Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Carta de Cristiano: Esta camiseta y este escudo los seguiré sintiendo siempre

| 100

Gráfica: Twitter/ @Pictoline.

La web del Real Madrid ha colgado una carta del jugador portugués en el que se muestra agradecido de los nueve años que ha estado en el club blanco.

“Estos años en el Real Madrid, y en esta ciudad de Madrid, han sido posiblemente los más felices de mi vida.

Solo tengo sentimientos de enorme agradecimiento para este club, para esta afición y para esta ciudad. Solo puedo dar las gracias a todos ellos por el cariño y afecto que he recibido.

Sin embargo, creo que ha llegado el momento de abrir una nueva etapa en mi vida y por eso he pedido al club que acepte traspasarme. Lo siento así y pido a todos, y muy especialmente a nuestros seguidores, que por favor me comprendan.

Han sido 9 años absolutamente maravillosos. Han sido 9 años únicos. Ha sido para mí un tiempo emocionante, repleto de consideración aunque también duro porque el Real Madrid es de una altísima exigencia, pero sé muy bien que no podré olvidar jamás que aquí he disfrutado del Fútbol de una manera única.

He tenido en el campo y en el vestuario a unos compañeros fabulosos, he sentido el calor de una afición increíble y juntos hemos conquistado 3 Champions seguidas y 4 Champions en 5 años. Y junto a ellos además, a nivel individual, tengo la satisfacción de haber ganado 4 Balones de Oro y 3 Botas de Oro. Todo durante mi etapa en este club inmenso y extraordinario.

El Real Madrid ha conquistado mi corazón, y el de mi familia, y por eso más que nunca quiero decir gracias: gracias al club, al Presidente, a los directivos, a mis compañeros, a todos los técnicos, médicos, fisios y trabajadores increíbles que hacen que todo funcione y que están pendientes de cada detalle incansablemente.

Gracias infinitas una vez más a nuestros seguidores y gracias también al Fútbol español. Durante estos 9 años apasionantes he tenido enfrente a grandísimos jugadores. Mi respeto y mi reconocimiento para todos ellos.

He reflexionado mucho y sé que ha llegado el momento de un nuevo ciclo. Me voy pero esta camiseta, este escudo y el Santiago Bernabéu los seguiré sintiendo siempre como algo mío esté donde esté.

Gracias a todos y, por supuesto, como dije aquella primera vez en nuestro estadio hace 9 años: ¡Hala Madrid!”.

Se han publicado 100 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Chikungunya dijo:

    Gracias Cristiano por todo lo que le diste al Madridismo. We’ll never forget you.

    ¡Hala Madridddddddddddddddddddddddddddddddddddddddd!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    • Lilo dijo:

      Cristiano: adiós tras nueve años

      la galerna
      11 julio, 2018

      He tenido la suerte de ver infinidad de grandes jugadores en el estadio de Chamartín. A Paco Gento no llegué, por desgracia, y por bien poco, pero sí a mis grandes ídolos Amancio, Pirri y Santillana. Jugadores muy distintos entre sí, pero a los que mis ojos de niño admiraban como dioses. También vi a Velázquez, a Netzer, a Juanito. A toda la Quinta del Buitre, por supuesto, a Schuster, a Hugo, a Laudrup. Y más recientemente a Raúl, a Redondo, a Mijatovic, a Roberto Carlos y a aquellos fabulosos galácticos, tan brillantes como de de fulgor efímero. Y entre ellos al que más me fascinaba, Zinédine Zidane, nunca vi a un bailarín del Bolshoi como él sobre un campo de fútbol, era un tipo por el que merecía pagar la entrada, para ver sus trucos de magia únicos.

      Pero en 2009 llegó Cristiano. No tenía la técnica de Zidane, ni el regate en corto de Butragueño, ni el embrujo de Amancio, ni los pases milimetrados de cuarenta metros al pie de Manolo Velázquez. Aún así, en más de 40 años de espectador asiduo al Bernabéu, nunca vi mayor voracidad ni mayor gen de superación que en Cristiano Ronaldo. Eterno insatisfecho, inconformista sin igual, tras marcar un repóker se dirigía raudo como una centella al fondo de las mallas para coger el balón e intentar marcar un sexto gol. Un jugador irrepetible, eficaz, ganador. Hasta el gran Alfredo Di Stéfano me dijo una vez que veía muchas cosas suyas en el comportamiento del astro de Madeira sobre el terreno de juego.

      Se nos va Cristiano. Se nos ha ido. 451 goles en 438 partidos oficiales. Se dice pronto. Yo lo más seguro es que no volveré a ver nada igual ni remotamente parecido en nuestro estadio.

      cristiano ha marcado 451 goles en 438 partidos con el real madrid

      En los desencuentros finales que ha tenido con el club -o con el presidente, ya poco importa- se fue creando dentro de CR un desenamoramiento -no hay duda de que en 2009 o quizás antes existió un apasionado enamoramiento- que ha desembocado en este triste final, al menos para mí, ya que deseaba fervientemente poder contar con su presencia activa en nuestra plantilla por muchos años más.

      Como madridista veterano, no entra en mi cabeza que nadie quiera abandonar nuestro club. En este caso, entre enfadado por su decisión y profundamente abatido, estoy seguro que, sin conocer los motivos reales de su partida, Ronaldo se equivoca y en pocos meses se dará cuenta de su error. Pero ya será tarde. Él ha decidido, no sé si por dinero, por orgullo, por sus impuestos, por su miedo a gestionar su -tarde o temprano- decadencia, como la actriz a la que daba vida Gloria Swanson en la magnífica “Sunset Boulevard” (“El crepúsculo de los dioses” título en español), o por cualquier desconocida razón, dejar un club con el que le ligaba un contrato hasta 2021.

      Y ya no hay vuelta atrás. Lo siento por mí, egoístamente, y por mi club, que echará mucho de menos su liderazgo y sus dotes de goleador único. Pero por lo que más lo siento es sin duda por esos miles de niños y de niñas, algunos de mi alrededor, sobrinos e hijos de amigos, niños de 5, 6, 7, 8 años que hasta ayer lucían orgullosos su camiseta con el 7 a la espalda, y que no van a entender por qué su ídolo, su fetiche futbolístico, abandona en plenitud de facultades y de títulos en su palmarés a su club para irse a un “nuevo reto”.

      Si a mí eso me cuesta mucho entenderlo, imagínense a un crío de 6 años como por ejemplo a Dani, hijo de mi gran amigo Pedro. El disgusto que se llevó este martes fue de época. Eso sí que es imperdonable.

      Cristiano nos ha dado a los madridistas sus 9 mejores años de futbolista, indudablemente. No veremos otro Cristiano por aquí en mucho tiempo. Estamos tristes, aunque el Madrid seguirá siempre ahí, para consolarnos, confortarnos y hacernos dichosos. Pero Cristiano ha decidido por su cuenta no disfrutar ya más de nuestro paraíso madridista. Gracias por estos nueve años, CR7.
      ——————–

      Qué hacemos hoy con esto

      La Galerna –
      11 julio, 2018

      Buenos días. Qué hacemos hoy con esto. Sí, lo sabemos. “Cristiano, gracias por los mejores años de nuestras vidas”. “Cristiano, no habrá otro como tú. Esta es tu casa”. “Cristiano, no te vas porque eres nuestro para siempre”.

      Todo eso está muy bien y es muy cierto. No había Twitter por entonces, pero a buen seguro que así rezarían las redes sociales en los sesenta, de haber existido, en el adiós de Di Stéfano. Y habría estado muy bien, tan bien como lo están -por justas, por necesarias, por encomiables- tantas muestras de gratitud al astro de Madeira que se va (a la Juve) sin esperar al declive, que lo deja en lo más alto como aconsejan los cánones, los malditos cánones, los mismos que obedeció Zidane hace días (¡días!) porque es mejor irte cuando nadie te pide aún que te vayas. Todo muy justo, muy necesario y muy encomiable, pero rezamos (y esto quizá no guste) porque quede alguien en el Madrid por apurar un poco, solo un poco, en el propio Madrid, su camino a un discreto declive.

      El declive. No ha habido más signo manifiesto de declive en Cristiano que la necesidad de otorgarle descansos y matizar su posición en el campo. Fuera de eso, el último Cristiano es el mejor Cristiano de todos los que hemos visto. Los tuits de los que hablamos no vienen ilustrados por una foto de un gol que marcó en 2010, sino (en su mayoría) por uno que le marcó anteayer, como quien dice, al equipo donde ahora recala. Por eso, por última vez, y aunque quedarán sin respuesta, hemos decidido que lo que nos corresponde hacer con esto, con este portanálisis, es formular algunas preguntas. Hay que mirar adelante, sí. Pero la potestad de formular preguntas en la legítima ambición de saber no se le niega a una afición herida. No se le niega, al menos, en las 24 horas que siguen al trauma. Y no hay menos gratitud al astro ni respeto al club por formularlas.

      Cristiano, ¿por qué no cumpliste tu palabra de hablar “en unos días”? ¿Por qué no podemos saber por qué te vas realmente? Si es por Hacienda, déjate de cartas de amor y di que es por Hacienda: no sabes cuánto alivio brindarías a mucho madridista que se inquieta pensando si pudimos hacer más por retenerte en tu versión algo mermada ya, vagamente crepuscular, pero aún majestuosa como ninguna otra. Si es porque no te sientes a la altura de la exigencia del Madrid (que nadie venga a decirnos que la exigencia de la Juve es mayor solo porque es un club que cotiza en Bolsa), merecíamos saberlo para convencerte de que aún nos servías, vaya si nos servías. Tenías que irte, sí. En algún momento tenía que pasar, sí, ¿pero tenía que ser ahora?

      En cuanto a las preguntas que se nos ocurren para el club, no podemos igualar la precisión de cirujano de José María Faerna en su artículo de hoy.

      “El club (…) nos debe alguna explicación a los aficionados. No sobre las razones de Ronaldo, sino sobre las suyas para vender a su principal estrella al precio que lo ha hecho y al club al que lo ha vendido, el único que en los últimos cinco años ha sido capaz de sacarnos de la Champions. Se dice que el Madrid no le da la llave a nadie como ha hecho el Barça con Messi. Bien está. Pero eso incluye también la opción de decirle a tu jugador que está bajo contrato, así que ajo y agua si eso es lo que el club considera beneficioso para sus intereses. Eso es lo que ha hecho Levy con Pochettino, sin ir más lejos. (…)”

      “Se dice también que el precio lo dicta el mercado, que nadie ha venido a pujar con cifras más altas. (…). Si no estoy dispuesto a soltarlo por debajo de según qué precio y otro lo quiere vehementemente habrá que ponerlo a la altura de su vehemencia. Y no estoy seguro de que la vehemencia de Agnelli haya sido puesta a prueba con toda la exigencia necesaria. Si se dan maña para cien ya se la habrían dado para ciento cincuenta o ciento sesenta, y si no permanezcan atentos a la cotización de las acciones juventinas en bolsa en los próximos tiempos. No es cuestión de avaricia, sino de prudencia: si le vendes a un bicho como Cristiano a uno de tus peores enemigos, es preciso asegurarse de que no podrá reforzarse mucho más, o incluso de que habrá de soltar lastre para acoger al nuevo polizón. Puede que Ronaldo esté abocado a ser cada vez menos Ronaldo, pero incluso ese hipotético Cristiano minorato da bastante miedo alineado con Dybala y Pjanic por detrás y Douglas Costa por el flanco”.

      Amén.

      Hay otros muchos colaboradores de La Galerna que dan hoy su adiós a Cristiano. Fantantonio. Ramón. Athos. Antonino. Os dejamos en manos de sus doctas plumas. Nosotros no damos para más.

      Hasta siempre, Cristiano.

      Os dejamos con las portadas del día porque a lo mejor queréis verlas.

      Nosotros no.

      • alberto dijo:

        HERMOSAS PALABRAS …..ADIOS CR7

  • Krly! dijo:

    Lo demostraste en el Man. United, en el Real y lo haras ahora en el mejor club de italia, en el subcampeón europeo…

    • Lilo dijo:

      Se va Cristiano: adiós, leyenda

      la galerna
      11 julio, 2018

      Quizá sea porque nunca me gustaron las despedidas o, a lo mejor, porque mi orgullo me impide mostrar algún atisbo de sentimentalismo en los momentos que más necesitan de ello. Le contesté a Arancha Rodríguez este martes en Twitter que si el Madrid había superado la despedida de Raúl, Roberto Carlos, Zidane o Hierro, la de Casillas, Redondo, Ronaldo Nazario o Figo, la del Buitre, Puskas y hasta la del mismísimo Di Stéfano, a buen seguro que superaría la que, creo, es la más dura de todas las que este club ha vivido en su historia: la de Cristiano Ronaldo.

      Y no me cabe duda de que así será.

      Sin embargo, después de comentar esto con la periodista de COPE, otro tuitero me pedía opinión sobre qué jugador había que traer ahora para sustituir a Cristiano y, probablemente, fue ahí cuando mi absoluta admiración por el portugués y la pena mayúscula que su marcha me produce, me hizo sincerarme por completo: “Jamás volveremos a ver a otro Cristiano, ni nuestros hijos tampoco. Ahora hay que hacer un equipo sólido que aspire a minimizar lo que él solito deja de aportar al club, que es muchísimo”. Y ahí también estoy absolutamente convencido de que llevo razón.

      Se marcha el mejor jugador de la historia reciente del Real Madrid y, bajo mi punto de vista, el mejor delantero de la historia del fútbol mundial. Deja el club más grande del planeta el jugador más grande que existe y lo hace por más dinero que costó, nueve años después, con cuatro balones de oro, cuatro Copas de Europa, ciento veinte asistencias y cuatrocientos cincuenta y un goles. Más que cualquier otro porque, no tengan ninguna duda, no ha habido otro igual.

      Se marcha un genio del balón con el instinto goleador más feroz que ha existido y, estoy seguro, jamás volverá a existir. Se va del Real Madrid un animal competitivo que siempre quiso más y que entendió que en este club el ayer ya no importa y que únicamente el hoy es lo que marca la agenda. Deja la entidad más importante del panorama deportivo un profesional intachable y el hombre sobre quien se ha cimentado un equipo de leyenda. Decimos adiós a un jugador irrepetible que, sin embargo, creo que se equivoca marchándose por la sencilla razón de que quien aspira a ser el mejor jugador del planeta jamás debe conformarse con algo que no sea jugar en el mejor equipo del universo.

      En el fichaje de Cristiano todos ganan y todos pierden, por muy difícil que eso parezca. La Juventus se lleva a un jugador descomunal, pero paga por él ciento y pico millones de euros a sus treinta y cuatro años de edad. El Madrid recibe más de lo que pagó hace diez años por un tipo sobradamente amortizado, pero deja escapar a un emblema del club que le aseguraba una cifra no menor de cuarenta goles por temporada. Y Cristiano gana más dinero, más protagonismo y la posibilidad de conquistar un nuevo país tras hacerlo con Inglaterra y España, sabiendo, eso sí, que se marcha de la mesa del rey de reyes para sentarse en la de un príncipe italiano que aspira, con mucha suerte, a ganar la tercera Copa de Europa de su historia.

      en el fichaje de cristiano todos ganan y todos pierden

      Y a nosotros, los madridistas, sólo nos queda, como reza el párrafo que abre esta despedida amarga, llorar la marcha del que ha sido buque insignia de una de las mejores plantillas de la historia y agradecerle fervientemente todos los servicios prestados. Nos queda el orgullo de haber visto jugar a Ronaldo y el placer de volver a visionar todos sus goles: aquel de cabeza en la final de Copa, ese otro en el Camp Nou tras asistencia de Ozil, los dos a la Juve en la final de Cardiff, la maravillosa chilena en Turín… y tantos y tantos más.

      Siempre quedará hueco en nuestros corazones para el mejor que nuestra generación ha visto y, tristemente también, siempre nos quedará la duda de saber hasta dónde podría haber llegado si su terquedad y su prepotencia no le hubiesen llevado lejos de aquí. Y a todos los que me leen llenos de congoja y melancolía porque CR7 deja el club, déjenme recordarles lo que todos ustedes ya saben: no hay nada ni nadie más grande que el Real Madrid. Así que no teman ni miren al futuro con recelo porque sin Cristiano seguiremos siendo los mejores como venimos siendo desde hace más de un siglo.
      ———————–

      La sangre de Cristiano

      la galerna
      11 julio, 2018

      Como en el cuento de Pedro y el lobo, el río sonó otra vez con el agua de que se iba Cristiano y poca gente lo creyó. Mas esta vez era verdad. El río no lleva agua: lleva un torrente que arrambla con todo. Principalmente, con nueve años que han cambiado la Historia del Madrid. El equipo de los futbolistas-nación pierde a la superpotencia, al músculo ganador. Con Ramos y con Modric, Cristiano formaba el Big Three. A una Copa de Europa con el Madrid de igualar a Di Stéfano, Ronaldo se va recortándose la silueta oscura de su figura en el marco de la puerta del Bernabéu, haciéndose cada vez más pequeñito mientras monta a caballo enfilando Monument Valley, como John Wayne al final de Centauros del desierto.

      Conviene recordar lo que era el Madrid en el verano de 2009. Una institución que estaba, como decía Lopera del Betis, en la UVI. Le estaba atropellando el camión de la Historia, conducido por Messi. Debajo de sus ruedas había acabado tras la borrachera de Ramón Calderón, que duró dos años. Por el medio se había ido dejando a jirones su prestigio y su orgullo, en el campo y en la tribuna. El edificio amenazaba con derrumbarse. Llegó Florentino. Con Florentino llegó Cristiano.

      Con Cristiano, el Madrid se negó a perder. Perdió mucho, no obstante. Pero la causa de aquello, en esencia, fue la negación previa. El Madrid no se rindió. Los primeros años fueron terribles. Probablemente determinaron el carácter del equipo cuando llovieron los laureles del triunfo. La rebelión que representó el segundo florentinismo se encarnó en Cristiano porque no había nadie mejor, no era posible transubstanciación más perfecta: un tipo orgulloso, indomable, excéntrico en su grandeza, que se quiere por encima de todas las cosas y que anhela dominar confiando hasta el extremo de un demente en sus propias posibilidades.

      Cristiano es el reflejo que devuelve el espejo del Real Madrid. A lo mejor por eso el madridismo del Bernabéu nunca lo integró del todo, nunca lo hizo suyo. Se parece demasiado a la camiseta blanca, es casi un calco de lo que esconde el espíritu del madridista. Una animalidad agresiva, un ansia feroz por conquistar y destruir que, a veces, no resulta agradable ver materializado en algo tan físico, tan completo, tan tangible y reconocible. Cristiano es, en carne y hueso, el desiderátum nunca del todo satisfecho de una afición que ama vencer como el caníbal el olor de la carne y de la sangre humana. Cristiano es el retrato que Velázquez hizo de Inocencio X. Troppo vero.

      (…) un tipo orgulloso, indomable, excéntrico en su grandeza, que se quiere por encima de todas las cosas y que anhela dominar confiando hasta el extremo de un demente en sus propias posibilidades.

      Ronaldo se marcha con una media de más de un gol por partido, y ha jugado casi quinientos de blanco. Ha despojado los récords de todo significado más allá del estadístico, ha destruido la mitología de los números porque ha conseguido algo mucho más importante en la alta literatura del fútbol mundial, que es la presencia. Esto se ha visto especialmente bien durante los últimos tres años, sobre todo esta temporada pasada. Cristiano caminaba sobre una alfombra y los rivales asentían con aprensión protegiéndose instintivamente del hachazo. Incluso cuando no jugó bien su nombre condicionó la mentalidad de los adversarios: en Lisboa y en Milán con el Cholo, en Munich y Madrid con Heycknes, en Kiev con Klopp.

      Una animalidad agresiva, un ansia feroz por conquistar y destruir que, a veces, no resulta agradable ver materializado en algo tan físico, tan completo, tan tangible y reconocible.

      Cuando Ronaldo abandonó al subcampeón de Europa para venir al Madrid ya era balón de oro y campeón de una competición en la que el Madrid no superaba los octavos de final desde hacía cinco temporadas. Se puede aventurar que, a medio y naturalmente largo plazo, él pierde más tomando la decisión de marcharse a la Juventus. Parece, del mismo modo, evidente que el Madrid pierde mucho en el corto plazo. Muchísimo. También es sencillo presumir que su decadencia está próxima porque tiene 33 años y cumple 34 en febrero. Era fácil decirlo en 2016. Ronaldo lleva tres años muriendo en otoño y resucitando en carnaval. Sus últimas tres temporadas han destruido todas las ideas preconcebidas que campaban a sus anchas en el mundo del fútbol sobre la vejez de un deportista profesional, su decrepitud, su fosilización, su inutilidad. Han sido un desmentido detrás de otro. Ronaldo ha ido haciéndose mejor a cada año; con cada pérdida de alguna de sus habilidades innatas adquiría otra nueva, más letal, más pulida, más efectiva. Ya no dribla, casi no centra, participa cada vez menos en el desarrollo del juego y marca, efectivamente, menos goles: pero cada vez resulta más mortífero cuando está temblando el mundo y la Historia, sentada en su diván de mármol, mira y juzga.

      No se sabe por qué motivo Ronaldo dejó de estar contento en el Madrid y pidió el traspaso. Quizá con los años afloren las razones. Se puede especular. Florentino, quien tanto acude al legado de Bernabéu, consiguió su Di Stéfano y ahora, también, su cisma. Las dos grandes personalidades de la Historia moderna del Madrid, junto con Zidane y Ramos, han chocado como en su día chocaron las del Madrid viejo. El Madrid de Zidane se miró tanto en el antiguo retrato que ha terminado mimetizándose incluso en las despedidas. Dicen que Di Stéfano tomó como un agravio personal el ofrecimiento que le hizo Bernabéu de crear un cargo nuevo ad hoc para él, el por entonces inédito de general manager: al orgullo del gigante le ofendió que lo considerase inválido para la competición cuando todavía tenía dos piernas y venía de disputar otra final de la Copa de Europa. Los genios tienen un laberinto dentro del pecho y a veces la cuerda de Ariadna con la que se sujetan al mundo, simplemente, se rompe.

      En el día de San Crispín los ingleses vencieron en Francia y le regalaron a Shakespeare la batalla de Agincourt. De ella salió el discurso de Enrique V. Éramos pocos, éramos felices, éramos hermanos de sangre. El día en que Cristiano Ronaldo abandona el Madrid uno se acuerda no de las cuatro finales de la Copa de Europa, la Tierra Prometida por la que cada uno de los madridistas sobre la faz de la tierra soñaba el día de su presentación (con el triplete de Messi y Guardiola aún caliente). Se acuerda, en cambio, de un miércoles santo del año 2011, apocalíptico. Una noche poco relevante en 116 años de historia de un club. Una noche sencilla, una final de Copa. ¡Cuántas finales de Copa no ha jugado el Madrid! Sin embargo, no fue una cualquiera. Fue el principio de algo hermoso, y terrible, algo que hoy se termina: una década salvaje que salvó al Madrid de la benfiquización y lo devolvió a la senda del liderazgo en el nuevo siglo, el siglo de Messi, de Abramovich y de las petromonarquías del Golfo. Aquella final de Copa en Valencia fue cuando Ronaldo vertió su sangre junto al resto del pueblo madridista en armas, haciéndose hermano suyo, para siempre.

  • chacal dijo:

    Eso le llamaria yo traicion por que lo hiciste ahora como te las vas a arreglar para el balon de oro yo soy del real madrid pero no estoy de acuerdo con lo que hiciste

    • Yohan dijo:

      Pues muerdete la lengua esa… porque se retiro como los grandes… para no seguir siendo la mascota de Florentino… y el lame botas… en la Juve le van a dar lo que se merece desde hace años… una buena recompensa que el tacaño ese no quiso darle un poquito mas y ahora se desvive por el anormal de Neymar… que si va para el Madrid veremos el show que forma… porque vive en el piso… ya veras que siempre nos hara falta… acuerdate que nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes… HALA MADRID !!!

    • guajiro guantanamero dijo:

      Qué vende el Madrid cuando vende a Cristiano
      David Álvarez
      Con Cristiano Ronaldo, la Juventus sabe perfectamente lo que compra, pero no resulta tan sencillo determinar lo que vende el Real Madrid. Las certezas de los italianos tienen números, algunos en el césped, algunos en el parqué. En las últimas siete jornadas bursátiles, desde que trascendió que la operación estaba en marcha, las acciones de la Juve han subido un 32%, lo que significa que el club vale ahora 204 millones de euros más que antes de que Cristiano sobrevolara Turín. Sobre la hierba, en las últimas nueve temporadas, las que ha vestido de blanco, el portugués ha rondando siempre el promedio de un gol por partido (entre 0,91 en la 2016-17 y 1,13 en la 2014-2015), un desempeño al alcance de algunos alguna vez, al alcance de casi nadie todas esas veces que él lo ha atrapado. Esto en el mercado no está disponible por 100 millones de euros.
      De momento, el Madrid se embolsa esa cantidad, y un cierto alivio de la tensión que de fondo —a veces más intensa, a veces menos— se ha mantenido de manera permanente entre el club y Cristiano. Ambos han recorrido estos últimos nueve años sin llegar a mezclarse del todo, una vida en paralelo. Como en las fotos de Kiev, en las que el portugués aparece sosteniendo la decimotercera Copa de Europa blanca mientras muestra la mano izquierda extendida con la que cuenta sus cinco Champions. Cristiano escribía su historia, el Madrid ampliaba la suya. Parecía lo mismo y también parecía que no era lo mismo.
      Esa tensión entre el Madrid y CR los mantuvo a ambos a la altura de una pelea en la que todos los demás se vieron obligados a renunciar a participar. Con Messi y el Barça en su esplendor, los blancos han terminado levantando cuatro de las últimas cinco Copas de Europa. Con Messi en su apogeo, Cristiano ha conseguido igualar su cuenta del Balón de Oro con el argentino: de verse por detrás 4-1 en 2013, a dejar ahora Chamartín con 5-5 en su cuenta particular.
      Esa tensión, por otro lado, ha tenido picos, que han solido coincidir con finales de temporada, subidas de sueldo de otras estrellas o denuncias de Hacienda. Y esos picos han arañado a ambas partes hasta que 100 millones valen más por el alivio que procuran que por lo que puedan comprar. Este martes por la tarde, durante una hora, quien exhibió la presa, como recién atrapada, fue el Madrid. Publicó a las cinco y media un comunicado en el que relataba que “atendiendo a la voluntad y petición expresadas por el jugador Cristiano Ronaldo, ha acordado su traspaso a la Juventus F. C”, mientras que el equipo italiano no le dio la bienvenida hasta las seis y media. Los blancos no mencionaron el dinero; los bianconeri especificaron que pagarían 100 millones.
      La cifra, sin embargo, no mide el vacío dejado por un jugador que ha supuesto para el Real Madrid un impulso comparable al de Di Stéfano en su día. Ni cuánto costará llenarlo.

    • david dijo:

      lo cierto es que faltan pocos años para que deje de jugar en las mejores ligas, el tiempo pasa y este deporte la juventud se impone. Ya CR-7 no es el jovencito de hace 9 años. Todavía tiene mucho que dar pero con cada año que pase valdrá menos y no rendirá igual, por eso el Madrid decide venderlo ahora, es una cuestión de negocios, y eél también sabe lo que se avecina, es mejor ahora que nunca.

  • jomach dijo:

    Tumba pesetero

    • Sevillista dijo:

      Ignorante!!!

      • manolo dijo:

        Peor, farzelonista…

  • Aydha dijo:

    Gran deportista, triunfara donde este solo espero que deje su ego y su arrogancia en el madrid

  • El Lachy dijo:

    GRACIAS POR TODO CR7 Y SUERTE AGRADECERTE SOLAMENTE POR AVER SIDO MADRIDISTA

  • Bayer FC dijo:

    Jajaja veo a una pila de ex-mandriles llorando y comprando camisetas blanco-negras, se alista la arrancada para las inscripciones en la peña de la Juve para las fanaticas ciegas de CDR7 jajajaja.

    • RoxanaFCB dijo:

      No seas malo que con pintarle par de rayas negras al uniforme merengue tiene y agregarle la JJ

      • Lili dijo:

        Cristiano Ronaldo y la eternidad

        la galerna
        10 julio, 2018

        Hoy se ha deshecho el binomio más exitoso del fútbol mundial durante los últimos años. Hoy Cristiano Ronaldo y el Real Madrid han separado sus caminos después de nueve maravillosos años. Hay que recordar y reconocer la valentía del portugués hace casi una década. Cristiano no llegaba a un equipo campeón, sino sometido por un Barcelona que dominaba con claridad. Cristiano, un ídolo en Inglaterra, aceptó el reto y, no sin esfuerzo, -los inicios no fueron nada sencillos- se convirtió en el actor principal del gigante que lleva sometiendo Europa el último lustro. Ganó su batalla.

        Tengo la sensación de que el cariño que profesa el madridismo a Cristiano no es directamente proporcional a los enormes méritos contraídos (media de un gol por partido). Su enorme ego ha sido el mejor aliado en una carrera en continua progresión alimentada por el deseo constante de mejora, pero también el que le ha alejado del amor incondicional de gran parte de su afición. Cristiano siempre ha sido primero de Cristiano y después del Madrid y sería injusto reconocer que los réditos para los madridistas superan por mucho ciertas equivocaciones quizá inevitables con su personalidad.

        A priori, en el verano en el que se van Zidane y Cristiano cuesta ser positivo, pero, sin embargo, el que escribe vive en el optimismo perpetuo todo lo relacionado con este Real Madrid dirigido por Florentino Pérez. Las salidas prematuras de Zidane y Cristiano nos permiten asegurar que sólo hemos vivido su plenitud y, por tanto, no hemos sufrido su declive. No hablo sólo de un sufrimiento deportivo, también emocional. La última imagen que tendremos de Cristiano será en lo más alto. Jamás el Bernabéu le silbará por estar contemplando su declive, nunca el entrenador le dejará en el banquillo por no ser uno de los mejores. Cristiano y su leyenda, igual que Zidane, ya forman parte de un patrimonio imperecedero en el Madrid. Justo cuando se han ido se han convertido en eternos.

        Cuesta imaginar cuántos años le quedaban a Cristiano a su actual nivel. Con 33 años y medio parece asombroso lo poco que ha decrecido su rendimiento tras una primera y lógica caída física. En cualquier caso, el Madrid no disfrutará de ese tiempo, pero tampoco pagará a un Cristiano en decadencia. A pesar de que ha resultado muy controvertido el montante final del traspaso, no hay que olvidar que supone una cifra récord para el Madrid y que posiblemente no volvamos a ver un traspaso de esa cuantía por un jugador de su edad.

        Jamás el Bernabéu silbará a Cristiano por estar contemplando su declive

        Tampoco debemos obviar que el actual Cristiano ha rendido de forma sobresaliente en el contexto que ha sabido crearle el Madrid. Cristiano dejó de ser hace unos años un jugador autosuficiente. Desde que se acabaron sus cabalgadas por la banda que acababan con un chut cruzado demoledor, Cristiano ha precisado que sus compañeros le pongan frente a la portería. Lo más admirable es que, a pesar del cambio de rol, Cristiano ha dado todavía más a nivel cualitativo, pero resulta discutible que ese nivel tan alto se mantenga fuera del Madrid.

        Es el momento del agradecimiento eterno por habernos hecho tan felices. Las formas de los últimos días son muy mejorables, pero creo que le debemos cierta amnesia colectiva y sólo recordar lo mejor. Por su parte el Madrid se enfrenta a un reto apasionante. No es otro que encontrar otra forma de volver a ser el mejor. Dado que Ronaldo es insustituible, el Madrid deberá buscar otras formas para volver a imperar. Quizá sea el momento de Bale, al que la presencia de Ronaldo quizá ha constreñido en exceso. Vendrá algún gran jugador que logrará ilusionar a muchos y, por supuesto, el Madrid seguirá siendo el Madrid con una leyenda eterna más.

  • El Profeta dijo:

    Buena suerte CR7, aunque tus seguidores sabemos que es, el talento es lo que te precede. Y para ello solo necesitas un balón y una porteria rival. Seremos testigos de como resaltas en esta nueva etapa, y de más redes rotas. A tus detractores, les queda el camino abierto, para que “brille” él que solo sabe brillar, con su sequito de diez sirvientes domesticados, y al fin puedan sentirse cómodos en la Liga Española, sin esa piedra en el zapato que se llamará por siempre CR7.

    • AVD dijo:

      No, Profeta, se te olvidó una cosa que tambien necesita CR, unas cámaras frente a el para poder posar, sin eso, no es nadie.

      • Luis dijo:

        Si y también le hace falta un bulto de jugadores talentosos atrás para que le pongan los balones en la cabeza.

    • Luis dijo:

      Usted lo ha dicho, para Messi Cristiano solo ha sido una simple piedra en su zapato, su eterno segundón.

      • Pereyra dijo:

        Por favor no digan beberías sin sentido y por rabia para que no hagan el ridículo. Los 2 llevan una década dominando el escenario mundial. Igual cantidad de balones de oro, el Portugues lleva 3 champions consecutivas y 4 en 5 años, competencia suya, allí a destrozado todos los record y para colmo y como sea, es campeón de Europa. Entonces…..segundón de quien???
        Se va a Italia no porque el Madrid no lo quiera o lo valore, se va porque se dan todas las condiciones, además de que logra un muy buen contrato. Además si el fisco es España continúa “descubriendo” a esta altura y procesando a todos los jugadores, pronto no quedarán estrellas en la liga Española. Será la liga sin las estrellas. ….

  • La Dura dijo:

    Muchas gracias Cristiano por ser uno de los mejores jugadores del mundo , yo soy una fanática tuya que te seguiré donde quiera que vayas porque te admiro muchisimo por tu entrega , tu sacrificio y tu esfuerzo.En la vida hay veces que debemos pasar la página y comenzar de nuevo , los cambios no son malos al contrario nos hacen crecernos más y demostrar verdaderamente de que somos capaces. Asi que mucha fuerza CR7 que se que vas a triunfar por que eres un CAMPEÓN!!!!

  • YANES dijo:

    MUCHAS GRACIAS POR TODO LO QUE LE DISTES AL MADRID , A ESPAÑA Y AL FUTBOL EN EL MUNDO, CON MUCHOS A FAVOR Y MUCHOS DETRACTORES TODOS DEBEMOS QUITARNOS EL SOMBRERO POR TU JUEGO Y COMBATIVIDAD PERMANENTE, PASARÁ MUCHO TIEMPO QUE EL MADRID PUEDA OBTENER LOS RESULTADOS DE LOS ULTIMOS AÑOS, PERO ASÍ ES EL DEPORTE MODERNO EN ESTOS TIEMPOS Y A TRABAJAR BIEN DURO. MUCHOS EXITOS EN LA JUVENTUS Y MUCHA SALUD PARA QUE PUEDAS CONTINUAR LOGRANDO EXITOS , PUES COMO POCOS PODRÁS VIVIR ORGULLOSO DE TU ENTREGA Y TUS RESULTADOS. FELICIDADES

  • La number one dijo:

    Gracias CR7, ahora tendré mi corazón dividido, pq soy madridista hasta la muerte y soy una super fans tuya, muchísima suerte y a brillar, q para eso tienes talento, pq en cualquier equipo q juegues brillas con luz propia y nunca pasas desapercibido. Hala Madrid y nada más!!!

  • CAPITAN #4 dijo:

    hala madrid y nada mas ,,,,,

  • Linda dijo:

    ¡Hala, Cristiano!

  • JesusCR7 dijo:

    Quien Gana, toda Italia. Quien pierde toda España. Cristiano será como un faro para el Futbol Italiano el Mundo Girara para verlo y los Españoles de ser la Liga de las Estrellas será una liga mas. Pierde Messi y el Barcelona. Ya no tendrán igual sabor los Clásicos ni esa tremenda porfía liguera de los dos mejores jugadores del mundo Luchando por todos los Títulos. Cristiano gana, porque sabe que es querido y seguido, sabe que mueve montañas y que hoy se habla mas de el que de Francia Bélgica Croacia e Inglaterra juntos sabe que en Turin lo recibiran como un Heroe y en Madrid lo despediran como Heroe tambien, Victoria total de La Bestia. Triste venció la codicia y la ceguera de un millonario que no ve mas alla de su chequera, que no le importa su pais pues los descabezo para el mundial ni su club al cual dejo sin su mejor jugador de todos los tiempos. A los seguidores de Cristiano nos sera dificil adaptarnos a una nueva liga pero al final vivimos de sus goles de su futbol y de su andar por la vida, los que somos fieles seguidores de Cristiano nos mudamos y creo somos mayoría. VIVA LA JUVE.

    • miguel dijo:

      para jesuscr7
      como la codicia de un millonario si el que esta pidiendo mas salario porque otros gana mas que el es cristiano. el que no le importa un bledo el club es a penaldo que se fue tras los millones que le ofrecieron.

      • Flaco dijo:

        Para todos los detractores de cristiano:
        Ese es el principal problema de ustedes que no saben reconocer cuando es la hora de parar todos estan felices porque ahora ya no existe competición para mesi. No se siegue agradescan a Cristiano por los 9 años de futbol que le brindo a una liga que solo fue conocida por dos futbolista messi y CR7.
        Y si quieren negar su calidad nieguenla los numeros no mienten y a el le sobran.
        Saludos y ala Madrid.

      • alberto dijo:

        BIEN DICHO MESSISTA DOLIDO!!!!

    • ariel dijo:

      Yo creo que cuando Cr7 se retire, no se jugará más futbol en el mundo, sin él, el Futbol no sirve de nada.

      • alberto dijo:

        BUENO BUENO JEJE TAMPOCO SEAS TAN DRAMATICO QUE EL FUTBOL NO ES NI HA SIDO NI VA A SER SOLO CRISTIANO ESO SI ES QUE VES FUTBOL…

    • Felo dijo:

      JesusCR7:
      yo tengo un amigo ñañigo que me enseñó una máxima que siempre trato de poner en práctica, y es que “a los hombres no se les da tanta fama”. Disfrute del fútbol hermano y deje la pasión por un hombre, al final los hombres pasan, como pasan las página de los libros, el fútbol es inmortal.

      • RoxanaFCB dijo:

        ariel: APRETASTE!!!!!!

  • El Jabalí dijo:

    Conversación telefónica entre Massimiliano Allegri (MA) y Gianni Infantino(GI).

    Piro-piru, piro-piru, piro-piru…

    Ud. se ha comunicado con la sede de la FIFA… para hablar de Messi marque el UNO, de Penaldo marque el DOS…

    GI: Dime muchacho qué pasa que te veo marcando el 2?

    MA: Lo que passi es que me lo quieren mandar al Penaldi para aqui y tengo a tutto el equipo molestti…eso passi…

    GI: Bueno a caballo regalado no se le mira…

    MA: Nada de ragalatto…nos costata 100 millones…

    GI: Ño!!! 100 millones!!!…los clavaron ahí…El Florondingo este es la candela…No te tiene aprecio ninguno eso está claro…a cuánto está la libra de Penaldo? Pide una rebaja…que no sea tan abusador el carretillero del Floro..

    MA: En pie te lo regalan…nada, nos clavarin con Penaldi…Pa lo que te parlare es que él quiere el Baloni de Ori o si no va a dar una perreti y me pone malo el ambientto…Esos del Madrid si que no creen en contratos vitalicios ni nada de eso…ellos no son más que un club…pa fuera, pa la calle con los Di María, Ozil y tuttos los feos esos..

    GI: Balón de Oro?…Mira muchacho lo más que puedo hacer es darle un certificado de participación…quizás reunimos a 3 ó 4 tracatranes y lo felicitamos delante de ese colectivo….hasta un diploma le doy pero de ahí no puedo pasar que esto aquí está que corta…y la regaladera de premio al Penaldo se acabó…Y por qué se fue? Por el lío de los impuestos o qué?

    MA: Shhhh! El marroquí se mudó a Turín…shhh…Ley de la omerta. Gracie!!!

    • La number one dijo:

      amanecistes con el pujímetro activado. Hay médicos para esos casos también.

    • A.M dijo:

      Ñooooooooo. Jabalí abusador!!!!! Mira que te lo digo, se te está llendo la mano.JAJAJA.

      • La number one dijo:

        q se le vaya la mano y todo el cuerpo si quiere, en definitiva es un simple, banal y pobre diablo q no tiene nada q hacer con su vida y solo la ve pasar.

    • KIMOXXX dijo:

      FELICITACIONES POR TU ITALIANO………

    • alberto dijo:

      PERO Y ESTO QUE COSA ES!!!!!!!!!!!!!!!!!
      DIOS MIO QUE ALGUIEN PARE A ESTE TIPO

  • Carlos de Alamar. dijo:

    Todo lo que empieza termina GRACIAS CR7 y buena suerte HAL MADRID

  • Rafael dijo:

    Por fin, que bueno mijo que te vas, a ver cuantos realmadrilistas quedan y cuantos cristianistas se van.

    • El granjero dijo:

      ¿Son ideas mías o la caricatura que aparece en el meme tiene ciertos rasgos afeminados?

  • Miyamoto Musashi dijo:

    No se siente valorado,,, el club no le tiene cariño… por nueve milloncitos deja ir su Florentineza al Bicho????? haciendo alarde de tacañería después de ke madrid siempre ha sido el club ke más factura en toda la Vía Láctea,, no entiendo nada, creo ke hay más… Cristy kiere escaparse del fisco español pero está dificil, está embarcáo y lo sabe, su florentineza no movió los hilos ocultos de la salvación y comenzó el divorcio desde ya casi un año….

  • alina dijo:

    gracias, Cristiano, por todo el tiempo de su vida que le dedico al Real Madrid, y estes donde estes, siempre seras favorito, Halad Madridddddddddddddddddddddddd
    exitos en su vida personal y social

  • HALA MADRID Y NADA MAS dijo:

    El real Madrid, el club más grande del mundo, el más importante, el más seguido en las redes sociales, estuvo, está y estará siempre por encima de cualquier jugador, con el permiso de CR7, siempre hemos sobresalido de las adversidades nos hemos recuperado de la marcha de Di Stefano, Puskas, Gento, el Buitre, Los Galácticos.. etc, no sé si le espantó el que el Madrid pensara en otro galáctico para seguir inmortalizando nuestra gran leyenda, o que se sentía que el Madrid no le pagaba como se merecía, pero lo cierto es que un año antes aceptastes una mejora de contrato y solo cuando vistes que rivales de otros clubes te superaban en sueldo vas a decir que el tuyo no se corresponde con el mejor, señor mío, el amor a una camiseta, a un escudo, va más allá de esas cosas, trata del amor a una institución que es estandarte de valores, una afición que te aprecia y un equipo que se parte el alma porque seas el que brille, el Real Madrid seguirá siendo el club más grande el mundo, toca volver a demostrarlo, suerte en tu nueva etapa

    • Flaco dijo:

      Para HALA MADRID Y NADA MAS:
      Te pregunto cuando votaron a casillas pensaste igual, cuando CR7 marco los goles que decidieron decenas de partidos de tu equipo querido pensaste igual. Cuando Florentino metio sus manos en Lopettegui….. No te ciegues…..
      Y para que conste son Madrilista Hasta la Muerte. Pero que el madrid juega sucio muchas veces no se `puede negar. Y CR7 o Penaldo como quieras…. Grande con el United, con el Madrid y con su selección y quien sabe puede que con la juve tambien. Cuantos futbolistas en la historia del Futbol pueden decir lo mismo. Saludos

Se han publicado 100 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también