Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Cátedra Santiago Álvarez: Viaje a la esencia del documental cubano

Por: Cinthya Cabrera, Andy Muzalf
| +

santiago de cuba_festival internacional de documentales santiago alvarezDurante cinco años, la Cátedra Honorífica de Periodismo Cinematográfico Santiago Álvarez del ICAIC y la Universidad de La Habana, han abierto las puertas a los estudiantes de Periodismo tanto a la obra del realizador cubano como a lo mejor de la documentalística universal.

La Oficina Santiago Álvarez del ICAIC y la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana concretaron la iniciativa el 11 de noviembre del 2012, a partir de la necesidad de acercar a los jóvenes a la obra de Santiago, paradigma de confluencia entre vanguardia artística y militancia política. Con este espíritu, se diseñó la asignatura optativa “Recursos audiovisuales del cine de Santiago Álvarez”.

Entre los conferencistas destacan personalidades vinculadas al Noticiero ICAIC Latinoamericano y a los documentales de Santiago. Resaltan los sonidistas Daniel Diez Castrillo, Premio Nacional de Televisión 2015 y fundador de Televisión Serrana, y Jerónimo Labrada, Jefe de la Cátedra de Sonido y director académico de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños; los realizadores Daniel Díaz Torres (Alicia en el pueblo de Maravillas, 1991), Belkis Vega, Premio Nacional de Periodismo José Martí, Ismael Perdomo (Mata que Dios perdona, 2004) y Fernando Pérez, Premio Nacional de Cine 2007. Han colaborado además el editor Pedro Suárez (Conducta, 2014) y el director de fotografía Raúl Rodríguez (Premio Nacional de Cine 2017).

La Cátedra estimula el pensamiento crítico en la apreciación audiovisual, a partir del conocimiento de la obra de Santiago. El Noticiero ICAIC Latinoamericano y obras cumbres como Now! (1965), Hanoi Martes 13 (1967) y LBJ (1968), constituyen una base conceptual imprescindible para entender y hacer Periodismo en la Cuba actual, en tanto referentes éticos y estéticos para el ejercicio de la representación de las realidades.

Entre los aspectos más notables que aporta el estudio de la obra de Santiago se encuentran el registro de hechos y personalidades históricas, la ruptura de fronteras entre lo tradicionalmente concebido como lenguaje cinematográfico y lenguaje periodístico, así como el compromiso con las causas más justas, que lo sitúan en la cumbre del cine militante.

De tal modo, sus representaciones de la Revolución Cubana, la guerra contra Viet Nam y la personalidad de Ho Chi Min (79 Primaveras, 1969), son fundamentales para la memoria del tercer mundo. Now! –considerada por algunos como precursora del videoclip– y LBJ constituyen referentes de una particular articulación de la banda sonora y el montaje, mediante la cual estos elementos generan sentidos tanto individualmente como integrados. El uso del contrapunto sonoro permitió que la banda sonora, con su carga narrativa, no fuera un acompañamiento complaciente del montaje, sino que lo interrogara.

El trabajo de la Oficina Santiago Álvarez se encamina al reconocimiento de tales valores. Uno de los principales logros fue la declaración del Noticiero ICAIC Latinoamericano como Memoria del Mundo, por parte de la UNESCO en el 2009. En paralelo la Cátedra, al sustentarse en el intercambio, los aprendizajes y las experiencias directas con los estudiantes, confirma que la obra de Santiago y su carácter de patrimonio audiovisual, se alejan de lo estático y lo museable, para convertirse en parte activa de la manera de asumir el Periodismo, la documentalística y, más que eso, el país y sus circunstancias.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también