Imprimir
Inicio » Opinión  »

Se libra una guerra cultural sin cuartel contra Cuba

| 7

Intervención de Atilio A. Borón en el acto de Solidaridad con Cuba.

Auditorio del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini. Buenos Aires, 27 de Abril de 2010

Buenas noches Señor Embajador de la hermana República de Cuba, don Aramís Fuente Hernández, amigos, compañeros. Estamos frente a una campaña de descrédito y desprestigio sin precedentes. No por el tenor de las calumnias y mentiras que se vierten sobre Cuba -en este terreno difícilmente se podría caer más bajo- sino por el grado de orquestación y coordinación internacional de los ataques que jamás había sido alcanzado a lo largo de medio siglo.

Se trata, por eso mismo, de un momento muy especial. El imperio se enfrenta a su inexorable decadencia; el escenario internacional se le complica en Medio Oriente y en Asia Central, mientras China avanza arrolladoramente en su marcha para convertirse en la primera potencia económica mundial y América Latina prosigue en rebeldía. En este cuadro, la agresividad del imperio se exacerba y redobla su ofensiva contra los procesos emancipatorios de América Latina y su histórica vanguardia: Cuba. Este contraataque transcurre por la vía militar (de ahí la veintena de bases militares que tienen rodeada a la región); por la vía económica, con las presiones que transmiten los diversos organismos financieros internacionales y el propio gobierno de Estados Unidos; y, aparte de otros canales y circuitos que no tenemos tiempo de examinar aquí, por la vía de una intensa y sostenida ofensiva mediática que se procesa a través de la prensa escrita, televisiva, radial y la Internet en donde se libra una guerra cultural sin cuartel en contra de Cuba y los proyectos de liberación. Fue por eso que hace tiempo Fidel nos convocó a dar batalla en ese frente, la batalla de ideas, inspirado en aquella célebre sentencia de José Martí cuando dijera que “de pensamiento es la guerra que se nos libra; ganémosla a fuerza de pensamiento.”

Las condenas de algunos personajes, tanto del exterior como de la Argentina, reproducen dócilmente la voz de orden proferida por la Casa Blanca. Y haciendo gala de un escandaloso doble rasero, que ofende toda ética y se burla de nuestra inteligencia, se rasgan las vestiduras por la huelga de hambre de una persona que fue condenada por gravísimas violaciones a la legalidad vigente en Cuba (y que en otros países serían tipificadas como delitos de “traición a la patria” al colaborar e instrumentar planes de una potencia enemiga, lo que es sancionado con condenas que van desde la pena de muerte en Estados Unidos, hasta la prisión perpetua en Argentina y otros países del área). Pero no sólo se tergiversa la información en este terreno: con ese pretexto se acusa a Cuba de violar la totalidad de los derechos humanos, desconociendo que el derecho a la salud, la educación, la alimentación, la recreación, el acceso irrestricto a la cultura, a la práctica del deporte, a la seguridad (en un continente donde la inseguridad es la norma) y, por último, a una vejez digna, que en Cuba se respetan como en poquísimos países del planeta, son parte inseparable de la agenda de los derechos humanos.

Causa indignación el doble estándar de estos sempiternos críticos de la revolución cubana. Sus voces se oyen y retumban por doquier cuando alguien se declara en huelga de hambre en Cuba. Pero sus delicados oídos y su aguzada visión no les alcanzan para saber que en este mismo momento hay siete miembros de organismos de derechos humanos de Sahara Occidental detenidos en las cárceles de Marruecos, pasibles de ser condenados a muerte, acusados por el terrible delito de haber querido inspeccionar algunos tramos del muro de casi dos mil kilómetros que separa ambos países, y que ha dividido familias enteras desde hace treinta años y sin ninguna posibilidad de comunicación. Muro construido y mantenido con la invalorable ayuda de dos grandes guardianes de la democracia en nuestro tiempo: Estados Unidos e Israel. Siete prisioneros que llevan más de treinta días en huelga de hambre. Pero esto no es noticia para la “prensa libre” de nuestros países ni conmueve a los severos críticos de Cuba. Tampoco lo hace el hecho de que según los organismos defensores de derechos humanos de Colombia un total de 34.765 personas hayan sido asesinadas, ejecutadas extrajudicialmente o desaparecidas entre 1996 y 2008, según surge de las declaraciones de los paramilitares desmovilizados y reincorporados a la vida civil, para no hablar de los 4.600.000 desplazados por la guerra en ese país. Ese tremendo genocidio, cuyo número supera a las víctimas de la última dictadura militar argentina, no suscita la menor preocupación entre aquellos sedicentes defensores de la democracia y de los derechos humanos, que no consideran necesario hacer oír su voz para detener el interminable baño de sangre que sufren nuestros hermanos en Colombia.

Podríamos seguir con muchos ejemplos más, demostrativos de la abyección de la campaña anti-cubana, pero nos hemos comprometido a hacer una breve intervención para que el embajador de Cuba disponga del tiempo suficiente para hacer uso de la palabra. Digamos, para terminar, que la defensa inclaudicable de Cuba es la defensa de las aspiraciones emancipatorias y liberadoras de Nuestra América. De esas aspiraciones que encendieron la mecha de la revolución hace doscientos años atrás, y que inspiraron las luchas de Bolívar, San Martín, Artigas, Hidalgo, Morelos, Morazán, Martí, Sandino, Farabundo Martí y ya, en nuestra época, Fidel y el Che.

Fiel a su vocación y al legado martiano de su historia, Cuba no se rindió cuando el campo socialista se derrumbaba en la Unión Soviética y Europa del Este; y Cuba tampoco se rendirá por más que la ataquen los imperialistas y sus paniaguados. Estaremos a su lado hasta el fin, en esta batalla por los más nobles ideales de la humanidad. Si Cuba hubiera sucumbido cuando se produjo el desplome de la Unión Soviética o si, siguiendo los consejos que Felipe González corrió a darle a Fidel en el sentido de que había llegado la hora de arriar las banderas del socialismo, que había que ser “realistas”, reconocer el triunfo del capitalismo globalizado y el fracaso del socialismo, muy otra hubiera sido la historia reciente de América Latina. Pero Cuba no se rindió, y demostró con su persistencia y su perseverancia que la construcción del socialismo no sólo era necesaria sino también posible, aún bajo las muy adversas condiciones a que la sometía la voracidad y el odio del imperio contra ese ejemplo intolerable que se alzaba a pocas millas de su costa. Y ese ejemplo, un ejemplo para siempre, como lo recordaba recién Osvaldo Bayer, estimuló la imaginación y el fervor militante de nuestros pueblos ante la ofensiva imperialista, convirtiendo a este continente en el principal foco de contención  del neoliberalismo a escala global. Si Cuba caía habría sido muy poco probable que los pueblos de Venezuela, Bolivia y Ecuador hubiesen acometido la tarea de pretender tomar el cielo por asalto. Si tuvieron esa osadía fue porque la presencia del faro cubano les enseñaba que sus patrióticos afanes no eran quimeras sino proyectos viables y realizables. Como lo recordaba recién Stella Calloni, con su dignidad Cuba lleva medio siglo humillando al imperio, y esa heroica resistencia insufló renovados bríos al ánimo de los luchadores sociales. Por todo lo que le debemos a Cuba, por la importancia que la sobrevivencia de la revolución cubana tiene para el futuro de la justicia, la libertad y la democracia en América Latina fue que desde el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini formulamos esta convocatoria de solidaridad con Cuba. Y fue por eso que casi dos mil intelectuales, trabajadores de la cultura, y mujeres y hombres de la Argentina y toda Latinoamérica se apresuraron a apoyarnos con su firma.

Muchas gracias al pueblo y gobierno cubanos por su ejemplar lucha. Saben que cuentan con nuestra incondicional solidaridad. Y muchas gracias a todos quienes hoy comparten este momento con nosotros y a quienes, habiendo firmado esta declaración, no pudieron asistir a este acto.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Las verdades que dice Atilio Borón son conocidas, pero repetidas, dichas de esta forma toman cuerpor como cañones frene al enemigo y se alcaza la Argentina majestuosa y conquistada por las ancias de independencia con que la fundaron sus libertadores. Todo el que hace como Atilio es un verdadero ideólogo de este tiempo, de los que no piensan en nigun momento en el lado de que se vive mejor sino del lado en que está el deber. El se apresura a llamar a sus coterraneos, a los intelectuales argentinos y de todas las parte a firmar por Cuba a sabienda de que ya Cuba firmó por toda América hace mucho tiempo. En una ocasión Fidel llamó a toda la América a universe en pleno Parque Central de Nueva York, en el corazón de la potencia yanki. No se puede eregir muros a la dignidad ni al decoro que esto no pueda sobrepasarlos para vencer junto a los pueblos, el verdadero decoro esta en ir allí donde la historia nos reclama y donde la raza humana se reune para socorrer al prójimo y en eso Cuba, su pueblo sus ciudadanos altruistas, sin preguntar cuado se regresa ni cual es el costo del sacrificio parten y dan todo de sí. Por ello, Atilio como muchos tienen por herencia americana la cultura de los libertadores y ello alimenta una conciencia que llevará a hacer realidad la útopia cubana que va tomando forma en todos los confines americanos y tenga aca un nombre y allá otro será posible. Venceremos.

  • Carlos Valdés Sarmiento. dijo:

    Sr. Don. Atilio, me gusta mucho como dice las cosas, pero más las cosas que dice.

  • Dardo Ribas dijo:

    ESTOS SON LOS VALORES
    QUE NOS ENORGULLECEN

    Nuestro Atilio Borón, es la proyección sincera, auténtica, del pensamiento de Fidel y de tantos revolucionarios.

    Intelectual de verdaderas profundidades filosóficas, hombre de bien y de coraje cívico ejemplar; pedagogo de juventudes universitarias y hermano asumido de la clase obrera y de los revolucionarios del mundo, enaltece a las páginas de CUBADEBATE.

    Me emociona leer sus pensamientos, aunque no tuve la oportunidad de aprender en los claustros universitarios donde él esclareció a generaciones de estudiantes.

    Yo soy parte de la clase obrera; me siento orgullos de ello. No ha habido para mí universidades, ni roles protagónicos. Eso sí, tuve el más deseado bien: amanecer a mi conciencia social en el ejemplo de luchadores como Agustín Tosco o tantos otros cuadros de la heroica clase obrera argentina. de aquella generación setentista que queríamos y queremos cambiarlo todo.

    Atilio Borón no será jamás venerado por “Clarín” u otros engendros del farsesco periodismo argentino, servil a las dictaduras de turno, esclavo de las indignidades más repulsivas.

    Atilio Borón es un maestro de juventudes como lo fueron Aníbal Ponce, José Ingenieros, Lisandro de la Torre, Héctor P. Agosti, Osvaldo Bayer y tantos otros argentinos -o no- que la “Historia Oficial” se ha encargado de ocultar con la misma mediocridad que se puede pretender tapar el Sol con una pañoleta.

    Uno piensa en toda esa galería de cretinos insalvables al estilo de las “estrellas” de “Clarín”, “El País” o de otros tantos medios al servicio de las oligarquías de turno; tristes marionetas de la nada, cagatintas enfundados en las prebendas económicas con que les compraron sus pobres almitas en calzoncillos y es ahí, donde tipos como Borón, quedan en el ejemplo que se quiere trasladar a los hijos,a los nietos.

    No es casual que Fidel y Raúl le quieran tanto.

    Don Atilio Borón es una luz en las tinieblas. Una luz incandescente que desnuda todas y cada una de las miserias que nos tocan presenciar.

    En este 1º de Mayo, un abrazo gigantesco a este maestro ejemplar.
    De corazón.

  • silvio (p.r cuba ) dijo:

    la mayoría de esos que desprestigian el gobierno cubano no saben lo que pasa en cuba , no sabe de verdad como vive su gente ,y se dejan llevar por la primera ola que pasa ala orilla ,no sabe que el gobierno cubano no ha hecho mas que luchar por lograr una verdadera democracia ,donde no existan clases sociales donde todos tengan verdaderamente las mismas oportunidades ,donde cualquiera incluso yo pueda ser diputado a la asamblea nacional solo si mis vecinos creen que tenga las cualidades necesarias sin hacer campañas políticas y sin tener un centavo, eso es lo que creo que deberían venir ha ver lo que pasa y no ser eco del que mas grite .

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    INDUDABLEMENTE QUE LA CAMPAÑA ES GRANDE.

    El hecho de que durante tanto tiempo no hubieran podido explotar Héroes y Mártires por tener las manos Manchadas de sangre, ya que se dedicaron a l terrorismo desde que llegaron, estas personas han ido falleciendo y ya no se les recuerda allí mismo.

    Haber tenido “La Suerte” de dar con un individuo Delincuente, como es sabido; pero que no se dedicara al Terrorismo, “aderezado”, como ha sido dicho por el trabajo psicológico-monetario les ha permitido explotar su figura, que si no fuera la enorme cantidad de recursos invertidos en intentar crear un “Mártir”, no sería posible.

    Cuba tiene, he dicho anteriormente, tantos héroes y mártires que esos de los que hablaba, que no pasaron del “Obituario” sí ayudaron a crear muchos de los nuestros, que sí son recordados y queridos.

    Cuántas veces no hemos visto extraer informaciones (Copiadas textualmente de cubadebate) par ofrecerlas en otros países. Ahora eso no interesa. Cuando fue publicado el Historial del más reciente, no hubo medios que fueran capaces de ofrecer por lo menos u resumen, con lo cual hubiera bastado.

    El rendimiento que pretenden extraer con Tamayo, Fariñas y las “Damas de blanco”, les obliga a repetir informaciones, fotos, etc. No tienen nada de qué valerse para poder incrementar la imagen de cualquiera de ellos.

    Alguien me preguntaba ¿Cuántas son las Damas de Blanco?; pero cando se les dice cómo han ingresado en prisión “Sus Hombres” como dicen ellas no resisten la más mínimacredibilidad.

    Acostumbrados a la Madres de la Plaza de Mayo, con hijo, nietos asesinados, desaparecidos, secuestrados y adoptados, demuestran que no tiene nada que mostrar.

    Los periodistas de medios de prensa que se encuentran entre los más conocidos, cada día se desprestigian más y más.

    Algo importante es la publicación de documentos “Apócrifos” de supuestas ordenanzas del Ministerio del interior, como si no estuviéramos nosotros a rechazar provocaciones contrarrevolucionarias que siempre han sido ejecutadas por la más estricta y escrupuloso voluntariedad salida del sentimiento de que nos agreden.

    El caso de los fallecdidos en el Hospital Psiquiatrico ha sdio manipulado vílmente.

    Los estomsatólogos concoemos que este tipo de pacientes, al igual que los que sufren “Ataques epilépticos” es muy difícil hacerles restauraciones protéticas, incluso aunque sean “Fijas”. Resulta inhumano aprovecharse de ello para atacar la credibilidad de la Salud Pública del país y los profesionales.

    Recordaré, una vez más algo comentado en el sentido de que los 11 paciente fallecidos en el “Hospital de Morón”, rápidamente fueron mostrados como casos de Neglkigencia médica. Esto es algo que nadie se atreve a respaldar con el prestigio reconocido de la Salud Pública en Cuba. (Muy bien por Science) porque hay entidades a las que no se les puede vender “gatos por liebre”

  • Guillermo Moran Loyola dijo:

    La guerra cultural debe empezar por casa, cuando muchos no programan la nueva trova por televisión, cuando la canción guajira se limita sólo a un espacio televisivo, y cuando algunos prefieren programar el reguetton, porque está de moda, que las canciones mejores de Garay, Lecuona, Silvio, Pablo, en fin que haciendo una revisión podemos ganar más cultura.
    No podemos pensar que todo se impondrá por voluntad de nadie, lo que a veces hay que pensar, que si lo de uno no es aceptado, si nuestros productos no son aceptados ni divulgados, a veces porque no mejor tanta cultura nacional, que tan malos productos de afuera puestos en televisión.
    Gracias a Tele-Sur, podemos ver todo lo que se hace en América Latina, pero lo que pasa en China lo podemos apreciar también, sin embargo hay países que nada nos aportan aún teniendo buenas relaciones diplomáticas.
    En este mundo, polarizado, y también de cierta forma, penetrado por culturas manipuladoras, es bueno escoger bien los productos, porque la guerra cultural ya dura más de 50 años, y cuidado mucho tiene que ver con las aperturas reformistas, y no el hecho de cuidar las tradiciones culturales, y gustos estéticos de las masas, en el buen sentir de la cultura, para no confundir el arte kich o de mal gusto con lo popular extranjuerizante que nos penetra, y no se sabe bien hacia que objetivo, y nosotros tenemos buenos centros culturales, y escuelas de artes, por lo que no podemos darnos el lujo de aclimatizarnos a lo novedodo populista que nos llega, descuidando nuestras tradiciones y costumbres.
    Lo que nos llega, de buen gusto, y buen arte debe difundirse pero no cualquier cosa. Es la mejor manera de defender a Silvestre de Balboa, a Cirilo Villaverde, y a nuestra nueva trova.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Atilio Borón es cubano como es argentino y les doy las gracias a todos por reconocer la utilidad de tener un amigo como este. Decir la verdad es una forma de ser solidarios y cuando alguien se pone al lado de ella es de por sí una persona justa. La verdad, hoy es como un sol que quema. Cuba pequeña, bloqueada y agredida por Estados Unidos, es sin embargo el problema mayor de ellos y se desacen por destruirla, no porque esta posea capacidad de agresión contra el imperio ni tenga posibilidades de armas ofensivas contra esa gran potencia, sino por el miedo que les espanta el nivel de virtudes y de concreción de la verdad que ella representa frente a tanta imnominia que presenta como alternativa el capitalismo que en siglos ya de existencia no puede resolver los grandes problemas que el homre como especie enfrenta. El capitalismo agonizante habrá de buscar razones para sobrevivir, téngase en cuenta una profesía de Fidel Castro Ruz, dicha en su discurso del 1ro de Mayo del año 200o cuando dijo “cambiar todo lo que debe ser cambiado”, cambiar todo lo que debe ser cambiado no significa cambiarlo todo, sino aquello que en su realización se oponga de forma radical al alcance de la felicidad universal, del trabajo para todos, de la justicia social, del crimen, de la actitud prepotente de los que se creen dueño del mundo y no de lo que los trabajadores del mundo han creado, de su cultura, de sus conocimientos, de sus ideas. El trabajador en las formas que emerge como poder,deberá emanciparse y a la vez emancipar a todas las clases sociales de forma que no se identifique una sobre las otras. La igualdad vendrá, al fin como resultado de la evolución humana y como necesidad, dando igualdad de posibilidades a la realización libre de cada ser humano y haciendo de la humanidad una sola. En un Corazón grande y gneroso como el de Atilio cabe toda la América y el mundo y el pensamiento de Fidel y el amor generoso de los que peinsan que las generaciones futuras tienen la oportunidad de derrotar el capitalismo y erigir en base a la cultura lograda un mundo nuevo. El Primero de Mayo en Cuba ha significado una enorme bofetada para toda la campaña medi’tica montada por el imperio y la Unión Europea y de esta van a tardar en reponerse porque ha sido vista por todo el mundo y no podrán negarla. Todo un pueblo se fue a la calle por su revolución, las cadenas estaban pendiente a lo que sucedía y aquí, en toda la tierra cubana un pueblo levantó la mano y ahí le fue el manotazo.La lucha de ideas a penas comienza, muchas y variadas manifestaciones de esta lucha están en marcha en todo el mundo, veamos quien tiene más fuerza en las ideas, quien es más firme en la verdad y Atilio, queda mucho por andar, gracias.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también