Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Cuba y Malasia

| +

Palabras pronunciadas por Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en el acto de condecoración con la Orden "José Martí" a Honorable Dato' Seri Abdullah Ahmad Badawi, Primer Ministro de Malasia, en el Palacio de la Revolución, el 24 de noviembre de 2004, "Año del 45 Aniversario del Triunfo de la Revolución".

 

 

 

Honorable Dato' Seri Abdullah Ahmad Badawi, Primer Ministro de Malasia

Honorables miembros de la delegación oficial malasia

Comandante en Jefe Fidel Castro, Presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de la República de Cuba

Compañeros:

 

Seis años han transcurrido desde que usted, Honorable Dato' Seri Abdullah Ahmad Badawi, visitara Cuba por primera vez, cuando era Ministro de Relaciones Exteriores. En aquel momento, su país comenzaba apenas a recuperarse de los efectos de la peor crisis financiera de la historia asiática. A diferencia de muchos de sus vecinos, el gobierno malasio adoptaba entonces una posición contraria a las recetas del Fondo Monetario Internacional, fortaleciendo la intervención estatal en la conducción económica y financiera de la nación.

La firmeza de aquella política, que provocó la admiración sincera de muchos pueblos del mundo, arrojó los frutos esperados por su gobierno y Malasia puede exhibir hoy una economía sólida, con sostenidos ritmos de crecimiento y una muy favorable balanza comercial.

Al mismo tiempo, el país ha preservado el carácter independiente y tercermundista de su política exterior, que reafirma en cada foro internacional donde alza su voz solidaria con las causas más justas.

Las excelentes relaciones entre Cuba y Malasia se encuentran en un franco proceso de ampliación y profundización. Observamos con especial agrado la coincidencia cada vez mayor de nuestras posiciones en temas globales  multilaterales de vital importancia, en medio de la actual compleja situación internacional.

Honorable Primer Ministro, el pueblo y el gobierno de Cuba se sienten sinceramente honrados con la probada amistad de Malasia.  Su visita, que consideramos y estimamos como un gesto de gran significado político, constituye un hito en la historia de nuestras relaciones.

Conocemos y apreciamos su ejemplar trayectoria al servicio de su Patria, a la que ha dedicado más de dos décadas al frente de los sectores de la educación, la defensa y las relaciones exteriores, dando sobradas muestras de ejemplaridad, honradez y competencia, que lo han hecho merecedor de las simpatías y el respeto del pueblo malasio.

Como Presidente del Movimiento de Países No Alineados, han sido loables los esfuerzos de su país y de usted en particular, por revitalizar y consolidar el Movimiento, lo que demuestra su firme compromiso de cumplir con los acuerdos emanados de su decimotercera Cumbre, celebrada exitosamente en Kuala Lumpur en febrero del pasado año. Gracias a esos esfuerzos el Movimiento es hoy más dinámico y reafirma su empeño por la democratización de las relaciones internacionales y la creación de un mundo nuevo donde finalmente se conviertan en realidad las aspiraciones de independencia, paz y desarrollo que han inspirado siempre a nuestros pueblos. Luchar por esos ideales es una tarea insoslayable en la que Malasia y Cuba han estado y estarán estrechamente unidas.

Desde la Presidencia de la Organización de la Conferencia Islámica, usted, Honorable Primer Ministro, ha jugado también un papel de gran significación en la defensa de los valores del Islam.

Por todas esas razones, Honorable Primer Ministro, el Consejo de Estado de la República de Cuba, en representación de todo el pueblo cubano, ha decidido otorgarle la más alta distinción de nuestro país, la orden que lleva el nombre del Héroe Nacional, "José Martí". Recíbala, además, como una prueba de nuestros sentimientos de admiración y sincero afecto hacia Malasia y su solidario pueblo.

Muchas Gracias.

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Alarcón de Quesada

Ricardo Alarcón de Quesada

Doctor en Filosofía y Letras, escritor y político cubano. Fue Embajador ante la ONU y Canciller de Cuba. Presidió durante 20 años la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento).