Imprimir
Inicio » Opinión  »

Yo no me subordino a José María Aznar en nada

| +

  Francisco Frutos, Secretario General del Partido Comunista de España.  

Especial para Cubadebate

MADRID.- En estos días ha presentado un libro, invisible para los medios de prensa de su país: El comunismo contado con sencillez, en el que se transparenta inteligencia y un lúcido conocimiento teórico. Escribo "lucido" con toda intención. No se trata de un manual para simpatizantes o recién afiliados a partidos de izquierda, sino un texto que va a las esencias de la teoría y la práctica del ideario comunista frente al reto de la globalización, con sencillez -como dice el título-, pero sin simplificaciones ni subestimaciones al lector.  Una verdadera hazaña.

El libro lo encontré por casualidad en la casa de un amigo en Galicia, cuando ya había decidido entrevistar a este obrero metalúrgico, auxiliar de laboratorio, operario de estampados textiles. La idea había nacido durante la Fiesta del Partido Comunista de España, celebrada en la Casa de Campo de Madrid, donde sin media tintas el autor de ese libro y Secretario General del PCE, Francisco Frutos -Paco para todos-defendió que "nadie que se reclame de izquierda puede contribuir, por acción u omisión, a aislar a la revolución y al pueblo cubano", dijo, y exigió la libertad de los Cinco prisioneros cubanos, "rehenes de Bush por luchar contra el terrorismo de Miami". 

-Acaba de presentarse en España su libro El comunismo contado con sencillez. ¿Es realmente eso posible? ¿Cuán sencillo puede ser explicar, por ejemplo, la defensa de esos ideales en las circunstancias actuales, donde los comunistas de verdad son considerados poco menos que criaturas demoníacas?

-Parto de mi experiencia concreta, de mi percepción d la realidad, de la acumulación de problemas no resueltos por el capitalismo, de la capacidad de elevar la conciencia crítica y la sensibilidad social de la gente. Yo he visto actuar a hombres y mujeres comunistas en circunstancias muy difíciles, trabajando, luchando y jugándose la libertad, y a veces la vida, para mejorar las condiciones en que esta se desarrollaba y para conquistar la libertad. Explicaban las cosas con sencillez, hablaban a los trabajadores y trabajadoras de sus necesidades, reivindicaciones, de la necesaria unidad para conquistar cosas necesarias. Mucha gente les entendía. ¿Por qué no pueden entender hoy ese libro que les expone una realidad  y les dice que puede cambiarse sin dogmatismo ni claudicaciones? Los problemas y miserias para la mayor parte de la humanidad existen. ¿Los verán eternos? Creo que no.

"No me preocupa tanto la imagen demoníaca que dan de los comunistas, sino la capacidad que tenemos nosotros y otras gentes para cambiar la imagen y la realidad, con inteligencia y con sentido de la historia, partiendo de lo que hay para transformarlo."

- ¿Cuál es la situación actual de los comunistas en España? ¿Hasta qué punto está presente el franquismo en la actual política española?

-La situación de los comunistas en España es actualmente débil por dos razones: la primera, la realidad del comunismo internacional después del derrumbe de la URSS y, la segunda, por los propios errores, crisis y contradicciones. Intentamos superar esta realidad, siendo conscientes de que hacerlo va ligado también a cambios en la realidad internacional. No puede extrañarnos lo que nos ocurre a nosotros y a la izquierda en general en un mundo en que Bush, Berlusconi, Aznar, Schwarzenegger y tantos otros ganan las elecciones o se imponen por el miedo de la fuerza.

"La manipulación de la realidad genera inseguridad y temor, y ellos siempre crea amplias zonas de conservadurismo social y político. Yo no sé si es lo más adecuado  sacar a relucir el franquismo para explicar lo que sucede en España. Al hacerlo así, se corre el riesgo  de no ser entendido por mucha gente, especialmente joven. Lo que ocurre en España y en otros  muchos lugares es fruto de la pasividad social  que genera un sistema que se ha quedado sin contrapoder fuerte en el mundo.

"Esto es aprovechado por sectores que proceden del franquismo, pero lo que me parece más significativo es que determinados planteamientos  de sociedad, con menos derechos laborales y sociales, con menos margen para la política democrática, se consoliden  con el espectacular desarrollo de las políticas neoliberales en el mundo, lo cual no significa que esas políticas estén creando un consenso, sino que se están imponiendo por la debilidad de las alternativas democráticas y de izquierda. A pesar de ello hay una contestación  creciente en el mundo y en España. Seguramente esta contestación es todavía más social e intelectual que política y electoral, y se expresa de una forma amplia y contundente en algunos casos, pero no todavía como una alternativa operativa. El movimiento contra la globalización neoliberal, el Foro Social Europeo y el Foro Social Mundial forman parte de este contrapoder de raíz anticapitalista que está naciendo."

 

-Del libro negro del comunismo se ha escrito extensamente. ¿Qué  rescataría del libro blanco del comunismo en Europa?

-El comunismo de Europa  ha representado fundamentalmente  la lucha por la justicia social  y por la igualdad, el nacimiento del movimiento sindical, la lucha por la libertad, a veces hasta el sacrificio (Brigadas Internacionales, la Resistencia…), el impulso a una cultura popular, el sentido de la solidaridad internacionalista, la permanente acción contra la guerra y por la paz, la defensa de los derechos de la mujer… y muchas más cosas.

-Usted ha afirmado que el mundo lo que necesita es una pasada por la izquierda. ¿De qué izquierda habla?

-Hablo de la gente que, en términos sociológicos, no se siente de derechas. De la izquierda más moderada, una parte considerable de la cual es simplemente el centro, y de una izquierda social radical, que muchas veces no participa en los procesos políticos. Nosotros formamos parte de este conglomerado, pero tenemos nuestro propio perfil e identidad, e intentamos defender a los ámbitos más amplios  los valores y principios anticapitalistas y del humanismo socialista que dieron vida al movimiento comunista.

 

-Son estas las palabras textuales de un artículo suyo: "Siento vergüenza de tener un gobierno de tan baja talla moral y política. En este asunto de la guerra soy insumiso a este gobierno." ¿Solo en este tema no se subordina a José María Aznar? ¿Por qué cree que hay un gran consenso político contra la guerra o contra la "solución" del Prestige, por ejemplo, y sin embargo, a la hora de las urnas la derecha arrasa?

-Yo no me subordino a José María Aznar  en nada, aunque no me siento obligado a ir por el mundo con declaraciones antisociales. Lo hago en momentos decisivos, y la guerra es uno de esos momentos. Puede haber una gran movilización social y, sin embargo, no concretarse en un voto contrario  al gobierno y partido responsables de la política  que se critica. Ello significa que de la protesta y denuncia social a la conciencia política, al voto y al cambio, hay un abismo que sólo puede superarse si las fuerzas que pretenden  cambiar lo hacen bien y son entendibles. Ni con el PP todo vale, ni a la gente le interesa más el razonamiento que no pelear. Hay mucha gente en España que cree que el PP ha creado muchos puestos de trabajo, garantiza la Seguridad Social, derrota al terrorismo y mantiene la unidad de España. Sólo una crítica y una propuesta razonada de cambio pueden cambiar las cosas. Dudo que el centro-izquierda y la izquierda que nosotros representamos lo haga todo bien para acortar la hegemonía político-electoral del PP. Debemos mejorar mucho para convencer de que somos una alternativa necesaria y posible.

 

-Según Aznar,"más que las causas, lo que ha de interesarnos del terrorismo son sus efectos. Es necesario desmitificar la idea misma de causa." ¿Cómo interpreta usted esta frase?

-A Aznar le interesa confundir el terrorismo de ETA con cualquier otro terrorismo con raíces totalmente diferentes. Aznar saca partido del terrorismo de ETA. ETA y su entorno han conseguido darle un protagonismo que de otra forma no tendría. En nombre de patrias abstractas y de ideales que poco tienen que ver con la idea de internacionalismo, tal como lo concibo yo y muchos comunistas, lo que ha conseguido  ETA y sus acompañantes es reforzar la parte más conservadora  de la sociedad española, incluyendo en ello a la mayoría de las personas de la izquierda, que ante el terrorismo y la posible ruptura de España, aceptan la política del PP como la más adecuada.

-Recompuesta su alianza estratégica con Estados Unidos después de la intervención militar en Irak, la Unión Europea se alía con Washington para destruir a la Revolución cubana. España ha sido el líder indiscutible de las presiones. ¿Cuál es su percepción? ¿En qué se beneficia la UE en este conciliábulo con Estados Unidos?

-La UE no se beneficia de nada. Y los denunciamos y defendemos otras políticas. De todas formas yo no creo que sea correcto y útil identificar mecánicamente a la UE con los EE.UU, ni tan siquiera aceptar que ha habido una recomposición de la alianza estratégica. Es todo más contradictorio, tanto en las propias relaciones ínter capitalistas entre la UE y los EE.UU, como en el papel que las fuerzas y movimientos europeos democráticos y de izquierda puedan jugar y están jugando contra el neoliberalismo, la guerra preventiva, la hegemonía neoimperialista  de EE.UU, y la vocación reaccionaria y atlantista de sectores importantes en Europa.

-¿Cómo evalúa la visita de Aznar a Miami y sus vínculos con la extrema derecha anticubana afincada en esa ciudad?

-Como lo que es: la continuación del encuentro de Aznar y el PP con los sectores más reaccionarios de los EE.UU, del exilio cubano. Esto viene largo, de antes de que Aznar  se pasease por el Caribe con Mas Canosa. No es que la cabra vuelva al monte, es que la cabra nunca deja el monte. Los ancestros de Aznar se juntan con sus ínfulas neoliberales actuales y coinciden, de forma lógica, en Miami.

-El agente de la CIA Carlos Alberto Montaner le dedica a usted un artículo rabiosamente anticomunista,"Por sus Pacos Frutos los conoceréis". ¿Es casual este odio que le profesa? ¿Querría apuntar algo sobre el vínculo de la derecha anticubana en Madrid y el poder en España?

-Carlos Alberto Montaner es un reaccionario camuflado de liberal. Lo que pasa es que yo no suelo entretenerme personalmente con miserables de esta calaña, a los que se debe combatir con la inteligencia de una política bien planteada. No sé si me odia, lo que sabe es que yo soy su enemigo y, como los cobardes nunca dan la cara, él tampoco la dio una vez que tuvo la ocasión en un debate televisivo. Utiliza las páginas de periódicos que le brindan hospitalidad a él y no a mí, porque defienden lo mismo.

 

-En estos días he verificado con estupor y a veces con asco, que a juzgar por la atención que le dan a Cuba los grandes medios de prensa españoles, para el Gobierno de este país la Isla sigue siendo parte de su política nacional. ¿Por qué este insólito ensañamiento mediático?

-El sentido colonial queda en el fondo de todo reaccionario y de toda política impregnada de dominio colonial. De todas formas, creo que, además del profundo anticomunismo de Aznar  y acompañantes, su  sumisión anímica y política al Presidente de los EE.UU con menos luces, con más intereses especulativos y más peligroso por el poder militar que detenta, forma parte de la actitud del actual gobierno español del PP hacia Cuba. Los miserables, se juntan. No siempre les bendice la historia.

 

FRANCISCO FRUTOS

Nacido el 25 de enero de 1939 en Calella, pueblo situado a 50 kilómetros de Barcelona, en el seno de una familia payesa. Trabajó en el campo hasta los 25 años y estudió hasta los trece en las escuelas Pías de Calella.

Ha trabajado como obrero metalúrgico, como auxiliar de laboratorio, en estampados textiles, como representante...

Desde su ingreso en el PSUC en el año 1963 se vinculó a las Comisiones Obreras. Fue Secretario de Organización de la Confederación Nacional de Catalunya de Comisiones Obreras,y miembro de la Comisión Ejecutiva de Comisiones Obreras. Fue Secretario General del PSUC en 1981-1982 y Diputado al Parlament de Catalunya en 1980-1984.

En su calidad de Secretario General del PSUC fue miembro de la dirección del PCE, partido del que es Secretario General desde 1998. Miembro de la dirección de Izquierda Unida desde su fundación, organización en la que ha desempeñado diferentes responsabilidades.

Fue elegido Diputado en junio de 1993 y en 1996, y candidato a la Presidencia del Gobierno para las elecciones generales de marzo de 2000 por Izquierda Unida.

CUBA

(Fragmentos del discurso de Francisco Frutos en la Fiesta del Partido Comunista de España, el 16 de septiembre del 2003)

Creemos que nadie que se reclame de izquierda puede contribuir, por acción u omisión, a aislar a la revolución y al pueblo cubano. Ni facilitar a la reacción norteamericana o a la mafia de Miami un desembarco político en Cuba, que sería trágico para la vida de la gente. Hacerlo sería asumir una gran responsabilidad moral y política. Una cosa es la crítica, desde la defensa de unos valores humanistas y socialistas, y otra sería la complicidad objetiva con la derecha de EE.UU., de Europa, de España. Es más, estamos prestos a hablar de la pena de muerte y de los derechos humanos en serio. Empezando por la pena de muerte en EE.UU., firmada contra menores y disminuidos, por el propio Bush , que ejerce ahora de sumo dirigente del mundo liberal. Continuando por exigir la libertad de los cinco prisioneros cubanos (Gerardo Hernández, René González, Fernando González, Toni Guerrero y Ramón Lazañino), rehenes de Bush por luchar contra el terrorismo de Miami. Hablando de los presos de Guantánamo privados de todos los derechos legales.

Hay una responsabilidad moral de los políticos e intelectuales de izquierda, de los demócratas sin adjetivos, para exigir que dejen a Cuba solucionar soberanamente sus problemas, sin bloqueos ni interferencias criminales, groseras, o pretendidamente sutiles. Cuba, un país del tercer mundo, ha conseguido niveles de educación, salud y expectativas de vida iguales o superiores a los países más desarrollados. Desde luego sin comparación con ningún otro país de América Latina. Esto es fruto de un proceso revolucionario que, además, ha contribuido en otras zonas del mundo a la mejora de sus niveles de vida, enviando o educando en sus escuelas a médicos y profesores de diversas especialidades. Todo ello es lo que se debe valorar en el momento de abordar el presente y el futuro de Cuba.

(Fragmento del discurso de Francisco Frutos en la Fiesta del Partido Comunista de España

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros "Antes de que se me olvide", "Jineteros en La Habana", "Clic Internet" y "Chávez Nuestro", entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo "Juan Gualberto Gómez". Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. Es columnista de La Jornada, de México.
En twitter: @elizalderosa