de combustible sólidos, a la estratosfera unas setenta y cinco toneladas de cloro, destructor de la capa de ozono, por la expulsión del ácido clorhídrico de los cohetes y los nuevos lanzamientos inyectan aún más unas 187 toneladas por lanzamiento.
    Por último el proyecto Haarp, activo en la actualidad, (programa de investigación de auroras de alta frecuencia). Experiencia colosal iniciada en el año 1.991, por la marina y fuerza aérea estadounidense el instituto geofísico de Alaska, y la (SAIC) y (DARPA) desde su base en Garona Alaska. Esta es como una inyección de ondas aleatorias de energía controlada a la ionosfera la que puede calentarla como un gigantesco horno de microondas.
    Haarp cuenta con 180 antenas transmisoras de alto poder que envían energía a ciertas partes de la ionosfera seleccionada. Con objeto de desencadenar una alteración climática determinada. Las ondas ELF de muy baja frecuencia, inducidas en la ionosfera, son ondas capaces de atravesar cualquier objeto vivo o muerto existente. Estas ondas de gran interés militar capaces de atravesar la corteza terrestre y descubrir depósitos de armas, o silos ocultos del enemigo y aún aeronaves que estén volando en el otro lado de la tierra actúan como si fueran un tomógrafo, a más de servir para otros usos como comunicación entre submarinos e interferencia en las comunicaciones del posible enemigo.
    Esto ocurrió ya, en la guerra contra Irak, Tormenta del Desierto.
    Las nefastas consecuencias de este arma climática Haarp, son impredecibles, cierto es que puede formar un escudo protector contra el ataque de misiles, destruir satélites, interrumpir comunicaciones, diferenciar con precisión misiles de otros objetos voladores, por ello a este proyecto se le conoce también como Guerra de las Galaxias,
    Haarp, sin duda es un arma climatológica.

    Su capacidad es la de concentrar ondas de muy baja frecuencia a la ionosfera lo hacen capaz de modificar el clima, y alterar el campo electromagnético del planeta. Véase en la Web, de Haarp. http://www.haarp.alaska.edu/. Los ángeles no tocan esta arpa. http://wwwearthpulse.com/productshaarp.html.
    Capaz también de alterar el valor de la frecuencia de resonancia terrestre 7,83 Hz llamada frecuencia Schumann en honor a su descubridor, por su bajísima frecuencia, estas ondas son capaces de alcanzar longitudes de 38.0000 kilómetros. Los efectos causados al clima por estas ondas que pueden provocar torrenciales lluvias o prolongadas sequías, incluso provocar terremotos, pudiendo alterar el funcionamiento del cerebro humano, por funcionar este con ondas de muy baja frecuencia.
    La contaminación es tal que es dudoso que el ser humano pueda sobrevivir más de 30 años, mientras la gigantesca devastación de bosques, fauna, además de la contaminación de las aguas, mares y ríos persista. Como consecuencia del capitalismo global implantado por el imperio de los huesos y la calavera, ya las alteraciones efectuadas en el clima son irreversibles, esta verdad, nos lleva camino al Apocalipsis total. En el futuro la radiación del cosmos, entrará sin ningún filtro, (por no existir la capa de ozono) a la atmósfera de nuestro planeta. Esto acabará con toda la vida del planeta.
    Réquiem in pace homo sapiens. En el futuro próximo nuestro planeta, parecerá un desierto como luce hoy la superficie de Marte, ¿es posible que en Marte sucediese la misma historia?
    • Ver el documental La Verdad Duele de Al Gore. (Ex Vicepresidente de los Estados Unidos)

  • H Lo dijo:

    DE ACUERDO (pero como hago para hacer entender a estos burros)
    Creama que es una tarea titanica la de trabajar para primero convencer y luego a movilizarlo asi que esta opinion suya cayo del cielo . Acaba de volver de la imprenta y saque 100 copias que voy a repartirlas especificamente para ellos. “los de Burros”. y creo que con esto comprenderan que es un esfuerzo mas de mi parte para que se movilicen Somos el comite CRAZY FOR PEACE de Winnipeg (Se acuerdan de Neruda y el barco Winnipeg) donde nuestro poeta llevo casi 3.000 españoles refugiados en Francia para Chile.. Bueno una tarea mas cumplida por mi parte. Muy bueno su articulo y aclaratorio . espero que sea leido por miles.

    Tambien estamos en facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=108643842527680

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Su sostén es la economía de guerra. El complejo militar industrial mete miedo para imponer esa economía al mundo. En una ocasión en que un compañero visitó México para un forum sobre calidad en la producción del trabajo, una de las empresas participante, no americana, presentó un trabajo sobre la alta productividad del trabajo que alcanzaban aplicando métodos novedosos y eso resultó, según el participante bueno, hasta que se supo que aquella empresa que no era de América lo que fabricaba eran tanques de guerra.

    Me pregunto en el intercambio de valores, en la correspondencia de los que producen y los que reciben, que reciben los pueblos de todo el mundo de la producción de armas. Por qué EE.UU. no detiene la venta de armas a la mafia que opera con las drogas en la frontera mexicana y en toda América del Sur y en el mundo, que además es su responsabilidad porque son ellos los que estimulan el consumo de droga al ser el país donde más se consume la droga proveniente de todo el mundo.

    Hace falta que la agencia que tomó los miles de documentos revele alguno que contenga a dónde va a parar el opio de Afganistán y verán sorpresas, y si se supiera a fin de cuentas y fuera posible publicarlo habría de conocerse cuantos tipos y de cuantas procedencias son las drogas que se consumen en EE.UU. y cuantos millones de adolescentes y jóvenes están afectados por ese flagelo, pero esto solo lo combate en Colombia donde están justificando montar 7 bases militares que todo el mundo sabe que son un pretexto para meterle miedo a Venezuela y a la revolución que se les viene en cima en el continente.

    EE.UU. tiene grandes ingresos que lo sostienen: las armas y las drogas, luego venden en condición de mercado cautivo a toda América Latina y a los países del tercer mundo que por sus diferencias de tecnología y desarrollo no pueden competir con ellos y traslada a estos países las llamadas maquiladoras o sea la idustria más sucias y de menos productividad en busca de mano de obra barata y otras ventajas competitivas y así se venden en el mercado americano autos coreanos del sur y tanta basura que importan porque ellos son los dueños del mundo y siguen extrayendo a cualquier costo las materias primas y dejando los huecos en la tierra para las futuras generaciones.

    Ellos sobreviven al intercambio desigual. Cuando de iguales compitamos veremos. Cuando sean nuestras las empresas y el ALBA, UNA Sur y las comunidades de países independientes se les sumen, veremos como tocamos en cada cosa.

    Es posible que un día se les desarme la industria del armamento, que no surta ningun efecto el chantaje y que las Naciones Unidas jueguen el papel de representante de la comunidad internacional y no del poder imperial y que aparezcan dirigentes que no solo piensen por el mundo sino que actúen por el mundo.

    Millones de verdades habrá que decir y que ojalá las publiquen ellos mismos.

    México calladamente resiste y hoy su presidente toma un poco de verguenza y arremete contra los americanos, pero más que eso hace falta que se hagan respetar y si es posible que suene algo que ponga un poco de orden en esa frontera donde muere tanta gente por causa tan innoble.

    Esto, porque aún no tengo otra tribuna, esto es necesario que se conozca y que nadie tema en decirlo. Los americanos siguen haciendo los que les da la gana y no dan síntomas de arrepentimiento como nunca han pedido disculpas a los japoneses por las bombas que les regalaron.

  • Francisco Z, Lantos dijo:

    SOLO UNA NUEVA Y JUSTA “FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA”, CONVERTIBLE EN UNA IDEOLOGÍA, ACEPTABLE Y COMPARTIDA POR TODAS LAS CIVILIZACIONES, PODRÍA SALVAR EL FUTURO DE LA HUMANIDAD

    En el año 1966, cuando la población del mundo era aún de 3.200 millones de personas, pero según un diagrama de crecimiento de la población del mundo, éste enseño una irregularidad antinatural, según la que, para el año 2000 estaba previsto para que esta cifra llegase a 6.400, yo presentí el gran peligro que esto significaría para nuestro futuro si esta cifra se cumplía.

    Al estudiar el tema, el mismo año publiqué en la revista ARQUITECTURA del COAM mi ensayo “Causa y solución del enorme aumento de la población del mundo”, que también se recogió en la revista dominical del diario ABC.

    Como no hubo ninguna esperanza, por mi parte, de que el público se interesara por este grave problema, en la misma revista ARQUITECTURA bajo el título “Artículo dirigido a las inteligencias inquietas”, publiqué mi llamamiento con un aire dramático sobre el tema, presentando al mismo tiempo un programa de actuación para resolver este problema, que pensaba realizar dentro de un Círculo de Estudios, compuesto por compañeros de mi profesión y personas de elite de otras profesiones.

    Al no manifestarse aún en aquellos tiempos las consecuencias negativas de este antinatural acontecimiento con tanta claridad y fuerza como las contemplamos hoy, nadie se interesó para trabajar juntos en este campo no remunerado, aunque sí recibí congratulaciones y ánimos para continuar con mi búsqueda e investigaciones, por lo que tuve que continuar en solitario con este proyecto.

    Como muy pronto, en mis investigaciones, descubrí que el problema de la antinatural y desenfrenada expansión demográfica no era el único mal que había surgido, sino que era sólo uno de los muchos que experimentamos, sentí la necesidad de enfocar mi búsqueda en la causa de todos estos males, que me llevó hacia el campo de la filosofía.

    El resultado de este estudio ha sido mi “filosofía del mundo y de la vida” que no coincidía con la de nuestras sociedades materialistas y de consumo, por lo que ningún organismo oficial o particular se haya interesado por mis ideas, teorías y proposiciones, y para que éstas quedasen registradas para el futuro, desdoblé mi trabajo, estableciendo mi Centro de Investigación, manteniendo los gastos de mi centro y publicaciones con los ahorros surgidos de mi estudio de arquitectura, logrando publicar 9 libros, 6 números de la revista anual MENSAJE, de mi Centro de Investigación, y confeccionar una amplia y compleja exposición con carácter permanente, montada en mi estudio de arquitectura, que recogen los 42 años de mi investigación ininterrumpida sobre mi “idea sobre el mundo y la vida” traducida ésta en teoría y sus correspondientes soluciones en el campo de la arquitectura y de los asentamientos humanos (ciudades y poblados ideales), basada en las justas e intrínsecas necesidades de nuestra naturaleza psicosomática.

    Ante el desinterés de nuestras sociedades por las obras de las que nadie, excepto la humanidad, podría sacar un beneficio, ya no estaba dispuesto a gastar más de mis ahorros para la publicación de este tipo de estudios, pero sí a continuar con los trabajos, logrando preparar las maquetas de 6 nuevos libros y 7 números de la revista anual, que en su día serán como herencia mía hacia la humanidad, para que los publiquen cuando las contradicciones entre sus “ideas sobre el mundo y la vida” y la realidad sean más palpables y frecuentes y mis teorías serán justificadas.

    En estos tiempos, después de 42 años de mi primer aviso, notando ya clamorosamente el erróneo enfoque y criterios, en los que se basaban y se basan las conferencias mundiales de las Naciones Unidas, sobre nuestros innumerables e interrelacionados males que sufrimos, ya se oyen opiniones de que la causa de todos estos males es la errónea conducta y actividades del hombre, pero como ni éste ni otros organismos u organizaciones, por el desinterés por este tipo de temas, estaban preparados para juzgar nuestros problemas en su esencia, en su ignorancia, no sólo no han sentido la importancia de promover investigaciones que buscaran la causa real de nuestros males, sino que, al interpretar las ideas y proposiciones de los pocos “precursores” como críticas de sus actuaciones, aplicaban la postura más cruel de nuestro tiempo, la de ignorarlas.

    El resultado de esta actitud imperdonable es que, como consecuencia de estos erróneos enfoques y criterios en los que se han basado los programas de las conferencias de las Naciones Unidas sobre nuestros males, según el diagrama nº 1 adjunto, la población del mundo y el consumo de energía en el año 1966, cuando yo, en mis artículos, llamé la atención de este grave y antinatural acontecimiento, era de 3.200 millones de personas y una media de consumo de energía sobre la población del mundo de 2-3 veces mayor de lo normal que corresponde a nuestra naturaleza, estas cifras hoy se han convertido en 6.400 millones y el consumo de energía de una media de 3-4 veces mayor de lo normal, que si miramos mi diagrama nos daremos cuenta que es 32 veces más población que la que existía en la época de Jesucristo, lo que multiplicando estos factores, 32 x (3-4) nos daría 90-128 veces más consumo de energía que se consumió en aquella época.

    A pesar de que los compromisos de reducir los gases nocivos previstos en el Protocolo de Kyoto para los países firmantes no se han podido cumplir y el equipo de científicos de las Naciones Unidas en sus informes justifican los daños causados a la Naturaleza por estos cambios, que según las tendencias observadas del desarrollo de este acontecimiento no han llegado aún a su techo, ya que según las estimaciones de las Naciones Unidas, la población del mundo para el año 2050 puede llegar a la cifra de 10.000 millones, y el cambio de consumo de energía, extendido ya por China, India, África y Suramérica, los cuales hasta hoy no han consumido ni la mitad que los países desarrollados, (Estados Unidos de América, Canadá, Europa Occidental y Japón) los que para el año 2050 quieren acercarse mucho al nivel económico de estos países económicamente desarrollados, lo que podría significar una media de 4-5 veces más consumo de energía por persona, extendiéndose ya por toda la población mundial, que multiplicado por 50 veces más de población mundial (50 x (4-5)) nos da 200-250 veces más consumo de energía que el que existía en la época de Jesucristo, lo que, prácticamente es el doble de lo que existe en la actualidad.

    ¿Cómo puede alguien incluso pensar que esta antinatural y enorme demanda materialista se puede resolver con nuestros futuros avances tecnológicos, llamando al mismo tiempo catastrofistas a las personas quienes prevén el resultado, con este tipo de enfoque, como un fin inevitable de destrucción planetaria?

    Aunque, apoyados en los grandes e irreversibles daños demostrados por el equipo de científicos de las Naciones Unidas causados a la Naturaleza, el Sr. Al Gore y algunas personas más, acertadamente y ya casi de sentido común para esto, culpan al modo de vida del hombre contemporáneo, pero como ninguna de estas personas han dedicado suficiente tiempo para investigar a fondo la causa real de este comportamiento negativo del hombre, las proposiciones que proponen para frenar el progresivo empeoramiento y evitar una destrucción planetaria es errónea e insuficiente, y refleja el desconocimiento de la verdadera naturaleza de la especie humana, no darse cuenta de que la conducta del hombre no es como la de los otros seres animados (animales), constante y preestablecida, sino que, al estar su naturaleza compuesta de vida espiritual y vida instintiva, dependiendo de la valoración de una parte sobre la otra, obtiene su “filosofía del mundo y de la vida”, y esto es lo que define su modo de vida, y si las consecuencias de esto son negativas, mientras no logre cambiar su filosofía y el estado psicosomático de su naturaleza, nada puede hacer para mejorar su situación y eliminar sus males. (ver diagrama 2)

    Este hecho lo justifica la historia de la conducta y actividades del hombre, y hemos visto como los males que se presentaron en la Edad Media, como consecuencia de la exageradamente espiritual “filosofía del mundo y de la vida”, no se pudieron eliminar con ningún modo práctico hasta que, aprendiendo de sus contradicciones, observadas entre sus ideas y la realidad, no se manifestaron cuando, a través de un lento camino evolutivo, han podido reestablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual y la instintiva de su naturaleza especial humana, que ha ocurrido en la época del Renacimiento, cuando sin ninguna intervención, más bien de manera natural y espontánea, se han anulado todos los anteriores males, y mientras duraba este ideal y perfecto estado de la naturaleza especial humana, los hombres de estas sociedades vivían en perfecta armonía con las Leyes de la Naturaleza y alcanzaron los más altos resultados en todos los campos de sus actividades.

    Desgraciadamente, quizás por experimentar las mejoras en el campo de su vida práctica y diaria, los hombres, en su optimismo de poder continuar mejorando sus vidas físicas, durante este proceso no han podido mantener este equilibrio, y al dejar sus intereses por los valores espirituales, poco a poco se convirtieron en seres materialistas, que con la Revolución Industrial, en el siglo XVIII, se extendió, durante este tiempo, por todas las partes de nuestro planeta, y estando ahora guiadas sus conductas y actividades por su extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que mientras no se logre cambiar esta y restablecer el justo equilibrio entre la parte espiritual y la parte instintiva de su naturaleza especial humana, el hombre, similar a un drogadicto bajo los efectos de la droga, no es capaz de cambiar su modo de vida, y las sugerencias que se hacen de cambiar bombillas de electricidad, ahorrar agua en nuestras duchas, colocar botellas en las cisternas de los w.c., usar coches con menos cilindrada, colocar paneles solares para captar energía solar donde haya suficiente luz solar, etc., mientras estamos construyendo edificios inteligentes, instalados con sofisticados equipamientos, de 50-100 plantas, con muro cortina, calefacción central y aire acondicionado, que consumen excesiva cantidad de energía, observamos impotentemente el desarrollo de nuestros asentamientos humanos, concentrando el 70% de la población del mundo en enormes, caóticas, y deshumanizadas Metro y Mega ciudades y en indefinidas y vulgares conurbaciones (diagrama 3), entre las que, para el año 2050, puede que muchas de ellas alcancen la cifra de 10-50 millones de habitantes, en las que se producirían los más altos consumos de energía y contaminaciones, el dar consejos a los hombres empapados en sus convicciones materialistas de cómo ahorrar energía sacrificando algo de sus costumbres, no es más que una ilusión y un autoengaño, sólo justificado por la ignorancia de no conocer la naturaleza real del hombre y la verdadera causa de nuestro problema.

    No obstante, reconociendo ya que la causa de todos nuestros males es el hombre contemporáneo de nuestras civilizaciones y sabiendo, demostrado por la historia de la conducta y actividades del hombre, que el hombre sólo es capaza de adaptarse con su conducta a las Leyes de la Naturaleza, y restablecer el perfecto y armonioso desarrollo de nuestro mundo manifestado si logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, las Naciones Unidas y otros organismos oficiales y organizaciones profesionales, políticas y sociales, cuyos papeles en la sociedad es tratar de resolver este grave problema, tendrían que crear, además de equipos científicos de investigación para buscar soluciones para los manifestados efectos de nuestros males, también el tipo de investigación cuyo objetivo fuera el de tratar la causa de los mismos y encontrar la solución para establecer nuevamente el justo equilibrio de nuestra naturaleza psicosomática, ya que sólo logrando esto desaparecerán todos nuestros innumerables e interrelacionados males, entre los que la antinatural y desenfrenada expansión demográfica y cambio climático sólo son unos.

    Empero, como para cambiar la postura de los organismos como las Naciones Unidas u otros organismos oficiales es casi imposible, este papel solamente personas independientes y preocupadas por nuestro futuro quienes tengan medios para financiar este tipo de investigaciones como el Sr. Al Gore o algunas fundaciones humanísticas podrían realizarlas.

    Madrid, 20 de Noviembre de 2008
    Ferenc Z. Lantos

  • Francisco Z.Lantos dijo:

    ¿COMO SE ACABARA LA ANTINATURAL
    Y DESENFRENADA EXPANSION DEMOGRAFICA?

    Ante la antinatural y desenfrenada expansión demográfica que empezó a dispararse en el siglo XVIII con el comienzo de la Revolución Industrial en Europa, y que entre los años 1800 y 1960 se aumentó 4 veces la población mundial llegando a la cifra de 3200 millones, yo, basándome en mis 10 años de investigación sobre el tema bajo el título “Causa y solución del enorme aumento de la población del mundo” desarrollé el resultado de mis investigaciones lo que en el año 1966 el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid publicó en su revista “Arquitectura”.
    Como no he recibido la esperada reacción ante este grave y peligroso acontecimiento, que afectaba muy negativamente no solamente a nuestros quehaceres profesionales como arquitectos sino también a nuestra futura subsistencia, medio año más tarde presenté otro ensayo bajo el lema “Artículo dirigido a las inteligencias inquietas” apuntando muy dramáticamente el gran peligro que el desinterés de nuestras sociedades hacia este antinatural y en esta escala nunca experimentado cambio de acontecimientos significaría a todos los niveles de nuestra conducta y actividades.
    La suerte de este artículo publicado en la revista del COAM, tampoco tenía ninguna reacción ni interés por parte de mis compañeros.
    Sintiendo esta grave amenaza, que este antinatural fenómeno significa, no sólo para nuestro futuro sino también a la subsistencia de otros seres animados que componen la Naturaleza de nuestro planeta, completando este ensayo para llegar a todos los públicos lo presenté al periódico ABC, que encontrándolo interesante lo publicó en la revista “Los domingos de ABC” el día 10 de Mayo de 1981.
    Sin embargo, y desgraciadamente, el público en general tampoco demostró interés hacia su contenido y en sus incapacidades de cambiar sus vidas rutinarias y despreocupantes no sólo ignora este peligro sino que se siente molesto ante cualquier idea que exija un sacrificio o cambio de sus vidas acomodadas.
    En las épocas de contradicciones, como es la nuestra, en las que en principio, cuando los errores entre las ideas del hombre y la realidad aún no son muy evidentes y las que sólo algunas personas inquietas y preocupadas por el futuro pueden captar, encuentro normal que las ideas de estas personas no sean bien vistas y sólo sus persistencias y el tiempo puedan vencer esta resistencia.
    Referente a mi persistencia en mi búsqueda, para encontrar la causa y solución de esta desenfrenada y antinatural expansión demográfica, en mis trabajos no he permitido influenciarme con los desintereses y despreocupaciones de nuestras sociedades por este tema y en estos 25 años he podido profundizar más y desarrollar mis ideas con más detalles los que, como en el transcurso del tiempo nuestras contradicciones son cada vez más evidentes espero que las asustadizas cifras referente a este tema según las que, como consecuencia de nuestra despreocupación de la misma la población del mundo entre los años 1966 y 2003, desde la publicación de mi artículo casi se ha duplicado llegando a la cifra de 6200 millones, pero lo que según las estimaciones de las Naciones Unidas aún no ha llegado a su techo, esperando que para el año 2050 esta puede llegar a la cifra de 10000 millones, lo que significaría 50 veces más que nuestro planeta tenía en la época de Jesucristo, serán suficientes para cambiar esta postura preocupante y tomar seriamente este gran peligro a cuya sombra vivimos.
    Además, si añadimos a este antinatural acontecimiento el otro, el anormal consumo de energía de nuestras sociedades de la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, que está extendiéndose con gran rapidez en todas las partes de nuestro mundo y que para el año 2050 puede ser una media de 3 – 4 veces más de lo normal y necesitada de nuestra naturaleza psico-somática, multiplicando estos dos factores 50 (aumento de la población del mundo) x 3 – 4 (aumento del consumo de energía) significaría 150 – 200 veces más consumo de energía que la que se consumía en la época de Jesucristo en el mismo tamaño y capacidad energética de nuestro planeta.
    Conocidas por todos las grandes destrucciones causadas con nuestro modo de vida a la Naturaleza en la que hoy nos encontramos aún en la mitad del camino hacia donde, por no preocuparse de investigar la causa real de este antinatural acontecimiento en el tiempo cuando esto se ha presentado y que hoy aún imparablemente dirigimos, ya no hay posibilidad de corregir nuestros errores por vía evolutiva, sino llegando al extremo con nuestras equivocaciones será la Naturaleza que intervendrá con sus Leyes, pero que esto desgraciadamente será por vía revolutiva como ha ocurrido esto ya en historia pero lo que no se realizará sin grandes destrucciones, que contando hoy con los medios destructivos a nuestra disposición esto sería ya a nivel planetario.
    En estas circunstancias, conociendo la causa de nuestros males que es nuestra falsa y extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo de nuestras sociedades de consumo que han destruido el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, que es la condición indispensable para que el hombre pueda percibir y sentir la Verdad sobre la Existencia y vibrar al unísono con las Leyes de la Naturaleza como los otros seres vivientes por debajo de su nivel, y adaptarse con su conducta y actividades a su principio que refleja la Verdad, y sabiendo que logrando reestablecer este justo equilibrio como ha ocurrido en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en el Renacimiento de nuestra cultura cristiana desaparecerán todos los males existentes sin ninguna intervención intencionada sino de manera natural y espontánea y sin darse cuenta de ello. En este tiempo de transición aunque no podemos ya evitar la destrucción planetaria, lo que podemos y tenemos que hacer es empezar ya a buscar las posibilidades para introducir esta justa “filosofía del mundo y de la vida” que sea capaza de restablecer el justo equilibrio perdido de nuestra naturaleza psico-somática, que ayudará a los supervivientes después de la inevitable destrucción a encontrar las soluciones necesarias para poner en práctica el resultado de esta justa “filosofía del mundo y de la vida” que va a guiar la conducta y todas las actividades de la especie humana, abriendo con ello otra vez un nuevo camino próspero que restablezca el ordenado y armonioso desarrollo de nuestro planeta y asegure el pleno desarrollo y bienestar de todas las especies que lo componen y la alegría de vivir y felicidad para nuestra futura generación.

    Madrid, 14 de Abril de 2003
    Ferenc Z. Lantos Doctor Arquitecto

    COMO DESPUÉS DE 9 AÑOS DE EXPONER ESTE ENSAYO EN EL NUMERO 10 DE LA REVISTA ANUAL DE “MENSAJE” DE MI CENTRO DE INVESTIGACIÓN, NUESTRA SITUACIÓN, POR NO TRATAR ESTE PROBLEMA SERIA Y ADECUADAMENTE, NI POR LAS NACIONES UNIDAS NI POR OTROS ORGANISMOS OFICIALES Y ORGANIZACIONES PARTICULARES, ESTE PROBLEMA Y MAL SE AUMENTO PROGRESIVAMENTE, PARA CONCIENCIARLO CON EL PUBLICO HE DECIDIDO EXPONERLO EN MI BLOG.

    Madrid 04 de Mayo 2011

  • Francisco Z.Lantos dijo:

    – EL PERFECTO HABILIDAD DE LOS ANIMALES DE ADAPTARSE CON SUS CONDUCTAS A LAS LEYES DE LA NATURALEZA NOS DEMUESTRA QUE ESTOS
    SERES ANIMADOS POSEEN LA VERDAD SOBRE LA EXISTENCIA, IMPRESA EN SUS INSTINTO SINTIÉNDOLA, EXPRESADO ESTO COMO AMOR Y BELLEZA.

    PORQUE NO LOS CIENTÍFICOS ESPECIALIZADOS EN CADA UNO DE NUESTROS MALES, SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, SINO LOS SABIOS QUE POSEEN UN CONOCIMIENTO GENERAL SOBRE EL MUNDO Y DE LA VIDA PUEDEN ELIMINAR ESTOS MALES Y ENCONTRAR LA JUSTA Y NECESITADA SOLUCIÓN PARA RESTABLECER EL PERFECTO Y ARMONIOSO DESARROLLO DEL MUNDO EN NUESTRO PLANETA.

  • Francisco Z. Lantos dijo:

    LA CAUSA DEL CONTINUO FRACASO DE LAS NACIONES UNIDAS DE FRENAR EL PROGRESIVO AUMENTO Y EMPEORAMIENTO DE NUESTROS INNUMERABLES E INTERRELACIONADOS MALES, SURGIDOS DESDE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL HA SIDO DE ACEPTAR SIN CRITICA CADA UNA COMO UNOS HECHOS DADOS Y CASUALES, Y TRATÁNDOLES TAL COMO IBAN PRESENTÁNDOSE, DIRECTA Y SEPARADAMENTE Y SIN RELACIONARLOS NI ENTRE SÍ NI CON UNA CAUSA COMÚN DE TODOS.

    SABIENDO YA QUE LA CAUSA DE TODOS NUESTROS INNUMERABLES E INTERRELACIONADOS MALES ES LA EXTREMADAMENTE MATERIALISTA “FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA” DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES, SI NO LOGRAMOS CAMBIAR ESTE ERRÓNEO MODO DE VIDA, SINO INTENTAREMOS MANTENERLOS HASTA SU FIN, EL NECESITADO CAMBIO SE REALIZARA POR UNA DESTRUCCIÓN PLANTEARÍA, EN QUE NACERÁ UNA NUEVA “FILOSOFÍA DEL MUNDO Y DE LA VIDA”, CON QUE SE ABRIRÁ UNA NUEVA CULTURA, QUE SALVARA EL FUTURO PARA LOS SUPERVIVIENTES DE NUESTRAS CIVILIZACIONES Y DE NUEVAS GENERACIONES DE LA HUMANIDAD.

    OBSERVANDO A CADA VEZ MAS FRECUENTES CONTRADICCIONES ENTRE LOS RESULTADOS DEL ERRÓNEO ENFOQUE DE LAS NACIONES UNIDAS Y OTROS ORGANISMOS OFICIALES QUE DURANTE LOS PASADOS 35 AÑOS EN SUS COSTOSOS CONFERENCIAS Y CONGRESOS MUNDIALES HAN TRATADO NUESTROS MALES, Y DE LA REALIDAD HOY EMPIEZAN YA ACEPTAR QUE ESTOS MALES NO HAN SURGIDO POR AZAR SINO SON LOS MANIFESTADOS EFECTOS DE UNA CAUSA COMÚN Y ESTA CAUSA ES EL MODO DE VIDA DEL HOMBRE CONTEMPORÁNEO DE NUESTRAS CIVILIZACIONES.

    SI NO LOGRAMOS CAMBIAR DRÁSTICAMENTE NUESTRO MODO DE VIDA EL CAMBIO SE REALIZARA POR UNA DESTRUCCIÓN PLANETARIA.

  • Francisco Z. Lantos dijo:

    LA NOTICIA QUE HA NACIDO LA NIÑA NUMERO 7.000.000.000, QUE PUEDE CAUSAR LA MUERTE DE NUESTRAS CIVILIZACIONES, ACOSTUMBRADO DE ESTE ANTINATURAL Y DESENFRENADA EXPANSIÓN DEMOGRÁFICA, NADIE SE ASUSTA ESTE GRAVE PELIGRO, PREOCUPANDO MÁS BIEN EL CASO VULGAR DE CUAL DE LAS NIÑAS REPRESENTARÁ ESTA PERSONA

    Este despreocupación y desinterés por nuestro futuro puede perdonar a las personas normales quienes realizan sus labores diarias, y cuyos papeles no es de tratar este grave problema, que amenaza ya nuestra subsistencia, sino son las Naciones Unidas y otros Organismos Oficiales y Organizaciones Particulares, cuyos cometidas son justamente tratar nuestros nuevos tipos de males y para los que reciben grandes cantidades de dinero, al que están derrochando en inútiles Conferencias y Congresos Mundiales y Nacionales, enfocado sus programas, basado en precipitados y prácticamente establecidos y rutinariamente practicado ideología, al que guardan celosamente, sin interesarse de otros enfoques y teorías, desarrolladas por verdaderos investigadores preocupados por nuestro futuro.

    El resultado de este despreocupado y rutinario tratamiento de los citados Entidades ha sido el continuo fracaso de frenar el empeoramiento de nuestros nuevo tipo de males, entre los que lo más grave es el desenfrenado crecimiento de la población del mundo, que en el próximo 12 años con su 8.000.000.000 será otra noticia, más, hasta llegar para el año 2050 a 9.500 millones, cuando nuestro planeta ya no puede producir los suficientes recursos naturales y aguantar las contaminaciones producidas por este numero de población y de excesivo consumo de energía de los hombres de aquellas sociedades que se autodestruirán a si mismos.

    Madrid 03 de Noviembre de 2011
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Luis Centella

Vea también