Imprimir
Inicio » Noticias, Entretenimiento  »

Cosechan peculiar frutabomba en Jagüey Grande, Matanzas

Por: Roberto Vázquez
Publicado en: Curiosidades
En este artículo: Agricultura, Cuba, Curiosidades, Frutas, Matanzas
| 4 |
Lo cierto es que Wilfredo disfrutó de las libras de esta fruta clasificada en la especie de la Carica papaya.

Lo cierto es que Wilfredo disfrutó de las libras de esta fruta clasificada en la especie de la Carica papaya.

Como si fuera verdad de Perogrullo, la naturaleza siempre brinda sorpresas en cualquiera de sus vastos terrenos: ahora sucedió con una fruta bomba cuya forma puede ser descrita a priori de la imaginación personal.

El campesino Eduardo Denis, perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios Wilfredo Díaz, en el asentamiento rural San Joaquín, en el municipio matancero de Jagüey Grande cultivó el fruto con una imagen que algunos lo ven como un centro de mesa, otros como un murciélago y hasta como un rara avis.

Lo cierto es que Wilfredo disfrutó de las libras de esta fruta clasificada en la especie de la Carica papaya.

(Con información de Girón)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    A mi se me parece a una cresta de gallo, que frutabomba mas rara!. Creo que quien la disfrutó fue Eduardo Denis. Si no me equivoco, Wilfredo Díaz quien le da nombre a la cooperativa, fue un héroe que cayó combatiento cerca de Palpite en la Batalla de Girón, el dia 17 de Abril de 1961, era miembro del Batallón de la Escuela de Responsables de Milicias de Matanzas

  • enrique15 dijo:

    Parece más bien una tetera o una frutabomba atravesada de un hachazo.

  • pepito dijo:

    Tremenda y extraña papaya, pero no han dicho cuantas libras tenia.

  • Prof. Luis Matos dijo:

    A mí me parece la cabeza de un pescado con un chipojo sentado en la dorsal.
    Si no tuviera la rajadura en la parte superior, se parecía a una regadera que tenía mi abuela. También podía ser la cafetera de mi otra abuela.
    Cuando niño, que vivía en el campo en una pequeña finca allá en Maisí, vi ñames con figura de persona, además de boniatos, calabazas y otras viandas espectaculares, pero se hacía difícil conseguir una camarita para que al menos quedara la foto, además, no contábamos con Cubadebate.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también