Imprimir
Inicio » Opinión  »

Sobre terroristas y C-4

| 2

Francisco Chávez Abarca, terrorista salvadoreño capturado en Venezuela.

Francisco Chávez Abarca, terrorista salvadoreño capturado en Venezuela.

Tomado del diario La Jornada

El 5 de agosto, en un nuevo acto de propaganda al servicio de su diplomacia de guerra, el Departamento de Estado difundió en Washington su reporte anual sobre la llamada lucha antiterrorista en el mundo. El informe reprobó a Venezuela, Bolivia y Cuba por su falta de colaboración y elogió a Colombia y México, países que al igual que Estados Unidos practican el terrorismo de Estado. A saber, la tortura sistemática, las ejecuciones sumarias extrajudiciales, la desaparición forzosa de personas, el paramilitarismo, los falsos positivos y la tercerización de matanzas selectivas como actos de violencia reguladora burocrática del tipo de las tropas de asalto nazis.

La intención política-ideológica del mensaje mediático propalado por el despacho de la señora Clinton es obvia. No tiene nada que ver con el combate al terrorismo sino con las guerras asimétricas encubiertas del Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), y la implantación de matrices de opinión que, en el marco de operaciones sicológicas de masas, buscan fijar una agenda política e informativa vía noticias intoxicadas y temas seleccionados y jerarquizados, que repetidos hasta el cansancio lleguen a ser creídos y hasta defendidos. Con Barack Obama en la Casa Blanca persiste y se reproduce la visión conductista, neodarwinista y autista de la administración Bush, pródiga en la generación de violencia y caos urbi et orbi.

Sobran ejemplos que permiten calificar de mendaz e hipócrita el reporte del Departamento de Estado. Uno, por su cercanía, vuelve a exhibir el doble rasero de Washington. Nos referimos al caso Francisco Chávez Abarca, el terrorista salvadoreño detenido en Venezuela el 1º de julio pasado, cuando intentaba ingresar en el país con un pasaporte guatemalteco falso. Circulado en Interpol concódigo rojo y jefe en su país de la banda Los Profesionales (que según la Policía Nacional salvadoreña es una de las principales estructuras del crimen organizado en el ámbito nacional e internacional), Chávez Abarca es cómplice del criminal internacional confeso Luis Posadas Carriles, autor intelectual de la voladura de la nave de Cubana de Aviación sobre Barbados en 1976, con saldo de 73 civiles muertos.

Condenado por ese hecho en Venezuela, de donde se fugó en 1985, Posada Carriles anda suelto en Miami, Florida, tras ser indultado en 2004 por la entonces presidenta de Panamá, Mireya Moscoso, luego del intento de asesinato, mediante explosivos, del presidente cubano Fidel Castro, en el marco de la X Cumbre Iberoamericana, en noviembre de 2000.

En julio de 2005, con base en leyes internacionales; la Convención de Montreal de Actos Ilícitos contra la Aviación Civil y la Protección de Pasajeros, y la Convención Internacional contra Actos Terroristas Cometidos con el Uso de Bombas, Venezuela pidió formalmente a Estados Unidos la extradición de Posada Carriles, pero gracias a la protección del clan Bush, la CIA, el Departamento de Justicia y la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), el criminal sigue apacible desde su casa el juicio que, por mentir a las autoridades migratorias, le sigue la jueza Kathleen Cardone, de El Paso, Texas, a pesar de los datos que posee la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), que permitirían condenarlo por asesinato múltiple y terrorismo.

Sobre Chávez Abarca cabe consignar que antes de ser deportado a Cuba, donde en 1997 organizó y participó en una serie de atentados con explosivo plástico C-4 contra infraestructura turística de La Habana y Varadero, que ocasionaron la muerte del joven italiano Fabio di Celmo y cuantiosos daños materiales, confesó frente a las cámaras de TeleSur que había recibido instrucciones de Posada Carriles, a través del guatemalteco Daniel Barrundia (también vinculado a la FNCA), para perpetrar acciones conspirativas y de desestabilización en Venezuela, en vísperas de las elecciones parlamentarias de septiembre próximo. Según el ministro del Interior venezolano, Tareck El Aissami, su misión era cometer actos terroristas en complicidad con sectores de la contrarrevolución fascistainterna, para generar miedo y caos entre la población.

Ahora que se pusieron de moda en México los coches-bomba y el explosivo C-4 -lo que ha permitido a Estados Unidos incorporar en la agenda mediática el narcoterrorismode los cárteles mexicanos y una respuesta militar intrusiva del Pentágono y la CIA contra esa mafia-insurgente (Edgardo Buscaglia dixit)-, conviene recordar que Chávez Abarca y Posada Carriles están ligados a la mafia anticastrista de Miami. En particular, a la Fundación Nacional Cubano Americana, aquella que alimentara los egos de Vicente Fox y Jorge G. Castañeda y algunos negocios inconfesables en el sexenio pasado.

Igual que en México, donde los ahora llamados narcoterroristas han penetrado los círculos del Estado, la política, la banca y las grandes empresas, Posada Carriles y su pupilo Chávez Abarca han contado con nexos protectores en la clase político-empresarial estadunidense, particularmente entre congresistas y magnates de origen cubano. La ruta del dinero conduce, entre otros, a los legisladores republicanos por Nueva Jersey, Robert Bob Menéndez y Albio Sires, quienes ahora deben estar intranquilos por la deportación del sicario de Posadas a Cuba. A Chávez Abarca le consta que Menéndez y Sires estuvieron muy vinculados con el ex presidente de la FNCA, Arnaldo Monzón Plasencia, y el millonario de la industria de la salud Abel Hernández, quienes financiaron los actos terroristas contra Cuba en 1997 y el intento de magnicidio frustrado, ese año, contra Fidel Castro en isla Margarita, Venezuela, durante la séptima Cumbre de Presidentes de Iberoamérica.

Ah, por cierto, el 24 de mayo de 1997, Chávez Abarca estaba en México cuando estalló una bomba en la sede de la corporación Cubanacán en el Distrito Federal…

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Para poner al imperio en la picota no hay que buscar mucho todo juega. Si aparecieramos en una lista de gente buena que ofreciera el imperio o cualquiera de sus agencias, el resto del mundo tendría que dudar de nosotros. Pobre pueblo que tiene tamaño dirigentes.

    Hay alguna diferencia entre Condolisa Rice y la Clintón. A mi modo de ver ninguna diferencia, salvo que la una es negra y la otra es blanca, piensan iguales.

    En los EE.UU. se gasta mucho en la guerra y se escamotea dinero para salvar a una persona a la que llenan de trabas para realizarle un servicio médico. Fíjense cuanto trabajo ha pasado Obzama para que se apruebe la ley del servicio médido en EE.UU. sin embargo nunca se ha rechazado un presupusto militar. Presupuesto destinado a matar personas y someter pueblos.

    Déjen que figueremos en las listas imperiales como no adecuados para combatir el terrorismo y que así se entienda, que lo malo sería aparecer en la lista y que loos pueblos nos llamaran descarados.

    La lista de los que ellos ponern como que combaten el terrorismo es la verdadera lista de los criminales y la de los malos, en que estamos nosotros es la de los que se la juegan por el pueblo.

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    UNA LISTA ROJA ELABORADA EN CUBA.

    Si Cuba elaborara una lista “Roja”, por el color de la sangre no cabe la menor duda que la encabezaría Estadois Unidos.

    En todos los atentantos planificados, financiados y ejecutados (más los “FALLIDOS o ABORTADOS”), siempre aparece máximo responsable el Gobierno de los Estados Unidos a partir de D. D. Eisenhower, seguido por John F. Kennedy y William J. Clinton, quienes ocupan un nada honroso “Podio” . Los dos primeros superan los dos centenares, y el tercero llegaron a 65. (Lea “Atentados contra Cuba, según Presidentes”, extraído de “Cronología de las agresiones de USA contra Cuba” Comentario que publiqué en cubadebate en el tercer trimestre del pasado año)

    George Bush aparece con algunos menos; pero es que la “virulencia” de la guerra de este presidente contra Cuba se basó, mayormente: arreciando el bloqueo (Remesas, visitas de cubanos a Cuba y la más importante propendiendo al aislamiento internacional, a través del PTE “Asnoar” de España.)

    Como que el término “Terrorismo” es reciente no recoge los más de tres mil atentados contra Cuba, que en muchos casos eran calificados como “Sabotajes”.

    La lista comprendería los primeros seis meses del PTE Obama, que como he comentado (Y “Machaco”) fue “envenenado” un lote de medicamentos que desde Miami viajó a España para que desde aquí fuera incluído entre las muchas “Donaciones” que hacen ciudadados y Ortganizaciones españolas a Cuba. Dicho lote fue al Municipio de Morón (C. de Ávila) y específicamente al Hospital “Roberto Riodríguez “El Vaquerito”, dode fallecieron 11 personas. Esto fue publicado en Miami como “Negligencia de los médicos cubanos por haber utilizado medicamentos caducados” *

    Con posterioridad, se produjeron los asesinatos de dos sacerdotes españoles, radicados en Cuba, con la misma línea de acción; pero utilizando un ciudadano español y otro hondureño que contrataroan a “Delincuentes cubanos” para cometer los crímenes. Todos tuvieron su orígen en los Estados Unidos y ningún departamento en la lucha contra el terrorismo de Estados Unidos los detectó, como tampoco los mas de tres mil mencionados en más de 50 años.

    Pero fueron planificados y financiados por asociaciones anticubanas, constituídas por ciudadanos estadounidenses de orígen cubano y residentes en Miami, por lo que la responsabilidad política reacae sobre el Gobierno actual. Nada menos que 13 asesinados en menos de 6 meses de gobierno.

    Hbo más planers terroristas después de estos con bombas y hasta guerra biológica que fueron abortados.

    Leí una declaración del Cardenal Ortega, publicada en Miami que había sido detenido un criminal (jueves); pero ya en la homilía dominical, comunicó que todos habían sido detenididos, lo cual fue publicado en Miami también..

    Lo que ha quedado demostrado es que país que decida tomar una línea indeoendiente y soberana tendrá que enfrentarse a las “Guerras de todo tipo y sin cuartel” de cualquier gobernante estadounidense.

    •España nunca enviaría medicamentos caducados a Cuba. Los rótulos característicos, lo impedirían, ni los médicos cubanos los utilizarían tampoco.
    Aprovecho para intercalarlo, que es tan absurdo, como acusar a Venezuela de enviar alimentos caducados a Haiti a través de Repíbilica Dominicana, como han intentado divulgar. Parte de la “Guerra mediática”

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Carlos Fazio

Carlos Fazio

Periodista uruguayo radicado en México. Pertenece a la redacción del diario La Jornada y colabora con el semanario Brecha, de Uruguay.

Vea también