Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Número de casos y muertes por COVID-19 casi se duplicó en las Américas en primeros cinco meses de 2021

| + |

“Desde el comienzo de este año, hemos asistido a un rápido aumento de las infecciones en la región”, dijo la directora general de la OPS. Foto: AFP.

En los cinco primeros meses de 2021, casi se ha duplicado el número de casos y muertes por coronavirus en el continente americano, informó este miércoles la directora general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, quien hizo un llamado urgente a enfrentar la situación en Haití, que reporta un “fuerte aumento” de las cifras.

Durante la rueda de prensa semanal en la que se examina la evolución regional de la pandemia, Carissa Etienne destacó que, tras semanas de estancamiento e incluso de disminución de las cifras, y con la excepción de los tres países de América del Norte, las infecciones por COVID-19 vuelven a aumentar en todas las subregiones.

En Centroamérica se registra el mayor número de muertes hasta la fecha y actualmente un tercio de los pacientes hospitalizados están en las unidades de cuidados intensivos. Mientras tanto, las infecciones por COVID se están acelerando en Panamá, Belice y El Salvador, donde los nuevos casos se han duplicado en los últimos siete días”, advirtió.

Con relación al cono sur, explicó que en Colombia se registra la mayor tasa de infecciones de Sudamérica, donde los nuevos casos casi se han triplicado en algunas regiones, y que en Brasil también se observa un aumento de las nuevas infecciones y de las hospitalizaciones.

“Esta tendencia es especialmente grave en algunos estados del noreste, en los que los hospitales superan el 90% de su capacidad. Uruguay, Argentina y Chile también están en alerta, ya que siguen informando de un aumento de los casos”, acotó.

En estos momentos la máxima preocupación de la OPS es la situación que se vive en Haití, donde se produjo un aumento de muertes, casos y hospitalizaciones durante las últimas semanas.

Etienne indicó que los datos oficiales que manejan son limitados, pero que los riesgos en la nación caribeña son elevados, ya que el sistema sanitario se enfrenta a un fuerte aumento de casos con menos camas de hospital dedicadas a la COVID-19 que el año pasado.

“Ya se han identificado dos variantes de preocupación en el país, mientras que las medidas de salud pública necesarias para detener la transmisión son ignoradas por la población en general. Es probable que estos dos factores combinados estén alimentando la transmisión”.

La OPS trabaja juntamente con el Ministerio de Salud haitiano para aumentar la atención y los suministros a los pacientes infectados, así como el abastecimiento de los equipos de protección para que los trabajadores sanitarios puedan realizar su trabajo de forma segura.

Ante este complicado escenario regional, Etienne afirmó que la situación que vive Haití es un claro ejemplo de lo rápido que pueden cambiar las cosas con este virus.

“Desde el comienzo de este año, hemos asistido a un rápido aumento de las infecciones. Solo en los cinco primeros meses de 2021, tanto los casos como las muertes casi se han duplicado en nuestra región”, alertó.

Por ello, destacó la necesidad de actuar, ya que “los deseos no resolverán la crisis del COVID”, y recordó las tres claves necesarias para detener el brote: un liderazgo eficaz, potenciar el acceso a las vacunas de forma urgente y seguir las medidas de salud pública.

Con relación al liderazgo, lamentó que la información errónea publicada en la región haya sembrado la duda respecto a las medidas sanitarias de eficacia probada.

Al avivar la controversia donde no la hay, nuestros dirigentes están enviando mensajes contradictorios a la población y obstaculizando la adopción de medidas eficaces para controlar el virus. Debemos unirnos para detener este virus, y ésta debe ser la prioridad”, afirmó.

Para el acceso a las vacunas, subrayó la necesidad de tratar de conseguir más dosis en todos los países de América.

Estamos muy lejos de este objetivo, especialmente en el caso de los países de bajos ingresos, que todavía tienen dificultades para proteger a los profesionales de la salud y a los más vulnerables. COVAX ya ha entregado unos 17.6 millones de dosis en nuestra región, pero los avances no van a la par de la pandemia.

Biden llama a estadounidenses a vacunarse, ante ralentización del proceso

Estados Unidos alcanzó este lunes 33 264 272 casos confirmados y 594 565 fallecimientos por la COVID-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT martes) fue de 135 muertes más que el domingo y 5 725 nuevas infecciones.

En ese contexto, el presidente Joe Biden instó este miércoles a los ciudadanos a que se vacunen contra la COVID-19, con nuevos incentivos como la posibilidad de hacerlo en peluquerías o con guardería gratuita para quienes tengan niños, ante la preocupante ralentización del proceso en las últimas semanas.

El objetivo, marcado por el propio Biden, es que el 70% de los adultos estadounidenses haya recibido al menos una dosis para la festividad del 4 de julio, Día de la Independencia del país.

“En todo el mundo, la gente está desesperada por conseguir una inyección, que cualquier estadounidense puede obtener en su farmacia de barrio”, aseguró en un discurso desde la Casa Blanca para informar sobre los avances en el proceso de inmunización.

La primera vacuna se administró en Estados Unidos el 14 de diciembre de 2020.

Pese el veloz arranque de la campaña de vacunación, el ritmo diario se ha ralentizado notablemente al pasar de una media de 3.3 millones de dosis administradas al día en abril a 1.2 millones de la pasada semana.

Por ello, la Casa Blanca ha redoblado los esfuerzos para que más personas sean inoculadas, especialmente en los segmentos demográficos que se han mostrado más recelosos, como los jóvenes, las minorías afroamericana e hispana y la población rural.

Actualmente, el 63% (más de 162 millones) de los adultos de EE.UU. ha recibido al menos una dosis de las vacunas y el 52% (133 millones) está completamente inmunizado, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que reflejan una gran disparidad por regiones.

Mientras que estados como Massachusetts, Connecticut o Nueva Jersey tienen ya a la mitad de su población completamente vacunada, otros como Alabama, Luisiana o Georgia solo han inmunizado por completo a un tercio.

(Con información de OPS y agencias)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también