Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Rescatará Cuba industria del henequén

En este artículo: Cuba, Economía, Industria, Producción
| 13

industria-henequen

Cuba busca rescatar la industria del henequén con la finalidad de incrementar las producciones de sogas y cordeles, entre otros rubros económicos, confirmó este lunes un informe publicado en el periódico Granma.

El diario añade que la Empresa Nacional de Fibras Naturales, de reciente creación, tiene esa responsabilidad.

El director de la entidad, Enrique Almeida, señaló además que esa tarea se basa en el deseo de afianzar el fomento del henequén, sobre todo en la provincia occidental de Matanzas, donde se cultiva.

Almeida dijo que lograr el renacer de ese cultivo en un plazo lo más breve posible constituye prioridad para el país, sin descartar la exploración en torno a otras plantas fibrosas y multiusos como el kenaf y el coco.

Del total de la producción de sogas y cordeles el año anterior (136 toneladas) en la vetusta industria matancera Julián Alemán, apenas un volumen superior a las 40 toneladas se logró con fibra de henequén, producto ecológico muy apreciado en el mercado.

Indicó que el programa para la supervivencia y desarrollo de este cultivo con alto potencial contempla la siembra de entre 300 y 400 hectáreas anualmente. Este año prevén plantar 219 hectáreas y unas 260 en 2018.

Afirmó que para reanimar los sembrados necesitan crecer en los campos de posturas, razón por la cual en estos momentos refuerzan el área de vivero en las Unidades Económicas de Base (UEB) localizadas en Matanzas, Mariel y Cienfuegos (centro), donde hoy se concentra el fomento de la planta textil.

Significó que en la actualidad existen 809 hectáreas en desarrollo y 542 en producción, un cultivo que requiere de un ciclo de cinco años de maduración a fin de estar aptos para el corte, y es una de las labores más difíciles del campo.

La fabricación de sogas y cordeles tiene como destino básicamente el sector de la agricultura, y de manera muy particular la campaña tabacalera. Del plan de 532 toneladas correspondiente a este año, ya entregaron un volumen cercano a las 290 toneladas.

Tanto el proceso de desfibrado de las pencas como la elaboración industrial descansan en viejas máquinas, que por razones lógicas limitan la eficiencia y los rendimientos en ambos casos.

Otro de los desafíos para devolverle esplendor a este cultivo en Cuba pasa por completar la plantilla de obreros en la actividad de cortadores, así como certificar la calidad de la siembra.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Es necesario reactivar el cultivo del henequén (que nunca se debió abandonar), y reparar y modernizar a la “Jarcia” de Matanzas, una de las industrial clásicas de es ciudad, mencionada en el articulo con su nombre actual. Las cantidades de producción y hectáreas mencionadas son aún muy modestas, pero es un buen inicio. Me siento muy feliz de que la agricultura cubana pronto tendrá sogas, que están muy en falta y el MINCIN de cordeles. Por otra parte el henequén no se limita a las fibras, sino que tiene también un gran potencial en la industria del licor. Debajo pongo un comentario publicado en el periódico mexicano Crónica y el link para quienes los quieran leer completo.
    “Un licor elaborado a partir de la planta del henequén está listo para ser lanzado al mercado mexicano para competir con el clásico tequila, informaron fuentes del Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán y del Instituto Tecnológico de Mérida. Los científicos validaron y patentaron un licor a partir del henequén, producto que un grupo de empresarios industrializará en una planta en construcción con una inversión de 1,2 millones de dólares”
    http://www.cronica.com.mx/notas/2003/44632.html
    Quiero felicitar al eminente empresario, dirigente del PCC y gran ciudadano yumurino MSC Onelio Álvarez, por ver que se empieza a realizar su sueño henequenero, al que tantas madrugadas y sudor dedicó cuando dirigía esa industria.

  • Marvin dijo:

    Y xq se dejo d hacer?!. Era mejor salir a comprar sogas al exterior q producirlas en el país?!.

  • CR7 dijo:

    CR7: Que bueno es que se rescate la industria del henequén ya que por años he visto numerosas hectárea de tierra ubicadas a todo lo largo de la costa hacia el Mariel que se dedicaban al cultivo de esta ecológica planta estar sin producir nada ni aportar nada a la economía, seguramente por culpa de alguna persona de oficina posiblemente graduado de economía que no le parecía rentable el cultivo de la misma.

  • Joaquin dijo:

    Menos mal que nos acordamos del henequen. Ese era un cultivo importante en la zona norte de la Provincia de Matanzas. De ahi era Julian Aleman, dirigente obrero del Movimiento 26 de Julio, asesinado por la Dictadura de Batista. Es uno de los trabajos mas duros de la agricultura. Si no les pagan bien, por encima de lo que se le paga a un obrero de otras ramas de la agricultura no conseguiran obreros. Sugiero que constituyan cooperativas, que incluyan la parte industrial y se le pague un buen precio por la entrega del producto final. El precio de las sogas debe estar alto en el mercado internacional actualmente. En el capitalismo traian obreros hasta de corea para hacer esos trabajos. Yo soy de Matanzas, vivi en esa epoca y se lo que estoy diciendo. Es importante desarrollar esa agroindustria, pero hay que hacerlo bien, pues si pretenden hacerlo por los esquemas actuales, fracasaremos como en otras cosas que hemos fracasado por querer convertir en empresa estatal lo que no es posible desarrollar por esa via.

  • Daniel dijo:

    Hace unos años tambien se hablo de recuperar esta industria y quedo en el discurso, ojla que se haga, ya hay tecnologias para confeccion de telas finas, no solo sogas, ademas me acuerdo del detergente que se obtenia.

  • Isabel dijo:

    Matanzas solo no, en Artemisa, municipio Mariel, tambien se siembra henequen y tiene una historia revolucionaria muy rica y muy triste, pues sus dueños antes del triunfo revolucionario eran esbirros de la tiranía y los trabajadores y el pueblo sufrian mucho pues los desalojaban para sembrar henequen.

    • Carlos dijo:

      Que manera de politizar todo. Se habla de cultivos y ustedes que si capitalismo, revolucion. Están quemados

  • Eduardo Hernandez H dijo:

    No olvidar que en Bayamo, Granma la Revolución construyó una gran industria productora de sacos y otros derivados del henequen; fué una importante fuente de trabajo para los municipios de Bayamo, Guisa y Jiguaní; fué una importante exportadora de sacos y a principios de este siglo trabajó con fibras importadas de Asia. En Granma también hay terrenos en los que se puede cultivar henequen.

  • Agustín dijo:

    Una planta tan noble que no exige de fertilizantes ni abonos, se dejó abandonar, recuerdo cuando era joven existía desde la entrada de aeropuerto sembrado hasta el actual peaje henequén con su fabrica, fijate si era importante el cultivo que el equipò de beisbol de matanzas llevo el nombre de HENEQUENERO.

  • libra dijo:

    ¡¡ Son tantas las cosas que tenemos que rescatar !!

  • juan.delgado dijo:

    Nuevitas en el tiempo de antes fue una zona productora de esa planta y tenia hasta su propia industria productora de sogas y se dejo abandonar y esas tierras practicamente no tienen otra utilidad que no sea esa y más que es una zona montañosa y arida.

  • Amaury II dijo:

    Se decidió recuperar el cultivo del henequén, que anteriormente se había dedicado al cultivo del marabu.

  • jorge dijo:

    No se debe limitat el henequen solo a la produccion de sogas, pues se puede extraer tambien ,pulpa para pape!, alcohol similar al tequila y biomasa

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también