Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

Fundan Cátedra José Martí en Universidad guatemalteca

| 1 |

Ana Cintrón, Presidenta de la Asociación Cultural José Martí junto al Embajador Carlos de Céspedes Piedra, antentos al descubrimiento del busto de José Martí. Foto: Embajada de Cuba

No es espiritismo, ni exceso de pasión patriótica. Es inexplicable. Cuando se escucha hablar de lo que significó José Julián Martí y Pérez para Guatemala y viceversa, se siente en lo que ves a tu alrededor la presencia misma del Apóstol. Los 140 años de la estancia de Martí en Guatemala fueron celebrados en un acto que dejó perplejos a los asistentes. ¿Cómo en tan solo 18 meses pudo recorrer, conocer profundamente este país, escribir sobre él con conceptos que permanecen por más de un siglo? De la misma manera que en 42 años de vida, nuestro José Martí, hizo todo lo que hizo.

Anochecer de alegría y orgullo para todos los cubanos que estuvimos en un encuentro con guatemaltecos en el Palacio de la Cultura, que data de 1943 y sobrecoge por su belleza arquitectónica de estilo barroco y renacentista español. Un sitio que nos traslada en el tiempo. Allí se presentaron dos libros de Martí: Guatemala, un ensayo que publicado por partes en la prensa de 1718, y una novela que escribió estando en el país centroamericano: Lucía Jeréz, también conocida con el título de Amistades Funestas.

El Señor Presidente de la República de Guatemala en funciones, Sr. Jafeth Cabrera, junto al Embajador cubano y la Secretaria de Cultura del país centroamericano. Foto: Embajada de Cuba

A sala repleta fue esta velada. Con la presencia del Sr. Jafeth Cabrera, Presidente en funciones de la República de Guatemala; el Sr. Embajador de Cuba, Carlos de Céspedes Piedra; Ana Cintrón, Presidenta de la Asociación Cultural José Martí; Alicia Castillo, Canciller en funciones; el Doctor Francisco Morales López,  Julio Carranza, representante de la UNESCO en el país centroamericano y otras personalidades.

La ocasión fue propicia para también conmemorar los 20 años de la existencia de la Brigada Médica de Cuba en Guatemala; quienes llegaron en 1998 cuando el huracán Mitch devastó gran parte del territorio guatemalteco.

El ejército de batas blancas destacó en la sala por su labor desplegada durante 20 años en Guatemala. Foto: Embajada de Cuba

Mucho se habló de Martí, de Guatemala y de Cuba, cada orador puso su acento personal para coincidir en la importancia de transmitir a las generaciones que nos preceden la impronta de Martí en Guatemala, la obra inmensa de un cubano que puso siempre por delante la justicia, el amor, el ser humano y la patria.

El Presidente de Guatemala en funciones, Sr. Jafeth Cabrera, agradeció a quienes hicieron posible la edición de estos dos libros. “Este acto recordatorio deja abierta la llama del espíritu de José Martí, dijo. Indudablemente es un legado para la juventud de nuestro país para que lean en la historia cómo se han formado hombres como José Marti y la descendencia que él dejó en la historia política y literaria de Cuba y del mundo.

“También estamos presenciando un agradecimiento a la Brigada Médica de Cuba, enfatizó Cabrera. Cuba es un país con unos hallazgos enormes en medicina. Han hecho intervenciones con fijadores externos para las fracturas óseas, han hecho trasplantes de médula y han aportado a Guatemala no sólo en el aspecto de Atención Primaria, sino en Oftalmología, y otros muchos más, algo que agradecemos en nombre del pueblo de Guatemala, y eso estrecha la amistad de Guatemala y Cuba. Tuve la oportunidad de estar presente en varias actividades en Cuba y he podido conocer a ese país y ese pueblo.

Justo reconoimiento al Embajador cubano quien termina sus funciones en Guatemala a finales de este año. Foto: Embajada de Cuba

“Debo mencionar, agregó, el homenaje que se hace al Sr. Carlos de Céspedes, bien merecido, es un hombre abierto en facilitar los procesos de intercambio con Cuba. Guatemala ha tenido intercambios con Cuba en el aspecto de universidades, muchos médicos nuestros se han ido formando en Cuba, y  han regresado para prestar sus servicios.

Se dirigió al Señor Embajador para decirle: “Usted sabe que las puertas de este país estarán abiertas para cuando usted quiera regresar. Nosotros le agradecemos que haya fortalecido los lazos de amistad entre Cuba y Guatemala”.

“Nuestro gran reconocimiento a la República de Cuba, por los lazos que hemos mantenido, los procesos tecnológicos que han aportado a la humanidad y por ese legado de José Martí que va a estar presente por siglos en nuestra juventud y en nuestro pueblo”, concluyó.

El Embajador de Cuba agradeció, “por su constante presencia, entrega y dedicación a la obra de José Martí, a la Asociación Cultural que lleva su nombre en Guatemala y en especial a su Presidenta, Ana Cintrón Palma de Méndez y su equipo de trabajo; al Ministerio de Cultura y Deportes, por hacer realidad este sueño y dignificar a nuestro Héroe Nacional en el 140 aniversario de su partida de tierras guatemaltecas y muy especialmente al Maestro y Premio Nacional de Literatura, Miguel Ángel Asturias, Dr. Francisco Morales Santos, por su pasión deslumbrante y su constancia.”

Mauricio Núñez del Centro de Estudios Martianos, trajo desde Cuba su conferencia magistral sobre Martí en Guatemala. Foto: Embajada de Cuba

También reconoció la labor del Dr. Mauricio Núñez Rodríguez, del Centro de Estudios Martianos de Cuba, “por tu cabal seguimiento y guía en el trabajo que de conjunto con muchos otros actores hoy aquí presentes y otros que no están, como el embajador Iván Espinosa Farfán, hicieron posible mantener vivo a Martí”

El Embajador cubano comenzó por explicar qué significa Martí para los cubanos, “Para nosotros los cubanos, Martí es la idea del bien que él describió. De él recibimos igualmente su inspirador patriotismo y un concepto tan alto del honor y de la dignidad humana como nadie en el mundo podría habernos enseñado” apuntó.

Exaltó cómo en su obra Las ruinas indias, Martí describió al quetzal como el pájaro hermoso de Guatemala, ‘de verde brillante con la larga pluma, que se muere de dolor cuando cae cautivo, o cuando se le rompe o lastima la pluma de la cola. Es un pájaro que brilla a la luz, como las cabezas de los colibríes…’

“Cuando nos detenemos por un minuto a pensar que América Latina y el Caribe es aún la región más desigual del planeta, dijo, recordamos la necesidad y la vigencia del pensamiento martiano y todo lo que nos falta por construir”

“Me gustaría –pidió- que todos ustedes en el día de hoy pensaran en Martí. Pensaran en Martí como en un ser vivo, no como un dios ni como una cosa muerta; como algo que está presente en cada manifestación de nuestras vidas”

Y concluyó con un pensamiento martiano: ‘orgullosos de nuestra América, para servirla y honrarla con la determinación y la capacidad de contribuir a que se le respete por sus sacrificios’.

La Sra. Ana Cintrón Palma, Presidenta de la Asociación Cultural José Martí, reafirmó que dicha Sociedad propone una agenda que mantenga su lazos de amistad entre los pueblos de nuestra América pero una agenda completa no dividida que proteja a sus habitantes y los conduzca hacia el desarrollo una América donde se respire libertad e igualdad de oportunidades para todos los seres humanos.

“Quiero aprovechar –dijo- para entregar dos reconocimientos uno para el embajador Calos de Céspedes Piedra, quien se retira de Guatemala a finales de este año. De Céspedes ha trabajado arduamente en Guatemala con dinamismo y entusiasmo logrando dejar una huella importante en la colaboración entre nuestros dos países, junto con su esposa Vilmarié Mesa y el personal de su Embajada, que lo acompañan en esta complicada vida de diplomático.”

Ana Cintrón, el Embajador cubano y el Primer Secretario de la Embajada, Miguel Torres, durante el acto de creación de la Cátedra José Martí. Foto: Embajada de Cuba

A su vez, la Sra. Cintrón entregó una placa donde se enaltece la labor de los médicos cubanos, por la presencia de esos galenos dedicados de la Brigada Médica, quienes llevan 20 años asistiendo al pueblo guatemalteco.

Julio Carranza, representante de la UNESCO en Guatemala, quiso dejar su apreciación cuando dijo:

“Desde el punto de vista personal bastaba mi condición de cubano para apoyar este empeño. Muchas fuerzas de varias instituciones coincidieron en la importancia de esta actividad esencial, justa y necesaria. “La UNESCO es también una organización martiana por el legado de Martí sobre la educación, la cultura, la ciencia, las comunicaciones, el cuidado del medio ambiente, la justicia social, el antirracismo, la soberanía de los pueblos; en fin, un legado humanista y definimos la nuestra, como una organización humanista. No podíamos dejar de apoyar estos eventos”

Veinticuatro horas después del mencionado acto, se fundaba la Cátedra José Martí en la Universidad San Carlos de Guatemala, con un acto y la develación de un busto del Héroe Nacional en la Rectoría universitaria.

Busto de José Martí obra del Maestro escultor Byron Ramírez López, miembro del Sindicato de Trabajadores de las Artes Plásticas de Guatemala. Foto: Embajada de Cuba

De nuevo el Embajador Carlos de Céspedes Piedra expresó su agradecimiento y de satisfacción plena, por el altruismo y el empeño de todos los que hicieron posible la fundación de esta Cátedra y la develación de la obra del Maestro escultor Byron Ramírez López, miembro del Sindicato de Trabajadores de las Artes Plásticas de Guatemala y actor de innumerables obras en esta bendecida tierra del Quetzal.

Se dirigió a los estudiantes que allí le escuchaban, y les dijo:

“A las generaciones de jóvenes que nos acompañan, les pido de todo corazón que profundicen en Martí, que no sesguen jamás ante el odio y la desunión, ante la avaricia y el desamor. Podrían parecer utópicas mis palabras, pero son ustedes la última generación que podrá salvar nuestro planeta o contribuir a su destrucción. Los jóvenes tienen que ser por naturaleza, inquietos, constructores del bien y de la paz, hacedores de un mundo mejor que es posible tener. Los jóvenes deben ser revolucionarios en toda la extensión de la palabra. Si logran avanzar en algo de lo que hemos mencionado, estarán siendo verdaderos martianos, que no es más que ser hombres y mujeres de bien, buenos hijos de su nación y del mundo.”

 

El Embajador cubano, Carlos de Céspedes Piedra, reconoce la labor del autor del Busto: obra del Maestro escultor Byron Ramírez López, miembro del Sindicato de Trabajadores de las Artes Plásticas de Guatemala. Foto: Embajada de Cuba

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Maritza dijo:

    Años de intentar algo así y usted lo logró Embajador de Céspedes. Lo felicito por su tenacidad y esfuerzo. Felicidades a nombre de los millones de martianos que existimos en el mundo. Usted está escapao…..!!!

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Susana Tesoro

Susana Tesoro

Periodista cubana. Ha trabajado como reportera y columnista en la Revista Bohemia, como comentarista en Radio Rebelde, ha sido guionista y asistente de Dirección en la Televisión Cubana. Es editora y reportera de Cubadebate. En Twitter @esetesoro.

Vea también