Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Chalecos amarillos sobre reformas anunciadas por Macron: «No es suficiente»

| 7

El movimiento busca reivindicaciones sociales. Foto: AFP

Numerosos manifestantes comenzaban a reunirse este sábado en la tradicional marcha de los «chalecos amarillos» en Estrasburgo y París, las dos ciudades donde se espera la movilización número 24 de este movimiento espontáneo.

Las protestas fueron confirmadas incluso después de los anuncios del presidente Emmanuel Macron, en una conferencia de prensa hace dos días, cuando anunció reformas estructurales.

Macron afirmó que había que seguir con las reformas neoliberales iniciadas desde el principio de su quinquenio:

“Las transformaciones que están en curso y las transformaciones que son esenciales para nuestro país no deben ser detenidas (…) porque responden profundamente a la aspiración de nuestros ciudadanos”, estimó, añadiendo que las políticas adoptadas fueron “justas” pero no “suficientemente rápidas”, ni “radicales” o “humanas”.

El movimiento de protesta objetó con dureza al igual que todo el arco opositor, tras su conferencia de prensa para los anuncios, que tildaron con desdén como «bla bla bla presidencial».

En Estrasburgo, cientos de «chalecos amarillos» se están agolpando en la plaza de l’Etoile, para una «manifestación nacional e internacional» donde se invitó a los manifestantes alemanes y belgas a unirse frente ala sede del Parlamento Europeo.

En Lyon, se registran varios bloqueos en las autopistas de circunvalación, mientras que los temores crecen en Toulouse, que ya fue escenario de violencia y batahlas en las últimas semanas.

Asimismo, en París, los chalecos amarillos se están reuniendo en Montparnasse junto con los sindicalistas de la CGT (izquierda comunista).

Los Campos Elíseos, el Elíseo, el perímetro en torno al edificio de la Asamblea Nacional y la catedral de Notre-Dame están acordonados por la policía.

A lo largo del Sena, frente a la sede de Radio France (la radio-televisión pública francesa) se están reuniendo «chalecos amarillos» para lo que llaman una «marcha en los medios de comunicación».

(Con información de agencias)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos dijo:

    Menos mal que esos chalecos amarillos no hacen falta en Cuba pues no hay nada que demandar. Todo anda bien y se demostrará el 1 de Mayo en la marcha de todo el pueblo. Se acaba de terminar un congreso sindical donde fueron resueltos todos los problemas de los trabajadores, dígase alarido, vivienda, transporte, comida, retiro, etc. Mientras tanto, los franceses llenos de problemas…

    • Carlos dijo:

      Corrección…dígase salarios, vivienda…

      • jélen dijo:

        Carlos, tu apellido debe ser Hiss Camargo. :)
        Lo primero, toda mi solidaridad para el movimiento francés con la esperanza de que logren sus metas. ¡Vive la France! ¿Será que tú sabes más que los propios franceses de la magnitud de sus problemas para ponerlos en duda?

        Las protestas de los chalecos amarillos en Francia contra su gobierno las origina el propio sistema capitalista. Sin embargo, no enfrentan un gardeo contante sobre ellos de la mayor potencia económica y militar de la historia que en Cuba tenemos siempre tan cerquita, tan pendientes de nosotros para ponernos la vida difícil, para que nos decepcionemos y nos cansemos del socialismo. Por ahí sí que no se pueden quejar.

        Las reinvindicaciones sociales a las que ellos aspiran ya nosotros las tenemos adelantadas, conquistadas desde que decidimos cambiar de sistema. Sí, este 1ero de Mayo se hará la marcha de todo el pueblo pero no solo estarán los trabajadores sino la gente comprometida con la continuación de este proyecto social que es la Revolución cubana. Somos unos cuantos, sabes.

        Y así, con problemas de salario, vivienda, transporte, comida, y el detallito omnipresente de la guerra de los imperialistas estadounidense en tantas direciones por ti no ignoradas, vamos a manifestarnos para defender lo que hemos construido con sangre, sudor y lágrimas y sobre todo, con mucha pasión y confianza: sistema social, partido, gobierno, historia… Sigue tú, que te las sabes todas.
        Si crees que la forma de resolver los problemas que tenemos es poniéndote un chaleco de cualquier color y protestar precisamente en el día de celebración de los trabajadores, imagino que te lo pongas. Yo, no tengo que ponerme un chaleco amarillo ni tampoco rojo para exigir el cese del ataque más prolongado de la historia de la humanidad contra un grupo humano por sus convicciones políticas.
        Espero con atención tu respuesta.

    • Mariano dijo:

      Jeje, «Carlitos Pelo Lindo». Tus pullitas y piedrecitas de Maria Ramos son ya conocidas pero no estorban porque detras vendran las respuestas merecidas. Un purgante de ricino para ti desde Cuba.

      • Lourdes dijo:

        Mariano: Tal parece que a ud. y a otros les molesta que Carlos es un «latigo»…………verdad?

  • Ráfaga dijo:

    !Cuanta suspicacia Carlos, eh!

  • alexander dijo:

    Aunque entiendo el sarcasmo de Carlos y desde mi punto de vista es real lo que pasó en el congreso no puedo estar de acuerdo en las comparaciones y mucho menos sobre los objetivos de la próxima marcha por el primero de mayo. La marcha yo la veo como una respuesta a los asquerosos esos que están en la Casa Blanca tratando de matarnos de hambre y enfermedades. Es una respuesta a todos los lobos de la ultraderecha de Miami que siguen viviendo del negocio de la contrarrevolución y los hijos de santa sea su madre que les hacen el juego desde aquí. En Francia son otras cosas las que están en juego y tal vez si no estuviera el bloqueo estadounidense (que Francia no tiene) le daría la razón.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también