Imprimir
Inicio » Opinión  »

Reporteros Sin Fronteras y la ultraderecha cubana de Florida : una alianza a todas luces

| +

*A Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando, René injustamente condenados.

 La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), dirigida por el Sr. Robert Ménard, lleva, desde hace algunos años ya, una campaña tendenciosa con respecto a Cuba. Últimamente, los ataques mediáticos contra la nación caribeña se han multiplicado, particularmente en Francia, y han alcanzado tal paroxismo que conviene preguntarse sobre la legitimidad de esas acciones propagandísticas a ultranza. La selectividad y la manipulación, fácilmente constatables, de la información, que aparentemente la entidad parisina ha erigido en norma doctrinal, quedan sorprendentes, no sólo por el hecho de su frecuencia sino también por su contenido temático. En efecto, ése es sustancialmente similar al sector extremista de la derecha cubana de Florida, cuya intransigencia y carácter reaccionario permanecen notorios.

 En una declaración fechada el 13 de enero del 2004, RSF condenaba “enérgicamente la agresión cometida contra Victor Rolando Arroyo Carmona”, un preso que la retórica de geometría variable de la organización parisina calificaba de “periodista encarcelado”, evacuando, mediante un sintomático desprecio, la base factual apuntalando dicho asunto. La recurrente ausencia de fuentes lleva a pensar que la fiabilidad no es la preocupación de la entidad que se dice defender “la libertad de prensa”. No obstante, otro aspecto es bastante revelador del público apuntado por RSF. En efecto, el periódico estadounidense El Nuevo Herald de Miami está controlado, en gran parte, por la franja más intolerante del exilio cubano. Éste periódico ha difundido alegremente la información publicada por RSF. La labor del Sr. Ménard es apreciada ardientemente por la extrema derecha cubana desde hace años.1

 La poderosa Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), entidad creada por una directiva de Seguridad Nacional del presidente Ronald Reagan, se alegró de la vitalidad de RSF en su virulenta campaña contra Cuba. La FNCA se compone, en mayoría, de la oligarquía de la tiranía bastistiana que huyó de la Revolución cubana en 1959. También es considerada como una de las más importantes organiciones terroristas por un antiguo funcionario del Departamento de Estado estadounidense.2 Su Presidente, el Sr. Francisco José “Pepe” Hernández, exaltó varias veces el trabajo, altamente estimado en Miami, de la estructura francesa.3 El Sr. Joe García, director ejecutivo de la FNCA, también elogió a  la organización parisina a la que calificó de “grupo que hace conocer la realidad sobre Cuba”.4 A la vista de las alabanzas expresadas por esas personalidades íntimamente ligadas a la política exterior de los Estados Unidos, a las acciones terroristas sobre el continente americano y autores regulares de intensas campañas de intoxicación mediática contra cuba, conviene cuestionarse seriamente sobre le verdadero papel de RSF.

 Las organizaciones de exiliados, entre las cuales la mayoría preconiza la utilización de la violencia armada contra Cuba, se apresuraron a invitar al Sr. Ménard y al Sr. Régis Bourgeat, el encargado del Buró de las Américas de RSF, sobre sus tierras, con el fin de agradecerles el apoyo a su causa. El 16 de enero del 2004, fueron recibidos triunfalmente en el Aeropuerto International de Miami por la Asociación por la Tercera República Cubana (ATREC), un organismo compuesto de exiliados radicales cubanos. Un homenaje fue rendido públicamente al secretario general de RSF, y le fue otorgado un programa digno de un jefe de Estado. El “defensor de los periodistas encarcelados” se hundía bajo los elogios lanzados por los aduladores impunes de las acciones paramilitares contra la Isla caribeña.5

 Para dicha ocasión, se creó un comité compuesto de opositores cubanos, entre los cuales algunos – como Jaime Suchlicki, profesor en la Universidad Internacional de Florida – están vinculados con la FNCA, incluyendo al Sr. Ménard. Luego, el secretario general de RSF dio una conferencia en la Casa Bacardí de la Universidad de Miami, nombre de la multinacional del ron, también especializada en el terrorismo internacional contra Cuba. En efecto, la empresa Bacardí, estrechamente ligada a la FNCA y a la CIA, ha financiado varios atentados contra la nación socialista. Esos parámetros no han podido, en ningún caso, escapar a la clarividencia del responsable de RSF quien, con conocimiento de causa, se ha unido a la campaña de desestabilización del archipiélago cubano.7

 Después, el Sr. Ménard efectuó varias visitas a Cubanet, órgano de prensa controlado por la extrema derecha cubana, y Radio Mambí, dirigida por Armando Pérez Roura, antiguo responsable de la organización Alpha 66 – que el FBI consideró como terrorista – responsable de múltiples acciones contra la vida de civiles cubanos.8 Una entrevista entre el dirigente de la entidad parisina y el Consejo por la Liberación de Cuba fue organizada asimismo. La reunión de una personalidad como el Sr. Ménard con grupúsculos vinculados con el terrorismo internacional está llena de consecuencias, y al involucrarse, el secretario general no sólo perjudicó su credibilidad y la de su organización sino también demostró claramente que los objetivos de la campaña llevada a cabo contra Cuba eran análogos a los de la ultraderecha cubana y del gobierno estadounidense.9

 Durante dicho evento político, la organización Reporteros Sin Fronteras anunció su intención de “inaugurar dos nuevas sedes” para la región estadounidense en Washington y …Miami, feudo por excelencia de los extremistas cubanos. El Sr. Ménard declaró que “Miami [era] un lugar muy importante para cuba y América Latina”. Ciertamente, además de ser la segunda ciudad cubana del mundo, en términos de población, después de La Habana, Miami es también el lugar a partir del cual se organizan el 99% de los atentados terroristas lanzados contra Cuba. Pero ese dato sólo parece ser un marginal detalle para la entidad de “defensa de la libertad de la prensa”. La sede de Washington de RSF ya no basta para llevar a término el programa de fragilización de la sociedad cubana, y se está gestando una alianza con la poderosa minoría adepta de la violencia contra el pueblo cubano.10

 En una entrevista otorgada al autor del presente artículo, el Sr. Ménard declaraba, de manera diplomática, a propósito de Cuba: “Hoy día, para Reporteros Sin Fronteras, el problema no es el régimen… Nunca nos pronunciamos sobre la situación general en Cuba. Eso no nos atañe… Nos ocupamos de un derecho humano que es la libertad de expresión”.11 Ante la platea compuesta por la elite floridiana, cuyo carácter de tendencia fascista es un secreto a voces, le secretario general de RSF proferió otro discurso que llenó de alegría a la asistencia: “En Bruselas queremos proponer medidas elementales que pueden aplicarse a Cuba como país violador de los derechos humanos. ¿No se bloqueó el acceso a las cuentas que los terroristas tenían en bancos europeos? ¿Por qué no se puede hacer eso en el caso de Cuba?”.12 Allende la falaz analogía, sólo la parte más recalcitrante de la extrema derecha cubana se atrevería a formular semejante propuesta. Sin embargo la idea vino del Sr. Ménars y eso dice mucho en cuanto a sus fines.

 El líder de RSF afirmaba que no se pronunciaba jamás sobre la situación general de los países. En una entrevista otorgada al Nuevo Herald, el nuevo aliado de la derecha extremista cubana cambió de tono con respecto a Venezuela: “El gobierno de Hugo Chávez es un fracaso, una catástrofe económica de promesas incumplidas”. La misma retórica es entretenida regularmente por la oposición venezolana, responsable de un golpe de Estado perpetrado el 11 de abril de 2002, y el gobierno estadounidense ampliamente involucrado en las diferentes tentativas de desestabilización del país, desde la elección del Presidente Hugo Chávez. Las causas defendidas por RSF son exactamente las mismas que las de la derecha radical, que sea cubana o venezolana, y de la Administración de Washington pero nadie parece preocuparse de eso.13

 

Notas

1 Reporters sans frontières, « Un journaliste violemment frappé par ses geôliers », 13 de enero de 2004.www.rsf.org/article.php3?id_article=9028 (sitio consultado el 22 de enero de 2004) ; El Nuevo Herald, « Condena/ La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) condenó… », 15 de enero de 2004.www.miami.com/mld/elnuevo/news/world/cuba/7702792.htm (sitio consultado el 22 de enero de 2004).

2 William Blum, Rogue State. A Guide to the World’s Only Superpower (Maine, Monroe : Common Courage Press, 2000), p. 80.

3 Hernando Calvo Ospina, ¿Disidentes o mercenarios ? (1998. La Havane : Casa Abril, 2000), p. 146.

4 Entrevista de Joe García realizada por el autor el 5 de mayo de 2003 por vía telefónica. Entrevista integral disponible sobre  : Salim Lamrani, « Le Lobby cubain aux Etats-Unis de 1959 à nos jours », Cuba Solidarity Project, julio de 2003,http://perso.club-internet.fr/vdedaj/cuba/lobby.html (sitio consultado el 22 de enero de 2004) o Salim Lamrani, « El Lobby cubano en los Estados Unidos de 1959 hasta nuestros días », Rebelión, 25 de septiembre de 2003.www.rebelion.org/libros/lobby_cubano.pdf (sitio consultado el 22 de enero de 2004), p. 219.

5 Olga Connor, « Tributo a defensores de la prensa libre cubana », El Nuevo Herald, 21 de enero de 2004, 1.www.miami.com/mld/elnuevo/entertainment/columnists/olga_connor/7755128.htm (sitio consultado el 22 de enero de 2004).

6 Ibid.

7 Hernando Calvo Ospina, Rhum Bacardi, CIA, Cuba et mondialisation (Bruxelles : EPO, 2000), pp. 38-47.

8 Miguel Talleda, Alpha 66 y su histórica tarea (Miami : Universal, 1995), p. 135.

9 Olga Connor, « Tributo a defensores de la prensa libre cubana », op. cit.

10 Wilfredo Cancio Isla, « Reporteros sin Fronteras abre nuevas sedes en EEUU », El Nuevo Herald, 21 de enero de 2004.www.miami.com/mld/elnuevo/news/world/cuba/7756348.htm (sitio consultado el 22 de enero de 2004).

11 Entrevista de Robert Ménard realizada por el autor el 12 de mayo de 2003 en la oficina de Reporteros Sin Fronteras en París. Entrevista integral disponible sobre : Salim Lamrani, « Le Lobby cubain aux Etats-Unis de 1959 à nos jours », Cuba Solidarity Project, julio de 2003,http://perso.club-internet.fr/vdedaj/cuba/lobby.html (sitio consultado el 22 de enero de 2004) o Salim Lamrani, « El Lobby cubano en los Estados Unidos de 1959 hasta nuestros días », Rebelión, 25 de septiembre de 2003.www.rebelion.org/libros/lobby_cubano.pdf (sitio consultado el 22 de enero de 2004), pp. 199-208.

12 Wilfredo Cancio Isla, « Anuncia Reporteros Sin Fronteras campaña por democratizar a Cuba », El Nuevo Herald, 20 de enero de 2004.www.miami.com/mld/elnuevo/news/local/7749051.htm (sitio consultado el 22 de enero de 2004) ; Roberto Delgado, « Arremete Reporteros Sin Fronteras contra gobierno cubano », Fundación National Cubano Americana, 21 de enero de 2004.www.canf.org/2004/principal.htm (sitio consultado el 22 de enero de 2004).

13 Wilfredo Cancio Isla, « Reporteros sin Fronteras abre nuevas sedes en EEUU », op.cit.

 

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Salim Lamrani

Salim Lamrani

Profesor, escritor y periodista francés, imparte cursos en la Universidad París Descartes y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Ha publicado, entre otros, Doble Moral. Cuba, la Unión Europea y los derechos humanos (Hondarriaba: Editorial Hiru, 2008). Su nuevo libro se titula Cuba. Ce que les médias ne vous diront jamais (París: Editions Estrella, 2009) con un prólogo de Nelson Mandela.