Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Academia de Ciencias de Cuba rechaza conclusiones de científicos estadounidenses sobre padecimientos de diplomáticos de EEUU en la isla

| 23 |

Embajada de Estados Unidos en Cuba. Los padecimientos reportados por diplomáticos en La Habana fueron usados por la Administración Trump para dañar las relaciones diplomáticas y consulares entre ambos países, aun cuando científicos cubanos y de otras naciones refutaron las versiones sobre pretendidos ataques. Foto: @CubaMINREX / Twitter

Declaración de la Academia de Ciencias de Cuba:

El Comité Permanente creado por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de los Estados Unidos (NASEM), publicó en diciembre de 2020 el reporte “Una evaluación de enfermedades en empleados del Gobierno de EE.UU. y sus familiares en embajadas en el extranjero”.

Las enfermedades mencionadas en el título del reporte se refieren principalmente a padecimientos de salud reportados por personal de EE.UU. ubicado en Cuba y en menor grado en China. Este documento resume la valoración inicial de la Academia de Ciencias de Cuba sobre el informe del Comité Permanente, sobre la base del trabajo realizado por un panel de expertos que ha estado investigando tales padecimientos de salud durante más de dos años y tomando en cuenta criterios de expertos internacionales, incluidos los que participaron en el taller “¿Existe el síndrome de La Habana?”, que apropiadamente se celebró en La Habana en marzo de 2020.

El reporte de NASEM intenta definir la naturaleza de los padecimientos de salud, identificar sus causas y recomendar medidas para proteger a los diplomáticos estadounidenses y a sus familiares cuando estén en el extranjero.

La Academia de Ciencias de Cuba discrepa sobre la conclusión final acerca de las causas de los padecimientos, aunque reconoce que el reporte (preparado por un prestigioso panel de científicos) avanzó en definir la caracterización médica de los padecimientos y emitió recomendaciones válidas. Es importante destacar que el Comité Permanente de NASEM hizo referencia frecuente a la dificultad de tener datos confiables sobre los síntomas de los pacientes, información clínica y sobre las exposiciones a posibles agentes causales.

El reporte del comité de NASEM afirma que el candidato más plausible al origen de los síntomas fue la exposición a ondas de radiofrecuencia. Sin embargo, esta afirmación no se respalda con evidencias directas, ni por un examen crítico de la literatura disponible, ni por el cuerpo principal del propio reporte, y además exhibe contradicciones intrínsecas.

Es de notar que aunque el reporte en sí fue mayormente prudente, la publicidad en torno a su lanzamiento sugirió que el reporte de NASEM respaldaba la idea de que una fuente de radiofrecuencia estaba probablemente relacionada con el inicio de los síntomas de los pacientes. En el mejor de los casos, las ondas de radiofrecuencia deben considerarse una hipótesis sobre la causa de los padecimientos de salud, poco probable, y ciertamente no un hecho demostrado.

Específicamente, el reporte de NASEM dio peso a que las ondas de radiofrecuencia causaban la constelación de síntomas reportados, aun cuando reconoce que los datos relevantes son problemáticos.

Por ejemplo, no hay literatura que sugiera que la radiación de radiofrecuencias produzca la experiencia de sonidos altos dolorosos; ni tampoco sugiere que tal exposición resulte en síntomas neurológicos específicos, y muy significativo no hay evidencias, circunstanciales o de otro tipo, que pudiera generar una exposición intensa a un campo de radiofrecuencia.

Citamos del informe: “...Hay insuficiente datos en la literatura abierta sobre las potenciales características de exposición/dosis a radiofrecuencia y efectos biológicos en posibles escenarios para el Departamento de Estado”. Por otra parte, el reporte dice: “...Sin embargo, algunos estudios en animales han mostrado resultados contradictorios, incluso cuando se usa el mismo sistema de exposición...”.

El informe no proporciona evidencias científicas de que existieran ondas de radiofrecuencia de gran intensidad en el área donde se ubicaron los diplomáticos (y de hecho, investigaciones ambientales realizadas en Cuba han descartado esta hipótesis). La falta de evidencias suficientes fue considerada en el reporte como motivo para dudar fuertemente de una intoxicación por pesticidas, un origen infeccioso o un desencadenante psicológico como causa de los síntomas; sin embargo, no se aplicó la misma lógica a la hipótesis de microondas (para la cual hay todavía menos evidencias).

Aunque la Academia de Ciencias de Cuba no está convencida de la aseveración de que ondas de radiofrecuencia causaron los incidentes de salud, reconoce sin embargo que el Comité Permanente de NASEM realizó un examen cuidadoso de los limitados datos clínicos que pudo recolectar, llegando a conclusiones consistentes con la de los expertos internacionales que consultamos, así como la de científicos cubanos.

El reporte encontró poca evidencia de un daño cerebral difuso en los diplomáticos y sus familiares. Además, concluye que las neuroimágenes realizadas con procedimientos clínicos estándares fueron normales en los casos estudiados, al tiempo que indica que los hallazgos reportados con técnicas novedosas de imagen (con resultados inconsistente a través de dos estudios) no son aceptables para estudios de casos únicos, no tienen rangos normativos validados, y son notoriamente difíciles de reproducir.

Coincidiendo con críticas publicadas anteriormente, el reporte concluye que los resultados de las pruebas neuropsicológicas en estos casos no permiten postular un síndrome novedoso causado por daño cerebral difuso. Además, el comité pone en duda la validez de muchas de las pruebas de función vestibular utilizadas.

Un tema importante abordado por el reporte es la enorme heterogeneidad de los síntomas dentro y entre las cohortes evaluadas en diferentes sitios. Esto hace que la propuesta de un síndrome novedoso homogéneo, provocado por una única causa, sea insostenible y muy improbable. También es relevante que el Comité Permanente reconoce que los trastornos neurológicos funcionales y los factores psicógenos podrían haber jugado un papel importante en exacerbar y propagar en el tiempo los síntomas experimentados por los diplomáticos.

Los Institutos Nacionales de Salud identificaron el mareo persistente postural-perceptivo, un trastorno neurológico funcional, en aproximadamente una cuarta parte de los diplomáticos que examinaron. Esta es la primera vez que un organismo científico estadounidense considera tal posibilidad, la que se ha postulado de manera convincente en la literatura científica como un factor contribuyente (y en algunos casos como causal) a estos incidentes de salud.

Las recomendaciones del Comité Permanente de NASEM al Gobierno de los EE.UU. son razonables: aumentar la recopilación previa y longitudinal de datos relacionados con la salud del personal diplomático en el extranjero, monitorear de manera efectiva nuevos aglomerados de casos, si aparecieran, y proporcionar protocolos para medir la posible exposición a fuentes de radiofrecuencia y tóxicos.

Sin embargo, por el bienestar de todos los involucrados, también recomendaríamos que tanto los periodistas como los Gobiernos escuchen a la ciencia y se abstengan de respaldar teorías de conspiración. Durante los últimos dos años, se han hecho públicas, incluso en fuentes oficiales, especulaciones incoherentes, con afirmaciones infundadas sobre “ataques sónicos o de microondas” contra diplomáticos estadounidenses, que generaron daño cerebral. Estas afirmaciones no han sobrevivido a la validación experimental o teórica, pero han generado mucha ansiedad y preocupación innecesaria.

La Academia de Ciencias de Cuba comparte la frustración expresada por el panel de NASEM por no tener acceso a la información clínica necesaria para realizar una evaluación adecuada, factor que explica parcialmente las limitaciones del reporte.

Además de los cortafuegos informativos dentro de los EE.UU., de lo cual se queja el comité, la investigación sobre estos padecimientos de salud ha sufrido por la falta de comunicación fluida entre los científicos estadounidenses y cubanos que examinan el tema, en gran parte debido a barreras artificiales y políticamente motivadas. Se ha obstruido la comunicación entre científicos de EE.UU. y sus contrapartes en Cuba, y en el mundo. Esta censura preventiva solo puede atentar contra los deseos legítimos de comprender la fuente de este brote particular de incidentes de salud y de adoptar las medidas necesarias para proteger a los ciudadanos de cualquier país de futuras enfermedades.

Los padecimientos reportados por los diplomáticos y sus familiares deben considerarse y tratarse como un problema de salud, no como una cuestión política. La colaboración da sus frutos, como lo demuestran los científicos cubanos y canadienses que estudian incidentes de salud similares, quienes han establecido una discusión productiva, organizado talleres conjuntos, y actualmente desarrollan un proyecto de investigación colaborativo para evaluar a las personas expuestas a plaguicidas en La Habana.

Científicos individuales de EE.UU. han participado en discusiones por correo electrónico con la Academia de Ciencias de Cuba, y algunos participaron en el taller organizado por esa institución cubana en marzo de este año. El taller fue imparcial e incluyó a un postulante de la hipótesis de la radiofrecuencia.

La Academia de Ciencias de Cuba reitera su voluntad de colaborar con la NASEM y otras contrapartes estadounidenses (lo cual se ha expresado reiteradamente en los últimos años), para comprender mejor los incidentes de salud que involucran a diplomáticos estadounidenses y sus familiares en La Habana (o en cualquier otro lugar), con el objetivo final de ayudar a las personas y promover vínculos más estrechos entre las dos comunidades científicas y, eventualmente, entre los dos países.

La Habana 15 de Diciembre de 2020

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • LACETEL_Rodney dijo:

    Las ondas electromagnéticas no son capaces de causar alteraciones de tipo ionizante, perturbaciones eléctricas o similares en los seres humanos. El único efecto de las radiaciones electromagnéticas en los seres humanos demostrado científicamente es un efecto TERMICO. Es decir a partir de cierto nivel los tejidos se calientan, queman o destruyen por este efecto térmico.

  • Miguel A. dijo:

    El tan manipulado incidente Sonico con los funcionarios norteamericanos en la embajada de EU en Cuba, ahora analizado por el informe de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de los Estados Unidos (NASEM) sigue sin aportar nada nuevo y más parece un informe politizado y pegado a lo que ya hoy en su fase final conocemos, una de las primeras sinverguenzuras de Trump para perjudicar las relaciones que había dejado su antecesor Obama. No comprendo como ese resumen no contiene los estudios clínicos que el gobierno de EU no quiere soltar porque sabe que son mentiras y están inventados ni tiene en cuenta los estudios que se han realizado aquí en Cuba, por la Academia Nacional, de que los vecinos aledaños
    a esta embajada no tienen esos famosos síntomas. Lo que si está claro, por los acontecimientos de San Isidro donde se vio a funcionarios de la embajada de EU metiendo las narices para apoyar la contra rrevolucion que por cierto no tienen síntomas para eso es que, las malas acciones en personas con nivel diplomatico dentro de una embajada en un país como Cuba realizando actividades ilegales y de daños a una nación como Cuba que lucha por su desarrollo y que mucho ha ayudado al mundo cuando hay moral debe dar fuertes dolores de cabeza y eso es lo que le ha pasado a esos funcionarios. Hacer cosas que no deben. En otros países se los permiten pero aquí sabían que si los cogiamos haciendo eso no los iba a salvar ni el médico chino y por eso inventaron eso para irse antes que prestarse a las sinvergüenzuras de Trump.

  • Luxardo dijo:

    Todo se sabe y ya todos sabemos que es y fue una falsa desde el principio para perjudicar a muchos cubanos

  • guillermo ramirez dijo:

    Por favor!!! revisen en Wikipedia los documentos desclasificados de la CIA como Operacion Northwoods y el experimento en Guatemala y se daran cuenta que NO ES TEORIA DE LA CONSPIRACION , es que la CIA experimento con el L.S.D y otras drogas ,revisen, lean ,que en Wikipedia hay material de sobra al respecto, de la guerra sonica y biologica.
    Seguro estoy de que la CIA metio su mano en esto de la embajada....

    • Zatarra dijo:

      Claro que la CIA, por orden del "loco" e instigado por los " congresistas bitonguitos y acólitos mafiosos de Miami, planearon todo. Y digo mas,...ellos son capaces de haberles dado "algo" a sus propios funcionarios y familiares para que tuvieran "síntomas"de "algo". Recuerden que para "ellos"...su máxima, ..Vale todo !!!. Algún día, quizás próximo, lo sabremos. Si hay algún funcionario de la embajada que lee esto, que reflexione sobre ello, y que el y su familia segurito que fueron expuestos por su mismo gobierno como carnada para "jodernos", Remember Maine...estoy conciente de mi reflexión.

  • mulato dijo:

    Cualquier cubano con sentido común sabía y sabe que las acusaciones hechas por los Estados Unidos acerca de los ataques sónicos a funcionarios de su embajada en la Habana era una patraña y una estrategia más para obstaculizar las relaciones diplomáicas entre ambos estados. Hace muchos años que ese gobierno no se respeta así mismo. Somos Cuba

  • Ernesto Díaz dijo:

    Excelente por el contenido y la redacción,oportuna y,sobre todo,clarísima,esta Declaración.El rigor científico y el respeto por la contraparte norteamericana(la científica de verdad,la que desea conocer la realidad sin fines políticos y/o publicitarios...),se nota desde las primeras palabras.Si creemos en ese gran norteamericano que con infinita sabiduría dijo que "....no se puede engañar a todos todo el tiempo",y yo le creo absolutamente,mucho más temprano que tarde nos enteraremos de cuanto de verdad y de mentira hay en esta historia.Siento orgullo de compartir Patria con los especialistas,médicos y científicos cubanos que tanto han trabajado,desde el primer día,en la búsquedad de la verdad.A ellos mi agradecimiento eterno.

  • Abel dijo:

    Es que hay sordos que no nos quieren escuchar, llevan esa sordera hace mas de 60 años, cuando ven la verdad, se enferman e inventan estos tipos de guerrita de mentiras. Todo por dinero.

  • Augusto dijo:

    Desde la enseñanza primaria me enseñaron sobre el hundimiento del MAINE, si, fueron capaces de hundir su propio barco con sus marines y todo, para poder justificar su guerra con España, qué más da dejar algún que otro sordo de su personal diplomático, siempre y cuando sean prescindibles, esa guayaba si es del Perú.

  • Lena dijo:

    Todo cubano que conoce bien a su pais y a USA sabe que eso nunca fue cierto.
    Saludos.

  • Robert dijo:

    La historia nos dice que nada va a variar a pesar que demostremos nuestra capacidad de ciencia para demostrar, o mejor desmontar, la calumnia que se ha convertido poco a poco en una verdad: más que científica de política agresiva contra nuestro país como una herramienta más en tratar de derrocar el sistema a como dé lugar.
    No es la primera vez que he sabido sobre este tema, pues en una ocasión tuve la oportunidad de participar en una reclamación de un -relativamente importante persona- ente que decía que estaba sometida a ataques de este tipo e incluso mostró prendas muy veteadas de negro como prueba que eso sucedía e incluso llegó a decir que las instalaciones donde se producían las ondas estaba debajo del edificio donde residía. Por supuesto estuve ante una persona desequilibrada con serios problemas de pensamiento lógico, que entre otras cosas pretendía un cambio de morada.
    Ahora lo aplico de manera empírica al tema y hago la misma pregunta que le hice a la persona ¿por qué el ataque era contra ella y no tenía incidencias en el resto de las personas que residían en el lugar e incluso a un número importante de trabajadores que había allí? ¿Cómo era posible que no se sintiera nada a ninguna hora?
    Realmente existían objetivos ocultos en esa persona que son similares a este caso.
    Por los adelantos que tiene la ciencia tal vez deje de ser algo de ciencia ficción como ha sucedido con otras cosas, pero hasta la fecha no se tienen evidencias que demuestren esos ataques y mucho menos tan personalizados en medio de una comunidad que no tienen ningún síntoma de enfermedad.

  • capirucho dijo:

    los estertores de una administración que agoniza, el satrapaz se va de la casa blanca pero antes deja su veneno y su ponsoña

  • Catalejo dijo:

    Solo fue un pretexto del actual gobierno para dar marcha atrás todo lo que se habia logrado con el gobierno de Obama. En los años de revolución jamás se habían producidos tan infames hechos. Al final ni ellos mismo saben que tienen su personal diplomatico " Quieren venir a bailar en casa del trompo" Si hay una país seguro en todo el mundo ese es Cuba!

  • frank dijo:

    por que no publican documentos que prueben la voluntad de los cientificos cubanos de trabajar de conjunto con los estadounidenses y que estos no han sido cooperativo.
    creo que un escrito periodistico no convence tanto como las evidencias en si.
    no pido que publiquen evidencias de lo que hoy esta bajo investigacion, pero si aquellas que muetren la vountad positiva del lado cubano y la de no cooperacion de otros....esta es un forma de poder desacreditar su teoria

  • Leandro dijo:

    Muy válido este artículo, lamentablemente esto lo leemos solo nosotros aquí, y el reporte de EEUU lo lee la prensa extranjera y todos los que se hacen eco de los supuestos ataques sónicos, o sea, los que manejan la información y la propaganda.

  • Enrique dijo:

    reviven el asunto porque llega otro presidente y a muchos de ellos no les conviene la normalización de las relaciones. no sé si fue otro maine más pero se sabe que es solo un pretexto.

  • Luxardo dijo:

    Sin vergüenza y dinero en los bolsillos son el resultado de las investigaciones de la parte de los EEUU

  • Enriqueta dijo:

    Eso fue algún aparato de ellos mismos que se les fue la frecuencia

  • manolo dijo:

    APLAUSOS A LA A.C.C. ESO SE LLAMA DECENCIA Y CIENCIA !!!

  • JE dijo:

    Una más de sus patrañas queda al desnudo, sería bueno que desclasificaran cuando en secreto han manipulado ese Método de guerra encubierta. Seguro la utilizan contra ellos mismos para invitar otros. que bandidos

  • Jorge R 09 dijo:

    El informe de la NASEM no es concluyente en nada porque no ha tenido acceso a la documentación de la CIA y el Departamento de Estado. Contiene algunas aproximaciones científicas, pero todas a modo de hipotesis. Lo de las radiaciones electromagneticas no tiene fundamento en base a lo que han presentado.

  • Gilson dijo:

    Lo único que es evidente de toda esta trama montada es perjudicar las relaciones de Cuba con E.U., seguir tomando medidas punitivas contra nuestra Patria y hacernos la vida aún más difícil

  • Silvio Jova dijo:

    Varios comentarios refieren varias hipótesis sobre lo que significa esta falacia de los "ataques sònicos". Aquí va otra.
    La administraciòn Trump podría haber dado luz verde a algo parecido a HAARP o que se vincula a este, probàndolo en Cuba. Este se ha denunciado como parte de la guerra climática y pueden encontrarse algunos datos en Wikipedia y en Google. El escàndalo que armaron era para ver si Cuba tenìa la forma de detectarlo y la respuesta ha sido que no. Para evitar que esa acción, (encaminada a fomentar los síntomas de los de que se habla en la poblaciòn cubana) afecte a ciudadanos estadounidenses sacan a sus diplomàticos y prohiben los viajes de todo tipo a Cuba.

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también