Imprimir
Inicio » Opinión  »

Un terrorista miamense en la campaña electoral salvadoreña

| +

  Terroristas de Miami sonríen complacientes junto al Presidente salvadoreño Francisco Flores, anfitrión junto a su partido de estos siniestros personajes  

 El norteamericano de origen cubano Orlando Gutiérrez-Boronat fue miembro de la Organización para la Liberación de Cuba del connotado terrorista Ramón Saúl Sánchez Rizo. El grupo, activo entre 1980 y 1984, tuvo entre sus más "famosos" cómplices a Pedro Crispín Remón, hoy detenido en Panamá con el  cabecilla Luis Posada Carriles, bajo la acusación de haber conspirado para organizar un atentado contra la vida del Presidente de Cuba, Fidel Castro.

 Remón, de acuerdo con el FBI, fue quien mató, en plena calle de Nueva York, al diplomático cubano Félix Rodríguez, y participó en el asesinato del emigrado cubano José Luis Negrín, en su casa de Nueva Jersey, ante los ojos de su hijo.

 Ramón Saul Sánchez Rizo, con el cual Gutierrez-Boronat conserva lazos, fue recientemente autorizado a permanecer en territorio norteamericano a pesar de su pasado terrorista, ampliamente documentado por el FBI.

UN "SHOW" PARA ARENA
Según la agencia noticiosa DPA, Schafik Hándal, candidato presidencial por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador exigió al  gobierno salvadoreño que expulse del territorio nacional "a
los anticastristas cubanos Javier de Céspedes y Orlando Gutiérrez, líderes del autodenominado Directorio Democrático Cubano (DDC) con sede en Miami",
por "entrometerse en nuestros asuntos internos".

 Céspedes y Gutiérrez "advirtieron públicamente a la población salvadoreña" acerca del "peligro" de que el FMLN llegue al poder e implante "un gobierno parecido al que impera en Cuba".

 Los dos individuos dieron su "show" anticubano ante una convención del archi-derechista partido en el poder Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) celebrada ayer, donde fue ratificado el empresario Antonio Saca como candidato presidencial por el oficialismo.

  "Yo protesto por esa grosera intervención de extranjeros en los asuntos internos de nuestro país y exijo la expulsión de esas voces auspiciadas por el partido de gobierno que no tiene nada que ofrecerle al pueblo salvadoreño", dijo Hándal a DPA.

  En el año 2000, el gobierno a través del ministerio de gobernación expulsó a una mujer de origen cubano que residía en El Salvador por participar como… modelo en un anuncio propagandístico del FMLN, recordó Hándal. "Igual como hicieron cuando expulsaron a la modelo cubana que participaba en un spot publicitario, deben expulsar a los anticastristas", añadió.

El Salvador celebrará el próximo 21 de marzo elecciones presidenciales.

EL DINERO DEL IMPERIO
El Directorio Democrático Cubano es una de las organizaciones de la mafia  de Miami más privilegiada por la CIA y los millonarios fondos creados por el gobierno de Washington para atacar a la Revolución cubana.

 El primer objetivo de la organización es influir internacionalmente para que países de Europa y América Latina apoyen la contrarrevolución reclutada, alentada y orientada por la Sección de Intereses Norteamericanos (SINA), desde su bunker del Malecón habanero.

Actualmente el grupúsculo centra sus maniobras en lograr apoyo internacional al llamada proyecto Varela y en tal sentido apareció como el organizador principal de la visita de Oswaldo Payá a Miami, en enero del 2003.
 
 El grupo recibe fondos del gobierno norteamericano para financiar viajes a terceros países de los miembros del DDC, así como pagar salarios a cabecillas que se dedican a estudiar las experiencias del proceso de transición producidos en Europa del Este, para socavar la Revolución cubana.
 En un excelente artículo publicado en mayo del 2002 por el diario mexicano La Jornada, bajo las firmas de sus corresponsales en Washington, Jim Cason y David Brooks, se revelaba cómo la organización de Gutiérrez-Boronat recibía 89% de su presupuesto de la United States Agency for International Development (USAID) y de la National Endowment for Democracy (NED),  dos órganos del poder imperial cuya misión es desestabilizar a fuerza de propaganda a los gobiernos de países cuyas orientaciones políticas no convienen a sus intereses.

 En marzo del 2002, la organización de Gutiérrez y Céspedes fue involucrada en un incidente violento ocurrido en la Republica Dominicana, donde el embajador cubano, Miguel Pérez Cruz, fue victima de una agresión de parte de extremistas miamenses.

 La agresión ocurrió en la Casa-Museo Máximo Gómez de la ciudad de Montecristi, ubicada a 278 kilómetros de la capital cuando miembros de la llamada Campaña de Solidaridad con Cuba fueron desalojados por la fuerza de la Casa-Museo durante una jornada por el 107 aniversario del Manifiesto de Montecristi, firmado por los próceres independentistas José Martí y Máximo Gómez.

 De Céspedes quien encabezaba un grupo de miamenses viajaba con una invitación de la Secretaría de Estado obtenida a través de los lazos entre cierta derecha dominicana, su grupúsculo y la terrorista Fundación Nacional Cubano Americana.

MACABRO HISTORIAL

Lo ocurrido estos días en El Salvador no es nada nuevo en el historial de la extrema derecha terrorista cubano-americana. Miembros de esa mafia han participado en acciones tenebrosas contra la izquierda latinoamericana durante las últimas cuatro décadas. Así estuvieron trabajando para la DISIP venezolana, para la DINA de Pinochet, participaron de la guerra sucia de la administración Reagan en Centroamérica y tomaron parte en el asesinato de personalidades políticas de la región como el excanciller chileno Orlando Letelier.

También esta mafia ha financiado las campañas electorales de infames políticos latinoamericanos, fieles seguidores de Washington y sus maniobras anticubanas, como Carlos Saul Ménen y Arnoldo Alemán.

Ahora, ante el avance electoral del FMLN, la mafia de Miami vuelve a la carga de las peores causas y pronto fluirá su sucio dinero al saco recaudador de ARENA.

 

 

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".