Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Argentina tuvo en junio el peor retroceso económico de la era Macri y sigue “tirando de la manga del FMI”

| 11 |

Las protestas de sindicatos y movimientos populares dejan muy clara la real respuesta de Argentina al acuerdo del gobierno de Macri con el FMI. Foto: Página 12.

La economía argentina cayó 6.7 por ciento en junio, la caída interanual más brusca de los últimos nueve años, en el segundo mes de retroceso consecutivo, luego del -5.2 por ciento en mayo. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la economía está por debajo del nivel de 2015, una situación en la que influyen tanto la sequía como la contracción en la industria y el comercio.

La caída de junio es la mayor desde 2009 (en el contexto de la crisis internacional detonada en Estados Unidos) y desde que Macri llegó al poder en diciembre de 2015. “Las cifras oficiales comienzan a reflejar así las consecuencias del desmanejo financiero y cambiario sobre la economía real”, publicó el diario Página 12.

Según el periódico, como sucedió en mayo, el impacto de la sequía explica una parte del resultado recesivo, “pero en junio se sumaron con fuerza el derrape de las actividades industriales y comerciales. El pobre desempeño de esos sectores está asociado a la depresión del mercado interno y la caída en la inversión privada que se profundizará en el marco del ajuste fiscal comprometido con el FMI”.

“El diagnóstico oficial ignora el rol que tiene en el actual escenario el incremento de la vulnerabilidad externa por medidas concretas de este Gobierno, como la desregulación financiera y cambiaria y la apertura comercial desde diciembre de 2015. Esas medidas implicaron un giro de 180 grados respecto de las políticas del gobierno anterior que buscaban preservar la economía local de shocks externos”.

Al ganar el gobernante frente Cambiemos las elecciones legislativas de 2017, Mauricio Macri declaró que “confirmamos nuestro compromiso serio y profundo con el cambio”, y que “aspiramos a más, a vivir mejor, a tener proyectos y sueños y llevarlos a cabo”.

Página 12 apunta que el resultado del cambio “no provocó una lluvia de inversiones, como se había previsto, sino una recesión persistente con un leve rebote en 2017. Además, el entramado fabril sufre el desplazamiento de producción interna por importaciones y una dura caída del empleo, que ya contabiliza la pérdida de 83 mil puestos de trabajo directos desde diciembre de 2015”.

Los datos registrados de enero a junio muestran una tendencia contractiva en la economía argentina. Desde la cartera de Hacienda han reconocido que el comportamiento de la actividad económica se acercaría a cero este año, aunque el FMI anticipó una caída del PIB de hasta 1.4 por ciento y una recesión extensa.

“El gobierno de Macri no solo no consiguió domar la inflación y reducir la pobreza sino que además alcanzó niveles de actividad inferiores a los heredados en diciembre de 2015”, señaló Página 12.

Más dinero del FMI y menos gasto público

En ese escenario, el Ministerio de Hacienda comunicó a la misión del Fondo Monetario Internacional que hará efectivo el segundo tramo del crédito con el organismo, por una cifra pautada en 2 916 millones de dólares, que ingresarán al país en septiembre.

Se trata del segundo desembolso previsto en el acuerdo stand by, y el pedido fue confirmado a Página 12 desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

“A pesar de la aceleración de la inflación y las renovadas tensiones cambiarias, el sobrecumplimiento de la meta fiscal comprometida facilita el visto bueno del Directorio del FMI. Cuando se concrete la transacción habrán ingresado 17 916 millones de dólares del Fondo. Esos recursos representan el 35.8 por ciento del préstamo condicionado por hasta 50 mil millones de dólares, aprobado hace apenas dos meses”.

Misiones del FMI supervisan trimestralmente el cumplimiento de las metas aceptadas por Argentina en el acuerdo con el organismo.

“Tenemos que seguir bajando el nivel de gasto pero el compromiso con las metas es irrenunciable. No hay chance que no se cumplan”, dijo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a principios de agosto, reafirmando el alineamiento con el programa de austeridad comprometido con el FMI.

Los números oficiales muestran que durante el primer semestre de 2018 el recorte en el gasto público estuvo liderado por el financiamiento de inversión pública en transporte, vivienda, agua y alcantarillado.

Además de recortar el gasto en obra pública, para acceder al programa de financiamiento con el FMI las autoridades argentinas se comprometieron a reducir las transferencias a las provincias, profundizar la quita de subsidios, achicar las erogaciones salariales estatales y ajustar el sistema de la seguridad social.

(Tomando de Página 12)

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Este artículo refuerza el concepto de que Macri ha perdido popularidad, y su modelo político – económico ha fracasado estruendosamente, tremendo shock para el pueblo y ninguna cura para el país. Se necesitan propuestas nuevas, post – neoliberales, creíbles, no repeticiones de ideas pasadas, para derrotarlo en octubre del 2019. A mi juicio, varios factores son requeridos:
    Un cambio generacional de la vanguardia progresista, este será un proyecto de nueva izquierda, para destruir el esqueleto elitista del neo – liberalismo, no una “restauración”. Hay un brillante grupo de jóvenes líderes deben unir fuerzas en una amplia coalición, si lo logran, pueden triunfar.
    Unidad de la centro –izquierda e izquierda, alrededor de un programa amplio, con metas económicas obtenibles. No prometerle al pueblo lo que no se le puede dar.
    Tiene que existir una mayor mirada a los problemas de las provincias vis a vis las grandes ciudades, muy en especial la Buenos Aires metropolitana. Mucha acción política con el campesinado es necesaria para ampliar la base de votantes de una izquierda argentina, bastante concentrada en las grandes áreas urbanas
    Mostrar una total oposición a la corrupción y al clientelismo político. Cero tolerancia, cualquier cosita, por mínima que sea le abre las puertas de par en par, a las persecuciones “judiciales” “congresionales” y a campañas de descredito de todo tipo, magnificadas por “El Clarín” y “La Nación” entre otros medios nacionales e internacionales.
    Si esos componentes se logran, Macri está liquidado en las próximas elecciones del 2019.

    • Rafael Cantero P. dijo:

      Estimado Sr. Oro, pero la mayoría simple de los argentinos votó por él

      • Jose R Oro dijo:

        Por supuesto que si, estimado Rafael Cantero P., por eso es que es presidente. Las proximas elecciones son en octubre/2019 y con los resultados que esta teniendo, solamente si la izquierda y centro -izquierda van divididas podria ganar, si van contra Macri unidos, parece que le sera muy cuesta arriba la re-eleccion

  • Roberto dijo:

    Bien por los argentinos. Querían Macri cojan Macri… No se puede negar que existe una gran manipulacion mediática de la realidad argentina y errores de la izquierda pero también mucho olvido taimado del pueblo argentino. Está prohibido olvidar. La amnesia coletiva los va arrastrando sin piedad a la catástrofe económica con el FMI de sepulturero.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Roberto. Le ruego mucho a usted que es una persona talentosa, que no acuse al pueblo argentino (ni a ningún otro) de ser peor (o incluso mejor) que otros. Las vanguardias se desunen, se enfrentan entre si y llevan a los pueblos al escepticismo y la confusión. Viene pronto una nueva “oleada progresista” en América Latina, como nos muestra la victoria de AMLO en Mexico. Los dirigentes progresistas están al servicio del pueblo y no al revés. Tienen el deber de unirse y sobreponer los intereses del pueblo a sus rencillas personales, etc. El pueblo argentino no es culpable de votar por Macri, ni los chilenos de votar por Piñera. Un fuerte abrazo

  • Violin dijo:

    Ta bueno ya de quejarse, ahí tienen, por ello votaron, la mesa está servida ahora coman!!
    Ojala y aprendan que la memoria histórica tiene sus valor!

  • yisel. dguez m. dijo:

    ARGENTINA como te sufro, tanto que hicieron los kisner por su patria y este H.P. la ha destrozado por mucho tiempo y pensar que despues que termine su mandato NADIE lo va a jusgar por este crimen de destruccion.

  • RAFAEL MATANZAS dijo:

    Es duro decir esto pero cada pueblo tienen lo que se merece ese mismo pueblo que hoy protesta fue el que con su voto puso a Macrin en el poder MORALEJA NADIE SABE LO QUE TIENE HASTA QUE NO LO PIERDE NO DEJARCE LLEVAR POR LOS CANTOS DE SIRENA ES LA LECCION QUE SE LLEVO LOS ARGENTINOS

  • senelio ceballos dijo:

    Saludos RAFAEL DE MATANZAS!!,,,,No le entiendo o mejor dicho..Estoy tratando de entenderle su comentario…….. Yo hace rato deje de creer en politicos y Trato de ANALIZAR las estadisticas…El pepe-Uruguayo, Dias pasados dejo..YO ME RETIRO DE LA POLITICA Y DE ESOS VIAJES COMO DIPUTADO..[ ya tiene mas de 80 annos- OJALA VIVA MUCHOS MAS!! y nos siga dando lecciones de SABIDURIA…Dijo..UNAS veces los retractores tomaran el poder en algun pais latino, otras veces los progresistas lo retomaran..ASI ES LA LUCHA-CONTINUA!!!

  • Manuel dijo:

    La economía argentina está plagada de altibajos desde hace mucho tiempo. Es cierto que ahora mismo está sufriendo una contracción, pero no es particularmente intensa respecto a otras contracciones que sufrió con gobiernos de izquierda.

    A modo de ejemplo podemos hablar de la terrible contracción del PIB de un 10,9% en el 2002 con Eduardo Duhalde del Partido Justicialista como presidente.

    Más recientemente con Cristina Fernández hubo años malos, como la contracción del 5,9% del 2009, o la del 2,5% del 2014.

    • Jose R Oro dijo:

      Correcto Manuel, pero usted solo menciona las contracciones económicas relacionadas con gobiernos de centro – izquierda. El partido peronista (Justicialista) no es de izquierda, sino de centro – izquierda. Sin embargo omite decir que muchos gobiernos argentinos, desde el golpe de estado de 1976, han tenido resultados económicos más bien pobres. No menciona usted a Alfonsín y la hiperinflación, Carlos Saúl Menem el convicto contrabandista de armas, De la Rúa y el “corralito”. La diferencia está en tener una política dirigida a mejorar la vida del pueblo o no. En el actual caso de Macri, hay un fuerte shock económico, que no ha sacado al país de números negativo, de mas necesidad de “ayuda” por el FMI y por consiguiente mas shock para la gente. Creo que es también importante decir que ninguno de ellos fue re-electo después de tales crisis económicas. Hoy hay entre 4 – 5 millones de personas más en la categoría de pobres en Argentina, desde el momento en que Macri fue electo, y si sigue en ese camino, no será re -electo en octubre del 2019.
      Es evidente que Macri ha perdido popularidad, y que su modelo ha fracasado, tremendo shock para el pueblo y ninguna cura para el país. Pero se necesitan propuestas nuevas, post – neoliberales, creíbles, no repeticiones de ideas pasadas, para derrotarlo. Por supuesto que se puede lograr ganarle a Macri, y que están sentadas las bases para ello. Hace falta concertar, a mi juicio varios factores:
      • Unidad de la centro –izquierda e izquierda, alrededor de un programa amplio, con metas económicas obtenibles. No prometerle al pueblo lo que no se le puede dar.
      • Cambio generacional en la dirección de la vanguardia progresista, este será un proyecto de nueva izquierda, para destruir el esqueleto elitista del neo – liberalismo, no una “restauración”. Hay un brillante grupo de líderes deben unir fuerzas en una amplia coalición, y si se unen, ganan. La falta de unidad de la izquierda fue uno de los factores principales para que Macri derrotara a Scioli, una persona bien querida y de buen desempeño en Buenos Aires, por demás.
      • Tiene que existir una mayor mirada a los problemas de las provincias vis a vis las grandes ciudades, muy en especial la Buenos Aires metropolitana. Mucha acción política con el campesinado es necesaria para ampliar la base de votantes de una izquierda argentina, bastante concentrada en las grandes áreas urbanas.
      • Mostrar una total oposición a la corrupción y al clientelismo político, vicios mortales en la política de Argentina.
      Pienso que si esos componentes se logran, Macri y las derechas no tendrán muchas posibilidades en las próximas elecciones del 2019.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también