Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Partido gobernante británico encaja duro revés en elecciones locales

| + |

May admitió que después de nueve años en el poder, su partido atravesaba por momentos difíciles. Foto: Prensa Latina

El Partido Conservador de la primera ministra Theresa May sufrió una derrota aplastante en las recientes elecciones para concejales y autoridades locales celebradas en Inglaterra, a juzgar por el escrutinio final divulgado hoy.

De acuerdo con los datos, los Tories perdieron mil 334 de los cuatro mil 896 asientos que tenían en su poder en los 248 ayuntamientos ingleses que fueron a las urnas el jueves pasado.

Los conservadores quedaron ahora con el control de 93 concejos municipales, 44 menos que los ganados cuatro años atrás.

La víspera, tras conocerse los primeros resultados, May admitió que después de nueve años en el poder, su partido atravesaba por momentos difíciles.

Estos son tiempos difíciles para nuestro partido, y los resultados son un síntoma de ello, aseveró la gobernante en un discurso pronunciado en Gales, en el cual culpó a la crisis del Brexit del actual descontento dentro de las filas conservadoras.

El opositor Partido Laborista, que esperaba capitalizar a su favor la división que provoca entre los tories el estancado proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), tampoco salió muy bien parado de los comicios locales de esta semana.

Según el conteo, la organización que dirige Jeremy Corbyn perdió 82 asientos y seis ayuntamientos en Inglaterra.

Aunque no fue tan drástico como su rival política, Corbyn también mencionó ayer al Brexit entre las razones que llevaron al electorado a votar contra los candidatos laboristas.

Algunas de ellas obedecen a factores locales, y en otros casos, fue gente que probablemente está en desacuerdo con la actitud de ambos partidos hacia la UE, declaró el veterano político, quien aseguró, no obstante, que su organización es la única que se preocupa por defender a los trabajadores, independientemente de si están a favor o en contra del Brexit.

Según analistas, muchos de los seguidores de Corbyn habrían emitido un voto de castigo por la ambivalencia mostrada por la dirección del partido frente a la demanda de una gran parte de las bases laboristas para que se celebre un segundo referendo sobre la retirada del Reino Unido de la alianza europea.

El análisis estaría sustentado en el respaldo electoral sin precedente que logró el Partido Liberal-Demócrata, promotor de una segunda consulta popular sobre el Brexit.

La organización que dirige Vince Cable alcanzó mil 350 asientos, 703 más que en los comicios de 2015, y gobernará en otros 10 municipios, además de los ocho que ya tenía en su poder, en un resultado que el líder partidista liberal-demócrata calificó de "voto para detener el Brexit".

Los restantes ocho mil 400 asientos en disputa se los repartieron el Partido Verde, que ganó 194 puestos más para llegar a 294, y los independientes, que totalizaron mil 179.

La provincia británica de Irlanda del Norte también celebró elecciones locales el jueves pasado, y aunque los resultados finales todavía se desconocen, se espera que la mayoría de los puestos queden en poder del Partido Democrático Unionista y el republicano Sinn Fein.

Como parte de las condiciones impuestas por Bruselas para acceder a posponer el divorcio hasta el 31 de octubre próximo, si Londres no concreta antes del 22 de mayo su retirada del bloque, los británicos tendrán que participar en las elecciones para el Parlamento Europeo previstas para el día siguiente.

Además de conservadores, laboristas y otras fuerzas tradicionales, en esa eventual disputa por los asientos en la Eurocámara participarían dos nuevas organizaciones políticas surgidas al calor de la crisis: el Partido Brexit, que como su nombre indica favorece la salida a cualquier precio, y el Change UK, fundado por parlamentarios independientes que abogan por permanecer dentro de la UE.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también